Abril 6, 2024

Juegos Olímpicos, el alma del deporte. Por Fernando González

Ex tenista, triple medallista olímpico y subdirector del Instituto del Deporte y Bienestar de la Universidad Andrés Bello

Desde Chile, miramos con admiración y una cuota, tal vez, de envidia esas grandes delegaciones, esas potencias mundiales que llegan a cosechar medallas. Sin embargo, creo que, en los últimos años, hemos ido en un buen camino, en que ha ido creciendo el número de representantes nacionales.


Para un deportista de alto rendimiento, sin duda, son los Juegos Olímpicos un paso crucial en su carrera. Personalmente, como es conocido, me retiré en 2012 del tenis profesional y si miro hacia atrás y pienso cuál fue mi máximo logro deportivo, imposible no decir los Juegos Olímpicos.

En Atenas 2004, obtuve un oro en dobles, junto al Nicolás Massú, y un bronce en individuales; y una plata en individuales en Beijing 2008. Y, sin duda, la gente te recuerda, te reconoce, por haberle entregado medallas a Chile.

Tenía mucha ilusión y me fue muy bien. Estoy muy agradecido de ese momento en particular, porque es una instancia completa, ya que te ayuda a tu formación como persona y como deportista. Estás inmerso en una verdadera fiesta multideportiva, viendo cómo los atletas entrenan, cómo se preparan en sus distintas realidades, eso te enriquece muchísimo en lo deportivo, en lo personal y en el poder contar con una mirada global.

Para mí, los Juegos Olímpicos fueron una experiencia nueva como tenista, una competencia distinta, llena de magia, desde el comienzo al final… hoy con la trayectoria recorrida puedo decir que es el alma del deporte.

Y todo se acentúa más, porque este es un evento que se realiza cada cuatro años, lo cual hace que se eleven las expectativas en los atletas y en los fanáticos del deporte. La preparación es grande y el interés se desbordada desde la inauguración hasta la ceremonia de cierre. Este año tendremos la fortuna de vivir unos nuevos Juegos, una nueva fiesta del deporte mundial y claramente como país tenemos grandes expectativas.

Por buen camino

Desde Chile, miramos con admiración y una cuota, tal vez, de envidia esas grandes delegaciones, esas potencias mundiales que llegan a cosechar medallas. Sin embargo, creo que, en los últimos años, hemos ido en un buen camino, en que ha ido creciendo el número de representantes nacionales.

En 2023, por ejemplo, el Estado chileno invirtió cerca de 34.237 millones de pesos para apoyar el desarrollo de los deportes de alto rendimiento. Un aumento de 29% en relación con lo comprometido en 2019, año de la edición anterior de los Juegos Panamericanos, realizados en Lima (Perú). Comparado con 2022, el aumento fue de 16,5%. Para 2024, el presupuesto fue de 33.713 millones de pesos.

El Team Chile consiguió 50 medallas en Lima 2019 y quedó en el octavo lugar, la mejor ubicación en cuatro décadas. En San Juan 1979 también obtuvo esa posición, pero compitieron 32 países y ganaron 21 medallas. En Lima participaron 41 y se subieron al podio 31 deportistas.

Hasta antes de las 50 medallas de Lima 2019, el récord era de 43 preseas, conseguidas en Guadalajara 2011, con tres oros, 16 platas y 24 bronces.

El año pasado albergamos los Panamericanos en nuestro país y, la verdad, es que se nos abrió el apetito. Sí, las ilusiones de ver a los nuestros en el podio fueron en alza en la medida en que fuimos testigos de las hazañas. Finalmente, se llenaron recintos y el público disfrutó con cada una de las competencias, el Team Chile cosechó 79 medallas (12 oro, 31 plata y 36 bronce).

En esta actuación histórica para el deporte nacional, la academia tuvo su aporte. En la U. Andrés Bello, la “Universidad de los Panamericanos” se hizo presente de distintas maneras, aportando con el mayor número de estudiantes que competieron en la cita continental, alcanzando más de 70 deportistas. También con más de mil voluntarios que apoyaron en la organización del evento, así como 50 attachés, o acompañantes de autoridades que estuvieron presentes en el encuentro deportivo.

Cabe destacar, a su vez, que UNAB, a través de su Instituto del Deporte y Bienestar (IDDB), desarrolló distintas actividades e iniciativas relacionadas a la cita deportiva y sus deportistas, a fin de promoverlos como agentes de desarrollo, ya no sólo a niveles competitivo o recreativo, sino también con una orientación integral y dirigida a toda la comunidad.

Ahora para los JJ.OO. ya son 6 los estudiantes de esta casa de estudios clasificados: Antonia y Melita Abraham, César Abaroa y Eber Sanhueza (Remo); Jaime Bittner (equitación) y Francisca Mardones (Lanzamiento de la bala en los Paralímpicos), demostrando que en la UNAB estamos a la vanguardia respecto a la importancia del deporte en nuestro país, lo que significa también que tenemos grandes atletas para competir y eso va creciendo.

Qué importante es contar con una universidad que cuenta con una política de apoyo a deportistas de alto rendimiento, así como también responde con programas académicos a las crecientes necesidades de profesionales especialistas en la materia. Junto a lo anterior, busca sumarse a los esfuerzos nacionales por generar políticas públicas que apunten al bienestar y fomento de la actividad física en el país.

Cabe destacar, por ejemplo, que a través del Instituto del Deporte y Bienestar, la UNAB firmó un acuerdo de colaboración con la Federación de Hockey en su plan de masificación de esta disciplina, desde lo académico con, medidas entre otras, como la incorporación de estudiantes de la carrera de Educación Física, Entrenador Deportivo, Nutrición, Psicología y otras como también en el acceso preferencial a perfeccionamiento y cursos de actualización para miembros y colaboradores de FEHOCH y UNAB.

Asimismo, proporcionar las condiciones para la gestión e implementación de este plan y otras iniciativas y la realización de estudios, investigaciones y campañas asociadas al desarrollo y fortalecimiento del Hockey sobre Césped que sean de beneficio para ambas partes.

En definitiva, apostamos por propiciar una cultura de la actividad física y el deporte como herramientas para el desarrollo de las personas y la sociedad. Queremos ser un apoyo para los deportistas y, a la vez, ir un paso más allá, generar cambios y una cultura deportiva que aún nos falta como país… Ahora se aproxima una nueva oportunidad para ir por la magia, por gloria y crecimiento, los Juegos Olímpicos París 2024.

Lea también.

Los efectos del cierre de la Planta Siderúrgica Huachipato. Por Eduardo A. Barrueto Mercado

 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ex-Ante (@exantecl)

Publicaciones relacionadas

Por Ana Josefa Silva, crítica de cine

Mayo 24, 2024

Furiosa: acción, guerras y venganza, los ejes de una brillante distopía. Por Ana Josefa Silva

La esperada precuela de Mad Max: Fury Road es mucho más que conocer la infancia y adolescencia de Furiosa, la súper heroína de las dos más recientes entregas de la saga. La película está tan bien filmada que vale por sí misma. Además una recomendación de la serie que hay que ver y ¿se acuerdan […]

Abogada y académica.

Mayo 23, 2024

Cuenta pública: Los riesgos de la condescendencia. Por Natalia González

Crédito: Agencia Uno.

La condescendencia podría terminar obviando el eventual oportunismo del giro presidencial, además de que le permitiría hoy y mañana culpar al empedrado por lo que no ha podido realizar, sin asumir mayor responsabilidad lo que es un flaco favor para todos. Ello, además de conducirnos a una posible corrección política, siempre vacía, que lejos de […]

Economista y académico de la Escuela de Negocios de la UAI

Mayo 23, 2024

Es el mercado de capitales, estúpido (y te lo dije). Por Pablo Correa

¿Quién va a financiar la inversión para enfrentar las necesidades hídricas dado el cambio climático? ¿de dónde vendrán los balances para que existan Fintech que le compitan a la banca? ¿De dónde vendrá el capital de riesgo para la industria de la biotecnología agroalimenticia?

Kast en España: Las banderas rojas de la democracia. Por Cristóbal Bellolio

A Kast no le interesa mostrar generosidad ni grandeza de espíritu. No es Piñera ni menos Fiú. Su negocio es otro: polarizar afectivamente la conversación para rentabilizar el clima adverso que experimenta el gobierno. Esa fue la receta con la que accedieron al poder Donald Trump, Jair Bolsonaro, y recientemente Javier Milei: a punta de […]

Director ejecutivo del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI)

Mayo 22, 2024

Estimulantes perspectivas sobre las concesiones. Por Carlos Cruz

Aunque hasta no hace mucho tiempo existían temores sobre el futuro de esta industria, estos deberían haber quedado absolutamente disipados debido a los positivos resultados que ha tenido la Alianza Público-Privada al llevar adelante proyectos de inversión de impacto ciudadano significativo y que generan capacidades habilitantes en los territorios.