Diciembre 27, 2021

La crisis detrás de la toma del INDH que lleva casi seis meses. Por Ricardo Brodsky, ex director del Museo de La Memoria y los DDHH

Ex-Ante

El INDH lleva tomado casi seis meses y eso ha convertido su sede -donde se resguardan documentos que afectan la privacidad y la posibilidad de justicia para muchas personas-, en un lugar de fiestas nocturnas, recitales y manifestaciones, una suerte de chingana contemporánea. El problema del INDH es más de fondo y su incapacidad de solucionarlo es el reflejo de una crisis de la institución.

En 1991 el Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación -Rettig- recomendó a los chilenos medidas para prevenir nuevas violaciones a los derechos humanos o activar su protección desde la institucionalidad pública. En 2009 se dio inicio a la creación del Instituto Nacional de los Derechos Humanos, concebido como una institución autónoma del gobierno, del Congreso nacional y de los tribunales de justicia para promover el respeto a los derechos humanos en el país y monitorear el quehacer del Estado en este ámbito.

Entre sus funciones está emitir un Informe anual sobre la situación de los derechos humanos en Chile -Informe anual que ha llamado la atención sobre vulneraciones a los derechos de las personas en situación de cárcel, de los niños, niñas y adolescentes, de los migrantes, entre otros-, resguardar la documentación y testimonios de las víctimas recogidas en los informes de verdad, especialmente Comisión Valech I y II y, esencial para cumplir su cometido, iniciar acciones legales ante los tribunales por crímenes de lesa humanidad, torturas y otras prácticas prohibidas.

A partir de la crisis de octubre 2019, el INDH se vio exigido al límite de sus fuerzas, monitoreando en las calles las manifestaciones y la respuesta policial e interponiendo acciones judiciales en apoyo a 3.046 personas, las que lamentablemente han conocido un escaso avance. Resulta frustrante para las víctimas de daño ocular especialmente, la lentitud de la investigación de las causas y el pobre avance de la fiscalía y los tribunales, lo que atenta contra la superación del trauma social y la debida reparación que el Estado debe a las personas.

La labor del INDH, sin embargo, ha sido reconocida y respaldada por organismos internacionales y por el Congreso Nacional que aprobó un aumento importante de su presupuesto 2022 para sus programas de acompañamiento a las víctimas del estallido de 2019.

Esta importante labor se ha visto afectada por conflictos internos y por la toma de la sede central del organismo por parte de una organización de estudiantes secundarios, ACES, a la cual se han unido otras entidades, por un lapso de tiempo que ya se acerca a los seis meses y que ha convertido la sede de una institución pública, donde se resguardan documentos que afectan la privacidad y la posibilidad de justicia para muchas personas, en un lugar de fiestas nocturnas, recitales y manifestaciones que convierten la sede del INDH en una suerte de chingana contemporánea.

Agravando la situación, en los últimos días los ocupantes han anunciado que no devolverán la sede al INDH, para convertirla en “un lugar bajo control del pueblo” (o sea, de ellos), y dan un plazo de algunas horas para que funcionarios del Instituto retiren los archivos que allí se resguardan.

La toma y la retórica de los ocupantes desafía abierta y frontalmente a la institucionalidad pública de los derechos humanos y sienta un precedente grave para el gobierno, encargado de velar por el respeto al estado de derecho, y para el directorio del INDH, encargado de velar por el resguardo de una documentación invaluable. La pasividad tan prolongada frente a un hecho flagrante revela complicidad y estimula -como lo hemos visto en la experiencia de nuestro país- acciones del mismo tipo en otros frentes.

Esta incapacidad del INDH para solucionar esta situación, recuperar su sede nacional y sus archivos es el reflejo de una crisis de la institución. Por cierto, las demandas de los ocupantes deberían hacerse a quienes tienen la competencia para abordarlas, atribuciones que escapan completamente al INDH. El problema del Instituto es más de fondo. Detrás de este inmovilismo frente a la toma están los límites que tiene la dirección ejecutiva por las contradicciones y disputas que se han venido acumulando en la institución, con parte de un directorio y funcionarios que resisten por razones políticas la gestión actual. Ciertamente se trata de una crisis del diseño institucional que debiera ser abordada legislativamente resguardando sus principios, su eficacia, su autonomía y su pluralismo.

 

Publicaciones relacionadas

Mario Gálvez

Diciembre 6, 2022

Seguridad para Santiago: La reunión entre la alcaldesa Hassler y la ministra Tohá y el plan que debatieron

Hoy la ministra Tohá hizo entrega de un nuevo cuartel de Carabineros en Pudahuel, que cubrirá las zonas rurales de Noviciado, Campo Alegre, Ciudad de los Valles y Lomas de lo Aguirre.

Con apoyo de diputados de Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático, la alcaldesa se reunió el viernes con la ministra del Interior, Carolina Tohá, y le presentó un plan que requiere de la  gestión y priorización del Gobierno y la cartera. Los siete ejes detallan una serie de medidas que buscan bajar las tasas de delincuencia y […]

Ex-Ante

Diciembre 6, 2022

Quiénes son Juan Agustín Meléndez y Nayalet Mansilla, los nuevos candidatos de la Suprema a la Fiscalía Nacional

Los fiscales Juan Agustín Meléndez y Nayalet Mansilla fueron elegidos este martes por la Suprema para completar la quinta que se presentará al Presidente Boric, quien debe escoger nuevamente un nombre para proponerlo al Senado. Crédito: Agencia Uno.

Juan Agustín Meléndez fue el único fiscal que se negó a firmar una carta de apoyo a Abbott en momentos en que se pedía su renuncia a partir de sus reuniones con parlamentarios por el caso SQM. Nayalet Mansilla obtuvo 10 votos en la Suprema -Meléndez, 9- y ha ejercido en delitos relacionados con la […]

Marcelo Soto

Diciembre 6, 2022

Francisco Covarrubias: “Los grandes creadores de fake news no son los medios, sino los gobiernos”

El columnista de El Mercurio, panelista de T13Radio y ex director de Diario Financiero, Francisco Covarrubias, critica la estrategia del Gobierno, liderada por la ministra Camila Vallejo, de atacar las noticias falsas proponiendo mayor diversidad y control de los medios. “Es el mundo al revés”, dice.

Ex-Ante

Diciembre 6, 2022

El duro reclamo de los jueces al Gobierno por haber sido excluidos del reajuste de sueldos al sector público (Lea aquí el documento)

El presidente de la Corte Suprema, Juan Eduardo Fuentes, recibió el documento de la Asociación de Magistrados. Crédito: Agencia Uno.

La Asociación Nacional de Magistrados del Poder Judicial envió una carta este lunes al presidente de la Corte Suprema, Juan Eduardo Fuentes, por haber sido excluidos del reajuste del 12,5% de los sueldos al sector público, que cerró el ministro Marcel el viernes pasado. Los jueces hablan de una “discriminación arbitraria” y de que en […]

Mario Gálvez

Diciembre 6, 2022

[Confidencial] El recurso contra el alcalde Jadue por facilitar el estadio de Recoleta a Embajada de Venezuela

Alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, requerido ante la Contraloría por cuatro diputados RN.

Requerimiento ante la Contraloría General de la República, presentado por cuatro diputados de RN, busca establecer el supuesto uso irregular de recursos y bienes municipales como también el ejercicio de atribuciones sin base legal, luego que el recinto fuera usado para entregar documentos a inmigrantes de ese país. La actividad, según afirman, fue organizada por el […]