Una sociedad violenta. Por Cristián Valdivieso

Director de Criteria
Vecinos del Barrio Matta protestan por la inseguridad una semana antes del crimen del carabinero Daniel Palma en esa misma zona. Imagen: Agencia UNO.

Chile es una sociedad cargada de conflictos y niveles de violencia, que intimidan a diario a la población, especialmente a la más vulnerable, donde el temor se adhiere como lapa al cuerpo y no lo abandona ni a sol ni a sombra. Una violencia que trastoca nuestra convivencia e impide mirar más allá de un presente temeroso.


Lo que muchos no vieron (o no quisieron ver) era que la delincuencia se tornaba un síntoma más de una enfermedad más peligrosa y corrosiva. Desde hace años, silenciosa y persistentemente, lejos de las élites y la opinología, Chile se convertía en una sociedad violenta, donde el temor de la población dejaba de estar circunscrito a ser víctimas de robo, portonazos o encerronas, para extenderse a otras situaciones de violencia. Narco, sicariato y crimen organizado se instalaron hace un buen rato en el lenguaje y paisaje cotidiano, particularmente en el de los grupos medios bajos y bajos.

Hoy es evidente. Chile es una sociedad cargada de conflictos y niveles de violencia, que intimidan a diario a la población, especialmente a la más vulnerable, donde el temor se adhiere como lapa al cuerpo y no lo abandona ni a sol ni a sombra. Una violencia que trastoca nuestra convivencia e impide mirar más allá de un presente temeroso, transformándonos en víctimas de esa violencia sistémica.

Experiencias cotidianas que quedan dramáticamente confirmadas estos días con el asesinato de una carabinera y un carabinero en menos de dos semanas y expresadas en una reciente encuesta Criteria que muestra que para más de la mitad de la población (58%), en una escala de 0 a 10, donde 0 significa “nula violencia” y 10 “extrema violencia”, el nivel de violencia está entre 9 y 10. Y, para el 90% de la población, el grado de violencia en Chile oscila entre bastante y extremo.

Percepciones que confirman, con datos, el relato con que inicio esta columna: la delincuencia común es sólo una manifestación más de una vida diaria salpicada de diversas constataciones de violencia. Tras la delincuencia, las personas sitúan al narcotráfico como segunda área más atemorizante de la vida, asociado a sus consecuentes tiroteos y ajustes de cuentas. En tercer lugar, la ciudadanía expresa temor por el crimen organizado, incluidos tráfico de personas y sicariato.

Una cotidianeidad compleja de asir por los grupos acomodados cuyas inquietudes se relacionan más con el temor de ser víctimas de asaltos o robos que con sufrir directamente la dinámica narco y la violencia propia del crimen organizado y sus varias derivas.

Visto así, y cuando los números de las encuestas y las estadísticas sobre la violencia parecen ya no impactar, o se usan para polarizar la discusión, para esta columna, antes que insistir con más datos, preferí traer a colación un mosaico de citas extraídas de conversaciones estructuradas con personas de realidades socio-económicas y geográficas vulnerables a las que normalmente no accedemos.

Por ejemplo, la de una señora en Temuco: “Acá en Temuco están secuestrando a las niñas, no pueden estudiar, salir solas, andan ahí… imagínese que, en mi tiempo, en mi niñez, nunca anduvo una así´, era todo tranquilo. Tenemos que estar encerradas”.

O la de un hombre de Tarapacá: “Lamentablemente les abriste las puertas a todos estos delincuentes, vandalismo, bandas como el tren de Aragua, de cualquier parte: Llegaron a Chile y ya pueden hacer lo que quieran”.

También la de una joven de Concepción: “Yo me siento insegura en este minuto en el país, me siento insegura con mucho miedo. Concepción era una ciudad relativamente tranquila, la comuna que yo vivo, Chiguayante, era extremadamente tranquila, pero ya tenemos problemas de droga, balazos, portonazos, todo eso, entonces me está dando hasta miedo manejar, aunque sea en el día, porque han ocurrido cosas en el día. Me siento así, insegura, estoy con mucho miedo de lo que se está viviendo día a día y no se ve ninguna solución”. 

La de un joven santiaguino: “Estamos en tierra de nadie, la delincuencia cada vez crece más y los balazos están a la orden del día, pasan y pasan cosas como estas todos los días por acá, y no veo posible ponerle atajo. Tristeza y miedo es lo que hay”.

Para qué seguir. Estas desgarradoras vivencias nos refriegan en la cara, una vez más, que estamos de vuelta en Latinoamérica, la región más violenta del mundo.

La pregunta es, ¿lo asumimos como un problema estructural al que tiene que abocarse el Estado más allá de los gobiernos de turno, o seguimos usando este creciente temor para polarizarnos políticamente?Juzgue Usted.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Febrero 21, 2024

Max Colodro: “El Segundo Piso de Boric es inexistente”

Créditos: UAI.

El doctor en Filosofía y académico de la UAI analiza el caso Convenios, que por estos días vive días cruciales, señalando que “es muy difícil que el Presidente no haya conversado en detalle con Crispi”. Por otro lado dice que la derecha tiene una oportunidad histórica de formar una alianza que vaya de Republicanos a […]

Abogada Internacionalista. Investigadora Senior, AthenaLab

Febrero 21, 2024

Chile ante La Haya por conflicto Palestina-Israel: cabos sueltos. Por Paz Zárate

La ex subsecretaria de RREE Ximena Fuentes expuso este martes ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Es poco probable que lo que Chile diga en sus escritos o alegatos sirva a las deliberaciones de la Corte. Pero para Chile, la forma y fondo de esta actuación son relevantes. Al interés nacional, que es siempre nuestra consideración primaria, de poco le sirve una política exterior personalista, poco transparente y pretenciosa. Misma cosa […]

Ex-Ante

Febrero 21, 2024

Ministro Cordero y beneficio carcelario de juez Urrutia a narco con el que comparte abogado: “A mí me parece inconveniente”

Imagen: Agencia Uno.

“Es evidente que hay un principio que podría generar una hipótesis de conflicto de interés”, indicó este miércoles el ministro Luis Cordero, al ser consultado por la publicación de Ex-Ante relativa a que el juez Daniel Urrutia otorgó un beneficio carcelario a Rafael Marín, ciudadano colombiano condenado como autor de una operación de tráfico de […]

Juan Pablo Sallaberry

Febrero 20, 2024

Juez Urrutia otorgó beneficio carcelario a narco con quien comparte abogado, pese a objeciones de Gendarmería

El juez Daniel Urrutia y su abogado Carlos Quezada

En la nómina de reos de la Cárcel de Alta Seguridad a los cuales el juez Daniel Urrutia ordenó entregar beneficios carcelarios se encuentra el colombiano Rafael Marín Vielma, condenado a 15 años de prisión por tráfico de drogas. Su abogado defensor en la causa fue Carlos Quezada Orozco, quien también es abogado del juez […]

Jorge Poblete

Febrero 20, 2024

Caso Urrutia: juez autorizó videollamadas entre narcos que cometieron delitos desde la cárcel

El juez Daniel Urrutia en una imagen subida en su cuenta de Twitter el domingo 7 de mayo de 2023. (Twitter de Daniel Urrutia)

En su oficio del 22 de enero a Gendarmería, el juez Urrutia incluyó una autorización para realizar videollamadas entre el condenado por narcotráfico Javier López y su padre, recluido en La Serena. El documento omitió que el progenitor era un conocido narco de esa ciudad apodado “El ajedrecista” y “Don Carlos”, que ambos habían sido […]