Octubre 19, 2023

El telón de fondo de la visita de Biden a Israel. Por Ricardo Brodsky

Ex-Ante
Imagen de archivo de la llegada del presidente Joe Biden a Israel.

La sorpresiva e inédita visita de Biden revela no solo la inquebrantable solidaridad de los EE.UU. con Israel tras la incursión terrorista de Hamas, respaldo que ha sido replicado con visitas en terreno por los primeros ministros de Alemania e Inglaterra. Sin embargo, también sirvió para expresar la grave preocupación de Washington tanto respecto de las decisiones estratégicas y militares de Netanyahu como por las consecuencias de la crisis humanitaria que se deja caer sobre la franja de Gaza.


La sorpresiva e inédita visita del presidente de los Estados Unidos Joe Biden a Israel, un país en estado de guerra sobre cuyo cielo siguen volando misiles de Hamas y Hezbola, ha sido un acto que revela no sólo el vigor con que el presidente norteamericano está enfrentando la situación mundial y de su propio país, sino también la inquebrantable solidaridad de los EE.UU. con Israel tras la incursión terrorista de Hamas, respaldo que ha sido replicado con visitas en terreno por los primeros ministros de Alemania e Inglaterra.

Sin embargo, también la visita sirvió para expresar la grave preocupación de Washington tanto respecto de las decisiones estratégicas y militares de Netanyahu como por las consecuencias de la crisis humanitaria que se deja caer sobre la franja de Gaza.

Con una franqueza poco común en la diplomacia, Biden le dijo a Netanyahu que sería un error invadir con tropas la franja de Gaza y le recordó que la ira, por justa y justificada que sea, no es la mejor consejera en cuestiones militares y políticas.

El telón de fondo son las secuelas que podría tener un largo período de ocupación de Gaza tanto en vidas humanas de ambas partes como la regionalización del conflicto con la apertura de nuevos frentes con El Líbano, Siria e Irán; en otras palabras, el peligro que la incursión terrorista del infame día 7 de octubre termine satisfaciendo los objetivos de Hamas.

Es que lo de Hamas, realizando asesinatos y humillaciones de una crueldad y barbarismo desconocidos y filmándolos para divulgarlos por las redes sociales, lo que busca es justamente instalar el terror en la población israelí y provocar una respuesta descomedida de Israel para echar por tierra los acuerdos de Abraham con los cuales los países árabes (Marruecos, EAU, Baréin y prontamente Arabia Saudita) estaban normalizando sus relaciones con el estado judío.

El proyectil que cayó sobre el estacionamiento del hospital Al Ahli en Gaza causando la muerte de centenares de personas provocó automáticas reacciones de todos quienes -incluyendo a nuestro presidente Boric- no ocultan su antipatía hacia Israel. La gira de Biden quedó en parte frustrada pues los líderes de Jordania, Egipto y la Autoridad Nacional Palestina suspendieron un posible encuentro con el presidente de los EE.UU. a raíz de la explosión.

Hamas acusó a Israel y el mundo árabe se llenó de manifestaciones contra “el genocidio”. Pero, con acuerdo a las pruebas que las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) expusieron en una conferencia de prensa el miércoles temprano, la causa de la explosión del hospital habría sido que el grupo Jihad Islámica disparó 10 cohetes a las 6:59 p.m. hora local desde un cementerio cercano al hospital y uno de los cohetes cayó a tierra prematuramente e impactó en el estacionamiento fuera del hospital.

Biden, junto con respaldar la versión israelí respecto del proyectil que cayó sobre el hospital Al Ahli, una acusación contra Israel que los palestinos han puesto en el centro de la batalla comunicacional provocando una ola de protestas en todo el mundo, aprovechó el viaje para concordar con Israel y Egipto el paso de ayuda humanitaria que está varada en el paso de Rafah que separa a Gaza de Egipto, siempre y cuando dicha ayuda no sea administrada por el grupo Hamas o sirva a su infraestructura o su abastecimiento, algo que ha sido criticado por familiares de las personas secuestradas por Hamas.

Israel, con razón, sabe que debe destruir a Hamas. Del mismo modo como EE.UU. y sus aliados lo hicieron con Al Qaeda o con ISIS, pues se trata de una cuestión existencial. Un movimiento terrorista en su frontera cuyo propósito es la eliminación de los judíos y destrucción del estado de Israel resulta intolerable y después del 7 de octubre parece ser algo urgente de acometer para asegurar a su población que Israel sigue siendo una casa segura para los judíos y que los palestinos solo podrán construir un estado propio que no sea una amenaza vital para Israel.

Pero la cuestión de fondo sobre la que Israel deberá decidir es si acaso esto se logrará causando daños irreparables al pueblo palestino y retrocediendo décadas en sus relaciones con el mundo árabe y los países vecinos o bien buscando aliados, ofreciendo caminos de reconocimiento al pueblo palestino y aislando política y militarmente al terrorismo.

Como lo dijo Amos Harel, un analista militar de Israel en el diario Haaretz, un primer ministro que siempre ha puesto su interés personal por sobre el de su país y que se encuentra cuestionado por gran parte de la población israelí y un mando armado con culpa por los fallos de seguridad que evidenció la incursión de Hamas, no constituyen el mejor elenco para tomar reflexivamente decisiones políticas y militares dramáticamente urgentes pero que tendrán consecuencias de muy largo alcance.

Por eso hizo bien Biden en asistir personalmente a un Israel dolorido y angustiado para que no queden dudas acerca del respaldo y la opinión norteamericana. La prioridad es que Israel y la comunidad internacional logren desarrollar una exitosa negociación para liberar a los rehenes lo que permitirá al mundo ver a Hamas como lo que realmente es: el ISIS palestino.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Profesor Universidad de Chile, PUC y ex presidente de Codelco

Abril 24, 2024

Gracias Nico Grau. Por Marcos Lima

Presidente Gabriel Boric junto a las ministra Aurora Willians y Leopoldo Reyes de Cesco.

Aunque no ha habido una explicación oficial (por la ausencia de Codelco en la Cena de CESCO), podemos imaginar que ello se debe a la molestia de la compañía provocada por un informe de CESCO de agosto del año pasado en que se menciona: “los niveles de deuda pueden llegar a niveles tan altos, que […]

Abogado

Abril 24, 2024

La Reforma al Código de Aguas más rápida de la historia de Chile. Por Santiago Acevedo Ferrer

Por el bien de los usuarios de las aguas y de los millones de chilenos que beben, se alimentan y energizan con ellas, hacemos un llamado al Senado para que rechace este proyecto veloz, escueto y ambiguo, que despoja a la mayoría de los actores del agua de la facultad legal de distribuirla en contextos […]

Coordinador Académico Escuela de Gobierno, Instituto UNAB de Políticas Públicas

Abril 24, 2024

Ley de 40 horas: Cuando el Estado llega tarde. Por Ricardo Bahamondes

Crédito: Agencia Uno.

Transcurrido casi un año de esa norma, la Dirección de Trabajo ha emitido dictámenes en los cuales se ha pronunciado respecto a cómo interpretar el cómputo de reducción de horas, el alcance del nuevo artículo 22 (excepciones a la jornada ordinaria) y en general, en cómo aplicar e interpretar la ley. Este impulso, a pocos […]

Director de Criteria

Abril 21, 2024

Encuesta Bicentenario UC: lecciones para la derecha. Por Cristián Valdivieso

Imagen: Agencia Uno.

Los chilenos no están anhelando la llegada de la actual oposición al gobierno. Lo que los chilenos buscan es más autoridad, firmeza e incluso autoritarismo ante lo que se vive como una crisis de inseguridad pública y de descrédito de la política. Una suerte de Bukele criollo si se quiere, el que, dicho sea de […]

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Abril 21, 2024

Maduro: socio controlador de nuestra política exterior. Por Jorge Ramírez

Hace algunos días Nicolás Maduro se dio otro “gustito”: enlodar el honor del recientemente fallecido ex Presidente Sebastián Piñera, acusándolo de que él fue quien trajo delincuentes venezolanos a Chile, tras “conocerlos, contratarlos y apoyarlos en Cúcuta para supuestamente invadir Venezuela”. Una afrenta diplomática, desde todo punto de vista, a la que el Presidente Boric […]