Noviembre 22, 2021

Segunda vuelta: ganar la confianza de la mayoría. Por Sergio Muñoz Riveros

Ex-ante

La mayoría no quiere experimentos dudosos, sino mejorar lo que tenemos, lo que requiere promover cambios bien pensados y resguardar lo bueno que hemos construido. Es posible que muchas personas tiendan a marcar preferencia por el candidato que represente menos riesgos de descarrilamiento del país.

El próximo presidente de la República surgirá de la competencia entre José Antonio Kast, 55 años, abogado, representante del Frente Socialcristiano, y Gabriel Boric, 35 años, egresado de Derecho, representante del Frente Amplio y el PC. De este modo, quedaron fuera de la definición las coaliciones de centroizquierda y de centroderecha que protagonizaron las 7 elecciones presidenciales efectuadas desde 1989, y cuyos acuerdos fueron determinantes para la paz y el progreso del país.

¿Quiere decir que ahora se plantea una disputa entre la izquierda dura y la derecha dura? Tal descripción no es exacta. Las mareas electorales están determinadas por muchos factores, y cada vez son menos significativos los alineamientos tradicionales. Los ciudadanos hacen opciones en función de lo que les interesa preservar o conseguir, pero también de lo que quieren evitar. Quizás, quienes dijeron que el pueblo había despertado en octubre de 2019, concluyan ahora que ese mismo pueblo volvió a dormirse. Se trata de patrañas con aires épicos. Lo que parece claro es que, en ciertos momentos, la conjunción de ciertas tendencias disociadoras produce estados de extravío colectivo que pueden causar enormes daños. Eso fue lo que ocurrió hace dos años, cuando mucha gente aceptó la violencia como método político en democracia. Fue entonces que los partidos de la antigua centroizquierda actuaron según la desquiciada premisa de que, contra Piñera, todo estaba permitido. Es impresionante cuántas deslealtades resistió nuestra democracia en este período.

La mayoría del país no se identifica con posiciones extremas. Por el contrario. Ha ido quedando atrás la sugestión de que la revuelta abría el camino hacia una sociedad más justa. Hoy es más nítido el rechazo a la violencia, y también el deseo de que terminen el desorden y la inestabilidad. El anhelo más profundo es que el Estado proteja eficazmente a la comunidad frente a la delincuencia y el extremismo.

La obligación de optar entre Kast y Boric pondrá a los ciudadanos ante la necesidad de establecer un orden de prioridades. Cada elector tendrá que sacar sus propias cuentas sobre aquellos valores a los que concede primacía, los cuales no tienen por qué coincidir con los intereses de los partidos. De este modo, es posible que muchas personas tiendan a marcar preferencia por el candidato que represente menos riesgos de descarrilamiento del país. En ello influirá, por supuesto, la percepción de las características personales de los candidatos, en particular su honestidad y sensatez.

El país necesita un mandatario que gobierne para todos, y que actúe con templanza frente a las dificultades. Si sobreviene una crisis, será vital que mantenga la cabeza fría y no pierda de vista el interés nacional. Deberá sostener la legalidad democrática contra viento y marea, sobre todo si la corriente fundamentalista que domina la Convención Constitucional trata de intimidarnos con la idea de que no pisamos terreno firme y todo está sujeto a lo que decidan los convencionales. No es así. No es el Congreso el que debe someterse a lo que disponga la Convención: es exactamente al revés. El Congreso tiene el deber de supervigilar el marco legal de funcionamiento de la Convención, y actuar en consecuencia. No está en discusión que el nuevo presidente y los nuevos parlamentarios asumirán con plenos poderes.

La definición del 19 de diciembre indicará hacia dónde irá el país en los próximos años. En un contexto de exigentes retos, serán indispensables los acuerdos de ancha base. El nuevo mandatario tendrá que dialogar con todos los sectores para reforzar la estabilidad y la gobernabilidad. La mayoría no quiere experimentos dudosos, sino mejorar lo que tenemos, lo que requiere promover cambios bien pensados y resguardar lo mucho bueno que hemos construido. Ojalá venga una etapa en la que prevalezcan el entendimiento y la colaboración para que Chile progrese.


Publicaciones relacionadas

Escritor y columnista

Mayo 28, 2022

Perfil: Felipe Kast, el falso nerd. Por Rafael Gumucio

Tratando de convencer que es el mismo joven que llegó de Cuba a reformar la derecha, Felipe Kast no se ha dado cuenta que de Cuba solo ha conservado el dogmatismo de los comunistas de allá sin adquirir ni un poco de las gracias o el humor que enseñan las calles de Habana.

Jorge Poblete

Mayo 27, 2022

Convención: El plan B de Fernando Atria tras las fuertes críticas al “cerrojo” de los 2/3

El convencional Fernando Atria este viernes en el patio del ex Congreso. Foto: Karin Pozo / Agencia Uno.

Uno de los articuladores del FA en la Convención planteó este viernes una alternativa a la propuesta de la comisión de normas Transitorias de que cualquier cambio que quiera hacerse a la nueva Constitución antes de marzo de 2026 requiera de 2/3 de votos en el Congreso. Ante la probable caída en el pleno de […]

Ana María Sanhueza

Mayo 27, 2022

Gonzalo García, ex ministro del TC: “Es una mala lección imponer los 2/3 y pretender atrapar el futuro”

El asesor de las reformas constitucionales de 2005, que permitieron cambiar la firma de Augusto Pinochet por la de Ricardo Lagos, revela cómo ese año los altos quórum impidieron, por ejemplo, el reconocimiento constitucional a los pueblos indígenas. Y recuerda que “todos los mecanismos que se han puesto a las constituciones chilenas para volverlas pétreas, […]

Ex-ante

Mayo 27, 2022

La izquierda vuelve a tropezar con la misma piedra. Por Jorge Schaulsohn

Foto: Presidencia.

Al contrario de Lagos y Bachelet, que eran socialdemócratas, Boric es el primer presidente de izquierda desde el regreso de la democracia. Y hemos vuelto a los tiempos en que el presidente consulta y los partidos resuelven (o no resuelven), una forma de gobernar que le costó caro a la Unidad Popular.

Marcelo Soto

Mayo 27, 2022

Darío Calderón y violencia escolar: “Dentro del Instituto Nacional reina el terror”

El abogado Darío Calderón ingresó al Instituto Nacional en 1955 y egresó en 1963. Varias veces fue presidente de curso, y los dos últimos años presidió el centro de alumnos. En esta entrevista se refiere a la crisis que enfrenta el colegio público, debido a la violencia urbana, y es crítico de la alcaldesa Irací […]