Junio 18, 2021

Opinión: La política de lo imposible: el programa de Jadue y el ofertón. Por Kenneth Bunker

Ex-Ante
Crédito: Agencia Uno.

El programa de Jadue, es, por calificarlo suavemente, una irresponsabilidad política de proporciones mayores. Ofrecer beneficios sin dar a conocer sus costos es una receta para el fracaso. Un hecho probado, una y otra vez, en la historia de casi toda América Latina. Lo más preocupante, sin embargo, es que Jadue no está solo.

Un candidato generoso. A solo un mes de las elecciones primarias, el candidato presidencial del Partido Comunista, Daniel Jadue, presentó su programa de gobierno y dejó en claro que está dispuesto a hacer lo que sea necesario para satisfacer las inquietudes de los chilenos, incluso si significa ignorar los costos.

  • Entre otras cosas, ofreció aumentar los impuestos, regular los medios de comunicación, cerrar las AFP, nacionalizar las pensiones, limitar las utilidades, aumentar los sueldos, expropiar tierras, intervenir las Isapres y revocar la autonomía del Banco Central. Y, en el espíritu de su generosidad, hacerlo aun si implica violar sentencias judiciales, tratados internacionales o, potencialmente, la Constitución que aun ni se escribe.
  • Por más emocionante que parezca el programa de Jadue, es, por calificarlo suavemente, una irresponsabilidad política de proporciones mayores. Ofrecer beneficios sin dar a conocer sus costos es una receta para el fracaso. Un hecho probado, una y otra vez, en la historia de casi toda América Latina. Lo más preocupante, sin embargo, es que Jadue no está solo. Es sencillamente quien lidera la competencia de quién ofrece más.

La irresponsabilidad generalizada. Jadue es parte de una ola política en que la oferta política desregulada parecer ser la única manera de capitalizar sobre la vulnerabilidad social y económica del momento. Lo que diferencia a Jadue del resto de quienes están en la competencia, es que es el único que, de cierta manera, ha conseguido algún tipo de éxito. Hoy lidera la carrera presidencial según las encuestas de opinión pública.

  • Basta ver la campaña de Joaquín Lavín para entender la magnitud de lo que se está dispuesto a hacer con el solo fin de capturar la atención de los votantes. El exalcalde, dos veces candidato presidencial de la Alianza, y otrora parte del núcleo más ortodoxo del partido más conservador del país, se tuvo que declarar “socialdemócrata” para mantener su vigencia en la carrera presidencial.
  • Lo de Jadue se puede leer como una expresión más de una ola de irresponsabilidad política generalizada que se extiende ampliamente más allá de la carrera presidencial. Es otra manifestación del mismo fenómeno legislativo que permitió los tres nefastos retiros de los fondos de pensiones y la declaración improvisada de un feriado innecesario que le terminará costando al país alrededor de 150 millones de dólares y 1 punto del Imacec en un día.

Las consecuencias de la irresponsabilidad. El programa de Jadue es el fruto de un análisis costo-beneficio sin considerar el costo. Es irresponsable hasta el punto de que ningún candidato presidencial relevante, ni Gladys Marín, también del PC, en 1999, había propuesto algo tan osado. Lo usual, en cambio, es que cuando los candidatos presenten sus programas lo hagan, responsablemente, informando no solo los beneficios, sino que también los costos.

  • El mismo Jadue define la costumbre de ver cuántos recursos se tiene antes de decidir dónde invertirlos como “la política de lo posible”. A su vez, admite que él avanzará en el sentido contrario. Es decir, primero decidirá dónde invertir los recursos y después verá cuántos recursos tiene. En ese marco, entonces, por la propia definición del candidato, lo suyo constituye “la política de lo imposible”.
  • El programa de Jadue, por su propio pecado de origen, podría ser un desastre épico. Incluso si la misma intención de Jadue es genuinamente conseguir más Estado y más dignidad para las personas, y no instalar a su partido en el centro del poder, seguirían las dudas. Pues, no existe ninguna experiencia exitosa que ha comenzado con un análisis costo-beneficio que solo considera los beneficios.

La política de lo imposible. Lo de Jadue es preocupante, así como también lo que pasa en la centroizquierda, que ha sido incapaz de levantar una propuesta rival atractiva, y en la derecha, que hasta ahora solo ha dado manotazos de ahogado. Pero quizás lo más preocupante es que pasa a nivel generalizado, y no solo en sectores políticos tradicionales. “La política de lo imposible” parece estar pasando de ser la excepción a ser la norma.

  • Cada vez hay más candidatos presidenciales y partidos políticos dispuestos a ofrecer beneficios sin considerar sus costos. Esta misma semana se inscribió el partido de Cristián Contreras (un personaje de la televisión, también conocido como el doctor File), Franco Parisi (figura de la televisión, y excandidato presidencial) y Gino Lorenzini (líder de Felices y Forrados). Ellos saben que su éxito depende de ofrecer más de lo que ya hay sobre la mesa.
  • Los costos de “la política de lo imposible” serán altos. Hoy, puede ser atractivo ofrecer soluciones a la gente sin importar sus costos. Mañana, si no se pueden entregar esos resultados, la frustración social y la tensión política volverá con más fuerza que nunca. Y todo apunta a que es perfectamente posible. Pues, hasta ahora, los candidatos que más éxito han obtenido son los que más han ofrecido.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Mayo 18, 2024

Cuenta Pública: Epifanía de un gobierno que se acaba. Por Kenneth Bunker

Crédito: Agencia Uno.

La revelación del discurso del primero de Junio será aceptar que el gobierno se acabó. Será tirar todas las promesas sobre la mesa, sabiendo que ninguna es viable. Será distraer la opinión pública en debates aparentemente legítimos pero fútiles solo para unir la coalición de gobierno tras un objetivo: terminar el cuatrienio de Boric con […]

Director ejecutivo Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello

Mayo 18, 2024

Ley corta de Isapres: El acuerdo que pudo y debió ser. Por Héctor Sánchez Rodríguez

La ministra de Salud Ximena Aguilera. Crédito: Agencia Uno.

Este acuerdo (Ley corta de Isapres) presenta condiciones que propician la estatización del sistema de salud chileno, relegando al sector privado a un papel secundario en el aseguramiento y, posiblemente, en la prestación de servicios en un sector con un dinamismo mucho menor que el actual.

Ex-Ante

Mayo 17, 2024

El Presidente Boric en la encrucijada. Por Pepe Auth

Imagen: Agencia Uno.

Todos los presidentes viven la tensión de gobernar para los suyos o para la mayoría del país. Pero en este caso es un verdadero foso el que separa a la coalición primigenia de gobierno respecto del pueblo chileno. Esperemos que en la cuenta pública del próximo sábado -en la práctica la última de Boric- el […]

Alexandra Chechilnitzky

Mayo 17, 2024

Rodrigo Echecopar (FA), el influyente hombre de las mil páginas de la Cuenta Pública de Boric

El Jefe de la División de Coordinación Interministerial de la Segpres Rodrigo Echecopar es el encargado de monitorear el programa de gobierno y los compromisos presidenciales. Ex presidente de Revolución Democrática, Echecopar está hoy elaborando un anexo de mil páginas, que se relacionan contenido base de la Cuenta Pública que realizará Boric el 1 de […]

Ex-Ante

Mayo 17, 2024

Panel Ciudadano-UDD: Cuáles son las preferencias del votante inmigrante en Chile (Lea la encuesta completa)

Una encuesta de Panel Ciudadano-UDD confirma la holgada ventaja de Matthei sobre Kast. El estudio de todas formas, arroja que los inmigrantes respaldan con mayor fuerza la opción del candidato republicano. Para el gerente general del estudio, Juan Pablo Lavín, “el voto inmigrante será uno de los protagonistas de la próxima elección presidencial”. El analista […]