Agosto 17, 2022

El desafío de Boric de estar a la altura de lo que ocurrirá después del plebiscito. Por Ricardo Brodsky

Ex-Ante
Crédito: Agencia Uno.

El 5 de septiembre el rol del Presidente será esencial y su palabra debe estar suficientemente respaldada por hechos para que le permitan jugar el papel que el país entero esperará de él: arbitrar, bajar las tensiones, desdramatizar la situación, enfrentar los verdaderos desafíos que tiene el país aquí y ahora (inflación, inseguridad, pensiones) y ofrecer un camino de continuidad para el proceso constitucional.


Finalmente, Contraloría mediante, el ministro Jackson parece haber comprendido que desde La Moneda se debe gobernar para todo el país y que la operación -inédita en la historia democrática de los 30 años- de desenfadado intervencionismo gubernamental, debe terminar.

Ahora corresponde, como dijo en una oportunidad el Presidente Boric, ponerse en todos los escenarios para garantizar que más allá del resultado del plebiscito, el país siga marchando y el proceso constituyente encuentre una nueva oportunidad. Al respecto, lo más probable es que será necesario habilitar un nuevo proceso a través de un acuerdo político y una reforma a la constitución vigente, facilitada esta vez por el cambio de quorum que promovieron los senadores Rincón y Walker.

El plebiscito del 4 de septiembre no marcará un nuevo clivaje en la política chilena. Estos tardan años y hasta décadas en decantar y ciertamente la mayoría de los chilenos no está conforme ni con la propuesta y desempeño de la Convención ni con la oferta binaria, apruebo o rechazo, a la que estamos convocados, sino que prefiere el ancho campo de reformas al texto propuesto o una nueva alternativa para remplazar la constitución vigente.

En la medida que el Gobierno se confunde con la campaña del Apruebo, la campaña del Rechazo tiende inevitablemente a convertirse en una crítica al Gobierno y al Presidente. La propuesta constitucional pasa a segundo plano para entrar en una confrontación que le hace daño al país y termina reduciendo las posibilidades del Gobierno para cumplir su programa y encarar los graves desafíos que tiene al frente.

Para el Presidente de la república se puede abrir una nueva oportunidad, pero esta debería empezar a construirse sin esperar el resultado del plebiscito. El Gobierno en las pocas semanas que quedan debe cuidar su credibilidad. Confundirse  completamente con una opción que podría ser derrotada es un camino directo a la irrelevancia.

El 5 de septiembre el rol del Presidente será esencial y su palabra debe estar suficientemente respaldada por hechos para que le permitan jugar el papel que el país entero esperará de él: arbitrar, bajar las tensiones, desdramatizar la situación, enfrentar los verdaderos desafíos que tiene el país aquí y ahora (inflación, inseguridad, pensiones) y ofrecer un camino de continuidad para el proceso constitucional.

Publicaciones relacionadas

Presidente de PROTEUS y profesor de Ingeniería UC

Octubre 5, 2022

Una rosa de los vientos para aguas turbulentas. Por Gonzalo Jiménez Seminario

El panorama de mediano plazo en lo económico y, por ende, en lo social, no es auspicioso… Me ha tocado constatar estas sensaciones en actividades con distintas empresas familiares y familias empresarias, donde algunos actores se sienten algo perdidos sobre hacia dónde, cómo y cuándo avanzar.

Abogada internacionalista

Octubre 4, 2022

El CPTPP, o el Brexit a la chilena (parte I). Por Paz Zárate

El Ejecutivo, al decidir retardar la promulgación y/o publicación de un tratado que a todas luces será aprobado por el Legislativo, se arroga un poder que no tiene (nulidad de derecho público) para salvar cara ante Chile sin TLC (su electorado minoritario). En una segunda parte, el análisis de las mentiras sobre el CPTPP más […]

Socia y Gerente de Estudios en Aurea Group

Octubre 3, 2022

La Gallina de los Huevos de Oro (1781, Samaniego). Por Natalia Aránguiz

Es innegable que la aplicación de este cóctel de impuestos desencadenará un mercado de capitales menos competitivo y atractivo de cara a los inversionistas locales y extranjeros, lo que podría finalmente desahuciarlo.

Director de Estudios Sociales y Políticas de Azerta

Octubre 2, 2022

Rediseño de Boric: ¿Lagos o Bachelet? Por Camilo Feres

Crédito: Agencia Uno.

En estas últimas semanas, Gabriel Boric parece estar pivotando entre dos modelos. Pero pasan los días y el cambio de rumbo parece cada vez más una delegación a regañadientes y menos un derrotero liderado por el propio mandatario. Como si las herederas de Bachelet y Lagos hubieran llegado a cargar el muerto liberando al mandatario […]

Director de Criteria

Octubre 2, 2022

El titubeo de Chile Vamos. Por Cristián Valdivieso

Si Chile Vamos titubea respecto a sus compromisos y convicciones, aunque apele al gato para sacar las castañas, terminará desacreditado y, como si fuera poco, indiferenciado de la derecha alternativa criolla representada por “patriotas y republicanos”.