Diciembre 4, 2023

Una demanda “Totalmente bochornosa”. Por Rubén Soto

Socio AEM Abogados
Crédito: Ex-Ante

Susana Herrera, quien no siguió los conductos regulares de Cancillería, tras la solicitud de su renuncia por parte del Ejecutivo, decidió demandar al Estado de Chile para el pago de $190 millones y que se le concedan disculpas públicas.


La prensa en los últimos días ha cubierto la demanda por vulneración de derechos fundamentales presentada ante un Tribunal Laboral por la ex embajadora en el Reino Unido, Susana Herrera. Acción legal que incluso la Ministra del Interior y Seguridad Pública, Carolina Tohá, no ha dudado de calificar como “totalmente bochornosa”.

A la ex embajadora se le solicitó, por parte del Gobierno, dejar el cargo en agosto pasado, en medio de una fuerte polémica política por solicitar al Gobernador del Bio-Bío fondos por cerca de cinco millones de dólares. La funcionaria argumentó que estos eran para el financiamiento de un proyecto de restauración, basado en bioeconomía circular e infraestructura en madera para la formación de capacidades locales sostenibles en comunas afectadas por incendios forestales de dicha región.

Susana Herrera, quien no siguió los conductos regulares de Cancillería, tras la solicitud de su renuncia por parte del Ejecutivo, decidió demandar al Estado de Chile para el pago de $190 millones y que se le concedan disculpas públicas. En ella acusa haber sufrido “una afectación a su integridad física y psíquica”, entre otras garantías constitucionales supuestamente conculcadas por la Cancillería que sus abogados relatan en un extenso libelo de un poco más de 100 páginas.

La demanda de la ex embajadora deberá ser contestada por el Consejo de Defensa del Estado, para que luego sea un juez laboral quien finalmente resuelva las pretensiones de la demandante en un complejo procedimiento judicial que, de llegar a la Corte Suprema, puede extenderse fácilmente por 2 años.

La situación descrita, que los medios definen como “insólita” o “estrambótica”, es la que viven a diario y cada vez más frecuente diversas empresas en nuestro país. En buena parte de los despidos hoy en día, los abogados de los ex trabajadores -muchas veces sin mayor fundamento- presentan conjuntamente con las legítimas demandas laborales esta acción de tutela, para que se determine indemnizaciones millonarias, basadas en pretendidas vulneraciones de derechos fundamentales, con todos los costos legales que ello implica y donde se demanda normalmente además a mandantes y clientes por las normas de subcontratación laboral.

De este modo, para quienes litigamos en tribunales laborales, es cada vez más común tener que conocer casos de tutela laboral, que es un procedimiento judicial regulado por el Código del Trabajo que se aplica respecto a reclamos de trabajadores que entienden se afectan derechos fundamentales regulados en la Constitución Política de la República,  donde son las empresas las que deben probar que no han vulnerado sus garantías constitucionales frente a los “indicios” sobre los cuales los ex trabajadores construyen sus acciones judiciales.

Este mismo procedimiento se aplica para funcionarios públicos, como lo es ahora la demanda presentada por la ex embajadora en el Reino Unido o como fue el caso del ex subsecretario de Previsión Social, Christian Larraín, quien litiga actualmente en contra del Ministerio de Trabajo, acusando además daños morales y exigiendo una indemnización por $580 millones.

El Código del Trabajo establece que la vulneración de derechos fundamentales, con ocasión de un despido, importa para las demandadas condenadas para el pago de indemnizaciones especiales, de 6 a 11 remuneraciones adicionales a las que pudieren corresponder por despido injustificado y sus recargos legales.

En todo caso,  siendo ya un tema pacífico en doctrina y jurisprudencia dada que la reparación del daño debe ser integral, trabajadores y funcionarios públicos demandan justamente indemnizaciones superiores a las previstas en el Código del Trabajo. Esto, tanto por daños materiales y/o morales con lo cual las cuantías de la demandas llegan precisamente muchas veces a ser “bochornosas”.

Finalmente, es necesario señalar que las empresas enfrentan una condena adicional que contempla la Ley de Compras Públicas, como es que se encontrarán impedidos de contratar con el Estado por dos años, sanción que has sido sistemáticamente ratificada en el último tiempo por el Tribunal Constitucional.

Para más contenido After Office, clic aquí.

Lea también. Susana Herrera, la controvertida ex embajadora en Reino Unido y su inédita demanda al Fisco

 

Publicaciones relacionadas

Economista y académico de la Escuela de Negocios UAI

Febrero 27, 2024

Fortaleciendo la resiliencia del sistema financiero: Avances y desafíos. Por Kevin Cowan

Es importante avanzar en una ley de conglomerados que permita incorporar al perímetro de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) su supervisión en función de su tamaño y complejidad, requerir estándares de gobernanza y control de riesgo, requerimientos de capital y planes de contingencia, entre otros.

Conductora de After Office

Febrero 26, 2024

Anticipo de la semana: El dólar “a luca” cada vez más cerca (y sus implicancias). Por Catalina Edwards

Los $1.000 pesos por la moneda estadounidense aparecen cada vez más próximos, con todo lo que eso implica para el manejo de la inflación por el alza de productos importados. Pero además porque nuestra moneda pierde valor en comparación con sus pares.

Investigador Asociado de Horizontal

Febrero 26, 2024

La irrelevancia del mercado laboral. Por Tomás Sánchez

Necesitamos fomentar activamente un mercado laboral más productivo, permitiendo que existan menos costos para contratar y despedir, un sistema que permita a los micro emprendedores formalizarse con un escalón intermedio que no los haga pagar ningún tipo de impuesto, pero le entregue visibilidad al Estado, con una reforma profunda al sistema de educación superior con […]

Con Catalina Edwards

Febrero 23, 2024

After Office [E82] – Carolina Torrealba: Mujeres en innovación científica

En un nuevo podcast After Office: Femenino, Catalina Edwards conversa con la exsubsecretaria (Ciencia y Tecnología) Carolina Torrealba Ruiz-Tagle, actual vicerrectora de Investigación y Doctorado de la Universidad Andrés Bello, para profundizar sobre los alcances de innovación en Chile y el papel de las mujeres.

Coordinador académico del CEP

Febrero 23, 2024

¿Fin a los déficits fiscales? Para creer, primero debemos crecer. Por Sebastián Izquierdo

Las proyecciones no son alentadoras, el panorama a mediano plazo indica que la actividad continuará en niveles de crecimiento mediocre. Aquí radica el verdadero desafío de la economía chilena: una productividad insuficiente que se traduce en un modesto crecimiento tendencial del 2%. Superar esta década de estancamiento requiere medidas audaces y nuevas estrategias.