Royalty Minero: Más recursos con más transparencia. Por María Jaraquemada

Directora Ejecutiva de Chile Transparente

Es clave que se exija que quienes van a recibir cuantiosas sumas de dinero puedan garantizar que éstas llegarán a la ciudadanía y de modo eficiente. Para esto es importante que ellos cuenten con un control interno real y que tengan las capacidades de ejercer dicho rol pero también la debida autonomía para poder levantar las alertas necesarias sin temor a represalias o desvinculaciones.


Luego de cinco años de tramitación, recientemente el Congreso despachó a ley el nuevo régimen de royalty minero. Esto implicaría una recaudación fiscal aproximada de un 0,4% del PIB y, según cifras oficiales, se distribuirían un total de 450 millones de dólares adicionales a Gobiernos Regionales y municipios, a través de tres fondos. Sin duda, esto puede contribuir al mayor desarrollo descentralizado del país, particularmente en aquellas comunas que “alojan” a las compañías mineras.

Además, esta decisión vendría a responder a una mayor demanda de descentralización no solo del uso de recursos sino de la toma de decisiones sobre en qué utilizarlos de acuerdo con las necesidades y visiones de los habitantes de dichas comunas y regiones. De este modo, se espera que esta decisión complemente la distribución que se realiza, de modo limitado, por el Fondo Común Municipal y la autonomía en la toma de decisiones del proyecto de rentas regionales.

Lo anterior, si bien ha sido celebrado en diversos sectores y, particularmente, por algunos alcaldes y alcaldesas que se verán beneficiados con lo anterior, también ha levantado alertas. En primer lugar, porque esta inyección de recursos debería ir acompañada de un fortalecimiento de estas entidades y sus capacidades. El año pasado causó preocupación, por ejemplo, la lenta ejecución de recursos de los gobiernos regionales, donde, en el primer semestre en promedio tan solo se había ejecutado un 22% de su presupuesto total.

Por otro lado, se ha indicado por los propios gobernadores las escasas reales facultades con las que cuentan, lo que implica que muchas veces estos fondos se derivan a municipios u otras organizaciones para su ejecución y provisión de bienes y servicios públicos. Sin duda, la colaboración es deseable, pero esto ha implicado que en ocasiones haya una falta de control, transparencia y rendición de cuentas lo que ha implicado más de una investigación de Contraloría y el Ministerio Público por su posible desvío.

Más grave aún es la situación de los municipios donde, según cifras del Consejo de Defensa del Estado, hasta diciembre de 2021 más de la mitad (un 52%) de éstos contaban con investigaciones por posibles casos de corrupción. Conocidas son las investigaciones por el caso Luminarias -en once municipios de todo el país- y en los municipios de Rancagua, de Santiago y de Vitacura. En este último, prontamente el ex alcalde será formalizado por, presuntamente, haber malversado alrededor de $500 millones de pesos del municipio.

Bastante se ha hablado del por qué habría mayores facilidades de prevalencia de corrupción en los gobiernos locales, como la discrecionalidad en la toma de decisiones y un menor control interno y externo, además de déficit en transparencia y rendición de cuentas. Esto hace más urgente que se demande y se apoye este fortalecimiento de los gobiernos subnacionales. Es clave que se exija que quienes van a recibir cuantiosas sumas de dinero puedan garantizar que éstas llegarán a la ciudadanía y de modo eficiente.

Para esto es clave que ellos cuenten con un control interno real y que tengan las capacidades de ejercer dicho rol pero también la debida autonomía para poder levantar las alertas necesarias sin temor a represalias o desvinculaciones. Lo mismo con la debida transparencia y rendición de cuentas del uso de estos recursos a Gobernadores Regionales y Concejales, así como a la ciudadanía. Para esto, requerimos que se avance en una transparencia 2.0, con información más clara, detallada y sencilla de visualizar sobre la ejecución del presupuesto. La ciudadanía debe poder seguir el dinero sin mayores trabas ni complicaciones.

Finalmente, involucrar a las personas que habitan en dichos territorios también se hace necesario. La participación a través de consultas, presupuestos participativos u otras iniciativas que abundan en otros países más desarrollados puede ser una gran forma de adoptar mejores decisiones públicas, que se encuentren legitimadas, respondan a las necesidades y prioridades ciudadanas, así como ser un gran mecanismo de control de la corrupción.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ex-Ante (@exantecl)

Publicaciones relacionadas

Abogado, ex presidente de la Cámara de Diputados

Abril 12, 2024

La dictadura chavista tiene santos en la corte en Chile. Por Jorge Schaulsohn

Imagen: Agencia Uno.

Frente a un hecho gravísimo que comprometió la seguridad nacional, el gobierno chileno no dijo absolutamente nada, trató el crimen como un delito común. Ignoró completamente a la viuda negándose a recibirla. Solo lo hizo ahora ante este nuevo impasse, un gesto que estas alturas aparece como oportunista y cruel. El propio Presidente salió en […]

Por Ana Josefa Silva, crítica de cine

Abril 12, 2024

Las 7 series que hay que ver: humor, thriller, ciencia-ficción, “true-crime”. Por Ana Josefa Silva

Imagen de Eiza González en "El problema de los tres cuerpos", disponible en Netflix.

La mayoría son de este año. Y sí, la mayoría son thriller o de acción, pero muy distintos: algunas son comedias; otras, de humor muy pero muy negro; una es una radiografía a la corrupción; otra, un “true-crime” y también incluí la serie ciencia-ficción que está arrasando en estos días. Además, una serie que había […]

Por Juan Diego Santa Cruz, cronista gastronómico y fotógrafo

Abril 12, 2024

Algo es algo: Monjamón. Por Juan Diego Santa Cruz

Si las monjas pudieran cocinar de todo tendríamos el despliegue de los más sabrosos panes y jamones por todo el urbe et orbi. Ya habrían creado hace siglos el pan de masa madre superiora y la marca “Monjamón” dominaría las ventas en los supermercados.

Abogada y Presidenta de la Comisión de Probidad

Abril 11, 2024

“Es la implementación, estúpido”. Por María Jaraquemada

De izquierda a derecha: Umut Aydin, Carolina Leitao, Ramiro Mendoza, María Jaraquemada y Andrea Repetto. Imagen del Instituto de Éticas Aplicadas UC en el marco del seminario “¿Es Chile un país corrupto?”.

Tenemos una buena base regulatoria, pero muchas veces nos quedamos con la satisfacción de su aprobación y nos olvidamos de lo más relevante: su implementación adecuada, su monitoreo, su evaluación y sus necesarios ajustes a la luz de lo anterior. Si realmente queremos volver a creernos “los jaguares de Latinoamérica” y hacernos cargo de esta […]

Perder para ganar: El oficialismo busca candidat@. Por Cristóbal Bellolio

Los que encabezan las encuestas a 18 meses de la presidencial, suelen ganarla. Desde el retorno de la democracia, nuestras elecciones presidenciales han sido predecibles. Podría argumentarse que la elección de 2021 marca un cambio en la tendencia, y que, de ahora en adelante, serán impredecibles. Podría ser. Pero también podría argumentarse que el estallido […]