Noviembre 22, 2022

Cuidar la democracia y progresismo. Por Álvaro García Mintz

Coordinador incidencia Nuevo Trato
Reunión de los partidos por nueva constitución. Crédito: Agencia Uno.

La presencia de expertos, ojalá, augure mejores resultados en cuanto al sistema electoral. Nunca es bueno dejar que los ratones diseñen las estructuras para cuidar los quesos, menos en la actual situación de dispersión, donde prácticamente todos los incumbentes representan fuerzas de nicho que las reglas debieran propender a extinguir o transformar.


El país y el mundo atraviesan tormentas sociales, ambientales y económicas, pero el barco esta sin sala de máquinas. El sistema político, local y global, no logra procesar la creciente complejidad. Es una crisis que anticipa una nueva era y una certeza que cruza todas las veredas políticas respetables: debemos cuidar la democracia de nuevas amenazas.

El progresismo lo entiende, pero no logra transformarlo en propuestas. No es desidia ni miopía, capaz sea perplejidad. Todos vemos las causas y consecuencias: la crisis de la representación, la fatiga de la intermediación, las trampas de la inteligencia de datos y de la industria de las noticias falsas. El auge de los populismos, autoritarismos, la emergencia de una nueva correlación de fuerzas globales que, tarde o temprano, supondrán una China hegemónica. ¿Cómo se cuida la democracia desde el progresismo?

Habría que partir por decir que cuidarla no es conservarla tal como está. Supone revindicar sus fundamentos, más que sus actuales instrumentos. Mantener el equilibrio entre la primacía de las mayorías y los controles que impidan que devengan en tiranías, exige recuperar y transformar los instrumentos de intermediación. Re-conocer las diversas formas en que hoy se ejerce la ciudadanía para procesar esa complejidad y, desde ahí, construir una oferta programática con efectividad electoral.

No se trata de renunciar a la representación, sino de imaginar nuevas instituciones y procesos para mediar la relación entre representantes y representados. Solo ello impedirá que rija la ley del más fuerte, en cualquiera de sus formas.

Como en otros momentos de la historia, Chile es fiel reflejo de los dilemas contemporáneos. En medio de la crisis de seguridades, nuestro sistema político cruje mientras intenta procesar múltiples paradojas: una ciudadanía que demanda soluciones políticas, pero descree de la política para obtenerlas, una política que busca conectar- ver y escuchar-  a la ciudadanía, pero en su intento, hace lo más simple: escucha al que grita más fuerte, ve solo al que se porta peor.

Y en ese reflejar más que procesar, todo es indignación impostada, proyección en el otro de lo peor de nosotros mismos. Uno usa al pueblo para esconder su impudicia, otros traspasan los límites de la decencia por un par de likes, algunos buscan aplausos y obtienen muecas de vergüenza ajena. Estamos frente a un abismo. No caer demandará que cada cual contribuya en lo que pueda.

¿Qué puede hacer el gobierno? Generar resultados sostenibles que mejoren la vida de las personas. Supondrá altas cuotas de pragmatismo: las condicione políticas y económicas lo exigen. El ejecutivo ha dado señales de entenderlo: reformas ponderadas, acuerdos amplios en materias urgentes, resguardo de los equilibrios fiscales. El presidente asume que su rol en la defensa de la democracia es demostrar que las instituciones viabilizan resultados. Lejos de la épica imaginada, más cerca de la denostada medida de lo posible.

¿Qué pueden hacer los partidos? Resolver de una vez el camino constitucional. La reciente experiencia demostró la centralidad de construir acuerdos amplios. Es evidente que el sistema político propuesto no generó acuerdos, también que se ignoró la urgente discusión sobre el sistema electoral. Necesitamos un sistema político más efectivo en procesar los cambios y demandas de la sociedad y un sistema electoral que combata la actual dispersión, fijando incentivos para la construcción de partidos y conglomerados fuertes.

Todo parece indicar que el nuevo proceso combinará una mejor conducción de los partidos y una mayor presencia de expertos. Quizás en lo primero hay más garantías de un sistema político razonable. La experiencia anterior padeció de mucha ideología y muy poca muñeca. La presencia de expertos, ojalá, augure mejores resultados en cuanto al sistema electoral. Nunca es bueno dejar que los ratones diseñen las estructuras para cuidar los quesos, menos en la actual situación de dispersión, donde prácticamente todos los incumbentes representan fuerzas de nicho que las reglas debieran propender a extinguir o transformar.

¿Qué podemos hacer los ciudadanos? Ejercer con dignidad y conciencia la soberanía popular. Nuestro rol no se agota en el ejercicio electoral, la democracia no es solo un sistema para elegir autoridades, es sobre todo una cultura de convivencia que todos estamos llamados a ejercer.

De cada uno depende que nuestros hijos y nietos entiendan la fraternidad como un derecho y un deber. Que ejerzan la libertad individual y de conciencia comprendiendo los límites que la resguardan, que defiendan la igualdad en dignidad y derechos desde la valoración de la diversidad como fundamento civilizatorio.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Mayo 17, 2024

El Presidente Boric en la encrucijada. Por Pepe Auth

Imagen: Agencia Uno.

Todos los presidentes viven la tensión de gobernar para los suyos o para la mayoría del país. Pero en este caso es un verdadero foso el que separa a la coalición primigenia de gobierno respecto del pueblo chileno. Esperemos que en la cuenta pública del próximo sábado -en la práctica la última de Boric- el […]

Ex-Ante

Mayo 17, 2024

La “metamorfosis” de Boric y el ocaso de la izquierda “woke”. Por Jorge Schaulsohn

Imagen: Agencia Uno.

Personalmente aplaudo el realismo político del presidente, que ha tenido que hacer muchas concesiones y hacer añicos su programa de gobierno, pero no creo que él haya experimentado una “metamorfosis” ideológica, ni menos que se haya cambiado de bando. Lo mueve un instinto de conservación.

Por Ana Josefa Silva, crítica de cine

Mayo 17, 2024

Ocho películas que llegan a Netflix en lo que queda de mayo. Por Ana Josefa Silva

Correspondiente a Nuevo Orden, ya en Netflix.

Entre clásicos ¡indispensables! y muy populares, re estrenos y estrenos, algunas ya están disponibles. Y ojo: en MAX (ex HBO Max) estrenan la segunda parte de Duna.

Por Juan Diego Santa Cruz, cronista gastronómico y fotógrafo

Mayo 17, 2024

Algo es algo: De liana en liana. Por Juan Diego Santa Cruz

En las redes abundan los platos de tallarines encachirulados como el pelo de la Zendaya que en realidad son el resultado de horas y horas de grabaciones con pastas tiesas y salsas llenas de colorantes. Pero me han contado que a los adictos a estas imágenes les importa un pepino la realidad porque salivar y […]

Ex-Ante

Mayo 17, 2024

Panel Ciudadano-UDD: Cuáles son las preferencias del votante inmigrante en Chile (Lea la encuesta completa)

Una encuesta de Panel Ciudadano-UDD confirma la holgada ventaja de Matthei sobre Kast. El estudio de todas formas, arroja que los inmigrantes respaldan con mayor fuerza la opción del candidato republicano. Para el gerente general del estudio, Juan Pablo Lavín, “el voto inmigrante será uno de los protagonistas de la próxima elección presidencial”. El analista […]