Julio 16, 2021

Opinión: Crisis de confianza y Convención Constitucional. Por Cristián Valdivieso, director de Criteria

Ex-ante

La suerte de la Convención Constitucional no está asegurada. No está inmune a la crisis de confianza institucional en curso y la mesa que la preside deberá tomar nota de ello. Su éxito  se juega en la aprobación de la nueva Constitución en un plebiscito de salida, y eso dependerá en gran medida de que mantenga niveles razonables de confianza ciudadana.

Días revueltos. La recién instalada Convención Constitucional ha vivido días revueltos. En su primera semana, bajo el argumento de que la violencia callejera asociada a la protesta social fue condición necesaria para iniciar el proceso constituyente, se aprobó exigir al Gobierno y al Congreso una Ley de Indulto para los denominados presos de la revuelta.

  • A poco andar, el constituyente Jorge Baradit se despachó una cuña de antología: “me parece maravilloso… no, no me parece maravilloso, me parece conveniente que ellos -aludiendo a dos constituyentes de Chile Vamos- ahora también sufran un poquito lo que los chilenos hemos sufrido desde el estallido social: persecución, violencia, represión en las calles”.
  • Pero más allá de las escaramuzas iniciales propias de cualquier marcha blanca, vale la pena mirar la instalación en perspectiva y como parte de un proceso largo, donde las percepciones y juicios de la ciudadanía tendrán mucho que decir.
  • Pocos días antes de instalarse la Convención, una gran mayoría de las personas (71%) declaró sentirse optimista frente al proceso constituyente que se iniciaba en el país (estudio Criteria de junio 2021). Un optimismo mayoritario, sintetizado en la alegría como emoción medular y más vinculado al proceso en su conjunto que a la expectativa de cambios inmediatos: un 70% cree que los cambios se empezarían a visualizar luego de cinco años o más.
  • Este juicio positivo no desconoce la posibilidad de que habrá fricciones en una dinámica de diálogo compleja y sin precedentes. Tanto es así, que sólo un 14% de las personas encuestadas cree que no habrá conflictos internos.
  • Miradas desde esta perspectiva, la conflictividad inicial estaría siendo interpretada por la ciudadanía como parte indisoluble del proceso. Incluso más, como tensiones necesarias y pertinentes para para dar voz a los invisibilizados e iniciar la redistribución simbólica del poder. No por nada, en su primera semana de funcionamiento, la confianza en la Convención Constituyente aumentó 10 puntos porcentuales (encuesta semanal Cadem).

Cuidar la confianza. Hasta ahora todo bien, o dentro de lo esperable. Sin embargo, la suerte de la Convención Constitucional no está asegurada. Como toda institución, no está inmune a la crisis de confianza institucional en curso y la mesa que la preside deberá tomar nota de ello. El éxito de la Convención se juega en la aprobación de la nueva Constitución en un plebiscito de salida, y que así sea dependerá en gran medida de que mantenga razonables niveles de confianza ciudadana.

  • Para cuidar la confianza, los constituyentes tendrán que estar muy atentos al clamor ciudadano. Un clamor que, junto con aceptar como necesarias las refriegas y tensiones iniciales, también ha sido claro en torno al clima esperado en el mediano plazo: uno que permita arribar a una nueva Carta Magna por medio de un proceso de diálogo y negociación (70%), antes que por imposición de una mayoría sobre una minoría (30%).
  • Esta expectativa también incidió en la preferencia electoral por convencionales independientes, sobre quienes se esperaba tuvieran una actitud y disposición distinta a la que las personas atribuyen a los congresistas: más preocupados de polarizar y generar conflictos artificiales en pro de sus agendas antes que en las de sus representados.
  • Con independencia del signo político o lista de pertenencia de los elegidos, la mayoría de electorado dice haber votado por aquellos constituyentes que les parecían más dispuestos a construir acuerdos y orientados escuchar puntos de vista distintos.
  • Por mayoritario y persistente que sea el optimismo ciudadano frente a una anhelada Convención Constitucional, ésta no está inmunizada frente a la crisis de confianza. Las expectativas que ha generado y el aprecio de la ciudadanía con el proceso le brindarán comprensión e indulgencias iniciales, tal como a quienes dan sus primeros pasos.
  • No obstante, si al poco andar terminan primando dinámicas de corte parlamentario o lógicas performáticas de la cuestionada política polarizadora -como las de Baradit esta semana-, de la indulgencia se pasará a la molestia y rápidamente a la decepción. Situada en ese territorio, la Convención empezaría a caminar por la cornisa, en el límite de la desconfianza.

Publicaciones relacionadas

Ex-ante

Mayo 23, 2022

Las 12 cosas que hay que saber de la viruela del mono, el virus que ya tiene un caso sospechoso en Argentina

Captura de video. Gentileza de T13.

Fue detectada por primera vez en monos en cautiverio en 1958, en humanos en 1970 y en Estados Unidos en 2003. Parte con fiebre y dolor muscular, pero luego manifiesta su síntoma más característico: inflamación de nódulos linfáticos por todo el cuerpo. El motivo del nuevo brote, que hasta el sábado se registraba en 12 […]

Lorraine Thomson

Mayo 23, 2022

Perfil: Gustavo Petro, el ex guerrillero favorito para vencer el domingo en las elecciones presidenciales colombianas

Lo más probable es que a Gustavo Petro, de 62 años, no le alcance para convertirse este domingo en el primer presidente de izquierda de la historia de Colombia, pero todo indica que sí llegará al palacio presidencial de Nariño en la segunda vuelta de junio. Ex militante del grupo guerrillero M-19, su plataforma incluye […]

Paz Zarate, abogada internacionalista

Mayo 3, 2022

Acuerdo Chile-Unión Europea: ¿Es éste un buen momento para rizar el rizo? Por Paz Zárate

Sería bueno que el Presidente Boric y su equipo, al decidir qué plantearán concretamente a la Unión Europea, tengan presente consideraciones básicas de negociaciones, la historia exitosa de la diplomacia chilena en esta área; y también las amplias críticas a su primer programa; y el hecho que fue democráticamente elegido sobre la base del segundo. […]

Marcelo Soto

Abril 24, 2022

Alfredo Joignant y elecciones en Francia: “El éxito de Macron se debe a que se ha presentado, siempre, como el candidato “ni-ni” (ni de izquierda ni de derecha)”

El sociólogo y cientista político Alfredo Joignant dice que las elecciones en Francia confirman el alza de la extrema derecha en Europa, aunque haya perdido Marine Le Pen. “Se verifica una forma de derrota ganadora de Le Pen en un régimen semi-presidencial”, explica.

Waldo Díaz y Alfonso Peró

Abril 21, 2022

Quién es y qué piensa Andreas Pierotic, el embajador que designó Boric en China

El abogado vivió 14 años en China, incluyendo parte de su niñez y adolescencia, habla mandarín, estudió un MBA en Beijing y se desempeñó como Ministro Consejero Económico y Comercial de Chile en ese país en el segundo gobierno de Bachelet. Pierotic cuenta con amplias redes en el mundo económico con China, pero también entre […]