Agosto 16, 2021

El testimonio de Heraldo Muñoz sobre su misión en Kabul: “Las autoridades afganas me dijeron que EE.UU. los había abandonado”

Alex von Baer
El ex canciller Heraldo Muñoz, quien en 2003 estuvo por 3 días en Kabul. Crédito: Agencia Uno.

El ex canciller chileno Heraldo Muñoz estuvo por 3 días en Afganistán en 2003 como cabeza de una misión ONU para sancionar a los talibanes, cuyo avance atribuye a las diferencias étnicas, la corrupción y a que, como le dijo el entonces presidente Hamid Karzai, “se reagrupaban a vista y paciencia” de EE.UU., mientras a Washington solo le interesaba capturar a Al Qaeda. Entonces también conoció al recién derrocado Ashraf Ghani.

Como embajador chileno ante la ONU, Muñoz presidió una comisión de Naciones Unidas para investigar el financiamiento de los talibanes y Al Qaeda y congelar sus activos: visitó Kabul por 72 horas con una fuerte escolta de seguridad, que permanecía toda la noche en la puerta de su habitación del hotel (los policías ONU no confiaban en los afganos). En 2004 presidió luego el Consejo de Seguridad ONU, cuando EE.UU. desarrollaba la política de intervención en oriente de la administración de George W. Bush.

Más allá de que el regreso de los talibanes se afianzó cuando EE.UU. inicia la retirada de tropas, ¿qué factores político-sociales gatillaron tal nivel de avance del grupo, al punto de que derrocaron a Ghani sin resistencia de él?
Afganistán es un territorio complejo donde pesan mucho más las diferencias étnicas, regionales, la corrupción extendida, y la influencia de países vecinos como Pakistán, que un sentido de unidad nacional. La existencia de “señores de la guerra” con sus propias tropas erosionó el ejército afgano, y EE.UU., si bien invirtió más de 80 mil millones de dólares para entrenar a las FF.AA. afganas, le interesaba principalmente capturar combatientes árabes de Al Qaeda en vez de impedir el reagrupamiento de los talibanes, con apoyo de Pakistán. Por eso, ante el retiro de las tropas norteamericanas, se produjo el sorprendente avance de los talibanes, con escasa resistencia.

¿Qué recuerda del país y las autoridades afganas que conoció y cómo terminó Ghani abandonando el poder?
Karzai me dijo que estaba decepcionado de EE.UU., que el gobierno de EE.UU. los había abandonado, pues los talibanes se reagrupaban a vista y paciencia de muchos en Pakistán, con ayuda del servicio de inteligencia pakistaní, y a EE.UU. solo le interesaba capturar combatientes árabes de Al Qaeda, además de la ocupación de Irak. Ghani era entonces ministro de Finanzas y me pidió conseguirle un par de economistas chilenos para asesorarlo y conversar a diario con él durante 2-3 meses. Envié una comunicación a la Cancillería, pero no pasó nada.

¿Los talibanes han cambiado en estos 20 años o, a su juicio, se van a comportar igual que cuando ejercieron el poder antes de la invasión de EE.UU. en 2001?
Cuando estuve en Kabul visité el estadio donde habían masacrado mujeres por supuestos actos de adulterio, y me dio gusto ver a niños jugando futbol. Hoy, mucha gente teme que los talibanes volverán a la represión de los derechos de las mujeres. Leí que algunas están desesperadas buscando dónde adquirir burkas porque no las usaban, y es la única manera en que ellas piensan podrán sobrevivir si los Talibanes vuelvan a la feroz aplicación de la sharía. No confío en que estemos ante unos Talibanes moderados.

¿A qué atribuye que Biden haya acelerado el retiro de tropas, y cuáles fueron los errores en ese proceso?
Por cierto, lo que algunos denominan la capitulación de Donald Trump en el acuerdo con los Talibanes de retirar todas las tropas antes del 1º de mayo fue el factor clave. Pero el retiro caótico ha sido un desastre político-comunicacional. Biden sostiene que no podía permanecer permanentemente en Afganistán, pero la ejecución del retiro y la falta de coordinación con los aliados europeos ha sido de una incompetencia sorprendente. Y claro, la inteligencia de EE.UU. fue un fracaso rotundo al sostener que la captura de Kabul demoraría meses cuando tomó apenas horas.

La retirada de Afganistán, ¿termina de coronar lo que algunos denominan el fracaso de la política de Bush para rediseñar el mapa político del Extremo Oriente?
La política impulsada por Bush ha terminado en fracaso tanto en Irak como en Afganistán. Y el costo en vidas humanas ha sido enorme, y no hemos visto el fin del terrorismo islamista.

Algunos analistas han hecho un paralelo con el magro resultado que tuvo la intervención de EE.UU. en Vietnam, de donde también debieron salir abruptamente. ¿Ve similitudes?
Hay similitudes comunicacionales. Las imágenes del aeropuerto de Kabul con aviones militares estadounidenses despegando con personas aferradas al fuselaje, y la salida de helicópteros y barcos de Saigón son igualmente impresionantes. Pero en Afganistán el propósito fue impedir un santuario de Al Qaeda, y capturar a Bin Laden. Afganistán, a diferencia de Vietnam, nunca estuvo en el radar prioritario de EEUU hasta después del 11-S de 2001.

¿Qué consecuencias tendrá esta crisis en el plano internacional y la política interna de EE.UU.?
Es una tremenda crisis de política exterior de la administración Biden; un mal manejo militar y diplomático. La oposición republicana ya le saltó al cuello. Los aliados de EEUU lo pensarán dos veces antes de embarcarse en una operación bélica liderada por Washington.

¿Es posible que la comunidad internacional rearme algún plan de intervención en Afganistán en el corto plazo?
El Consejo de Seguridad ONU ha hecho un llamado a la negociación de un gobierno de unidad. No sé si sea posible. Mas allá del envío de más tropas norteamericanas para la evacuación, no veo una nueva operación militar. A estas alturas, una iniciativa de rescate humanitario internacional sería lo más deseable.

Publicaciones relacionadas

Martín Benavente

Noviembre 26, 2022

Qatar no logra “lavar” su imagen con el Mundial de Fútbol

Los seleccionados alemanes tapándose la boca como señal de protesta por no poder usar el brazalete One Love en el Mundial.

El término “sportswashing” no es nuevo en el deporte, pero este año volvió al debate por el polémico LIV Golf financiado por Arabia Saudita y sobre todo por la Copa del Mundo que arrancó el domingo pasado. Los intentos de censura de la FIFA contra algunas selecciones europeas que pretendían reclamar contra la discriminación del […]

Eduardo Olivares

Noviembre 24, 2022

[Confidencial] Quiénes son los tres finalistas para la dirección de ProChile

Candidatos a director de ProChile: Pablo Urria, Rafael Sabat, Ignacio Fernández.

El Presidente Boric debe elegir entre tres candidatos que ya conocen la institución: Pablo Urria, Rafael Sabat e Ignacio Fernández. El cargo depende jerárquicamente de la Subrei.

Marcelo Soto

Noviembre 22, 2022

Pablo Milanés desconocido: Detenido por “indeseable” por el régimen castrista y un encuentro con Roberto Ampuero en Cuba

La muerte del artista cubano ha conmovido a millones de seguidores. Fue un joven rebelde, que apoyó la revolución, pero el propio castrismo lo encerró en campos de concentración junto a otros artistas, intelectuales, religiosos y homosexuales considerados “indeseables”. Aquí, algunos episodios poco conocidos de su vida.

Paulina Astroza, experta en relaciones internacionales:  “A la Canciller no le es cómodo tener un subsecretario como Ahumada”

La doctora en Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, y profesora de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales en la U. de Concepción, Paulina Astroza, dice que la Canciller debe empoderarse.

Eduardo Olivares C.

Noviembre 21, 2022

“Ganancias marginales” del TPP11: la metodología que usó José Miguel Ahumada para justificar su controvertida frase

Subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales (Subrei), José Miguel Ahumada. Créditos: Agencia Uno

El jefe de la Subrei ha planteado que el CPTPP no genera beneficios relevantes para Chile. Ex-Ante averiguó que Ahumada se basa en una metodología originada en la Cepal en 1991 y aplicada en Argentina en 2019. La Subrei aporta otros antecedentes en este debate.