Mirna Schindler no nos reveló el costo de la vida, sino que somos un país en vías de desarrollo. Por Tomás Sánchez V.

Investigador Asociado, Horizontal

¿Cuáles son las causas que explican el nivel de precios en Inglaterra? Las primeras dos respuestas con causalidad directa son impuestos y subvenciones… Paradójicamente, Schindler vino a recordarnos que somos un almacén de barrio, aunque nos guste pensar que somos supermercado.


Hace unos días Mirna Schindler fue viral recorriendo supermercados en Reino Unido y mostrando que muchos productos eran más baratos que en Chile. Lo anterior, generó una ola de críticas rápidas a las cadenas locales, al abuso empresarial y cualquier tipo de especulación simple que nos ayude a dar respuestas rápidas. Esta situación tiene múltiples aristas que vale la pena analizar, tanto en las consecuencias para nuestra democracia, como ángulos para entender la denuncia de Mirna Schindler.

Lo primero es constatar el proceso de formación de fake news y falsas verdades en base a percepciones particulares y narrativas acomodadizas, que muchos construyeron en torno a la denuncia de la periodista. Por un lado, en base a una o varias observaciones absolutamente insuficientes para tener rigor estadístico, se establece una verdad sobre un hecho (Santiago es un 100% más caro que Londres), y por la otra, la explicación del fenómeno se construye en base a tweets y opiniones rápidas, sin ningún análisis apropiado.

Lamentablemente, casi todos caemos en esto. Solemos creerle más a la experiencia de un amigo que a un estudio académico, tanto en la veracidad del dato como en las causas ocultas del fenómeno, que suelen ser bastante más complejas. El sesgo y predisposición a elegir las respuestas que confirman nuestras creencias previas termina por distorsionar la percepción y la discusión que necesitamos tener para hacer algo al respecto. Bienvenidos al mal de nuestros tiempos.

Segundo, yendo en concreto al nivel de precios entre países, es necesario insistir en el rigor metodológico, y no sacar conclusiones en base a un par de observaciones. Datos del Banco Mundial muestran cómo una dieta nutricional en Reino Unidos es un 47% más barato que Noruega, un 30% por debajo de Chile, y un 19% más económico que Francia. Otras fuentes hablan de que Chile sería entre un 10 y 20% más caro de Inglaterra (donde sin duda influye cómo se construye la canasta básica y otros supuestos). A su vez, vale la pena notar que Nueva Zelanda, un país comparable por su lejanía con los centros económicos mundiales y su baja población, es levemente más caro que Chile, utilizando los mismos datos (tal vez no estamos tan mal).

Entonces, con datos adecuados en la mano, podemos inferir que quizás Chile no es tan caro, como Reno Unido barato. Es decir, estamos descubriendo la virtud de las islas europeas, dado que las compras del supermercado en Londres son más económicas que en la mayoría de los países europeos, y un 30% más barato que en Estados Unidos.

Por lo tanto, acá es cuando corresponde hacer la pregunta en forma adecuada: ¿Cuáles son las causas que explican el nivel de precios en Inglaterra? Las primeras dos respuestas con causalidad directa son impuestos y subvenciones. La mayoría de los alimentos en ese país no pagan IVA, y el Estado inglés destina tres mil quinientos millones de libras esterlinas en subsidios a las industrias agropecuarias, equivalentes a casi un 10% del tamaño de esa industria. Es decir, podríamos decir que casi el total de la diferencia con Chile (aproximadamente un 30%) se explica por estos dos factores.

Aun así, viene una tercera corriente de análisis: ¿Cómo es posible que en un país donde “todo es más caro”, el supermercado cueste lo mismo? Toda la cadena productiva debe pagar sueldos y arriendos más altos, y aun así, logran llegar a buenos precios. Peor aún: los chilenos con niveles de sueldo menores terminan gastando proporcionalmente más en comida que los ingleses (según la OECD el nivel de precios es un 48% mayor que en Chile).

Aquí es donde llegamos al fondo del asunto y la verdad incómoda: somos un país en vías de desarrollo en el fin del mundo. Tal como un almacén de barrio le es imposible ofrecer mejores precios que un gran supermercado, a nuestro país le pasa lo mismo cuando lo comparan con Europa. En tres palabras: somos menos productivos. Tanto Chile como el almacén, tienen menos economías de escala (compran y venden menores volúmenes), tienen procesos menos eficientes, utilizan menos tecnología, y tienen un entorno menos competitivo. Esto es lo que explica que el almacén de barrio sea más caro, sin acusar al almacenero de ser ladrón.

Desarrollarnos como país justamente en lograr lo que está por detrás y explica el nivel de precios en los supermercados ingleses: su mayor productividad por persona, a pesar de que habrá aspectos que no podremos resolver: como nuestra lejanía con centros económicos, logística más compleja y economías de escala.

Paradójicamente, Mirna Schindler vino a recordarnos que somos un almacén de barrio, aunque nos guste pensar que somos supermercado. Sin duda podríamos serlo, pero solo lo lograremos con buenas políticas públicas y mercados competitivos, no con especulaciones.

Publicaciones relacionadas

Coordinadora Mef Educa - Mujeres en Finanzas

Mayo 24, 2024

Cobre: ¿Suficiente soporte para la economía chilena? Por Carolina Godoy

Chile enfrenta desafíos significativos en términos de su política fiscal. A pesar de un aumento en los ingresos por cobre, el crecimiento de la deuda de los últimos años y reservas internacionales por debajo del nivel recomendado por el FMI, limitan la capacidad del país para manejar shocks internos y externos.

Jaime Troncoso R.

Mayo 23, 2024

Las razones de la decisión del Banco Central de bajar la tasa solo en 50 puntos bases

El Consejo del Banco Central de Chile (de izquierda a derecha) Luis Felipe Céspedes; Stephany Griffith-Jones (Vicepresidenta); Rosanna Costa (Presidenta); Alberto Naudon y Claudio Soto.

Durante su última Reunión de Política Monetaria (RPM), el Banco Central decidió reducir la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 50 puntos base, dejándola en 6%. Esta medida refleja una estrategia de moderación en las bajas, influenciada por diversas razones internas como externas.

Conduce Catalina Edwards

Mayo 23, 2024

Arturo Frei y desempeño económico de Chile: “Lo que nos preocupa es que la inversión no se ha recuperado”

En una nueva edición de After Office Investing, Catalina Edwards conversa con el gerente general de Renta4 Chile, Arturo Frei y analizaron el desempeño del mercado bursátil chileno y el récord de su principal indicador, el IPSA. Además, Frei abordó el impacto de la liquidez en el mercado, las valoraciones atractivas de la bolsa local, […]

Economista y académico de la Escuela de Negocios de la UAI

Mayo 23, 2024

Es el mercado de capitales, estúpido (y te lo dije). Por Pablo Correa

¿Quién va a financiar la inversión para enfrentar las necesidades hídricas dado el cambio climático? ¿de dónde vendrán los balances para que existan Fintech que le compitan a la banca? ¿De dónde vendrá el capital de riesgo para la industria de la biotecnología agroalimenticia?

Conduce Catalina Edwards

Mayo 22, 2024

After Office [E94] – Natalia González: Desafíos y perspectivas desde la alta dirección

En una nueva edición de After Office, la periodista Catalina Edwards conversa con la abogada y directora en Carozzi, Natalia González, sobre su rol en la alta dirección, la importancia de la experiencia regulatoria, y la presencia femenina en el mundo empresarial.