Noviembre 12, 2023

Un rumor en el Segundo Piso. Por Jorge Ramírez

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.
El Jefe de Asesores del Segundo Piso de La Moneda, Miguel Crispi. Foto: Agencia UNO.

Crispi pudo ser un líder político estudiantil exitoso y visionario, también haber sido un diputado de desempeño suficiente. Pero como jefe de la asesoría presidencial, su cometido ha sido menos que discreto. No advirtió la envergadura de la crisis, ni previó su impacto en la gestión de Gobierno. El desastroso actuar de Crispi en el Caso Convenios ha alimentado un nuevo rumor que se esparce por Palacio, y esta vez no es sobre Democracia Viva u otro esquema de corrupción con fachada de fundación, sino que sobre el futuro del propio Crispi. ¿Continuará siendo el Jefe de Asesores del Segundo Piso de La Moneda?


Miguel Crispi declaró ante la Comisión Especial Investigadora del Caso Convenios de la Cámara de Diputados que el día 6 de junio de 2023 se había enterado de un “rumor” relativo al caso Democracia Viva en la Región de Antofagasta. Su reacción habría sido delegar el asunto en la subsecretaria de Vivienda ¿Es verosímil lo que plantea Crispi? ¿Podemos juzgar su conducta descrita a la luz de la labor que debe desempeñar un jefe de la asesoría presidencial?

Miguel Crispi es Jefe de Asesores del Segundo Piso de La Moneda. Habría que partir por señalar que el Segundo Piso de La Moneda no es meramente un lugar físico, es un espacio de poder, en el más estricto sentido del término. Pese a que no posee institucionalidad, puesto que no es un ministerio ni tampoco un servicio, es el lugar de mayor relevancia a nivel de toma de decisiones en todo el Poder Ejecutivo. En él, trabaja un completo staff de profesionales de exclusiva confianza del Presidente, con el propósito de prestar asesoría de alto nivel en políticas públicas, contenidos, diseccionar la opinión pública, elaborar discursos y trazar definiciones estratégicas, entre otros.

El Segundo Piso trabaja fundamentalmente para y por el Presidente. El deber de sus funcionarios es advertir riesgos para proteger su liderazgo ante cualquier tipo de amenaza y aprovechar toda oportunidad posible para robustecer y proyectar la imagen del Primer Mandatario.

Es un lugar del que, sin duda, se habla mucho, pero se ha escrito relativamente poco. Salvo el muy buen libro El Segundo Piso: un ejercicio de memoria, del otrora jefe de la asesoría presidencial durante el sexenio de Ricardo Lagos, Ernesto Ottone, no hay muchas más referencias sobre este mítico lugar.

Físicamente, se trata de un largo pasillo de oficinas, que va desde la galería de los presidentes hasta la esquina con Teatinos, con un par de salones entre medio: el elegante Salón Amarillo y el imponente Salón Rojo, siendo este último, colindante con la oficina presidencial y un amplio comedor de reuniones conectado directamente con el despacho del Primer Mandatario.

Por cierto, en él no se vive el glamour ni la pompa del west wing de la Casa Blanca norteamericana, pero tampoco se queda del todo atrás. En el largo pasillo del Segundo Piso de La Moneda se respira cierto aire palacesco, a escala doméstica, por cierto.

Trabajé cuatro años en el Segundo Piso como un miembro más de un amplio staff de asesores en la anterior administración. Puedo dar fe de que en ese lugar no sólo circulan rumores, como acotó Crispi. 

Día a día, también rondan por ahí una serie de personajes, desde garzones del repostero presidencial con cafés para edulcorar y distender una que otra agria y tensa reunión, cafés, que seguramente han sido reemplazados por tés matcha e infusiones orgánicas; imperturbables guardias de palacio en cada uno de los accesos; autoridades nerviosas y ansiosas que esperan su turno para ingresar al despacho presidencial; liderazgos que se alistan a ser notificados de su ascenso; ex ministros que caminan acongojados por esa galería tras ser defenestrados; también alguno que otro dirigente ambicioso, para quienes, marcar presencia en ese lugar es una suerte de vitrina de cara a un eventual próximo nombramiento. En definitiva, todas las facetas y dimensiones del poder.

Por otro lado, también circulan papeles, muchos papeles que abarrotan carpetas, la mayoría de las veces, con información relevante. Múltiples minutas e informes que son extraídos de impresoras que no paran de entintar hojas hasta altas horas de la jornada. Seguramente, este Segundo Piso es menos frenético que el que describo. Probablemente en él hay más poesía que informes escritos en prosa críptica y bullet points, y más ideales que metas de trabajo. Esto porque, se trata de un lugar que es completamente dúctil al estilo del liderazgo presidencial.

Sin embargo, lo que no cambia es el nivel de acceso a la información y la capacidad de influencia en los asuntos de Gobierno que confiere el estar ahí. Supongamos que efectivamente Miguel Crispi acusó recibo de este “rumor” sobre el Caso Convenios. ¿Acaso no fue capaz de prever la magnitud del escándalo?

Él sí conocía a los personajes involucrados en el impúdico mecanismo de defraudación y corrupción. Hablamos de una diputada de la República como Catalina Pérez, de su mismo partido, y de su pareja por ese entonces, Daniel Andrade, ex presidente de la Fech y también correligionario de Revolución Democrática. Pero más allá de aquello, teniendo en consideración el estándar moral que el Frente Amplio pregonó durante años, la pregunta es ¿cómo Crispi no fue capaz de proyectar el impacto que esta crisis de corrupción provocaría y que ha sido agudamente descrita por el Contralor Bermúdez?

Crispi pudo ser un líder político estudiantil exitoso y visionario, también haber sido un diputado de desempeño suficiente. Pero como jefe de la asesoría presidencial, su cometido ha sido menos que discreto. No advirtió la envergadura de la crisis, ni previó su impacto en la gestión de Gobierno.

No mitigó el daño que ésta provocaría en la figura presidencial, fue errático ante la citación de la Comisión Especial Investigadora por el Caso Convenios, aferrándose a una insostenible minucia legal para evadir su comparecencia ante sus excolegas parlamentarios y, una vez que se tornó inviable sostener aquello, reconoce en la Comisión que sabía del caso con diez días de anticipación a su publicación en el medio regional Timeline, pero sólo a nivel de “rumor”. Un rumor que le ha costado bastante caro al país, no sólo en términos económicos, donde las cifras defraudadas ya superan los 32 mil millones de pesos, sino que también en términos no monetarios, acrecentando la crisis de confianza de nuestras instituciones.

El desastroso actuar de Crispi en el Caso Convenios ha alimentado un nuevo rumor que se esparce por Palacio, y esta vez no es sobre Democracia Viva u otro esquema de corrupción con fachada de fundación, sino que sobre el futuro del propio Crispi.

¿Continuará siendo el Jefe de Asesores del Segundo Piso de La Moneda?

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Lea también:

El complejo momento de Miguel Crispi en La Moneda tras la irrupción del Informe de Contraloría sobre el Caso Convenios

Publicaciones relacionadas

Abogados de la Pontificia Universidad Católica de Chile y de la Universidad del Desarrollo, respectivamente.

Junio 14, 2024

Los terceros frente a la Ley de Insolvencia. Por Manuel José Ossandón y Víctor Riadi

Imagen generada con IA

La Ley de Insolvencia requiere mejoras urgentes, con miras de evitar fraudes o actividades en perjuicio de la masa, resultando fundamental también proteger los intereses de terceros.

Ex-Ante

Junio 13, 2024

La degradación de la Universidad de Chile. Por Ricardo Brodsky

En la imagen, estudiantes acampan en la casa central de la Universidad de Chile. Crédito: Agencia Uno.

Los estudiantes ultra consiguen con su impericia, intransigencia y falta de reflexión, afectar las instituciones que creen defender. Basta ver cómo han destruido a su propia federación estudiantil, la FECH, otrora orgullo del movimiento estudiantil y que actualmente ni siquiera logra elegir una directiva con un mínimo quorum de participación. Como ex dirigente de la […]

Socio del estudio Bofill Escobar Silva Abogados

Junio 13, 2024

Alberobello: Lecciones del sur de Italia para un Valparaíso olvidado. Por Ricardo Escobar

Pueblo de Alberobello, Italia.

Recientemente recorrí varias ciudades y pueblos del sur de Italia, entre Sicilia y Puglia. La diferencia en la gestión y progreso es evidente en pueblos como Alberobello, Matera y Cefalú, donde han aprovechado su patrimonio para generar prosperidad, a diferencia de lugares como Cosenza, que permanecen estancados. Si esta lectura lo hace pensar sobre el […]

Analista urbano

Junio 12, 2024

La temática urbana en las elecciones municipales 2024 de la RM (Primera parte). Por Jonathan Orrego

Además de los temas generales que marcan las elecciones hay un factor gravitante en el hito eleccionario: los nudos urbanos. En esta primera columna se detalla el actuar de las autoridades y los proyectos que complejizan, tensionan o abren oportunidades políticas en las comunas de Ñuñoa, Maipú, San Miguel, Cerrillos y San Joaquín.

Ex-Ante

Junio 11, 2024

La “InstitutoNacionalización” de la Universidad de Chile. Por Mario Waissbluth

Imagen: Agencia Uno.

En alguna ocasión, en la n-ésima toma del Instituto Nacional, lo fuimos a visitar, para preguntarles en concreto cuáles eran sus peticiones, qué se requeriría para bajar la toma. La sorprendente respuesta de un dirigente: “no estamos pidiendo nada, pasa que, si no nos lo tomamos, estaríamos traicionando a los anteriores centros de alumnos”. Plop. […]