Julio 19, 2021

Opinión: El terremoto que generaron las primarias y su larga fila de damnificados. Por Jorge Schaulsohn

Ex-Ante
Crédito: Agencia Uno.

La derecha tuvo que subcontratar un candidato y Unidad Constituyente está como el Titanic: el barco se hunde y no hay botes para salvar a todos los pasajeros. El triunfo de Gabriel Boric podría ser un catalizador de la sentida aspiración de los socialistas y muchos PPD de consolidar la unidad de todo el sector.

Recomposición de alianzas y liderazgos. Las primarias del domingo causaron estragos en todo el espectro político: lo que se viene es una recomposición de alianzas bajo nuevos liderazgos y ningún partido o coalición se salvan.

  • Chile no tendrá un Presidente comunista pero la izquierda dura podría triunfar igual.
  • En la centro derecha los votantes jubilaron a Joaquín Lavín -que probablemente no volverá a postular nunca más a un cargo de elección popular- y optaron en forma abrumadora por un independiente de centro con pasado democratacristiano, cercano a Ciudadanos, el partido que fundó Andrés Velasco.
  • Sebastián Sichel, a diferencia de Lavín, no se sumó al mantra de “los cambios profundos” con que Lavín buscó trascender a su sector y empatizar con el electorado más “progresista”. Por el contrario, reivindicó los logros de los últimos 30 años, criticó ácidamente la violencia del estallido social, pidió estado de sitio para la Araucanía y ofreció un programa reformista con total apego al estado de derecho.
  • Como un reminiscente de la “Revolución en Libertad” de Eduardo Frei Montalva”, Sichel propone trascender, no refundar, la derecha a la que nunca ha pertenecido.

Unidad Constituyente está descolocada. La extrema izquierda prefirió una cara más amable, dialogante y joven, aunque no menos “revolucionaria”. Gabriel Boric no tiene la mochila tóxica del Partido Comunista. Sin Jadue a la derecha le será más difícil agitar el espectro del anticomunismo, del respaldo a las dictaduras de izquierda y, en menor medida, del trauma de la Unidad Popular.

  • Unidad Constituyente esta “grogui”, totalmente descolocada. La alianza Apruebo Dignidad se mandó una mega primaria donde participó casi un millón y medio de personas y terminó, contra todo pronóstico, con un candidato joven y carismático que resulta muy atractivo para el mundo socialista de la ex Concertación. Todo el “momentum”, el entusiasmo, la mística, las ganas y el protagonismo están en Apruebo Dignidad.
  • Mientras tanto la centro izquierda ni siquiera ha definido a su candidata. Paula Narváez es la única que se autoproclama, pero no marca en las encuestas ni genera el más mínimo entusiasmo entre sus camaradas. Ximena Rincón -que por lo menos tenía la legitimidad de haber ganado una primaria en la DC- fue desechada entre cuatro paredes cuando surgió Provoste que parecía muy competitiva tanto para la izquierda como para el centro. Pero con la derrota de Jadue y el triunfo de Sebastián Sichel las cosas cambiaron.
  • ¿Cuál sería el valor agregado de Yasna Provoste? El voto de centro estará en disputa con Sichel porque la verdad sea dicha es que la derecha como tal no participará con candidato propio en las presidenciales. Yasna era una candidata potente por ser del ala más progresista de la DC y podía ser atractivo para una franja de la izquierda dura que no quería votar por un comunista. Pero hoy buena parte del voto de izquierda que podría haber sido para ella se lo llevará Boric.
  • Una candidatura cuya base de apoyo se reduce a una parte de la centro izquierda (minoritaria tal vez) y a la DC tiene poco futuro.

Boric, la alternativa más “rentable”. El triunfo de Gabriel Boric podría ser un catalizador de la sentida aspiración de los socialistas y muchos PPD de consolidar la unidad de todo el sector y no llevar una candidata propia que difícilmente pasaría a la segunda vuelta. No hay que olvidar que estuvieron dispuestos a votar por Jadue y participar en esa primaria dejando en la cuneta a la DC.

  • Para el PPD-PS-PR apoyar a Boric sería la alternativa más “rentable”. Podrían derrotar a la derecha y tener una buena representación parlamentaria. Insistir en una candidatura propia, en cambio, los expone a la tremenda humillación de llegar terceros.
  • Además, desde que la izquierda social demócrata entró en su proceso de involución, deshaciendo el andar de la renovación, las diferencias programáticas con la extrema izquierda son menores. El mejor ejemplo es ver cómo los constituyentes socialistas han sido fagocitados por los del Frente Amplio y la Lista Del Pueblo: en los temas constitucionales piensan prácticamente igual.
  • Dentro de la catástrofe de Unidad Constituyente la situación más precaria es la de la DC que no tiene para adonde arrancar en caso de que sus socios la abandonen. Yasna Provoste jamás estará disponible para ser candidata en una aventura solitaria y perdedora como la de Carolina Goic y la DC nunca apoyará a la extrema izquierda, aunque tenga una cara más amable.
  • En resumen, la derecha tuvo que subcontratar un candidato y Unidad Constituyente está como el Titanic; el barco se hunde y no hay botes para salvar a todos los pasajeros.

Publicaciones relacionadas

Ex Presidente de la FEUC

Enero 30, 2023

Al final, es la productividad. Por Noam Titelman

Si hay que sacar adelante una reforma es a nuestro sistema político. No porque esta reforma por sí sola afecte nuestras vidas, sino porque puede ser la condición necesaria para avanzar en reformas de productividad que nos permitirán financiar la protección social. Es la productividad, pero al comienzo es la política.

Ex-Ante

Enero 29, 2023

Entre la duda y la soberbia. Por David Gallagher

Antes de aceptar un cargo -para qué hablar de si es un cargo público- hay que hacerse la pregunta: ¿me la voy a poder o no? ¡Cuántas veces en la vida nos decimos más bien que no! Es algo que a muchos personeros del gobierno parece que no se les ocurrió. Por soberbia. O porque […]

Ex-Ante

Enero 29, 2023

Un gobierno que se volvió peligroso. Por Sergio Muñoz Riveros

El Presidente Boric y la canciller Urrejola durante la cumbre de la APEC en Tailandia, en noviembre. Crédito: AGENCIA UNO.

Es difícil concebir una expresión de mayor descriterio que la injerencia en los asuntos internos de Perú en un momento de máxima tensión en ese país. Boric no se detuvo a pensar en las repercusiones que iba a tener un pronunciamiento suyo en el que culpaba de la violencia al gobierno de Dina Boluarte.

Ex-Ante

Enero 29, 2023

La derecha pone en riesgo el proceso constituyente. Por Cristóbal Bellolio

Nada contra las personas de carne y hueso propuestas para el Comité de Expertos. Grandes personas, y probablemente un aporte a la discusión. Pero la mayoría tiene perfil político más que técnico. El caso de Katherine Martorell es el más polémico, pero no es el único. Varios de ellos pudieron perfectamente competir por un asiento […]

Gerente de Asuntos Públicos de Imaginacción

Enero 28, 2023

En todos lados se cuecen habas. Por Ignacio Imas

Vista de la Cámara de Diputados durante la acusación constitucional contra la ex ministra Ríos.

No hay mucho de qué alegrarnos del año legislativo que concluyó. Más bien lo que observamos son sólo signos de los cuales preocuparnos ¡y con razón!. Nuestra clase política y sus praxis se han ido degradando de manera sistemática, con una proyección a mediano plazo sin visos de cambiar.