No le podemos fallar a Chile. Por Marcos Lima

Profesor MBA para la Industria Minera. Ingeniería Industrial, U. de Chile, y socio de CIS Consultores

La oportunidad que la minería representa para Chile es aquí y ahora. Si tenemos que hacer esfuerzos por terminar con la permisología que frena el desarrollo de nuevos proyectos mineros o ampliaciones de los actuales yacimientos, hagámoslo ya. Si tenemos que armar con Codelco una gran empresa de cobre y litio apalancados por un fondo soberano de Noruega, Emiratos u otro país interesado en diversificar su portafolio, este es el momento.


Hace unos días, el ambiente minero -y por supuesto el país- fue impactado por la noticia: “Alza del precio del cobre alienta a la Bolsa”. En ese momento, el precio se elevaba a US$ 4,57 por libra en la Bolsa de Metales de Londres (LME) y los futuros subían a US$ 5,03 por libra en la Bolsa de Nueva York (COMEX),  y no ha parado de seguir subiendo.  El jueves se elevó a US$4,67 la libra, lo mismo que los futuros que alcanzaron un récord de US$5,1775 la libra, esta vez en la Bolsa de Chicago.

Siendo Chile el principal productor mundial por lejos (25%), estas buenas noticias sobre los precios de nuestra “viga maestra” o “el sueldo de Chile”, como se decía en otros tiempos, producen puras cosas positivas. Cae el precio del dólar, tan influyente en una economía abierta como la chilena; los valores bursátiles se aprecian y el IPSA bate récords; las finanzas públicas se tonifican y disminuye el déficit fiscal; y, por supuesto, la economía en su conjunto se beneficia y la proyección de crecimiento del país sube a 2,7%.

¿Qué fuerzas han provocado este nuevo escenario tan auspicioso para Chile?

  • ¿Es que repentinamente apareció una demanda adicional asociada a la electrificación y la lucha contra el cambio climático que el mercado fue incapaz de cubrir con la oferta disponible y, por consiguiente, la escasez hizo saltar los precios?
  • ¿El cierre de un proyecto en marcha en Panamá, la baja de la producción de Codelco o los problemas operacionales en otras grandes mineras provocaron una estrechez por el lado de la oferta?
  • ¿Algún banco de inversiones propenso al riesgo o un fondo privado con fuertes posiciones en cobre inició un movimiento especulativo, haciendo subir los precios para luego salir del mercado de futuros, ganando un “chorro de plata” en la pasada?

En estos días he leído muchas interpretaciones acerca de lo que está ocurriendo con los precios de cobre. Varios expertos dicen estar en presencia de un nuevo superciclo del precio, algo que, de ocurrir, provocará “efectos virtuosos” en la economía chilena (del tipo de los recién reseñados).

En mi opinión, todas tienen algo de verdad, pero quizás la explicación que más me convence es la que leí en The Wall Street Journal: la creciente guerra comercial entre China y Estados Unidos (y sus socios estratégicos detrás) por evitar “que la superpotencia asiática tenga el dominio sobre el suministro mundial de metales y minerales fundamentales”.

Aún recuerdo cuando Zhu Rongji, primer ministro de la República Popular China entre marzo de 1998 y marzo de 2003, un ingeniero responsable de los éxitos económicos de su país, de visita en El Teniente, me sorprendió -mientras almorzabamos- preguntándome:

¿Usted estima posible que mi Gobierno pueda comprar la mina Andina de Codelco? Al escuchar mi explicación acerca las limitaciones constitucionales para ello, insistió con otra pregunta: Y si China comprara otra mina privada cercana, ¿Codelco podría administrarla?

Al seguir la conversación, ya con intérpretes por la relevancia que ésta estaba tomando, me pude percatar de la mirada estratégica, de largo plazo, que había detrás de su interés en estas materias. Zhu Rongji no estaba pensando en un negocio, ni siquiera en lo relevante que podía ser el cobre para China, estaba imaginando el desarrollo de su país en los próximos 50 años y más todavía en la importancia geopolítica que tendrían las materias primas en el futuro.

Un dato relevante para entender el contexto de esa conversación, en esos años (1996), el consumo de cobre chino estaba en torno a 1,2 millones de toneladas y representaban cerca del 10% del total mundial, muy lejos de los actuales 14,8 millones de tons. con el 57% del consumo global (2022); algo que pocos pensaron que ocurriría en tan corto lapso de tiempo.

Hemos escrito antes que nos resulta incomprensible que Chile no valore la importancia de la minería como motor de desarrollo y la posición estratégica que significan las reservas de cobre, litio y tantos minerales con que la naturaleza nos ha dotado. Y esa escasa valoración también se refleja en desconocimiento acerca de la magnitud del aporte minero al país.

Para ejemplificar lo anterior quiero presentarles dos temas:

  1. Un gráfico preparado en Codelco (1998) que refleja la influencia de los mercados de futuros sobre el mercado físico en torno a la Bolsa de Metales de Londres (LME) y que muestra, en ese tiempo, que la proporción de transacciones financieras en papeles nominados en tons. de cobre o futuros eran 740 veces mayores que las físicas y 2.500 veces más grandes que los stocks físicos de la Bolsa.

¿Qué sabemos hoy en Chile del efecto que tienen los movimientos especulativos sobre el precio cuando los inventarios físicos en el LME son sólo 0,1 millones? ¿Cuántos especialistas tenemos trabajando en las bolsas mundiales que tengan línea directa con quienes toman decisiones para defender nuestros intereses? ¿Parece razonable que el presupuesto del Ministerio de Minería sólo sea superior al del Ministerio de Bienes Nacionales y que no incluya recursos para entender el funcionamiento, evolución, actores relevantes y todo lo que hay detrás del mercado donde se fija el precio de nuestra principal riqueza?

  1. ¿Qué efecto tendrá sobre las finanzas públicas un aumento del precio como el que algunos optimistas pronostican?

El Ministerio de Hacienda calculó que “1 centavo de dólar de alza en el precio del cobre genera US$ 27,9 millones de ingresos efectivos (US$ 18 millones aproximadamente por Codelco y el resto por la minería privada) al año”. Sin embargo, otros estudios privados hablan de “US$ 60 millones como ingresos adicionales al fisco. De ellos US$24 millones provendrían de parte de la tributación de la minería y US$38 millones llegarían por concepto de excedentes de Codelco”.

Revisando  los pocos datos públicos disponibles, presento el siguiente cuadro, extraído del anuario Cochilco 2023 con el impacto del anterior superciclo, que va desde el año 2003  al 2022, ordenado por quinquenios:

Si en el futuro se produce un nuevo superciclo, resulta evidente que el impacto no será equivalente al provocado por el anterior -el 25,5% de los ingresos fiscales en 2003-2007- porque éstos últimos -sin los aportes del cobre- han subido desde US$ 303.839 millones para el periodo 2003-2012 a US$ 559.057 millones al comprendido entre 2013-2022 y, al mismo tiempo, porque la producción minera de Chile se ha estancado desde hace 20 años.

En todo caso, si en el corto plazo, los costos no son afectados por un alza del precio y que los niveles de producción serán los proyectados para 2024: 5,6 millones de toneladas (1,3 MM Codelco y el resto 4,2 MM), un centavo adicional debiera representar US$ 37,8 millones en impuestos (40%) y US$ 29,8 en aporte Codelco (100%). Estos aportes -desfasados dependiendo del momento en que se produzca el pago de impuestos- disminuirán si los costos suben o la producción es menor que los valores presupuestados y también si Codelco se capitaliza reteniendo parte de sus excedentes.

Quisiera terminar y, a riesgo de ser majadero, insistir que la oportunidad que la minería representa para Chile es aquí y ahora.

Si tenemos que hacer esfuerzos por terminar con la permisología que frena el desarrollo de nuevos proyectos mineros o ampliaciones de los actuales yacimientos, hagámoslo ya.

Si tenemos que armar con Codelco una gran empresa de cobre y litio apalancados por un fondo soberano de Noruega o Emiratos u otro país interesado en diversificar su portafolio, este es el momento.

No olvidemos las palabras del Deuteronomio 8:7-10.  “Pues Yahvé, tu Dios va a introducirte a esa tierra buena, tierra de arroyos y de vertientes, de aguas subterráneas que brotan en los valles y las montañas, tierra de trigo y de cebada, de viñas e higueras… tierra donde las piedras tienen hierro y de cuyas montañas extraerás el cobre. Comerás hasta satisfacerte y bendecirás a Yahvé por el buen país que te dio”.

 No le podemos fallar a Chile

 

Para leer más columnas de Marcos Lima en Ex-Ante Pinche aquí

 

Publicaciones relacionadas

La tormenta perfecta: Berlín, Estocolmo, Madrid y Cabo del Espíritu Santo. Por Kenneth Bunker

El Presidente Boric y el Canciller Van Klaveren en Suecia, durante la gira en Europa.

La misma razón por la cual no viajó el presidente de Europa a Santiago antes de una tormenta que se anunció con una semana de anticipación, es la misma que explica por qué el gobierno de Chile no demolió de forma inmediata la estructura en Tierra del Fuego ni tampoco removió al embajador de España […]

Escritor y columnista

Junio 15, 2024

El síndrome Juan Gómez Millas. Por Rafael Gumucio

Da la impresión que este es el verdadero objetivo de la protesta: hacerse ver por la autoridad, molestar al claustro, tomarse la universidad en el sentido de bebérsela. Quieren sentir que la universidad es suya, sin saber muy bien qué harían con esa súbita posesión. No tienen plan, nadie les ha dicho que lo tienen […]

Académica del Instituto de Salud Pública de la U. Andrés Bello

Junio 15, 2024

Logros y fracasos en la preparación mundial para futuras pandemias. Por Dra. Annabella Arredondo

Cedida (WHO/ OMS)

Al término de la 77ª Asamblea de la OMS, su Director General, Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró que los países están trabajando para proteger a cada persona del mundo y a las futuras generaciones del impacto de las epidemias y pandemias. Algunos integrantes del grupo de trabajo enfatizaron la necesidad crítica de robustecer nuestras defensas colectivas […]

Jaime Troncoso R.

Junio 14, 2024

José Luis Daza asumiría cargo clave en Gobierno de Milei, según la prensa argentina

En la imagen de archivo, el economista José Luis Daza.

Según los diarios Clarín y la Nación, el economista José Luis Daza asumiría como secretario de Políticas Económicas de Argentina, cargo clave en el Gobierno de Javier Milei, luego de la renuncia de Joaquín Cottani. El economista chileno asumiría en un buen momento para la administración Milei, en el que se ha reducido el nivel […]

Jaime Troncoso R.

Junio 14, 2024

Milei cumple seis meses de mandato con caída de inflación, aprobación de ley clave y préstamo del FMI por US$ 800 millones

El Presidente Javier Milei y la Presidente del Consejo de Ministros de la República Italiana, Giorgia Meloni, en la Cumbre del G7.

A seis meses de haber llegado a la Presidencia de Argentina, Javier Milei, se anotó varios puntos en su plan de estabilizar la economía y seguir aplicando su plan de ajuste. La inflación mostró una disminución en su tendencia al subir sólo 4,2% en mayo, el número más bajo desde 2022, el FMI aprobó la […]