Agosto 31, 2023

Verdades que se desvanecen. Álvaro García Mintz

Coordinador de Incidencia Nuevo Trato
El Presidente Gabriel Boric durante una gira por Europa en julio. Crédito: Agencia Uno.

Quizás, la principal lección de los últimos 50 años es que nada está asegurado, ni ayer, ni hoy. No se puede cambiar todo por muy virtuoso que sea lo que se quiere alcanzar, tampoco se puede cambiar nada por muy importante que sea lo que se busca proteger. Alcanzar ese equilibrio exige cuidar y crear juntos, desde los mínimos comunes hacia los máximos compartidos. De todos depende que, esta vez, no tengamos que pasar por el horror para encontrarlos.


En los últimos 50 años, la aceptación del fracaso y la constatación de la derrota, construyeron verdades que hoy se desvanecen.

Tras el golpe, la izquierda abrazó definitivamente la democracia, no solo como un medio, también como fin en sí misma. Una vez recuperada, la derecha entendió que no había justificación posible para quebrantarla. Hoy, de lado y lado, al volver la vista atrás, confunden la comprensión histórica con la justificación moral.

Durante la transición, el país asumió la centralidad de la amistad cívica, la efectividad de los acuerdos, la necesidad de consensos y mayorías sólidas para impulsar transformaciones sostenibles. Y tras años de indudable eficacia, devino primero la “teoría del desalojo”, luego la “tesis del reemplazo”. Nos fuimos enredando en una disputa por el poder, olvidando la esencial interdependencia que aprendimos a punta de dolor.

A pesar de las reglas tramposas –senadores designados, inamovilidad de generales, quórums supra mayoritarios, entre otras–  acordamos respetar siempre la Constitución y el Estado de Derecho. De un tiempo a esta parte, eso también se desvanece. El congreso proclama un parlamentarismo de facto, abusando de las acusaciones constitucionales, aprobando retiros de fondos de pensiones, despechando leyes que nos devuelve a la barbarie de la autotutela. Todo vale para dañar al gobierno de turno.

Algo similar ocurre con las verdades económicas. Si hace 50 años, eran el epítome de la disputa ideológica, por algún tiempo compartimos certezas que hoy también palidecen. La centralidad del crecimiento económico, la importancia de la apertura comercial, el rol del Estado en la provisión de derechos sociales. Unos construyeron parte de su capital político oponiéndose a los acuerdos comerciales, otros proclamaron el decrecimiento como estrategia de desarrollo y reaparecen quienes defienden que el mercado lo resuelve todo.

Así las cosas, las verdades que fundaron los mejores años de nuestra república hoy se desdibujan. Las consecuencias comienzan a ser evidentes y no presagian nada bueno. Es tarea de todos que no desaparezcan por completo.

Sin embargo, quizás lo más peligroso es que, así como antes hubo verdades compartidas que hoy se desvanecen, también hay verdades que resisten sin que aún nos demos cuenta que están amenazadas. ¿Cuánto falta para que alguna candidatura cuestione la centralidad de la responsabilidad fiscal y gane la elección ofreciendo, por ejemplo, un IFE universal como el que ya conocimos? ¿Cuán seguros estamos de que una futura autoridad no buscará intervenir la independencia del Poder Judicial o la autonomía del Banco Central? ¿Estamos cerca de degradar la universalidad de los Derechos Humanos como hoy se acepta en El Salvador? ¿Faltará poco para que una candidatura derrotada cuestione la legitimidad del Servel? ¿Podemos dar por sentada la sujeción del poder militar a la autoridad civil?

Quizás, la principal lección de los últimos 50 años es que nada está asegurado, ni ayer, ni hoy. Aprender de esa historia- rescatar algo de sus luces y sombras- podría resumirse en evitar dos extremos: voluntarismo e inmovilismo. En otras palabras, no se puede cambiar todo por muy virtuoso que sea lo que se quiere alcanzar, tampoco se puede cambiar nada por muy importante que sea lo que se busca proteger. Alcanzar ese equilibrio exige cuidar y crear juntos, desde los mínimos comunes hacia los máximos compartidos. De todos depende que, esta vez, no tengamos que pasar por el horror para encontrarlos.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ex-Ante (@exantecl)

Publicaciones relacionadas

Alexandra Chechilnitzky

Marzo 3, 2024

[Confidencial] Contraloría responde consulta de SLEP Atacama y ratifica reintegro de sueldos de profesores que paralizaron

Carlos Rodríguez, presidente del Colegio de Profesores de Atacama. Créditos: Agencia Uno.

En un oficio de una página la Contraloría Regional le contestó una consulta realizada por parte del SLEP Atacama respecto de si era procedente o no solicitar el reintegro a los asistentes y profesionales de la educación que paralizaron durante el año pasado. La respuesta del ente contralor es contundente y no sólo plantea que […]

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Marzo 3, 2024

Gonzalo Winter: parodia revolucionaria. Por Jorge Ramírez

Fue el diputado Gonzalo Winter quien planteó que el Gobierno de Gabriel Boric carece de una vocación de transformación cultural, sometiéndose a la lógica de los acuerdos. Poniendo nada más ni nada menos que a Javier Milei como referente de un modo de acción política que maximiza idearios. ¿Sorprenden las declaraciones de Winter? No. ¿Sorprende […]

Ex-Ante

Marzo 3, 2024

Cadem: Desaprobación al gobierno de Boric llega a 66%, la cifra más alta desde septiembre (Lea aquí la encuesta)

La aprobación al mandatario cayó 6 puntos en una semana, llegando a 29% e igualando la cifra más baja en lo que va de 2024 y que se registró en enero. Respecto a la educación en Chile, 37% considera que es de mala o muy mala calidad, 50% que es regular y 13% que es […]

Ex-Ante

Marzo 3, 2024

Las claves electorales municipales para Chile Vamos

Alcaldes de Chile Vamos. Foto: Agencia UNO.

El trabajo realizado por las directivas de la UDI, Evópoli y RN se ha centrado en “mapear” el escenario municipal, estableciendo una priorización de comunas, clasificando éstas de acuerdo al historial electoral reciente, en particular en las elecciones con voto obligatorio.

Ex-Ante

Marzo 3, 2024

Abogado de familia de teniente Ronald Ojeda: “No es descartable ningún móvil”

“Este es un crimen muy grave que se llama secuestro calificado secuestro con homicidio, que hasta hace pocos años en Chile solo se sancionaba con la pena única de muerte”, dijo el abogado Juan Carlos Manríquez en Canal 13. “Si uno se ciega con una sola tesis al inicio, puede correr el error de tener […]