Marzo 30, 2024

La encrucijada oficialista por el nombre para presidir la Cámara de Diputados y la nueva tensión entre Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad

Ex-Ante
Diputados oficialistas en la Cámara Baja. Foto: Agencia UNO.

Mientras los comunistas se aferran a la posibilidad de llegar por primera vez en su historia a la testera de la corporación, la oposición ha planteado como una línea roja el que un miembro del PC logre hacerse de la presidencia de la Cámara. Ante ello, el Socialismo Democrático, si bien públicamente aún se alinea con la tesis de que los vetos no son admisibles, comienza a explorar decididamente como fórmula el aplazar nuevamente el arribo de un PC a la presidencia de la Cámara Baja, para así evitar una segunda derrota política en la arena legislativa.


Como una decisión crucial para el Gobierno y su derrotero político. Así ha sido catalogada, tanto en La Moneda como en los partidos que conforman Apruebo Dignidad (Frente Amplio y PC), la definición del nombre que el oficialismo presente para presidir la Cámara de Diputados durante el período legislativo 2024.

Mientras los comunistas se aferran a la posibilidad de llegar por primera vez en su historia a la testera de la corporación y hacer efectivo el acuerdo administrativo vigente, la oposición ha planteado como una línea roja el que un miembro del PC logre hacerse de la presidencia de la Cámara.

Ante dicha restricción, el Socialismo Democrático, si bien públicamente aún se alinea con la tesis de que los vetos no son admisibles, comienza a explorar decididamente como fórmula el aplazar nuevamente el arribo de un PC a la presidencia de la Cámara Baja, para así evitar una segunda derrota política en la arena legislativa, negociando directamente con el PDG.

Situación que ha generado incomodidad en el Frente Amplio y en el propio PC, desatándose una nueva tensión entre las dos almas de Gobierno, en un año electoral.

El PC irrita a la oposición. Tras un verano en que el rol del PC no pasó inadvertido, dada la ausencia de la colectividad en los funerales de Estado de Sebastián Piñera y la firme defensa al régimen de Nicolás Maduro en medio del esclarecimiento de las circunstancias en torno a la muerte del ex militar y asilado político en Chile, Ronald Ojeda; el Partido Comunista volvió a estar en el centro de la polémica durante esta semana, tras las declaraciones del Senador de esa colectividad por la Región de Coquimbo, Daniel Núñez.

El llamado PC a activar a la ciudadanía. Tras la sorpresiva llegada del RN José García a la presidencia del Senado, acompañado de Matías Walker de Demócratas en la vicepresidencia, el Senador Daniel Núñez señaló en CNN Chile que se debía: “convocar a la presión ciudadana para sacar adelante las reformas”, al mismo tiempo que el Ejecutivo debía comenzar a “ver qué cosas puede hacer por la vía de decretos”.

Las declaraciones de Núñez si bien fueron desestimadas por el Ejecutivo, al declarar el Subsecretario Manuel Monsalve que “al Gobierno no le corresponde convocar a ningún tipo de presión”, sí contaron con el apoyo de Revolución Democrática.

Desde RD, el Presidente de la colectividad, Diego Vela, planteó en Radio Cooperativa:

  • “Yo creo que la acción social es lo único que va a permitir que avancemos de esa manera, acompañado del diálogo y los espacios de construcción entre oposición y oficialismo”.

Asimismo, el Senador RD Juan Ignacio Latorre, señaló en Emol:

  • “Mi opinión es que, dado que somos minoría política en el Parlamento, tenemos que disputar la mayoría social. Una mayor confrontación de ideas en la sociedad para ganar el sentido común y el apoyo a nuestras propuestas”.

Un patrón del PC. Hace un año, a propósito del cumplimiento de los primeros 12 meses de la presidencia de Gabriel Boric, el PC, a través de un documento titulado “Informe y Resoluciones de Reunión de Trabajo del Comité Central, Direcciones Regionales y candidaturas al Consejo Constitucional”, señalaba:

  • “Es un muy buen momento (año 2023) para abrir paso a la activación del protagonismo social y popular. Impulsemos actividades de masas; sin inhibiciones; del movimiento de trabajadoras y trabajadores; de diversos movimientos sociales”.
  • “Es importante que estas expresiones sociales, activas, se mantengan en el tiempo, porque este es un año de movilización social y popular, de protagonismo efectivo”.

A su vez, tras la aplastante derrota en el plebiscito constitucional de 2022 de la opción Apruebo, el PC, a través de su Comité Central, también hizo un llamado a volver a situarse en el plano de la movilización social, donde la máxima era:

  • “Articular un Plan Nacional de Masas que permita retomar la iniciativa política (…) las principales reformas del gobierno junto a las urgencias sociales más acuciantes requieren de un movimiento social activo e incidente”.

Reacción opositora. La respuesta opositora no se hizo esperar, con una fuerte arremetida en contra de las declaraciones de Núñez y el Partido Comunista.

Desde lo estrictamente legislativo, la oposición ha señalado que, si el Partido Comunista llega a liderar la corporación, todos los proyectos de ley en materia de seguridad se pondrán en el “congelador”.

Pese a lo anterior, el PC insiste en su anhelo de llegar a la presidencia de la Cámara. De hecho, la Diputada Karol Cariola, indicó en una entrevista del medio El Siglo del 10 de marzo:

Hemos decidido ser parte de un acuerdo administrativo (…) siempre hemos estado dispuestos a cumplir ese acuerdo y así lo hemos hecho (…) incluso, dadas cuestiones tácticas, postergamos el momento en que nos correspondía tener la presidencia de la Cámara. Actualmente nos correspondería presidir la Cámara de Diputadas y Diputados como Partido Comunista, es algo que al menos está concordado entre las fuerzas políticas que somos parte del acuerdo administrativo y esperamos que sea respetado”.

El debate en la interna oficialista. Los partidos que componen el Socialismo Democrático (PPD y PS) articularon una fuerte autocrítica tras el revés sufrido en el episodio de la presidencia del Senado. Remarcaron que hubo cierto nivel de desprolijidad y desidia en la forma en que se condujeron las negociaciones, aunque otros exponentes señalan que el desenlace era, de todos modos, inevitable, toda vez que ya se había cristalizado una nueva fuerza política entre Demócratas y los partidos de derecha.

Con todo, la opinión predominante en el PS y el PDD es que las circunstancias actuales exigen pragmatismo, especialmente cuando el futuro de las reformas depende del curso que éstas tengan en la tramitación legislativa, escenario en el cual, no contar con ninguna de las dos presidencias del Congreso, pondría la prospectiva de éstas muy cuesta arriba. Situación que se agrava, considerando que este es un año electoral donde el Gobierno debe comenzar a mostrar logros concretos.

La opción del Socialismo Democrático. La definición que el Socialismo Democrático busca empujar es nuevamente postergar por un año el arribo de un comunista a la presidencia de la Cámara, abriéndose a negociar la presidencia de este año con el Partido de la Gente.

El rol de Elizalde. Quien ha explorado esta salida alternativa de postergar el ascenso de un comunista con el objetivo de garantizar el control oficialista de la testera de la Cámara es el Ministro Segpres Álvaro Elizalde, quien ya ha sostenido un par de reuniones con los miembros del Partido de la Gente para así asegurar la continuidad del actual acuerdo administrativo.

Definición que, por cierto, no es compartida por el Frente Amplio ni el Partido Comunista.

  • Son 78 los votos que se requieren para hacerse del control de la testera de la Corporación. De esos, el oficialismo sólo estaría contando con 75, por lo que el rol del PDG es clave.

¿Un roce o una fisura mayor? La decisión respecto del nombre oficialista para presidir la Cámara de Diputados ha provocado un nuevo round entre ambas almas del Gobierno, pero que tiene la particularidad de que se da en la antesala de un período decisivo desde el punto de vista electoral, con elecciones municipales y regionales a la vista, en las cuales, tanto el Socialismo Democrático como el Frente Amplio y el PC buscarán medir sus pesos específicos, para así calibrar quién tiene mayor legitimidad para incidir en el rumbo de la gestión de Gobierno en el tramo final de la administración Boric.

Publicaciones relacionadas

Director de Criteria

Abril 21, 2024

Encuesta Bicentenario UC: lecciones para la derecha. Por Cristián Valdivieso

Los chilenos no están anhelando la llegada de la actual oposición al gobierno. Lo que los chilenos buscan es más autoridad, firmeza e incluso autoritarismo ante lo que se vive como una crisis de inseguridad pública y de descrédito de la política. Una suerte de Bukele criollo si se quiere, el que, dicho sea de […]

Ex-Ante

Abril 21, 2024

Las claves de la gira de Kast a Hungría con foco en inmigración y en políticas pro familia

Líderes, pensadores y personeros influyentes del conservadurismo mundial se congregarán en Budapest, siendo José Antonio Kast uno de los exponentes centrales del evento. Allí compartirá escenario con el polémico líder euroescéptico y antiinmigración de Países Bajos Geert Wilders, con el líder de Vox en España Santiago Abascal y con el senador estadounidense por Oklahoma Markwayne […]

La calidad de la política y la selección del personal. Por Sergio Muñoz Riveros

La selección de los postulantes a los cargos de representación tiene muchos vicios. Sería injusto no reconocer que hay senadores y diputados que cumplen su tarea en un buen nivel, pero hay muchos otros que no merecen estar donde están y que, pese a eso, se las arreglan para ser reelegidos.

Ex-Ante

Abril 21, 2024

Batalla por Santiago: La historia detrás de la bajada de Sichel y su último quiebre con Chile Vamos

Hasta el mediodía del viernes Sebastián Sichel tenía contemplado anunciar este fin de semana que sería candidato a alcalde por Santiago, con o sin Aldo Duque en competencia. Esa misma tarde, sin embargo, RN le notificó que su candidato era Mario Desbordes, aunque habrían estado dispuestos a buscar una alternativa para dirimir la contienda. Lo […]

James Gatica Matheson, desde Buenos Aires.

Abril 21, 2024

Cómo las disculpas de la ministra de Milei zanjaron la controversia de seguridad por la supuesta presencia de Hezbollah en Chile

Patricia Bullrich y Javier Milei (ambos, al medio en la foto) en una imagen de febrero.

El último capítulo de la relación bilateral entre Chile y Argentina se habría dado por cerrado tras las aclaraciones y excusas de Patricia Bullrich por sus declaraciones donde  aseguró la presencia del grupo terrorista islámico Hezbollah en Chile. Desde Buenos Aires dicen que habría sido una gestión personal y de su estilo. En entrevista publicada […]