Marzo 27, 2023

El corazón de las tinieblas y la paz social. El funeral narco que obligó a suspender clases en Valparaíso. Por Lucy Oporto V.

Ex-Ante

La disolución de Chile, su ruina institucional, material, moral y espiritual, su pendiente a la barbarie y a la guerra de todos contra todos, iniciada en octubre de 2019, se han ido profundizando. La suspensión de clases debido a un funeral narco, al paso de un cortejo fúnebre de un difunto acribillado, a su vez, frente a un colegio, representa una ruptura de nivel en el avance del crimen organizado, debido a sus implicaciones.


El 21 de marzo de 2023, en Playa Ancha, Valparaíso, unos 15 colegios, jardines infantiles y dos sedes universitarias, UPLA y U. de Valparaíso, suspendieron sus clases, ante el peligro de la realización de un funeral narco. El difunto, Camilo Rojas, de 27 años, había sido asesinado en su vehículo con unos 30 tiros, frente al colegio Las Acacias.

Ese mismo día, el Tribunal Constitucional rechazó, en fallo dividido, un requerimiento de la oposición para declarar la inconstitucionalidad de 7 de los 13 indultos presidenciales. Fue una decisión política y en bloque.

El 22 de marzo, el alcalde Carter de La Florida hizo demoler una cuarta narco-casa, como si no hubiese sido suficiente la destrucción material desplegada a partir de la asonada de octubre de 2019.

El funeral narco que obligó a suspender clases, la decisión partisana del Tribunal Constitucional en favor de los indultos presidenciales, y la demolición de la cuarta narco-casa ejecutada por Carter, coinciden en el tiempo. Los dos primeros configuran la imagen de una autocomplaciente reivindicación tanto de la impunidad como de la delincuencia, en detrimento de las auténticas víctimas de la violencia, pero en favor de una paz social inexistente. Mientras que la opción extrema de demoler narco-casas hace evidente la ausencia, ceguera y negligencia del Estado en materia de seguridad.

Estos tres acontecimientos conforman la imagen del inicio de la guerra de todos contra todos: una muestra más de la proverbial excepcionalidad de Chile para lo intrínsecamente malo.

Pero estos hechos son parte de un acontecer mayor y trasuntos del alma colectiva. La disolución de Chile, su ruina institucional, material, moral y espiritual, su pendiente a la barbarie y a la guerra de todos contra todos, iniciada en octubre de 2019, se han ido profundizando, a través de hechos cuyas imágenes configuradas dan cuenta de una nivelación y una apoteosis tanto del crimen organizado y el narcofascismo como de las fuerzas disolventes que han colaborado en su avance.

Entre otros, la larga tierra arrasada de los incendios de Viña del Mar y el sur de Chile. Los indultos presidenciales, que siguen siendo una legitimación retrospectiva del octubrismo y el lumpenfascismo que llevaron a Boric al poder, además de las tinieblas que siguen rodeando su decisión hasta ahora. Las amenazas del lonko de Temucuicui con un levantamiento, y el exhibicionismo de Llaitul ostentando su poder de fuego. La insoluble crisis migratoria en el norte. El incremento en las cifras de homicidios. Y los sismos y la actividad volcánica, junto con la muerte y sacrificio masivos de animales.

No obstante, la suspensión de clases debido a un funeral narco, al paso de un cortejo fúnebre de un difunto acribillado, a su vez, frente a un colegio, representa una ruptura de nivel en el avance del crimen organizado, debido a sus implicaciones. Es la imagen de una polarización extrema y forzada: la educación y el narcofascismo. Colegios, jardines infantiles y universidades deben replegarse ante la prepotencia y los privilegios especiales del crimen organizado y su poder de fuego, permitidos y protegidos por el Estado, en último término, puesto que la fuerza pública no actúa. Parece ser una continuación, por otros medios, de la destrucción de los liceos históricos en Santiago.

Considerando el destino humano, cultural y espiritual comprometido en la formación, la educación y el florecimiento, que éstas deban medirse y competir con el crimen organizado, si no someterse a su destrucción programáticas en función de sus intereses, representa el triunfo de la barbarie y del imperio de la muerte, cuyo trofeo es y será el hundimiento consolidado y celebrado de Chile como Estado fallido.

El gobierno de Boric no es el único responsable en la nula prevención de este final atroz. Pero sí coincide, temporal y espacialmente, con la liberación y proliferación del crimen organizado y su psicopatía estructural, cabalmente el corazón de las tinieblas, cuya maldad absoluta se cumple y realiza en la aniquilación por la aniquilación, en función de la avidez, la vanidad, la riqueza y el poder.

Y se trata de una coincidencia significativa, en términos de Jung, puesto que esa negligencia madura, nunca dimensionada en su extrema peligrosidad y, al cabo, desrealizada, coincide tanto con el estado del alma colectiva como con lo que el oscuro gobierno de Boric representa, incluso más allá de él: las fueras disolventes de la madre terrible, la tierra arrasada, la disolución, la nivelación y la refundación, en cualquiera de sus formas.

Éste parece ser el principio del fin. Y que tal acontecimiento escandaloso haya tenido lugar en Valparaíso, escenario de otros inicios nefastos, es una expresión más de su obscena miseria espiritual, que se place en la lumpenización, la inmundicia, la pseudoestética carcelaria y la vileza como trofeos y modelos a seguir, incluso teóricamente. Valparaíso deviene así la imagen del corazón de las tinieblas encubierto por la falsa paz social de Boric y su horda. Valparaíso, una vez más la ciudad maldita: cuna de golpes de Estado.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Profesor Universidad de Chile, PUC y ex presidente de Codelco

Abril 24, 2024

Gracias Nico Grau. Por Marcos Lima

Presidente Gabriel Boric junto a las ministra Aurora Willians y Leopoldo Reyes de Cesco.

Aunque no ha habido una explicación oficial (por la ausencia de Codelco en la Cena de CESCO), podemos imaginar que ello se debe a la molestia de la compañía provocada por un informe de CESCO de agosto del año pasado en que se menciona: “los niveles de deuda pueden llegar a niveles tan altos, que […]

Abogado

Abril 24, 2024

La Reforma al Código de Aguas más rápida de la historia de Chile. Por Santiago Acevedo Ferrer

Por el bien de los usuarios de las aguas y de los millones de chilenos que beben, se alimentan y energizan con ellas, hacemos un llamado al Senado para que rechace este proyecto veloz, escueto y ambiguo, que despoja a la mayoría de los actores del agua de la facultad legal de distribuirla en contextos […]

Coordinador Académico Escuela de Gobierno, Instituto UNAB de Políticas Públicas

Abril 24, 2024

Ley de 40 horas: Cuando el Estado llega tarde. Por Ricardo Bahamondes

Crédito: Agencia Uno.

Transcurrido casi un año de esa norma, la Dirección de Trabajo ha emitido dictámenes en los cuales se ha pronunciado respecto a cómo interpretar el cómputo de reducción de horas, el alcance del nuevo artículo 22 (excepciones a la jornada ordinaria) y en general, en cómo aplicar e interpretar la ley. Este impulso, a pocos […]

Director de Criteria

Abril 21, 2024

Encuesta Bicentenario UC: lecciones para la derecha. Por Cristián Valdivieso

Imagen: Agencia Uno.

Los chilenos no están anhelando la llegada de la actual oposición al gobierno. Lo que los chilenos buscan es más autoridad, firmeza e incluso autoritarismo ante lo que se vive como una crisis de inseguridad pública y de descrédito de la política. Una suerte de Bukele criollo si se quiere, el que, dicho sea de […]

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Abril 21, 2024

Maduro: socio controlador de nuestra política exterior. Por Jorge Ramírez

Hace algunos días Nicolás Maduro se dio otro “gustito”: enlodar el honor del recientemente fallecido ex Presidente Sebastián Piñera, acusándolo de que él fue quien trajo delincuentes venezolanos a Chile, tras “conocerlos, contratarlos y apoyarlos en Cúcuta para supuestamente invadir Venezuela”. Una afrenta diplomática, desde todo punto de vista, a la que el Presidente Boric […]