Enero 1, 2023

Lula asume como Presidente: 15 claves para entender su vida y sus desafíos

Carlos Smith
Lula hoy durante los actos de cambio de mando.

20 años después de su primera llegada al poder, Lula da Silva comenzó hoy su tercer período presidencial, con la tarea de recomponer a un país fracturado y polarizado, donde casi la mitad de los brasileños dio su voto a Jair Bolsonaro. Aquí les contamos 15 claves para comprender la vida y los desafíos del nuevo mandatario del país más grande de América Latina.


En medio de fuertes medidas de seguridad y con la presencia de 19 jefes de Estado -entre ellos, el Presidente de Chile Gabriel Boric- Luiz Inácio Lula da Silva asumió hoy como Presidente de Brasil hasta el 31 de diciembre de 2026. Es su tercer período a la cabeza del país más poblado y la economía más grande de América Latina, ya que gobernó entre 2003 y 2010.

  • En su primer discurso como Presidente, fue especialmente duro con el gobierno de su antecesor Jair Bolsonaro, quien no asistió al cambio de mando y viajó antes a Estados Unidos. “El diagnóstico que hemos recibido es espantoso. Destruyeron el medio ambiente, no dejaron recursos, desorganizaron la economía (…) Los recursos del país han sido rapiñados para saciar a los rentistas de las empresas públicas. Sobre estas ruinas prometo reconstruir el país”, señaló Lula.
  • Aquí les mostramos 15 claves para entender su vida y su nueva llegada al poder:

1. Infancia marcada por la extrema pobreza. Luiz Inácio Lula (calamar en portugués, un apodo que incorporó a su nombre) da Silva nació hace 77 años en Garanhuns, en una familia de extrema pobreza, en el noreste de Brasil. Sus padres eran analfabetos. Séptimo de 8 hermanos, su padre los abandonó cuando era pequeño y se instaló en Guarujá, balneario cercano a Sao Paulo. Cuando tenía 7 años su madre viajó con todos los hijos a buscar a su marido y se encontró con una sorpresa: había formado otra familia. En una biografía autorizada describe a su padre Arístides como “alcohólico” y un “pozo de ignorancia”.

2. Tornero mecánico y accidente laboral. Abandonó el colegio por necesidades económicas y desde los 12 años trabajó en varios oficios para ayudar a su familia como vendedor ambulante, mensajero y lustrabotas. A los 15 años recibió educación como tornero. Comenzó a trabajar en empresas metalúrgicas y, un año después, perdió su dedo meñique de su mano izquierda en un accidente laboral.

3. Nace el líder sindical. Con 21 años, fue contratado por Industrias Villares en Sao Bernardo do Campo, suburbio industrial de Sao Paulo y sede de la poderosa industria automovilística. Ahí se convertiría en líder sindical. Su hermano José era militante del Partido Comunista, pero Lula tenía distancia de la política partidaria. “En esa época a Lula le interesaba sobre todo el Corinthians (el club de fútbol más popular del país)”, ironizaría después su hermano.

4. Salto a la política. En 1972, fue elegido secretario general del Sindicato de los Metalúrgicos de Sao Bernardo, con 90 mil afiliados. Tres años después asumió la presidencia gracias a que la legislación impedía la tercera reelección del presidente de entonces, líder indiscutido del sindicato y colaborador del régimen militar. Fue un mal cálculo: eligió a Lula como sucesor pensando que tras su período volvería cómodamente a ocupar el cargo, un error de proporciones históricas. En 1978 lideró la primera huelga contra el régimen militar y se convirtió en líder de la izquierda, un salto donde fue clave el apoyo del sector progresista de la Iglesia Católica.

5. Fundación del PT. En 1980 fundó el Partido de los Trabajadores (PT). Su base, además del movimiento sindical, fueron sobre todo intelectuales de izquierda y una ensalada de grupos de esa tendencia. Dos meses después, encabezó una huelga declarada ilegal donde participaron más de 300.000 trabajadores. Una corte marcial lo condenó a 3 años y medio de cárcel, pero los años de plomo habían llegado a su fin con la apertura política y la sentencia se cayó en una apelación.

6. Tres fracasos en elecciones presidenciales. En 1986, fue elegido diputado. Con un discurso muy cargado a la izquierda, se presentó a las elecciones presidenciales de 1989, y perdió por 6 puntos en segunda vuelta. Después fue derrotado inapelablemente en las elecciones de 1994 y 1998 por Fernando Henrique Cardoso.

7. Giro al centro y triunfo presidencial. Después de tres intentos fallidos por llegar a la presidencia, ganó los comicios de 2002, en alianza con sectores del centro político del país, representados por el Partido Liberal (PL) y por influyentes personalidades de centro. Su candidato a vicepresidente fue el empresario José Alencar. En su victoria fue clave ese giro al centro, que en esta elección ha buscado profundizar, y que incluyó una “Carta a los brasileños”, en realidad destinada a los inversionistas, donde daba garantías de una política económica moderada. Ganó en segunda vuelta con un 61% de los votos. Fue reelegido 4 años después al triunfar contra el centroderechista Geraldo Alckmin, su actual Vicepresidente.

8. Gobiernos con buenos números. En sus dos gobiernos, Lula se benefició del auge de los commodities, tuvo una relación amigable con los empresarios y lanzó una serie de programas sociales que lograron bajar la pobreza del 33,3% al 15,5% de la población entre 2001 y 2008. Brasil pasó de ser de la 11° a la sexta economía del mundo. También se redujeron la inflación y el desempleo.

9. Caso Mensalao. Sin embargo, su gobierno también enfrentó un caso de corrupción que complicó al gobierno, el mensalao, que consistía en pagarle mesadas a los congresistas para apoyar los proyectos del gobierno. Todo su círculo de hierro terminó en tribunales. Sin embargo, logró reelegirse el 2006 y al final de su último mandato ostentaba un 80% de apoyo. Logró elegir como sucesora a su poco carismática ministra Dilma Rousseff pensando volver en 4 años. En privado se arrepentiría amargamente de su opción.

10. Lavajato y caída de Dilma. El 2014 fue un año negro para Lula. Se inició la investigación judicial bautizada Lavajato. Una trama que involucraba sobornos gigantescos de empresas constructoras brasileñas para obtener contratos en empresas estatales, sobre todo Petrobras, y en países del continente. En ese momento Brasil vivía una crisis económica, delincuencia desatada y un fuerte hastío ciudadano con la clase política. Sin la habilidad política de Lula, Dilma no solo fue incapaz de manejar la crisis, como la profundizó, lo que le costaría el cargo con acusaciones de mal manejo presupuestario. En realidad, cayó cuando el establishment brasileño decidió destituirla para terminar con los gobiernos del PT.

11. 580 días en la cárcel. En paralelo con la crisis que condujo a la caída de Dilma surgieron acusaciones de corrupción personal de Lula, que lo llevaría a pasar 580 días en la cárcel, entre abril de 2018 y noviembre de 2019. Fue condenado a 10 años por el juez Sergio Moro, de la ciudad de Curitiba. Su condena, ratificada por unanimidad por tres tribunales distintos, fue anulada por motivos formales por la Corte Suprema, donde jugaron un factor decisivo evidencias de que Moro había sido parcial.

  • Oficialmente, la condena se anuló porque los juicios a la Petrobras no deberían haber sido radicados en Curitiba. Intentó ser candidato en las elecciones presidenciales de 2018 (estaba primero en las encuestas de primera vuelta), pero los tribunales se lo impidieron. El candidato de su partido Fernando Haddad perdió por más de 10 puntos frente a Jair Bolsonaro.

12. Tercer matrimonio y nueva Primera Dama. Poco antes de entrar la cárcel conoció a la socióloga Rosangela Da Silva, 21 años menor, con quien se casaría en mayo de 2022 y desde hoy asume como Primera Dama. “Janja”, como es conocida, tuvo un rol bastante visible durante la campaña y participó activamente en la organización de los actos de asunción de Lula. Este es su tercer matrimonio. En 1969 se casó por primera vez, pero su pareja murió durante el parto de su primer hijo, quien no sobrevivió. Quedó viudo en 2017 de su segunda esposa Marisa Letícia, quien ejerció como Primera Dama durante los 8 años de su gobierno y con quien tuvo cuatro hijos. Tiene otra hija de una relación que tuvo después de su primera viudez.

13. Un país fracturado. Las elecciones, que Lula ganó estrechamente con un 50,9% de los votos contra el 49,1% obtenido por el Presidente Bolsonaro, mostraron un país fracturado: Lula arrasó en los estados del noreste, que fueron los principales beneficiados de los planes sociales de su gobierno, y perdió en casi todos los estados más desarrollados del país, del sur y del sudeste. La ola de protestas contra la victoria de Lula y los cortes de carretera, especialmente en el sur del país, fueron un ejemplo de esta polarización.

  • En su primer discurso como mandatario, Lula dijo que “no hay dos Brasil” y apuntó directamente a los seguidores más radicales de Bolsonaro: “Es hora de fortalecer los lazos de familia, que fueron rotos por tanto odio y mentiras, armamentos y bombas, no necesitamos de eso”.

14. Diversidad ideológica en el gabinete. Lula completó un gabinete con 37 ministerios, 14 más que los que tenía el gobierno de Jair Bolsonaro. 11 de ellos -poco menos de un tercio- están encabezados por mujeres. La principal característica del gabinete de Lula es su diversidad ideológica: si bien el núcleo duro quedó en manos del Partido de los Trabajadores y sus aliados de izquierda, hay un espacio importante para la centroderecha.

  • En ese sector político destacan dos nombres: Geraldo Alckmin, quien es el nuevo Vicepresidente y asumió también en el Ministerio de Industria y Comercio y la senadora y ex rival de Lula en las primera vuelta de las elecciones, Simone Tebet, quien fue clave para su triunfo en segunda vuelta: ella encabeza desde ahora el Ministerio de Planificación y Presupuesto. El partido de centroderecha Unión Brasil, el centrista Partido Socialdemócrata (PSD) y el Movimiento Democrático Brasileño (MDB) -al cual pertenece Tebet- se quedaron con tres carteras cada uno.

15.- Desafíos urgentes. El Partido Liberal del saliente Presidente Jair Bolsonaro tiene la mayor bancada de la Cámara de Diputados (99 de los 513 escaños) y Lula tendrá que lidiar con el Congreso más conservador que ha elegido Brasil desde el regreso a la democracia en 1985, por lo cual son claves sus aliados de la centroderecha.

  • A ello se agrega el desafío económico en un país donde, según una encuesta nacional de la red Penssan, 33 millones de personas (16% de la población) pasa hambre, retornando a los niveles de hace tres décadas. En comparación a su llegada al poder hace 20 años “claramente el mundo no es el mismo, y no cuenta con la ventaja que tuvieron los presidentes cuando los precios de los commodities beneficiaron los programas sociales”, señala Santiago Cantón, analista de Diálogo Internamericano al medio digital Newtral.
  • Según dijo a Ex-Ante poco antes de la elección el prestigioso analista estadounidense especializado en América Latina, Michael Shifter, “las condiciones son dramáticamente distintas hoy que en la primera década del siglo cuando él gobernó (….) Es un escenario muy complicado por la situación económica. Hay un problema de déficit fiscal enorme y la interrogante es cómo él va a responder a las expectativas y demandas de su base manteniendo una disciplina fiscal”.

Publicaciones relacionadas

Eduardo Olivares

Enero 26, 2023

[Confidencial] ¿Canciller José Miguel Ahumada? La subrogancia que asumirá el jefe de Subrei en el Minrel

Subsecretario José Miguel Ahumada durante su primera salida a la OMC en 2022. Fuente: Twitter de José Miguel Ahumada

La ministra Urrejola saldrá de vacaciones y será subrogada hasta un par de días hábiles por la subsecretaria Fuentes, a quien la jefa de gabinete descalifica en una reunión privada cuya grabación se filtró. Luego José Miguel Ahumada encabezará el ministerio por dos semanas.

Alfonso Peró

Enero 25, 2023

Augusto Álvarez Rodrich, analista peruano: “El discurso de Boric en la Celac es producto de su inexperiencia en asuntos internacionales”

La reciente gira del Presidente Boric a Buenos Aires para participar de la Celac tuvo la singularidad de desatar problemas con dos de los tres países vecinos de Chile. Primero con Argentina, a raíz del caso audios y otra con Perú. En su discurso en la Celac le atribuyó la responsabilidad al actual gobierno peruano […]

Ex-Ante

Enero 25, 2023

Embajadores nombrados por Boric: los asesores de la canciller que quedaron más expuestos en la grabación secreta

Embajadores Alex Wetzig y Carola Muñoz.

Alex Wetzig y Carola Muñoz están entre los asesores más cercanos a la canciller Antonia Urrejola. Su protagonismo se hizo público luego del tipo de comentarios que realizan en una conversación privada que fue difundida. Ambos poseen el máximo rango diplomático.

Ex-Ante

Enero 25, 2023

La degradación de la política exterior chilena. Por Kenneth Bunker

El presidente Gabriel Boric durante su discurso en Cumbre Celac.

Boric habló de los últimos eventos en Perú como si fuera un analista internacional de grado menor. Chile está perdiendo el lugar privilegiado que una vez tuvo gracias a grandes funcionarios diplomáticos de gobiernos de distintos signos políticos.

Ex-Ante

Enero 24, 2023

Quiénes son (y qué dicen) los protagonistas de la grabación secreta en que la canciller cuestiona al embajador de Argentina

La ministra Antonia Urrejola, su jefa de gabinete, el secretario de política exterior y otros funcionarios cuestionaron, en privado, al embajador Rafael Bielsa por sus dichos contra la decisión acerca de Dominga. La conversación fue grabada y se filtró. Por el caso renunció la directora de Comunicaciones.