Luis Eugenio García-Huidobro, investigador del CEP: “El PC ha sido muy hábil en la Convención”

Ex-Ante

Candidato a doctor en Derecho por Yale e investigador del CEP, Luis Eugenio García-Huidobro ha seguido de cerca la discusión sobre sistema político, elaboró un informe de experiencia comparada y considera que la propuesta que se entregó el lunes sigue teniendo errores conceptuales graves.


-El convencional César Valenzuela (PS) dijo que los acuerdos en la Convención no dejan a nadie muy contento ni a nadie muy enojado. A tu juicio, ¿mejoró o no la propuesta de Sistema Político hecha por convencionales de izquierda el lunes? ¿Cuáles son los avances y los déficits?

-Esta no es tanto una discusión sobre preferencias subjetivas sino principalmente de diseñar instituciones. Ciertamente hay espacio para preferencias, pero creer que todo se reduce a ello, es no dimensionar la complejidad de las variables involucradas. Dicho eso, el acuerdo alcanzado el lunes por una parte de la Comisión es evidentemente mejor que la anterior, pero no creo que sea una buena propuesta.

-¿Por qué?

-Es verdad que se avanza en entregar mayores atribuciones a la Cámara de las Regiones, pero adolece de un problema estructural. Y es que se pretende corregir ciertos aspectos de la segunda cámara, pero tomando como base el acuerdo anterior. Es decir, se pretende retocar una propuesta constitucional mal concebida y con muchos errores conceptuales.

El esfuerzo de mejorar es loable, pero el punto de partida  era tan malo que es difícil que el resultado no siga siendo insatisfactorio.

-¿Qué te parece destacable?

-Que se aumente el catálogo de materias en que pueda intervenir la Cámara de las Regiones y que también se le permita participar en la tramitación legislativa de las restantes materias, aunque sea incidentalmente. Creo que la regulación de las acusaciones constitucionales, que recoge en gran parte el texto de la Constitución vigente, quedó razonable.

Ahora, en los déficits, la propuesta todavía contiene errores conceptuales graves, que demuestran desconocimiento. Por ejemplo pensar que la Contraloría General de la República va a tomar razón de legislación. La Contraloría toma razón de actos administrativos, no de legislación.

-Probablemente uno de los sectores más reacios al bicameralismo ha sido el PC. Sin embargo tiene pocos convencionales: seis y la derecha, por ejemplo, 37. ¿Cómo ha logrado poner exitosamente su idea de eliminar el Senado? ¿Cuáles han sido sus principales alianzas?

-El PC tiene convencionales que son políticos muy talentosos. En ese sentido, destaco a Marco Barraza y Bárbara Sepúlveda. Ella es una convencional muy efectiva en las discusiones y además es profesora de Derecho Constitucional. Entonces, parte desde un lugar privilegiado en la discusión constitucional.

Además, el PC ha sido muy hábil en la Convención, al articular lo que nosotros en el CEP hemos llamado el colectivo “decolonial”, que es un grupo de alrededor de 50 convencionales de ultraizquierda y que votan bastante cohesionados. Y eso explica en los hechos el poder relativo que tiene el PC como negociador dentro de la Convención.

-La piedra de tope, como decías, son las atribuciones de la Cámara de la Regiones. Los socialistas impulsaron la idea de darle más poder a esta segunda cámara. ¿Son suficientes para hablar de un bicameralismo asimétrico, pero con una segunda cámara no simbólica, como apuntó Boric?

-Te diría que el esfuerzo  que han realizado los socialistas de avanzar hacia una propuesta bicameral me parece muy destacable y habla de la influencia muy positiva que han tenido en las discusiones. Sin embargo, los convencionales que están a favor del unicameralismo han sido muy hábiles y estratégicos en canalizar el debate del bicameralismo únicamente en las atribuciones de la segunda cámara.

Sin embargo, eso es un foco bastante reduccionista, en circunstancias que el diseño de un bicameralismo supone otras dimensiones.

-¿Cómo cuáles?

-Por ejemplo, el rol que tiene cada cámara dentro de la tramitación legislativa, el poder de veto que tienen las distintas cámaras. O los mecanismos de resolución de controversias en caso de desacuerdos entre cámaras.

Como hemos dicho con Carmen Le Foulon, que es otra investigadora del CEP, el diseño de un sistema bicameral asimétrico tiene que incluir aspectos simultáneos: la posibilidad de los parlamentarios de presentar proyectos de ley, cuál es la cámara de origen, en que debe comenzar la discusión parlamentaria; cómo se estructura el proceso de tramitación legislativa y el rol de cada cámara dentro de ese camino. La posibilidad de vetar proyectos de ley y de insistir ante los rechazos de la cámara contraria y también cómo resolver los desacuerdos entre ambas.

-¿Es demasiado asimétrica la propuesta?

-La propuesta pretende mostrarse como un bicameralismo asimétrico más atenuado, al aumentar las atribuciones, pero sin embargo en todas las otras dimensiones la propuesta sigue siendo extremadamente asimétrica. La asimetría todavía es muy pronunciada.

Un aspecto clave es el diseño de las comisiones mixtas, en donde el único cambio es pasar del quórum de los 4/7 de los presentes a 4/7 de los diputados en ejercicio. Pero aun así la Cámara de las Regiones tiene poco injerencia y no tiene capacidad de vetar legislación. Su posición relativa es muy débil en las comisiones mixtas.

-Ustedes en CEP realizaron un estudio comparado de 51 países, cuyos resultados compartieron con los convencionales. ¿Lograron ser un puente entre derecha e izquierda o se encontraron con un muro? ¿Cómo fue la reacción al interior de la Comisión?

-Con Carmen Le Foulon participamos desde el período de audiencias de la comisión de Sistema Político y levantamos la importancia que tiene un bicameralismo para empoderar a las regiones. Aunque el informe nos fue solicitado por convencionales del PS, es destacable la actitud positiva que han tenido muchos constituyentes de derecha e izquierda para escuchar la opinión de académicos sobre este tema. Pero la nueva propuesta, si bien avanza, contiene errores.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Enero 29, 2023

Cadem: 78% rechaza cómo el gobierno enfrenta la lucha contra la delincuencia (Vea aquí la encuesta completa)

El 82% rechaza también cómo el gobierno está enfrentando el tema de la inmigración. Solo un 13% cree que el Presidente Boric tiene experiencia para gobernar, mientras que el nivel de confianza al mandatario (31%) cayó a su nivel más bajo desde marzo.

Max Estrada

Enero 29, 2023

Juan Pardo, director de Feedback: “El deterioro del apoyo a la gestión de gobierno está calando en nichos electorales de izquierda”

El sociólogo comenta la última encuesta de su empresa, que muestra un preocupante aumento en las preferencias por un gobierno autoritario y donde la delincuencia se posiciona como un tema que afecta al 83% de la población. “Hay una demanda creciente de aplicar mano dura en la toma de decisiones, especialmente respecto del problema de […]

Juan Diego Montalva

Enero 29, 2023

Rodríguez Elizondo: “Con el único vecino que no teníamos problemas era Perú y ahora tomamos la iniciativa de decirles cómo debe actuar en la crisis”

“Por su situación geopolítica Chile debiera tener muy en cuenta los efectos de intervenir en soberanías ajenas. Las relaciones internacionales son política de Estado, al margen de la ideología de los gobernantes. Desde esa mirada, esas declaraciones no fueron prudentes y no contribuyen a la mejor posición regional de nuestro país”, señala el escritor, experto […]

James Gatica Matheson

Enero 29, 2023

Entretelones: Cómo fue, paso a paso, la reacción en conjunto de Chile y Argentina ante la filtración de Cancillería

Los presidentes Gabriel Boric y Alberto Fernández durante la cumbre de la CELAC.

La última crisis de política exterior chilena explotó en medio de la Cumbre de CELAC en Argentina, lo que obligó a los gobiernos de ambos países a activar una estrategia de contención para minimizar los costos políticos de la relación bilateral. Así se vivió ese día en Buenos Aires.

Ex-Ante

Enero 29, 2023

Entre la duda y la soberbia. Por David Gallagher

Antes de aceptar un cargo -para qué hablar de si es un cargo público- hay que hacerse la pregunta: ¿me la voy a poder o no? ¡Cuántas veces en la vida nos decimos más bien que no! Es algo que a muchos personeros del gobierno parece que no se les ocurrió. Por soberbia. O porque […]