Marzo 31, 2022

Paz Zárate y contienda por Silala: “Ha habido una postura recalcitrante de la parte boliviana”

Marcelo Soto

La abogada y experta en arbitraje internacional, Paz Zárate, dice que “este caso se enmarca dentro de una estrategia mayor de utilización política de mecanismos jurídicos internacionales, durante el gobierno de Evo Morales. Su mandato estuvo marcado por una creciente negatividad respecto de Chile”.


-El Silala tiene 10 kilómetros de largo. ¿Por qué es tan importante?

-Es un río internacional, es decir un curso de agua que atraviesa una frontera. Y como tal está sujeto al derecho internacional, lo cual significa que tiene que haber un uso compartido y equitativo de este recurso.

-Es lo que plantea Chile.

-Claro. El caso se trata de definir qué constituye un uso equitativo y razonable de este recurso. Una cosa que distingue a esta contienda es que ya hubo un allanamiento parcial de Bolivia a la demanda chilena.

-¿Te refieres a que en 2018 Bolivia aceptó que una parte del Silala fluía naturalmente hacia Chile?

-Sí. Este caso pudo no haber llegado a La Haya, porque había contactos entre las partes respecto a la utilización de estas aguas. Sobre todo, porque Bolivia durante más de 100 años había reconocido que este era un río internacional. Y así por ejemplo consta en el Tratado de Paz y Amistad de 1904.

El cambio de postura de Bolivia es reciente y coincide con el gobierno de Evo Morales. Considero que en general hemos observado una utilización de los mecanismos de solución pacífica de controversias de Naciones Unidas, para efectos de política interna. Y eso aplica tanto al caso anterior (por la demanda marítima) como a este.

-¿Hay uso político del Movimiento al Socialismo boliviano de las diferencias con Chile?

-Creo que en Chile hay conciencia de que ha existido un uso político de estos mecanismos de solución pacífica de controversias, que son parte de la estructura de la ONU. En el caso anterior sobre presunta obligación de negociar, ya hubo una narrativa marcada de emplazamientos constantes, que no es lo usual en este tipo de procedimientos. Eso explica que, aunque ya existe hace varios años una sentencia absolutamente favorable a Chile (por la llamada “demanda marítima”), Bolivia insista hoy en que no es posible siquiera tener relaciones diplomáticas. Porque según ellos, antes de reanudar las relaciones diplomáticas -como el actual Gobierno ya ha sugerido-,  es necesario solucionar primero el tema de su mediterraneidad.

-¿Y está solucionado según tu punto de vista?

-La Corte estableció en 2018 que no hay obligación de parte de Chile de negociar. Y que las partes pueden seguir, en un marco de amistad y cooperación, conversaciones si así lo desean. En el fondo remite a la libertad de las partes. Si hay libertad es porque no existe obligación. Y mientras Bolivia siga insistiendo que existe una obligación, no hay avance. Ese es el problema.

Lo otro es que hay una postura recalcitrante de la parte boliviana. Si te fijas, entre Argentina y Chile existen dos materias pendientes que necesitan solución. Una es el tema de la plataforma continental y la otra es el Campo de Hielo Sur. Pero eso no impide tener relaciones diplomáticas, incluso muy amistosas, que se mantienen más allá de los cambios de gobierno.

-¿Fue sorpresiva la decisión chilena de demandar?

-Sí. Pero fue una respuesta a una narrativa beligerante boliviana, donde se hablaba del “robo de agua” cometido por Chile. Obviamente ese tipo de narrativa boliviana no refleja los contactos que Chile ha tenido con Bolivia sobre Silala, tanto estudios respecto sobre la cuenca del río, como su origen y su cuidado. La agresividad de La Paz no se condice con la actitud chilena y el diálogo que ha existido respecto del Silala. A partir de eso Chile tuvo que demandar a Bolivia.

-Según el medio La Razón de Bolivia, pese a que el gobierno boliviano sigue la narrativa de Evo Morales, hace hincapié en ser “responsable” en este caso. ¿Quizá hay una pequeña diferencia con el triunfalismo de Morales?

-Hay que pensar que también hubo un gobierno intermedio, el de Jeanine Áñez. Cuando estuvo ella fue el momento del allanamiento parcial de Bolivia a la demanda de Chile, al reconocer que este es un río y no un manantial, al mismo tiempo en que contestan la demanda chilena. Sin embargo, ellos hacen una contrademanda donde formulan una teoría diferente. Hacen una distinción: que existiría en el Silala un flujo natural y otro artificial. Y respecto del flujo que ellos llaman artificial, requerirían compensaciones de Chile.

Ahora, una precisión: esto que hemos dicho es aproximado, basado en comunicados y declaraciones de los personeros bolivianos. Solamente mañana se libera el expediente, y ahí será posible saber exactamente la tesis de Bolivia. Lo que sí es oficial es que hubo ese allanamiento respecto a la naturaleza del recurso hídrico. Eso reduce la controversia, que ya no versa sobre la naturaleza del recurso, porque está claro que es un río internacional; sino sobre la utilización razonable y equitativa del agua.

-¿En tiempos de crisis hídrica este conflicto acrecienta su relevancia?

-Por supuesto. Es un río que históricamente ha sido usado tanto para agua potable como uso industrial. Cobra especial importancia en momentos de emergencia climática y crisis hídrica. A nivel global, el agua tiene el potencial de gatillar conflictos nacionales e internacionales, especialmente cuando los recursos hídricos son compartidos. No es extraño que los estados quieran determinar de forma exacta, mediante estudios técnicos, cuál es el origen del recurso hídrico, cómo utilizarlo y cómo cuidarlo. Por lo tanto es importante lo que se diga, no solo para Chile, sino también para otros países que tiene recursos hídricos compartidos.

-Varias columnas en la prensa boliviana dicen que la posición de La Paz es débil. ¿Cuál es tu posición?

-Siempre es difícil hacer predicciones. En este caso, tal como el anterior, se enmarca dentro de una estrategia mayor de utilización política de mecanismos jurídicos internacionales, durante el gobierno de Evo Morales. Su mandato estuvo marcado por una creciente negatividad respecto de Chile. Lo curioso es que cuando Morales empezó su gobierno era mucho más amistoso con Chile. Pero esa actitud fue cambiando y Evo Morales le prometió a su pueblo la salida al mar con soberanía. Eso explica la gran decepción que el fallo provocó en Bolivia.

-Fue Chile quien demandó a Bolivia por el Silala. ¿Cómo calificas esa decisión?

-Chile, al demandar, tuvo  un gesto audaz y bastante potente. La clave es que en esta contienda al centro de la disputa hay un tema científico, donde las interpretaciones antojadizas tienen mucho menor cabida. En estas dos semanas de alegatos la gente podrá ver la evidencia. Incluso hay dos días destinados a la interrogación de los ingenieros y científicos. Ahí se podrá dilucidar si el flujo es 100% natural, como dice Chile, o si algo de él fuera artificial, como dice Bolivia.

-Bolivia dice que Chile desvía el curso. ¿Es así?

-La canalización del río es bastante precaria, se hizo por una empresa privada y no por Chile; con permiso de Bolivia en territorio boliviano, hace unos cien años. Se sabe que esa canalización tenía por objeto proteger al río, para que no crecieran demasiado los pastizales alrededor, donde había insectos que contaminaban el agua.

-Parece que La Paz es menos optimista sobre este juicio.

-Yo creo que a partir de que ha habido un allanamiento de Bolivia sobre la naturaleza del río, achicando la controversia, puede ser que haya una visión un poco más negativa del caso en La Paz.


Publicaciones relacionadas

Jorge Poblete

Mayo 27, 2022

Convención: El plan B de Fernando Atria tras las fuertes críticas al “cerrojo” de los 2/3

El convencional Fernando Atria este viernes en el patio del ex Congreso. Foto: Karin Pozo / Agencia Uno.

Uno de los articuladores del FA en la Convención planteó este viernes una alternativa a la propuesta de la comisión de normas Transitorias de que cualquier cambio que quiera hacerse a la nueva Constitución antes de marzo de 2026 requiera de 2/3 de votos en el Congreso. Ante la probable caída en el pleno de […]

Ana María Sanhueza

Mayo 27, 2022

Gonzalo García, ex ministro del TC: “Es una mala lección imponer los 2/3 y pretender atrapar el futuro”

El asesor de las reformas constitucionales de 2005, que permitieron cambiar la firma de Augusto Pinochet por la de Ricardo Lagos, revela cómo ese año los altos quórum impidieron, por ejemplo, el reconocimiento constitucional a los pueblos indígenas. Y recuerda que “todos los mecanismos que se han puesto a las constituciones chilenas para volverlas pétreas, […]

Marcelo Soto

Mayo 27, 2022

Darío Calderón y violencia escolar: “Dentro del Instituto Nacional reina el terror”

El abogado Darío Calderón ingresó al Instituto Nacional en 1955 y egresó en 1963. Varias veces fue presidente de curso, y los dos últimos años presidió el centro de alumnos. En esta entrevista se refiere a la crisis que enfrenta el colegio público, debido a la violencia urbana, y es crítico de la alcaldesa Irací […]

Víctor Hugo Durán

Mayo 27, 2022

Violencia en La Araucanía: Siches abre otro flanco de críticas y vuelve a corregir sus dichos

Desde La Moneda transmitieron que la ministra Izkia Siches encabezaría el comité interministerial; que duraría 3 horas y que, entre otras cosas, serviría para dar una señal de que la jefa de gabinete había tomado el control del ministerio más importante del gobierno. También se transmitió que la Secom estaba dedicada a fortalecer las vocerías […]

Jorge Poblete

Mayo 27, 2022

Convención: El plan de restitución territorial indígena de 8 años vía expropiaciones que votará el pleno

La machi Francisca Linconao conversando con el convencional Adolfo Millabor durante la sesión de la comisión de Normas Transitorias del jueves 26 en el ex Congreso. Foto: Sebastián Beltrán / Agencia Uno.

La comisión de Normas Transitorias aprobó este viernes por la mañana una bajada a uno de los temas sensibles del borrador constitucional: la entrega de tierras a pueblos originarios vía expropiaciones. Votó en favor de una propuesta que establece que el Presidente deberá crear por decreto, en un plazo de un año, una Comisión Territorial […]