Enero 3, 2024

Sergio Urzúa y resultados de PAES: “Se generará una elite aún menos diversa en el futuro”

Juan Pablo Sallaberry
Imagen: Icare.

El economista, profesor de la U. de Maryland e investigador de Clapes-UC analiza el ranking de colegios tras los resultados de la Prueba de Acceso a la Educación Superior 2023. Señala que “la educación pública está en peor pie que hace una década atrás” y que quienes apoyaron las reformas al sistema educacional en el segundo gobierno de Bachelet deberían justificar por qué persisten las brechas.


-¿Qué impresión te dejaron los resultados por colegio de la PAES 2023? ¿Qué cambios se están reflejando en la educación chilena?

-Se confirman tendencias. Primero, la fuerte competencia que existe entre los colegios privados de elite que dominan los top 10 de la prueba de selección universitaria luego del desmantelamiento de los liceos emblemáticos. Existe bastante movimiento arriba en el ranking, lo que ofrece mayores oportunidades a las familias más ricas de asegurar su posición social. Con esto se generará una elite aún menos diversa en el futuro.

Lo segundo, no hay ningún colegio público dentro de los top 20 y eso duele. El mejor posicionado, el liceo Augusto D’halmar, está sufriendo una crisis profunda que lo ha llevado a caer de forma importante en los rankings en los últimos años, todo gracias al esfuerzo de la Municipalidad de Ñuñoa por echar por tierra su proyecto educativo. Su caso es muy sintomático de los errores de política que hemos visto y que tienen a la educación pública ya no en la lona, sino camino al hospital.

-Dices que se genera una elite menos diversa, ¿Cómo afecta al país que colegios públicos emblemáticos y municipales hayan desaparecido del ranking?

La construcción de una elite diversa depende de una educación pública de calidad. Desde el retorno a la democracia, Chile estaba haciendo un esfuerzo importante por construir una elite más diversa. El camino era largo y en el centro estaba la educación estatal. Se expandió la cobertura en básica y media, configurando las nuevas necesidades educativas de lo que sería una clase media más empoderada. Los liceos emblemáticos y bicentenarios eran piezas funcionales de tal proceso, y el mérito académico -y no la cuna- los alimentaba. Eso lamentablemente se perdió por decisiones políticas.

Un relato simplista de los orígenes de las desigualdades y segregación educacional se posicionó fuertemente hace algo más de una década atrás en Chile. En la política esto avanzó y tuvo su mayor expresión en las reformas educacionales bajo Bachelet II. Se hicieron todo tipo de alertas, pero no se escuchó. La educación pública sufrió un cambio estructural. Se le propinó un golpe certero a la mandíbula a los liceos emblemáticos y se afectó su significado en la población. Los colegios particulares subvencionados también fueron afectados.

¿Cómo afecta esto a la sociedad? Basta ver la joven clase dirigente que dirige hoy a Chile. Casi siempre bilingüe, viajada, de hogares acomodados. No son solo los hijos de la Concertación, son los descendientes más acomodados. En su gran mayoría estudiaron en colegios privados. Faltan, entonces, voces jóvenes en ese grupo que aporten visiones distintas en, por ejemplo, las necesidades educacionales de las familias que envían a sus hijos a los colegios públicos. En esos hogares hay poco espacio para la frivolidad.

Así, con menos colegios públicos que desarrollen el talento de jóvenes de hogares sin los recursos para pagar uno privado, esta homogénea clase dirigente joven tendrá menos competencia en el futuro, será menos desafiada por no incumbentes. Es más, le abrirá espacios de poder a gente como ellos y ellas. Es justo lo contrario a lo que Chile debía aspirar.

-¿Entonces, a tu juicio, que se mantengan las brechas es un fracaso de las reformas en educación impulsadas durante el gobierno de Bachelet y del equipo de RD que estaba en Mineduc?

Las alertas se levantaron. En su momento, fui muy crítico de muchas de las reformas. Quienes apoyaron esas reformas deberían justificar las continuas brechas, retrasos y la lamentable situación actual. Yo, veo la evidencia y concluyo que la educación pública está en peor pie que hace una década atrás.

-Los defensores de esas reformas siguen diciendo que establecimientos como el Instituto Nacional segregaban al seleccionar a sus alumnos. ¿Qué les respondes?

-La evidencia acumulada los debe perturbar. Establecimientos como el Instituto Nacional y otros liceos emblemáticos existen en el mundo y juegan un rol clave. Atraen a estudiantes con mérito académico, interés y talento. Esto lo mencionamos en el libro “Educación con Patines” que escribimos junto a Arturo Fontaine el 2018. Me costaría creer que en función de lo que hemos visto, de la extinción de esos pilares republicanos de la educación pública en Chile, los defensores de esas reformas no se cuestionen su actuar.

-Se han visto graves problemas en los nuevos Servicios Locales de Educación Pública SLEP que terminan con la educación municipal. ¿Cuál consideras que es el centro del problema con el nuevo modelo?

-En educación, existen diseños que pueden ser apropiado bajo circunstancias particulares, pero que son inconvenientes cuando se aplican sin considerar las realidades locales. Lo que ha sucedido en Atacama es un reflejo de ello. En el fondo, es la manifestación de una estrategia de políticas públicas no acertada.

-¿Cómo se podría encausar el diseño de los nuevos SLEP para que el país tenga una buena educación pública?

-Me parece adecuado haber hecho una pausa en esto. Sabíamos que era necesario reconocer la diversidad de necesidades educacionales en las distintas comunas, brindando flexibilidad. No se puede asumir que un solo modelo aplica en todas partes. Es necesario potenciar a la sociedad civil, exigiendo la responsabilidad y el trabajo dedicado de quienes lideren ya sea las Corporaciones Educacionales o Servicios Locales. En toda organización, los buenos mecanismos de incentivos funcionan. En el país hay especialistas preparados que entienden de esto. Sería bueno escucharlos.

-¿Qué otros problemas apremiantes ves en Educación?

-Hay muchos desafíos, pero dejo tres que son apremiantes. La situación en primera infancia. Es increíble lo difícil que ha sido salir de la lógica de la guardería y pasar al de educación inicial. Pensé que el drama de la pandemia en los más pequeños, en donde la evidencia ha documentado impactos de desarrollo en distintas dimensiones, sería una oportunidad para redireccionar recursos desde, por ejemplo, la educación superior hacia los primeros años. Pero eso no ha pasado. Y aún peor, las familias han encontrado en la utilización de celulares, tablets, etc. Una alternativa de formación, alejándose del colegio o jardín.

Un segundo es el problema de deserción escolar. Es un fenómeno también asociado al descontento de los hogares y estudiantes por la calidad de la educación. Re-encantar a las familias con el jardín o la sala de clases es uno de los mayores desafíos.

Y tercero, en educación superior. La utilización de la gratuidad como un mecanismo del control de la frustración de una mala educación no está permitiendo sincerar el inmenso dilema universitario que enfrentamos. La rápida revolución tecnológica significa un desafío gigantesco a miles de estudiantes que se forman en tareas rutinarias y que son reemplazables por máquinas. Esos son títulos con fecha de expiración. ¿Cómo reinventarse luego de un título universitario? Ese será el desafío para mucho profesional.

Para seguir leyendo entrevistas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Directora del Centro de Investigación Urbana para el Desarrollo, el Hábitat y la Descentralización (CIUDHAD) de la Universidad Andrés Bello.

Febrero 24, 2024

Relocalizar, reconstruir y restaurar territorios y comunidades post incendio. Por Beatriz Mella

Crédito: Agencia Uno.

El reto de la reconstrucción tras los incendios exige ir más allá de la respuesta inmediata, promoviendo estrategias resilientes, multidimensionales y de largo plazo que permitan que nuestras ciudades se adapten de una manera adecuada al contexto actual, donde existen riesgos crecientes por los eventos extremos y la urbanización acelerada.

Marcelo Soto

Febrero 23, 2024

Carolina Valdivia, ex vicecanciller: “La desaparición del teniente Ojeda tiene similitudes con acciones que realizan regímenes dictatoriales”

Imagen: Agencia Uno.

Carolina Valdivia fue subsecretaria de RREE en el segundo gobierno de Piñera y actualmente es académica e investigadora del CEP. En esta entrevista analiza el caso del secuestro del ex teniente venezolano Ronald Ojeda. “No tengo mayor confianza en que Venezuela cumpla con la supuesta cooperación ofrecida a Santiago. Tampoco tiene incentivos para hacerlo”, dice.

Ex-Ante

Febrero 22, 2024

General (R) John Griffiths y secuestro de exmilitar venezolano: “Chile no tiene sistema de inteligencia”

John Griffiths | Foto: Agencia Uno

Ex Jefe del Estado Mayor del Ejército y Jefe de Estudios de Seguridad y Defensa Nacional de AthenaLab, desde hace años John Griffiths viene alertando sobre las falencias de inteligencia del país. Por eso afirma que no le sorprende el plagio del ex militar venezolano. “Cuando no tengo fronteras seguras, puede ingresar cualquiera y puede […]

Marcelo Soto

Febrero 22, 2024

Yves Besançon, arquitecto: “Las bandas organizadas se están apropiando del centro de Santiago”

El arquitecto Yves Besançon, uno de los autores de la Gran Torre Costanera, pone la voz de alerta sobre la decadencia de los cascos históricos en varias ciudades, debido al impacto del crimen organizado. “Es un verdadero servicio higiénico la ciudad de Valparaíso”, dice.

Jorge Poblete

Febrero 22, 2024

Video registra a falsos policías con pasamontañas en el edificio del ex militar venezolano secuestrado

Una cámara de seguridad del edificio de calle El Molino de Independencia mostró cómo a las 3:11 am del miércoles a una persona vestida de negro, con pasamontañas del mismo color y lo que aparentaban ser parches policiales en los brazos, abrió la puerta detrás del piloto y subió a un Nissan Versa gris. Luego […]