Mayo 18, 2023

Impuestos e inflación: una modificación necesaria. Por Víctor Fenner

Socio adjunto de Impuestos de EY

Al caer a menudo en la ensoñación de la filosofía tributaria, a ratos desatendemos aquellos pequeños cambios, acaso demasiado técnicos, que sin embargo podrían facilitarle enormemente la vida al contribuyente.


En el marco del rechazo al proyecto de reforma tributaria del gobierno, el Ministerio de Hacienda ha querido ir con cautela en la confección de un segundo proyecto que sí pueda generar los consensos necesarios para su aprobación (y después del resultado de la elección del 7 de mayo, dicha cautela no podría sino acrecentarse).

Para ello, se dio lugar a un proceso de “Diálogos Sociales” orientado a escuchar a distintos actores de la sociedad civil -principalmente gremiales- y tratar de identificar eventuales puntos de acuerdo. La discusión, protagonizada fundamentalmente por expertos, se ha movido en las altas esferas: cómo vincular la tributación a la eficiencia del gasto público; cuáles deberían ser los principios orientadores del sistema; qué hacer para cerrar las brechas de elusión y evasión, etc.

Un punto fundamental dentro de todo ello, que suele citarse mucho pero dejarse de lado en la práctica, es la simplicidad del sistema tributario (donde Chile es de los países de la OCDE que más horas dedica al compliance tributario, cabe anotar). Y la verdad, al caer a menudo en la ensoñación de la filosofía tributaria, a ratos desatendemos aquellos pequeños cambios, acaso demasiado técnicos, que sin embargo podrían facilitarle enormemente la vida al contribuyente.

Uno de tales cambios tiene que ver con la inflación y los impuestos.

Y es que con arreglo a las normas actualmente vigentes (que datan desde la creación de la ley de impuesto a la renta, en 1974), las empresas que declaran impuestos según contabilidad completa deben corregir monetariamente sus activos, pasivos y patrimonio conforme a un extenso catálogo de reglas (vinculadas en esencia a la variación del IPC). El objetivo de dichas reglas, en principio atendible, es actualizar el valor de dichos activos, pasivos y patrimonio según el efecto de la inflación, de manera de obtener a cada 31 de diciembre una fotografía más real de la situación del contribuyente. El efecto práctico de ello es que el contribuyente debe reconocer como utilidad o como pérdida, respectivamente, los aumentos o disminuciones de valor de activos, pasivos y patrimonio. 

Corregir monetariamente activos y pasivos puede ser una tarea no menor, especialmente si la empresa verifica alta rotación de los mismos durante el año. Los equipos de cumplimiento, por ende, deben dedicar varias horas a dicha tarea. Un primer problema es que, en general, la corrección monetaria de activos y pasivos (que suele ser un agregado a la renta líquida, en la medida que haya inflación) suele compensarse con la corrección monetaria del patrimonio (que suele ser una deducción). De manera que el ejercicio, a lo menos en parte, resulta inocuo.

Otro problema, más acuciante aún, es que desde ya hace algunos años Chile ha adoptado las normas internacionales de información financiera (NIIF, o IFRS según sus siglas en inglés) como norma estándar de reporte financiero. Y bajo dichas normas, no se aplica corrección monetaria en general, sino que más bien activos y pasivos se ajustan según su “valor justo” (que puede o no tener que ver con la inflación). Por ende, la corrección monetaria pasa a ser un ejercicio únicamente tributario, que distorsiona el resultado financiero obtenido bajo normas NIIF/IFRS.

Ante ello, un modificación muy simple, y de alto impacto en el costo de cumplimiento del contribuyente, sería derechamente eliminar las normas de corrección monetaria, e introducir el factor inflación únicamente con ocasión de la enajenación o disposición de un activo (es decir, en base realizada), en la medida que aquél no esté previamente reconocido a su valor justo según norma contable. 

Con tal simple ejercicio, evitamos que las empresas reconozcan utilidades o pérdidas “fantasma”, ahorramos incontables horas de cálculos innecesarios a nuestros equipos de cumplimiento (muchas de las cuales ya son inoficiosas al día de hoy, por compensarse la corrección monetaria de activos y pasivos con aquella del patrimonio), y alineamos de mejor manera el resultado financiero y tributario de los contribuyentes, evitando distorsiones injustificadas (o que son a lo sumo meramente diferencias temporales).

Simple y efectivo. 

Lea más columnas After Office aquí.

Publicaciones relacionadas

Coordinadora Mef Educa - Mujeres en Finanzas

Mayo 24, 2024

Cobre: ¿Suficiente soporte para la economía chilena? Por Carolina Godoy

Chile enfrenta desafíos significativos en términos de su política fiscal. A pesar de un aumento en los ingresos por cobre, el crecimiento de la deuda de los últimos años y reservas internacionales por debajo del nivel recomendado por el FMI, limitan la capacidad del país para manejar shocks internos y externos.

Jaime Troncoso R.

Mayo 23, 2024

Las razones de la decisión del Banco Central de bajar la tasa solo en 50 puntos bases

El Consejo del Banco Central de Chile (de izquierda a derecha) Luis Felipe Céspedes; Stephany Griffith-Jones (Vicepresidenta); Rosanna Costa (Presidenta); Alberto Naudon y Claudio Soto.

Durante su última Reunión de Política Monetaria (RPM), el Banco Central decidió reducir la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 50 puntos base, dejándola en 6%. Esta medida refleja una estrategia de moderación en las bajas, influenciada por diversas razones internas como externas.

Conduce Catalina Edwards

Mayo 23, 2024

Arturo Frei y desempeño económico de Chile: “Lo que nos preocupa es que la inversión no se ha recuperado”

En una nueva edición de After Office Investing, Catalina Edwards conversa con el gerente general de Renta4 Chile, Arturo Frei y analizaron el desempeño del mercado bursátil chileno y el récord de su principal indicador, el IPSA. Además, Frei abordó el impacto de la liquidez en el mercado, las valoraciones atractivas de la bolsa local, […]

Economista y académico de la Escuela de Negocios de la UAI

Mayo 23, 2024

Es el mercado de capitales, estúpido (y te lo dije). Por Pablo Correa

¿Quién va a financiar la inversión para enfrentar las necesidades hídricas dado el cambio climático? ¿de dónde vendrán los balances para que existan Fintech que le compitan a la banca? ¿De dónde vendrá el capital de riesgo para la industria de la biotecnología agroalimenticia?

Conduce Catalina Edwards

Mayo 22, 2024

After Office [E94] – Natalia González: Desafíos y perspectivas desde la alta dirección

En una nueva edición de After Office, la periodista Catalina Edwards conversa con la abogada y directora en Carozzi, Natalia González, sobre su rol en la alta dirección, la importancia de la experiencia regulatoria, y la presencia femenina en el mundo empresarial.