Octubre 11, 2023

¿La unidad del 38%? Por Álvaro García Mintz

Coordinador de Incidencia Nuevo Trato

Si se aspira a contener el avance de los sectores conservadores y, por qué no, recuperar territorios tradicionalmente progresistas, no basta con la suma de siglas desgastadas. En este sentido, el anuncio del pacto electoral oficialista omite quizás su principal salvavidas: la convocatoria a alcaldías y candidaturas independientes a sumarse a un pacto amplio, más allá de los límites del oficialismo y sus partidos.


Los partidos oficialistas, más la DC, anunciaron este fin de semana un pacto electoral para enfrentar en unidad las próximas elecciones municipales y regionales. En buena hora, se inicia un nuevo intento por rearticular el progresismo luego de la aplastante derrota en el anterior plebiscito constitucional y tras una lucha generacional que nos tiene electoralmente arrinconados y culturalmente exhaustos. Para que esta vez logre cuajar, es fundamental responder al menos dos preguntas. La primera:

¿Por qué no lo hemos logrado antes? Desde el primer cónclave del oficialismo, tras la derrota del 4 de septiembre, se ha intentado, sin éxito, construir una alianza de dos coaliciones. Su fracaso tiene múltiples explicaciones; quizás la más simple es que partía de una premisa equivocada: no existen dos coaliciones en el gobierno. El Socialismo Democrático no se ha constituido en un bloque articulado, y Apruebo Dignidad siempre fue una alianza electoral más que política. Se ha descuidado la tarea central: conformar una gobernanza que exprese la diversidad del oficialismo. Para ello, lo mínimo es saber quién es quién.

Al respecto, hay algunas cosas que ya sabemos: el PC actuará como es su tradición, desde una izquierda identitaria con capacidad de construir y respetar acuerdos. El PPD y el PL seguirán representando un progresismo liberal, con vocación reformista. Con el anuncio de la unificación del FA, ya sabemos que su objetivo será proteger su electorado: jóvenes de sectores medios y altos. Si se suma la DC, lo que queda de ella es su alma progresista. Es el turno de las definiciones en el PS, que debe decidir su rol: si será el pivote entre el FA y sus aliados tradicionales, o bien, unirá fuerzas con los últimos para actuar en el contexto del Socialismo Democrático. No hay recetas mejores que otras; el tema es que haya receta para poder cocinar.

La segunda pregunta es la más importante: ¿Es suficiente la unidad de los partidos oficialistas y la DC para enfrentar con éxito el próximo ciclo electoral? La respuesta evidente es no. Enfrentamos elecciones donde el foco estará en las candidaturas uninominales (alcaldes y gobernadores), y en ellas, el techo del 38% es insuficiente. Si se aspira a contener el avance de los sectores conservadores y, por qué no, recuperar territorios tradicionalmente progresistas, no basta con la suma de siglas desgastadas. En este sentido, el anuncio del pacto electoral oficialista omite quizás su principal salvavidas: la convocatoria a alcaldías y candidaturas independientes a sumarse a un pacto amplio, más allá de los límites del oficialismo y sus partidos.

En Chile, un tercio de los alcaldes en ejercicio son independientes fuera de pacto; de ellos, más de la mitad se identifican con el progresismo. Ahí está la llave para contener el avance de la derecha y para traspasar la barrera del Apruebo. Esos alcaldes y alcaldesas son el mejor vehículo para reconectar la ciudadanía, para sintonizar con sus preocupaciones y anhelos y hoy necesitan lo mismo: la más amplia unidad para contener el avance de la derecha. Tanto es así que la semana pasada, un grupo de alcaldes independientes, con gestiones de excelencia y representativos de todo el país, anunció que están articulados y quieren participar en la negociación electoral para garantizar la unidad del progresismo. Si a la receta le faltaban ingredientes, éste puede ser clave.

Así las cosas, la tarea de superar la barrera del 38% exige al menos dos esfuerzos interrelacionados: constituir una gobernanza estable de la alianza oficialista, que descomprima al gobierno en su esfuerzo por ordenar la casa. Y al mismo tiempo, construir una mesa de negociación electoral que trascienda el oficialismo e incluya a autoridades locales independientes, reconociendo y respetando su centralidad en el esfuerzo de detener la diáspora y atraer nuevos jugadores y electores para el progresismo.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ex-Ante (@exantecl)

Publicaciones relacionadas

Escritor y columnista

Mayo 25, 2024

Perfil: Rosa Devés. Bailarina en la oscuridad. Por Rafael Gumucio

Devés, quien fue bailarina de ballet por 20 años antes de dedicarse a la bioquímica, tendrá que usar toda la ligereza del baile, toda la armonía posible, pero también la firmeza sobre la barra, la musculatura alerta, para entender que en estas noches de frío invernal es importante que cada uno sepa regresar a su […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

Todas las cartas sobre la mesa, cerrar los ojos y esperar el impacto. Por Kenneth Bunker

Gabriel Boric durante la cuenta pública de 2023. Foto: Agencia UNO.

Si Gabriel Boric se contiene y ofrece un discurso realista, su flanco izquierdo lo desacreditará por insuficiencia servil. Si extrema su posición y ofrece un discurso expansivo, será deslegitimado por los moderados que entienden bien que nada bueno puede nacer de promesas imposibles. Esta es la última vez que la gente estará dispuesta a escuchar […]

Ex director Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

Mayo 25, 2024

La Universidad de Chile en el camino del Instituto Nacional. Por Ricardo Brodsky

Carpas instaladas dentro de la Casa Central de la Universidad de Chile. Foto: Agencia UNO.

La Universidad de Chile se encuentra hoy asediada por los mismos fantasmas bárbaros que destruyeron al Instituto Nacional: la intolerancia, la cancelación del otro, la censura y autocensura, la ausencia de pluralismo impuesta por grupos de estudiantes y profesores radicales, convencidos de ser poseedores de la verdad y dispuestos a imponerla a cualquier precio.

Epidemióloga y directora de Educación Continua de la Facultad de Medicina de la Universidad Andrés Bello.

Mayo 25, 2024

El desafío de la influenza en Chile: Urgencia en la prevención y vacunación. Por María Jesús Hald

Dado que ya se han registrado muertes por influenza en el inicio de la temporada fría, podemos esperar que la situación empeore si no se toman medidas adicionales. El aumento de casos de influenza es previsible durante los meses más fríos, lo que podría llevar a más hospitalizaciones y a más muertes, en especial de […]

Cronista gastronómico y fotógrafo

Mayo 25, 2024

Algo es algo: A flote. Por Juan Diego Santa Cruz

Es bueno recordar que, de un momento a otro, todo puede cambiar para mucho peor y hay que estar preparados para salir a flote y no irse al fondo como una lata en conserva. Tal vez, comiendo una sopa que no sea de repollo.