La miopía de algunos inversionistas. Por Vito Sciaraffia

CEO de Altafid

Muchas recomendaciones provenientes de la industria financiera tradicional no buscan maximizar el retorno neto del cliente, sino que los ingresos de quien hace la recomendación. Es más, desde octubre de 2022 el S&P 500 ha ganado más de un 24% y el IPSA un 12%, mientras que el Nasdaq ha rendido este primer semestre como no lo hacía hace cuatro décadas. Así, por ejemplo, quienes siguieron recomendaciones para moverse a renta fija en octubre de 2022 tendrán razones para no estar satisfechos con su decisión.


Los mercados están cada vez más cercanos a un cambio de régimen, impulsado por los principales bancos centrales del mundo, que comenzarán con ciclos de recortes de tasas. Mientras algunos bancos centrales, como el chileno, están muy cerca de este proceso, otros todavía tienen contempladas alzas adicionales en 2023. A pesar de esto, el consenso es que en algún momento de 2024 casi todos los bancos centrales de países desarrollados habrán virado hacia una política monetaria expansiva. A la luz de esto, muchos autodenominados especialistas de la industria financiera están recomendando aprovechar oportunidades en renta variable. En esta columna, desarrollaré dos consideraciones que se deben tener ante este tipo de consejos.

En primer lugar, una política monetaria expansiva afecta positivamente a los mercados accionarios, haciendo el crédito más accesible o barato, permitiendo que empresas inviertan y aumenten su producción. Además, el descuento de flujos futuros se realiza con un castigo menor. En tanto, para las personas, el consumo se vuelve relativamente más atractivo que el ahorro, ya que los bancos remuneran menos los depósitos. De este modo, durante períodos de política monetaria expansiva, el desempleo suele disminuir y los resultados de las empresas suelen mejorar.

Antes de cambiar posiciones hacia la renta variable cuando se anticipan recortes de tasas, lo primero a considerar es que, si la recomendación fue escrita en un medio de comunicación público, la oportunidad probablemente ya no exista, dado que el mercado ya habrá incorporado en los precios dicha expectativa de una política monetaria más relajada. Por lo tanto, el movimiento no generará ganancias de corto plazo significativas.

Ahora bien, si el plazo del inversionista es largo, el valor de la recomendación debería converger a cero, en cuanto los efectos generados por ciclos de alzas o bajas de tasas deben ser tomados como ruido blanco o volatilidad de corto plazo por dicho inversor. De este modo, si bien puede haber movimientos tácticos que busquen minimizar el impacto de estos eventos, su magnitud debe ser acotada. Por ejemplo, aumentar levemente la exposición a renta variable, mientras que dentro de la renta fija puede haber movimientos marginales hacia instrumentos de mayor duración.

Ahora, en caso de que un inversionista de largo plazo insista en buscar oportunidades de corto plazo mediante movimientos bruscos hacia renta variable en períodos de relajación monetaria, deben considerarse ciertos factores. Primero, los costos de hacer estas transacciones, tales como comisiones, cargos por salidas y entradas en distintos fondos, además de los márgenes entre los valores de compra y venta, todos los cuales corroen el retorno neto final que recibe el inversionista. Por ejemplo, no es raro que un fondo mutuo que invierta en el IPSA cobre un 3% de remuneración con una comisión de salida de 2%. En cambio, en Estados Unidos, invertir en el S&P 500 puede costar 0,09%, sin comisiones de salida. La consecuencia de esto es que gran parte de las ganancias de corto plazo que obtendría este movimiento serían capturadas por la institución que ofrece el producto y otros intermediarios.

Este último argumento hace pensar, de hecho, que muchas recomendaciones provenientes de la industria financiera tradicional no buscan maximizar el retorno neto del cliente, sino que los ingresos de quien hace la recomendación. Es más, desde octubre de 2022 el S&P 500 ha ganado más de un 24% y el IPSA un 12%, mientras que el Nasdaq ha rendido este primer semestre como no lo hacía hace cuatro décadas. Así, por ejemplo, quienes siguieron recomendaciones para moverse a renta fija en octubre de 2022 tendrán razones para no estar satisfechos con su decisión.

Como conclusión, un inversionista que tiene un plan de inversión que calza con sus objetivos, horizonte de inversión y perfil de riesgo, no debiese realizar movimientos importantes en su portafolio ante cambios en ciclos de política monetaria, más allá de movimientos tácticos menores. La disciplina es clave. Por otro lado, si un inversionista decide seguir este tipo de recomendaciones, es sumamente importante que ponga atención a los costos que enfrentará. En muchos casos estos costos carcomerán una fracción importante del retorno total y, en algunas oportunidades, cuando los resultados no sean los mejores, irán más allá, dejando al inversor peor que en un comienzo.

Para leer las columnas de Vitto Sciaraffia pinche aquí

 

 

Publicaciones relacionadas

Socio de Impuestos Internacionales de EY

Julio 18, 2024

Asignatura pendiente: acuerdo de doble tributación con Alemania. Por Felipe Espina

En general, los convenios para evitar la doble imposición aseguran una relación tributaria eficaz y eficiente entre dos países.

Economista. Académica de la FEN de la U. de Chile

Julio 18, 2024

Algo no se está entendiendo bien. Por Gabriela Clivio

La discusión actual de pensiones partió con el pie izquierdo, centrándose en la “repartija” del 6% de cotización adicional y la insistencia de agregar un componente de reparto para las jubilaciones, es decir, que parte de las cotizaciones de los jóvenes financien a quienes se van retirando.

Ex-Ante

Julio 17, 2024

Por qué el Nasdaq cayó en medio de tensiones por comentarios de Trump sobre Taiwán

Gráfico: Ex-Ante | Fuente: Nasdaq

El Nasdaq Composite registró una caída del 2,77% este miércoles, su mayor descenso desde diciembre de 2022, mientras los inversores reaccionaban a los comentarios del ex presidente Donald Trump sobre Taiwán y la política estadounidense hacia China. El S&P 500 también bajó un 1,39%, mientras que el Dow Jones, en contraste, subió un 0,59%.

Director ejecutivo del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI)

Julio 17, 2024

Grandes desafíos en energías renovables. Por Carlos Cruz

(Crédito fotografía: Pablo Gazzolo)

La transición hacia un futuro energético sostenible debe gestionarse cuidadosamente para maximizar los beneficios ambientales netos. Ello también supone que se puedan concretar inversiones estratégicas en este ámbito con el fin de cumplir las metas que nos hemos trazado para luchar contra la crisis climática.

Jaime Troncoso R.

Julio 15, 2024

Tras atentado suben las apuestas de que Trump será el próximo presidente de EE.UU. (y el apoyo de Elon Musk)

La imagen de Trump ya se comercializa en camisetas en Rusia y China.

La semana comenzó con decepcionantes datos de China y un mercado que apuesta a que el próximo presidente de los Estados Unidos será Donald Trump. Tras el atentado recibió el apoyo de Elon Musk y de Bill Ackman. El jueves el BCE decidirá si continúa rebajando la tasa de interés o si opta por mantenerla.