Octubre 19, 2023

Diputada Ana María Gazmuri y conflicto de interés: “Soy usuaria diaria de cannabis, pero no es un negocio para mí”

Marcelo Soto
Agencia Uno.

La diputada Ana María Gazmuri (Acción Humanista), quien tuvo una destacada carrera como actriz, lleva décadas defendiendo el uso medicinal y el autocultivo de cannabis. Ella preside la Comisión de Salud de la Cámara, pero existen antecedentes de posible conflicto de interés. Ella lo niega en esta entrevista.


-En el sitio de Fundación Daya, dedicada al cannabis terapéutico, aparece una foto tuya como fundadora. Eso ha suscitado dudas entre parlamentarios, que acusan conflicto de interés.

– Yo fundé la fundación, pero no tengo ningún vínculo desde que decidí ser candidata a diputada. Obviamente siempre voy a ser la fundadora con mucho orgullo. Pero ya no tengo ningún cargo en la Fundación desde el momento que decidí ser candidata. Se ha levantado una sospecha a raíz de que aparentemente yo no había declarado cuáles fueron mis actividades antes de ser diputada.

-En la declaración de intereses y patrimonio aparecía como “reservada”. ¿Por qué?

-Eso es falso. Fue un problema con un botón que tiene que ver con la visibilización. La declaración está intacta. Trabajé los primeros seis meses sin sueldo, porque yo era directora ejecutiva ad honorem de la Fundación Daya.

La norma dice que “Existe conflicto de intereses en el ejercicio de la función pública cuando concurren a la vez el interés general propio del ejercicio de las funciones con un interés particular, sea o no de carácter económico”.

-El documento que me acaba de firmar Miguel Landeros, secretario general de la Cámara, despeja todas las dudas… Mi propósito no es un negocio, sino democratizar el acceso a la cannabis con fines medicinales.

¿La usas también con objetivos recreativos?

-A esta altura de mi vida, acercándome a los 60 años, mis usos son terapéuticos. En algún momento de mi vida puede haber sido recreativa. Pero la verdad es que desde hace tiempo la uso para fines terapéuticos. Soy usuaria diaria de cannabis, pero no es ningún negocio para mi. Tomo mi aceite de cannabis todas las noches porque gracias a eso combato mi insomnio. No solo para mí. Mi padrastro, que hoy día está en un Parkinson muy avanzado, también lo usa. Yo ejerzo mi derecho a cultivar cannabis.

-¿En un artículo en Ex-Ante decías que te habían llegado ofertas muy grandes del extranjero? ¿Como cuáles?

-Por ejemplo, ser embajadora de una compañía internacional de cannabis.

-¿Cuál?

-Prefiero no decirlo. Lo que me importa es ser la voz de los casi 4 millones de usuarios de cannabis en este país con fines medicinales. Ha sido un camino difícil, largo. Imagínate haber podido tocar tantas vidas, incluso haber acompañado a morir personas, con esta alternativa terapéutica que ha traído tanto bienestar, tanto alivio.

La Fundación Daya la fundaste en 2013, sin fines de lucro, pero en 2016 ingresó la empresa australiana Auscann Group Holding Limited para formar en partes iguales la sociedad Dayacann Spa. El capital fue de US$1.760.000. ¿Por qué tomaron esa decisión?

-La Fundación no tiene recursos propios, no tiene capital, más allá de lo que pusimos, no tiene espalda. No quedó otro recurso que buscar socio. Lo cierto es que los australianos se fueron después de un rato, porque esto no es algo que de utilidad. Y finalmente entraron como socios un grupo chileno que se llama Grow por Chile.

-Pero es un gran negocio también, que tiene mucho potencial de crecimiento.

-Una apuesta futura. Porque hoy día no es negocio. Para mí lo fundamental es luchar contra la permanente criminalización y persecución de los pacientes. El reciente fallo de la Corte Suprema, que revocó sentencia y acogió el recurso de amparo de Elías Ortega, usuario medicinal de cannabis, es una muestra de cómo la recién promulgada ley 21.575 (conocida como ley antinarco), ha protegido el derecho al auto cultivo con fines medicinales.

-Dices que no has recibido un peso, pero es un mercado multimillonario. 30 mil millones de dólares en el mundo y US$ 24 millones en Chile. 

-Para mi no es ningún negocio. Busco que los precios sean lo más bajos posible. La Liga Chilena de la Epilepsia promociona un producto de cannabis, que vale $ 540.000 mensuales. Hay familias en Chile que hacen bingos para comprar ese fármaco, porque no saben que existe la alternativa de formulación magistral que vale $60 mil en cinco cadenas de farmacias.

-¿Cómo observas el lado violento del trafico ilegal de marihuana? ¿La adicción que produce?

-Es terrible. Pero mientras el Estado no decida quitarle el negocio al narco vamos a seguir teniendo esa situación. Hay que arrebatarle el mercado a los delincuentes.

-Juan Irarrázaval, del Partido Republicano, denunció presuntas irregularidades en los convenios de Daya con 11 municipios.

-Me parece muy bien que los diputados expresen su rol fiscalizador. Lo que no me parece bien es que mientan irresponsablemente. Irarrázaval miente. Estamos estudiando querellarnos con el diputado.

-También dice que hubo mal uso de recursos. “Se compraron chocolates, viajes y el internet de la diputada Gazmuri”, sostuvo el legislador.

-Cuando el diputado dice chocolate es carne molida. Parece desconocer que en la fundación llegaron a trabajar hasta 80 personas a las cuales se les cocinaba. Está todo rendido. Pongamos un mínimo de rigor. Lo que se esconde detrás es una postura ideológica de prejuicio y estigmatización hacia el cannabis.

-¿El hecho que la hayas fundado no genera un tipo de conflicto de interés como parlamentaria?

-¿Por haber fundado hace diez años la Fundación?

-Además diriges la Comisión de Salud y promueves el uso de cannabis con fines recreativos también.

-No he presentado ningún proyecto. Lo que yo hice no solo siendo diputada, sino toda la vida, es participar en estos temas. Lo hice cuando se empezó a tramitar la  Ley Antinarco y también en otros intentos legislativos. La ley anti narco, como estaba, podría servir para perseguir pacientes. Participé, por supuesto, en comisiones.

-En marzo dijiste: “Tenemos un proyecto con gran apoyo para legalizar el cultivo recreativo, necesitamos avanzar en esa línea y será el inicio del combate contra el narcotráfico”. ¿Eso no vulnera el reglamento del Congreso?

-La iniciativa para proteger el cultivo personal  recreativo se perdió en el Senado. Esta iniciativa tenía por objetivo proteger el autocultivo para uso personal adulto y no la regulación de un mercado. El autocultivo para uso personal adulto y para fines medicinales es una realidad en Chile y Latinoamérica y respetar esa vía de acceso es un imperativo.

Por supuesto que yo integré la comisión mixta, porque es un tema de mucha importancia. Aquí estamos hablando de la situación de pacientes que eran detenidos. Entonces, ¿cuál podría ser el conflicto de interés? No lo comprendo. ¿El conflicto de interés es que no metan presos a los pacientes?

-Pero sigues teniendo lazos con la Fundación Daya, donde están tu marido y dos hermanos tuyos.

-No tengo conflicto de interés. Nadie de mi familia recibe remuneración alguna en la fundación.

-¿Tienen otros trabajos que les permitan sustentarse?

-Mis hermanos tienen sus propios trabajos y sustentos, no participan activamente en la operación de la fundación, salvo las reuniones de directorio para conocer los avances y aportar sus visiones. Los directores han sido siempre ad honorem como en toda fundación. Mi marido no percibe honorarios por dirigir la organización.  Renuncié a mi rol de directora ejecutiva ad honorem de Fundación Daya, cuando decidí ser candidata.

-¿Qué respondes a las críticas de parlamentarios como Andrés Celis (RN) y Daniel Lilayu (UDI) sobre posibles conflictos de interés? Este último dijo: “La diputada va a tener que aclarar sus votaciones en diversos proyectos de ley donde se ha analizado, por ejemplo, el tema de drogas”.

-Encantada les aclaro las dudas a los diputados Celis y Lilayu, con quienes comparto en la Comisión de Salud, y nada me han preguntado. El diputado Celis señala que deberé aclarar mi votación en diversos proyectos, pero la verdad es que el único proyecto votado en relación al tema drogas  fue la ley 21.575, que busca mejorar la persecución del narcotráfico  y el crimen organizado. En ese proyecto, que comenzó su tramitación el año 2020, se incluyó  indicación que modifica el artículo 8° de la ley 20.000, que aclara y explicita mejor el derecho a autocultivo personal cannabis con fines medicinales.

Para seguir leyendo entrevistas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Julio 11, 2024

Stéphanie Alenda: “La consolidación del partido de Le Pen recuerda el crecimiento relámpago de Republicanos en Chile”

La socióloga Stéphanie Alenda nació en Niza, donde estuvo por estos días analizando las elecciones francesas. Académica de la UNAB, y experta en el estudio de las derechas, en esta entrevista hace paralelos de los comicios galos con la realidad chilena. “El izquierdista Mélenchon es un personaje disruptivo, cuyo símil en Chile podría ser Daniel […]

Marcelo Soto

Julio 10, 2024

Alfredo Riquelme, historiador: “En los comunistas y en algunos frente amplistas hay vestigios del imaginario del estallido”

El historiador Alfredo Riquelme, profesor en la UC, se ha especializado, entre otros temas, en la historia de la izquierda chilena. Autor de libros como Rojo Atardecer. El comunismo chileno entre dictadura y democracia, comenta la tensión entre el PC y el gobierno. “Las discrepancias al interior del comunismo chileno no son un fenómeno nuevo. La […]

Manuel Izquierdo P.

Julio 10, 2024

Kenneth Bunker: “Siempre el voto obligatorio va a ser un voto en contra del Gobierno de turno”

Imagen: Ex-Ante

El cientista político y académico de la Facultad de Economía y Gobierno de la Universidad San Sebastián, dice que el veto aditivo anunciado por La Moneda -que mantiene la distinción entre electores y ciudadanos- “profundiza el problema, porque lo hace oficial”. Bunker agrega que “si el Gobierno no veta para resolver la cuestión de fondo […]

Jaime Troncoso R.

Julio 9, 2024

David Bravo y el informe de la comisión técnica de pensiones: “Es un tremendo avance”

Créditos: Alumni UC

El economista y actual director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales UC, David Bravo, destaca el trabajo realizado por la comisión de expertos convocada por la comisión de Economía del Senado, un contraste muy notorio con la tramitación en la Cámara de Diputados. Bravo afirma que muchas de las propuestas ayudarían a una reforma […]

Marcelo Soto

Julio 9, 2024

Ernesto Ottone: “El PC está convertido en una fuerza de izquierda muy radicalizada, ligada a regímenes autoritarios”

El sociólogo y escritor Ernesto Ottone, ex asesor del segundo piso de Lagos, analiza los resultados de las elecciones en Reino Unido y Francia desde la perspectiva de las pistas que entregan para la política chilena. “Son varios elementos que dan luz sobre lo que pasa en Chile. El principal es que tanto la izquierda […]