Febrero 7, 2024

“Íbamos tan bien…”. Por Felipe Jaque

Economista Jefe, Grupo Security
Canva.

No se trata de hacer política monetaria y reaccionar excesivamente a los datos en la punta, lo que puede ser una mala práctica, pero cuando se acumulan muchas señales, no queda más camino que ajustar el escenario base. ¿Cuál es el riesgo de error?


Uno de los entrenamientos más agotadores para una maratón son los llamados “largos”, que se hacen unas 3 o 4 veces en el ciclo de 4 meses de preparación. Son 26 a 30 kilómetros, entre 2 horas y media y 3 horas trotando. Esta semana me tocó uno de estos y, sin casi de nada de azúcar al que echar mano, y cuando las zapatillas apenas se despegan del suelo por ahí por el kilómetro 26 de 28, tropecé y aterricé con escasa dignidad. Sin duda dolió. Lo importante era pararse y continuar el trote, lo que se consiguió.

Me imagino que algo similar le pasó a los que estaban entusiasmados con el incipiente repunte que venía mostrando la economía en el cuarto trimestre del año pasado. Finalmente, el PIB habría caído 0,2% en el año, pero lo más importante es que el retroceso de 1% en diciembre puso dudas respecto de la energía que podría tener la economía al inicio de este año y reafirma nuestra proyección de un muy tímido crecimiento de 1,5% para 2024, lo que está en la parte baja de las estimaciones del mercado.

Como no hay mal que por bien no venga, la sorpresa en actividad vino a acompañar una acumulación de sorpresas a la baja en inflación, en particular para la medida subyacente que excluye los precios más volátiles de la canasta que encuesta el INE. Esto finalmente desató los ánimos en el Consejo del Banco Central para que tomara una postura mucho más decidida en su última reunión de política monetaria y anunciara, a pocas semanas de haber publicado su informe trimestral, que irían por el camino más rápido contemplado en sus escenarios de recortes de tasas de interés.

No se trata de hacer política monetaria y reaccionar excesivamente a los datos en la punta, lo que puede ser una mala práctica, pero cuando se acumulan muchas señales, no queda más camino que ajustar el escenario base. ¿Cuál es el riesgo de error? Debiera ser muy bajo, a pesar de la volatilidad de la data que va entrando en actividad y precios, y a pesar también de un tipo de cambio depreciado que solo meses atrás enredó bastante al Banco Central, pero que esta vez se puso en segundo lugar. La decisión pasó más bien por el peso de la evidencia que la inflación va cediendo, más rápido de lo que esperaba el Consejo. Y cuando converger a la meta de 3% está a pocos metros, la tasa debe ir a paso firme hacia su nivel neutral. Ya veremos si una economía demasiado débil requerirá que incluso se pase por debajo de ese punto.

Y esto se dio a pesar de que la Reserva Federal en EE.UU. aguó en parte la fiesta mencionando que ellos no estaban preparados para comenzar a recortar la tasa de política monetaria todavía, algo que los analistas ya anticipaban que ocurriría tan pronto como en marzo. De todas formas, las noticias de menores presiones inflacionarias, más que de desaceleración de la economía que parece posponerse nuevamente, debieran abrir la puerta para el inicio de recortes de tasas en EE.UU. en junio.

Pero, aunque sea majadero decirlo, la política monetaria no lo es todo para que la economía ande bien en el mediano plazo, y mucho menos en el largo plazo. Sin duda que para una serie de sectores el enfrentar tasas de interés reales normalizadas, lo que debiera ocurrir en el primer semestre, alivia en gran medida su dinámica. Pero al final, todo depende de la generación de oportunidades para el largo plazo. Y ahí, reglas claras, avance decidido de reformas claves, aunque se implementen muy gradualmente, ayudarían con creces al sentimiento y perspectivas de inversión. Un reciente informe del Fondo Monetario Internacional para la región ataca también el punto de la seguridad como una brecha clave a cerrar al compararnos con países desarrollados.

Un dato que llama la atención es que, en las encuestas de condiciones crediticias, no solo la oferta se ve más cauta, sino que la demanda por nuevos créditos continúa muy deprimida en varias categorías de empresas. No hay negocios que gatillen la toma de riesgo y eso tiene factores tanto financieros como reales detrás. Los temas mencionados arriba son críticos.

Veremos pronto si se avanza o no en estas materias. Lo importante es que lo que hemos visto al cierre del 2023 sea solo un tropiezo (incluyendo una caída poco digna) y no impida retomar la marcha para un año que debiera ir de menos a más.

Para más contenido After Office, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Socio fundador de García Nadal & Cía.

Junio 12, 2024

El dilema de la Ley de Insolvencia. Por Esteban García Nadal

Imagen generada por IA

El mal uso de la ley no solo socava la recuperación de créditos por parte de los acreedores, sino que también deteriora la confianza en el sistema chileno.

Ex-Ante

Junio 11, 2024

Sebastián Edwards: Ministro Nicolás Grau muestra “timidez” y “poca ambición” en proyecto sobre permisos

En la imagen, de izquierda a derecha, José Luis Daza, Esteban Jadresic y Sebastián Edwards en el seminario de Moneda Patria Investments

El economista y profesor de UCLA, Sebastián Edwards, junto al presidente de Moneda Patria Investments, Pablo Etcheverría, expresaron duras críticas por lo que consideran una falta de ambición en la reforma de los permisos sectoriales. La llamada “permisología” es uno de los temas que más preocupa al sector privado.

Abogada de la Universidad Diego Portales. Diplomada en Compliance y Buenas Prácticas Corporativas de la PUC.

Junio 11, 2024

Brechas financieras: ¿Por qué a las mujeres nos prestan menos? Por María Soledad Alonso

Ahora que la preocupación por el crecimiento, la inversión y la productividad en nuestro país se ha convertido en una demanda constante desde los diversos sectores, recalcándose la importancia de contar con una economía que enfrente los retos en un contexto globalizado, sería bueno priorizar en la agenda pública políticas que apunten a destrabar los […]

Ex-Ante

Junio 10, 2024

Sura Investments: “Vimos una salida de US$ 600 millones de nuestros clientes tras el estallido social”

Gonzalo Falcone, CEO de Sura Investments.

Chile está dentro de los países favoritos para que sus clientes realicen inversiones en el mercado accionario y de bonos, principalmente bancarios, para la colombiana Sura Investments. La administradora de instrumentos de inversión relevó de todas formas que el total de capitales chilenos que salieron del país en el período 2019-2022 por la incertidumbre política […]

Economista especialista en minería

Junio 10, 2024

Cómo se explican las dispares cifras de inversión. Por María Cristina Betancour

Habiendo tantas oportunidades que aprovechar en Chile, en particular en relación con la transición energética, una pena que se pierdan años valiosos. Si bien puede haber algunas cifras optimistas, lo cierto es que, al hacer un zoom a los datos, se observa de lejos la década de los noventa, cuando Chile era conocido como el […]