Noviembre 17, 2023

“AI Pin”: ¿el fin de los teléfonos y las pantallas? Por Joaquín Lavín

Por Joaquín Lavín, profesor de la UDD

Que el AI Pin de Humane es una innovación potente que muestra un camino de menor dependencia de teléfonos y pantallas, es un hecho. ¿Cómo evolucionarán estos dispositivos en el futuro? Eso es algo hoy imposible de predecir.


Un nuevo dispositivo se apronta a salir al mercado. Más allá de su éxito o fracaso, el AI Pin representa una innovación significativa en la interacción entre las personas y la tecnología.  La idea es cambiar la forma en que interactuamos con los dispositivos digitales, poniendo la inteligencia artificial al alcance de las personas, sin necesidad de teléfonos ni de pantallas.

1. ¿Qué observar? La startup Humane, fundada por dos ex empleados de Apple (Imran Chaudri y Bethany Bongiorno) y que ha levantado US$230 millones de destacados inversionistas entre los que se cuenta el propio CEO y cofundador de Open AI, la creadora de Chat GPT, se apronta a lanzar al mercado un nuevo dispositivo, cuya preventa ya se inició.

  • Se trata del AI Pin, un pequeño dispositivo que se adhiere a la ropa, y que está diseñado para reducir la dependencia de las pantalllas usando la inteligencia artificial como elemento central. Su precio será de US$699, más un plan mensual de US$24.

2. ¿Qué puede hacer? El AI Pin permite a los usuarios interactuar con él principalmente a través de comandos de voz (aunque también permite controles táctiles y gestuales). Además, utiliza un proyector láser para mostrar información visualmente en superficies como la palma de la mano, lo que ofrece una forma novedosa de visualizar datos sin necesidad de una pantalla tradicional.

  • El dispositivo puede realizar y recibir llamadas, enviar y recibir mensajes de texto, y conectarse a internet, siendo funcionalmente similar a un teléfono inteligente.
  • Gracias a la integración de tecnologías avanzadas de inteligencia artificial, como Chat GPT, el AI Pin puede realizar tareas como responder preguntas, enviar mensajes de texto, traducir conversaciones en tiempo real, y ofrecer otros servicios basados en inteligencia artificial, como información nutricional de productos y otras.
  • Equipado con una cámara de alta resolución puede capturar imágenes y momentos sin necesidad de sacar un teléfono celular.

3. Las desventajas. Es evidente que la interacción manos libres y la portabilidad, la integración de inteligencia artificial avanzada en el dispositivo, la menor dependencia de pantallas, y que el uso de proyección laser y control por gestos introduce una nueva forma de interactuar con la tecnología, lo que constituyen puntos a favor, también hay desventajas evidentes:

  • Todos estamos profundamente habituados a las pantallas táctiles, y puede ser difícil la transición a la interacción basada en voz y gestos.
  • Aunque innovador, el proyector láser tiene limitaciones en términos de tamaño y claridad de visualización, especialmente en entornos de mucha luz y para contenidos multimedia complejos.
  • Los teléfonos inteligentes tienen un vasto ecosistema de aplicaciones. El hecho que el AI Pin no utilice aplicaciones podría limitar la variedad de funciones disponibles para los usuarios.
  • Lo más seguro es que el AI Pin irá aumentando sus funcionalidades, pero en su primera versión no dispone de algunas funcionalidades básicas que hoy si tienen los teléfonos, como acceder al correo electrónico o grabar videos.

4. ¿Complemento o sustituto? El precio de US$699 más el plan de datos de US$24 sugiere que el AI Pin quiere posicionarse como el sustituto de los smartphones.

  • La meta que se ha trazado Humane es vender 100 mil de estos dispositivos el 2024.
  • De ese eventual éxito de ventas dependerá también su capacidad de ir incorporando nuevas funcionalidades en el futuro. Por ahora, hay quienes lo ven más como un complemento del teléfono móvil que como un sustituto.
  • En todo caso, que el AI Pin de Humane es una innovación potente que muestra un camino de menor dependencia de teléfonos y pantallas, es un hecho. ¿Cómo evolucionarán estos dispositivos en el futuro? Eso es algo hoy imposible de predecir.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Coordinadora Mef Educa - Mujeres en Finanzas

Julio 24, 2024

Estrategias para Chile: Trump o Harris en la Casa Blanca. Por Carolina Godoy

Es crucial que los inversionistas ajusten sus estrategias en función de estas dinámicas, priorizando la gestión de riesgos en un contexto global incierto, aunque ahora con ciertas señales y lecciones que nos ha dejado el pasado en entornos similares.

Edgar Friendly y la seducción del negacionismo climático. Por Cristóbal Bellolio

La preocupación es que la crecida electoral de los partidos de derecha populista radical -como el AfD alemán, el RN francés, el VOX español, así como Trump, Bolsonaro y Milei en nuestro continente, todos los cuales han dicho que el cambio climático es una mentira orquestada por poderes oscuros- anime un clima de rebeldía plebeya […]

Director jurídico en Prelafit Compliance

Julio 22, 2024

Evaluando la ética empresarial: ¿Es el oficial de cumplimiento un puesto estratégico en la organización? Por Rodrigo Reyes

Es evidente que resulta difícil sostener que existe una preocupación real por los negocios limpios en las compañías, cuando la función de cumplimiento -que pareciera ser clave- está en manos de empleados inexpertos, de bajo nivel dentro de la compañía y sin recursos adecuados.

Investigadora senior, AthenaLab

Julio 22, 2024

Kamala Harris, candidata: una historia en tres actos. Por Paz Zárate

Bill Clinton dijo alguna vez que los estadounidenses prefieren un líder fuerte aunque equivocado, a uno correcto y débil. Trump está confiado en su triunfo, pero Harris aún tiene una oportunidad para mostrar fortaleza.

Director de Criteria

Julio 21, 2024

¿Un país normalizado? Por Cristián Valdivieso

El Presidente Boric, junto a sus ministros, realizan un punto de prensa tras la reunión del Gabinete Pro Seguridad. Foto: Agencia UNO.

El error clásico de la comunicación política es no reconocer que la realidad se percibe desde las subjetividades. Las personas no solo viven de hechos y cifras, sino de sus experiencias y emociones diarias. Intentar cambiar el estado de ánimo de la población con ideas de un antes y un después es ingenuo y contraproducente.