Zarko Luksic, de Amarillos: “Es insólito comparar a un comité de expertos con un grupo designado por una dictadura”

Marcelo Soto
Crédito: Agencia Uno.

El ex diputado Zarko Luksic, quien fuera largo tiempo militante del PDC, hoy integrante de Amarillos, dice que la propuesta que hicieron de un comité de expertos, “no es una tabla de la ley” y que pueden abrirse a una comisión mixta. “Esto es una suerte de baile de máscaras donde nadie quiere destapar efectivamente su rostro”, comenta sobre el diálogo constituyente.


-Ustedes propusieron una comisión elegida por el Congreso, pero al parecer no ha tenido mucha recepción. ¿Fue una apuesta con el tejo pasado?

-La última propuesta del oficialismo es una convención íntegramente elegida, con 99 constituyentes y 9 escaños reservados. Por lo tanto, no nos resulta nada extraño ni sorpresivo el que haya habido crítica. Nuestro planteamiento se enmarca dentro de lo que han sido procesos democráticos de mucha legitimidad en el mundo.

Pienso en repúblicas que eran parte de la órbita soviética, como Polonia y Croacia, que me ha tocado estudiar, donde es el Congreso Nacional el encargado de redactar la Constitución. En España le pidieron a siete personas, un número mucho más reducido, que elaboraran un proyecto que después fue votado, fue discutido y aprobado íntegramente.

En Latinoamérica tenemos algunos casos de asambleas, como en Bolivia, Brasil, Venezuela y Ecuador, pero no son modelos para Chile de estabilidad democrática.

De tal manera que nuestra propuesta se enmarca dentro de una historia y tradición jurídica chilena, y de lo que es la experiencia comparada internacional.

-¿Qué te parece la respuesta de gente como Camilo Escalona y Guillermo Teillier, que fueron muy enfáticos en rechazar esta idea? Incluso mencionaron el tema de la dictadura.

-Sabemos que Camilo tiene una posición divergente al respecto. También a mí me tocó discutirlo en esta mesa chica que se ha creado y en la que hemos avanzado en varias cosas interesantes. Pero en esto tenemos posiciones divergentes. Ahora, a mí me parece una exageración comparar un grupo de personajes, de señores o juristas designado por una dictadura en una Junta de Gobierno, integrada por Comandantes en Jefe y el Director General de Carabineros. Y compararlo con un Congreso que fue recientemente elegido. Un Congreso donde no hay ningún cuestionamiento antidemocrático.

Y me llama poderosamente la atención porque el señor Camilo Escalona fue parte de ese Congreso. Don Guillermo Teillier también fue parte del Congreso. Entonces es insólito que dos personajes que han sido representantes del Congreso, uno de la Cámara de Diputados y otro en ambas Cámaras, digan una cuestión de esa naturaleza.

-Se abrieron a buscar fórmulas alternativas que logren más apoyo, como una comisión mixta

-Nosotros hemos puesto un punto sobre la mesa, de acuerdo a la experiencia de la ex Convención Constituyente y los comentarios mayoritarios por parte de la ciudadanía de que hubo ausencia de expertos en materia jurídica y en materia constitucional. Por lo tanto, nosotros estamos siendo intérpretes de las grandes mayorías. Además recuerden que nosotros estuvimos por el rechazo. El Apruebo, que apoyó el oficialismo, fue absolutamente derrotado en las urnas con un alto porcentaje.

Ahora, la alternativa de que haya un órgano mixto, donde además de expertos hayan convencionales elegidos por sufragio universal, a nosotros nos parece correcta. Y por eso es que estamos en una mesa de negociaciones. No tenemos las tablas de la ley escrita en piedra, sino que estamos representando un clamor popular.

-Según la última Cadem Plaza Pública, un 51% está por una convención mixta, conformada en partes iguales por convencionales electos y expertos nombrados por el Congreso versus 39% que se inclina por una convención 100% electa.

-La idea es que haya una comisión, o una comisión mixta, integrada por expertos designados por el Congreso y por convencionales elegidos democráticamente; que ellos redacten un borrador constitucional, un pre proyecto, que vuelva al Congreso para que lo sancione y posteriormente se someta a un plebiscito ratificatorio por parte de la ciudadanía.

A nosotros nos parece que es un modelo bastante viable y que está enmarcado en absoluta legitimidad y está dentro de lo que es también la tradición chilena. A mí me llaman la atención el símil que se haya hecho con la Constitución de Pinochet, al cual todos combatimos. Yo también combatí esa dictadura.

La experiencia de la Constitución del 25 y la Constitución del 33, que nadie puede dudar de su signo democrático, es precisamente de comisiones de expertos que elaboraron un proyecto y que fue sometido después al Congreso Nacional. Además, esa es una propuesta que también ha recibido la adhesión de parte del ex presidente Ricardo Lagos.

-El gobierno en el anterior proceso se la jugó por el Apruebo y fracasó. Ahora ha tratado de mantenerse alejado, pero igual defiende la idea de una nueva Convención. La ministra Uriarte tuvo que salir de una reunión.

-El gobierno no participa en esta negociación. La mesa en la que me tocó participar en representación de Amarillos, es conducida por el presidente del Senado, Álvaro Elizalde, y por el presidente de la Cámara, que era Raúl Soto y ahora es Vlado Mirosevic. Entonces ellos son los que están precisamente conduciendo, congregando. En las decisiones que se han tomado no ha estado presente el gobierno. El gobierno no ha participado ni en la mesa, ni tampoco ningún representante de ellos ha ido.

-El Congreso tiene 25% de aprobación en las encuestas.

-Es curioso que hoy día se rasguen vestiduras en contra del Congreso Nacional, cuando esta mesa de negociación se formó en el Parlamento. Los acuerdos que se han tomado, sobre las bases, los bordes o límites de lo que debe tener una futura Constitución, así como también el Comité de Admisibilidad, son dos instancias que van a tener que estar contempladas dentro de la actual Constitución a través de la votación y aprobación del Congreso Nacional.

La mesa la dirigen ambas cámaras. Y por otro lado, las bases de acuerdo y este comité de admisibilidad deberá ser votado en el Congreso con un quórum de 4/7. Entonces, por favor, ya hace tiempo que este proceso lo está liderando el Congreso.

-¿Quizá no le conviene mucho a la centroderecha ni tampoco al oficialismo, un nuevo proceso eleccionario, porque las condiciones políticas actuales podrían perjudicarlos?

-Lo he escuchado, pero no se han expresado en la mesa de negociación. Para algunos, esto es una suerte de baile de máscaras donde nadie quiere destapar efectivamente su rostro. Por eso, nosotros estamos abiertos a configurar, si es que es necesario para llegar a acuerdos, un ente mixto, y también sobre el número de integrantes, algo que no va a ser fácil.

Amarillos puede ayudar precisamente a destrabar el gran empantanamiento que hay entre los 50 convencionales elegidos que propone la derecha y los 99 que propone la izquierda oficialista. Sin lugar a dudas. Yo creo que nuestro planteamiento puede ser un destrabador de dicho empantanamiento en que se encuentran las negociaciones.

-¿Qué opinas de esta idea de hacer un cónclave para llegar a un acuerdo?

-Como Amarillos estamos disponibles para hacer todos los esfuerzos posibles, y a través de todos los medios posibles destinados a arribar a un buen acuerdo entre las partes.

-¿Temes que el asunto constituyente se desinfle y pierda relevancia?

-No, yo creo que la gente no nos va a perdonar si no tenemos un acuerdo y una vía razonable, moderada y sobria para redactar una nueva carta fundamental. Si no lo hacemos, la ciudadanía no nos perdonaría.

-¿Cómo ves la crisis de tu ex partido, la Democracia Cristiana?

-Desde el punto de vista de los sentimientos, uno tiene cierta nostalgia. Yo pasé toda mi vida en la DC, desde el colegio y la universidad. Por un lado me da pena, pero por otro lado, también era una crónica de una muerte anunciada.

Publicaciones relacionadas

Director Ejecutivo de Qualiz

Enero 26, 2023

Acusación constitucional II: No interrumpas a tu enemigo. Por Carlos Correa Bau

Esa competencia por los votos duros terminará desgastando a Chile Vamos y sus votantes a merced de Parisi u otro candidato. Republicanos jugó bien sus cartas: Prefirió ir sobre Jackson, y humillar al resto de la derecha.

Ex-Ante

Enero 26, 2023

Sierra Bella: Hassler ofreció $8.200 millones a San Valentino por la clínica pese a que 2 tasaciones encargadas por el municipio registraban a otra dueña

La fachada de la clínica Sierra Bella del centro de Santiago, que no está en operación, el 23 de enero. (Víctor Huenante / Agencia Uno)

Dos semanas antes de que la alcaldesa de Santiago enviara a la empresa San Valentino una carta oferta por la “Clínica Sierra Bella” por más de $8.200 millones, la municipalidad recibió las 3 tasaciones de la propiedad que encargó. Dos consignaron que el dueño del inmueble era la sociedad Sierra Bella, entidad distinta de San […]

Mario Gálvez

Enero 26, 2023

Las diferencias entre diputados y senadores de Chile Vamos para volver a la mesa de seguridad

Chile Vamos pidió esta mañana al Gobierno volver al diálogo por la seguridad pública. La ministra Tohá reaccionó de inmediato y busca retomar la mesa esta tarde, ante la resistencia de los diputados de RN y la UDI.

Esta mañana Chile Vamos pidió al Gobierno retomar el diálogo por la seguridad pública. La ministra Tohá respondió con un tuit: “Estamos en este momento haciendo los llamados para poder retomar las conversaciones esta tarde”. Pero, diputados de RN y la UDI se mostraron contrarios a la idea de retomar la denominada Mesa Transversal por […]

David Tralma

Enero 26, 2023

La agenda de cuatro días en Chile de Franco Parisi para tratar de recomponer el PDG

Franco Parisi en su regreso a Chile

Por cuatro días se extenderá la visita de Parisi a Chile, donde llegó tras cerrar un acuerdo con la madre de sus hijos por pensiones alimenticias. Tendrá una intensa agenda partidista de cara a las próximas elecciones de consejeros y el nuevo proceso constitucional.

Ex-Ante

Enero 26, 2023

Franco Parisi retorna a Chile en medio de quiebre del PDG

El excandidato presidencial vuelve a Chile para encabezar al PDG, partido que se encuentra quebrado y cuyas autoridades han ido bajando su popularidad en las encuestas.