Agosto 24, 2023

El fracaso de la Memoria Literal. Por Ricardo Brodsky

Ex director Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.
Registro del hemiciclo de la Cámara Baja durante la lectura de la resolución del de agosto de 1973. Imagen: Agencia Uno.

La memoria que diputados y diputadas, de derecha e izquierda, han abrazado con entusiasmo irresponsable, es lo que se llama una memoria literal, incapaz de reflexionar más allá de sus propios sufrimientos o de superar los odios y rencores del pasado. Una memoria vociferante que busca justificarse por sí misma y que puede convertirse en instrumento de los peores designios, de la venganza y del resentimiento. Lo más extraño, es que la mayoría de los “habitantes” de la Cámara no habían nacido o eran niños hace 50 años.


En los mismos momentos en que millares de chilenos y chilenas se debaten en la angustia y frustración por la pérdida de sus hogares, sus empleos y sus cultivos producto de los temporales que azotan al país, la cámara de diputadas y diputados decide leer un acuerdo del 22 de agosto de 1973 y consume sus energías en un debate violento y apasionado, con acusaciones e insultos, en torno a un documento suscrito hace medio siglo por una mayoría parlamentaria, muchos de cuyos integrantes no volverían a firmarla.

La escena, lleva a preguntarse por la utilidad de la memoria.

En el parlamento chileno, al menos en la cámara baja, predomina una memoria que no es capaz de superar el trauma y las divisiones del pasado, una memoria destinada a revivir las querellas y los odios que condujeron a la tragedia, una memoria partisana prisionera de sí misma, donde el pasado coloniza al presente. Como nos lo recuerda el autor David Rieff, la rememoración puede enardecer los odios que encuentran su origen en un pasado lejano: fue el caso de la ex Yugoslavia, donde el recuerdo de la derrota serbia en Kosovo Polje ocurrida en 1389 siguió alimentado el deseo de revancha de los serbios durante más de seis siglos.

La memoria que diputados y diputadas, de derecha e izquierda, han abrazado con entusiasmo irresponsable, es lo que se llama una memoria literal, incapaz de reflexionar más allá de sus propios sufrimientos o de superar los odios y rencores del pasado. Una memoria vociferante que busca justificarse por sí misma y que puede convertirse en instrumento de los peores designios, de la venganza y del resentimiento. Lo más extraño, es que la mayoría de los “habitantes” de la Cámara no habían nacido o eran niños hace 50 años. Es en muchos casos una memoria impostada, que no responde a experiencias vitales.

La memoria del pasado no es positiva ni negativa en sí misma. Pero existe otra posibilidad para la memoria, y es la que deberíamos cultivar. Sabemos que el olvido no es opción, recordar no es el remedio para la paz pero si es una condición necesaria -aunque ciertamente no suficiente- para construir el presente y el futuro. La memoria sólo nos sirve en la medida que nos educa a nosotros mismos, en que somos capaces de considerar los hechos de manera ejemplar, esto es, que nos sirvan para no repetir los mismo errores ni los mismos horrores, y, sobre todo, para juzgarnos a nosotros mismos con la misma vara que juzgamos a los demás. Para emprender un camino de superación.

Se debe comprender las emociones de quienes han perdido a sus seres queridos y han bregado incansablemente por encontrar sus cuerpos y que se las haga justicia. Hay un deber del Estado, no de memoria, sino de verdad y de justicia. Las lamentables escenas que protagonizó la cámara de diputadas y diputados, a días de la conmemoración del golpe de estado de 1973, muestran un gran retroceso de Chile; una incapacidad de mirar el pasado como ejemplo para el aprendizaje, una porfía para quedarnos aferrados a dilemas que sólo encuentran sentido en contextos muy diferentes.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Profesor Universidad de Chile, PUC y ex presidente de Codelco

Abril 24, 2024

Gracias Nico Grau. Por Marcos Lima

Presidente Gabriel Boric junto a las ministra Aurora Willians y Leopoldo Reyes de Cesco.

Aunque no ha habido una explicación oficial (por la ausencia de Codelco en la Cena de CESCO), podemos imaginar que ello se debe a la molestia de la compañía provocada por un informe de CESCO de agosto del año pasado en que se menciona: “los niveles de deuda pueden llegar a niveles tan altos, que […]

Abogado

Abril 24, 2024

La Reforma al Código de Aguas más rápida de la historia de Chile. Por Santiago Acevedo Ferrer

Por el bien de los usuarios de las aguas y de los millones de chilenos que beben, se alimentan y energizan con ellas, hacemos un llamado al Senado para que rechace este proyecto veloz, escueto y ambiguo, que despoja a la mayoría de los actores del agua de la facultad legal de distribuirla en contextos […]

Coordinador Académico Escuela de Gobierno, Instituto UNAB de Políticas Públicas

Abril 24, 2024

Ley de 40 horas: Cuando el Estado llega tarde. Por Ricardo Bahamondes

Crédito: Agencia Uno.

Transcurrido casi un año de esa norma, la Dirección de Trabajo ha emitido dictámenes en los cuales se ha pronunciado respecto a cómo interpretar el cómputo de reducción de horas, el alcance del nuevo artículo 22 (excepciones a la jornada ordinaria) y en general, en cómo aplicar e interpretar la ley. Este impulso, a pocos […]

Director de Criteria

Abril 21, 2024

Encuesta Bicentenario UC: lecciones para la derecha. Por Cristián Valdivieso

Imagen: Agencia Uno.

Los chilenos no están anhelando la llegada de la actual oposición al gobierno. Lo que los chilenos buscan es más autoridad, firmeza e incluso autoritarismo ante lo que se vive como una crisis de inseguridad pública y de descrédito de la política. Una suerte de Bukele criollo si se quiere, el que, dicho sea de […]

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Abril 21, 2024

Maduro: socio controlador de nuestra política exterior. Por Jorge Ramírez

Hace algunos días Nicolás Maduro se dio otro “gustito”: enlodar el honor del recientemente fallecido ex Presidente Sebastián Piñera, acusándolo de que él fue quien trajo delincuentes venezolanos a Chile, tras “conocerlos, contratarlos y apoyarlos en Cúcuta para supuestamente invadir Venezuela”. Una afrenta diplomática, desde todo punto de vista, a la que el Presidente Boric […]