Enero 5, 2024

Robert Funk y renuncia de rectora de Harvard: “El antisemitismo es un problema en las universidades de elite”

Marcelo Soto

Profesor asociado de la Facultad de Gobierno de la Universidad de Chile y socio de la consultora Andes Risk Group. Robert Funk sostiene que el trasfondo de la renuncia de la rectora de Harvard, Claudine Gay, por acusaciones de plagio y por su tibia respuesta frente al auge del antisemitismo en las universidades de elite, es la tensión entre diversidad y libertad de expresión. Y observa algunos paralelos con Chile.


 -Es algo inédito que haya renunciado la rectora de Harvard después de seis meses. Empezó por una carta de un grupo de estudiantes criticando en duros términos a Israel. ¿Ha causado conmoción en el mundo universitario?

-El caso escaló con la invitación que se les hizo a las tres rectoras de las universidades de elite (Harvard, MIT, Pensilvania) al Congreso a hablar del ambiente que existe en esas universidades respecto a la guerra en Gaza, sobre todo por el antisemitismo. Y ahí fue donde se les hizo la pregunta, que tenía claramente una intención política, de si era justificable en alguna circunstancia, en un ambiente universitario, el llamado al genocidio de los judíos. Y básicamente las tres dieron la misma respuesta: que dependía del contexto. Todo el mundo comentó que la respuesta era muy mala, demasiado legalista y y poco moral.

-¿Y la carta de los estudiantes llamaba al genocidio de los judíos?

-En todas estas universidades han habido manifestaciones a partir de la guerra, con amenazas a judíos individuales o como grupo. Se ha hecho conocido el eslogan “From the river to the sea”, del río al mar, que implica que todos los judíos que viven en Israel básicamente tienen que desaparecer.

-¿Esta polémica también apunta a temas de diversidad cultural en las universidades?

-Hay que separar esta controversia en tres dimensiones. Una es el tema del antisemitismo, que es y ha sido un problema en las universidades de elite. Segundo, el testimonio de las rectoras en el Congreso es parte de un juego de los republicanos de derecha o extrema derecha para atacar a las universidades de élite, que ellos acusan de ser de izquierda. Es parte de la guerra cultural que existe en Estados Unidos.

-La misma ex rectora de Harvard es afroamericana.

-También invitaron a la presidenta de Columbia, que es mujer y de color. Pero ella no fue, porque estaba de viaje. No es casualidad que las tres rectoras  eran mujeres. Lamentablemente las tres dan una respuesta muy parecida que le sigue el juego a la narrativa de los republicanos duros.

-¿Cuál es el tercer punto?

El tema del plagio. Que básicamente fue lo que hizo caer a la presidenta de Harvard. Si no hubiera surgido el tema del plagio, probablemente Gay hubiera sobrevivido la polémica.

-Parece que las acusaciones de plagio son bastante potentes.

-Son muy potentes. Y aquí también entra en juego la crítica que hace la derecha a las universidades. No lo dicen pero está implícito: esta señora llegó a su cargo no por mérito académico, sino porque era una mujer afroamericana.

-¿Dirías que hay un antisemitismo importante en las universidades de la Ivy League?

-Yo creo que es evidente que episodios como la guerra en Gaza, tal como ocurrió antes en la guerra de 2014, gatillan expresiones que desean criticar la política del Estado de Israel, pero que muchas veces cruzan la línea hacia el antisemitismo.

Y no solamente expresiones, sino que también actos. Ha habido un incremento exponencial en actos de vandalismo, en amenazas, por ejemplo, a grupos de estudiantes judíos que se quieren reunir un viernes en la noche para asistir a un servicio religioso. Al final una protesta anti Israel termina siendo un acto antisemita.

-¿Esto es un golpe para una institución centenaria?

-Es evidente. Si uno mira la historia de las universidades de la elite en Estados Unidos, desde por lo menos el siglo 19, ha existido un debate sobre la tensión entre mérito y diversidad. Esto no es nuevo. Cuando entraron mujeres a comienzo del siglo 20, el argumento era que esto iba a afectar la calidad académica en las universidades. Cuando entran los judíos en los años 40 y 50, decían que va a afectar el carácter social de las universidades. Cuando empiezan a entrar con mucha fuerza alumnos de Asia, lo mismo. Y al mismo tiempo en los últimos años han surgido políticas de discriminación positiva.

El problema se potencia cuando se aplican algunas teorías académicas que tienen que ver con nociones de poder (quiénes son siempre los opresores, quiénes son siempre las víctimas) directamente en la política universitaria. Y las consecuencias de eso las estamos viendo cada vez con más fuerza.

-¿Este auge del antisemitismo también lo has visto en Chile? Está el caso reciente de Daniel Jadue que dijo que no podía haber judíos de izquierda.

-No es la primera vez que esto ocurre en Chile. Tampoco es la primera vez que en nuestro país el tema de Israel cala hondo por la naturaleza del tamaño de la comunidad palestina local. Por la forma en que la izquierda en particular ha tomado este tema como una bandera. Y por lo tanto está muy presente en el gobierno, está muy presente en el discurso del Presidente.

Tenemos un gobierno que tiene un tilde político pro palestino que ellos mismos reconocen. Es muy distinto al discurso más equilibrado que ha existido en el pasado respecto al conflicto. Y eso en Chile, como en el resto del mundo, muchas veces traspasa los límites de una crítica legítima hacia las políticas de Israel y se convierte en antisemitismo. En Chile también hay un aumento en amenazas y episodios de antisemitismo, rayados en sinagogas, entre otras cosas.

-¿En qué sinagoga?

-Por ejemplo en Concepción. Han sido rayadas por fuera, con todo tipo de amenazas, han tenido que aumentar la seguridad. Al igual que en algunos colegios donde han debido tomar medidas de resguardo. Todo esto a partir del conflicto de Hamas-Israel.

-Decías que hay un tilde pro palestino en el gobierno. ¿A qué te referías?

-Ellos mismos lo dicen. Cuando le preguntaron a la ministra Camila Vallejo sobre los comentarios de Jadue, dijo: nuestra postura como gobierno es conocida. Esa fue la respuesta.

-¿También se pone en tensión la libertad de expresión?

-El tema más interesante es cómo las universidades logran resolver estas tensiones que van a estar cada vez más presentes, que tienen que ver con asegurar representación y a la vez libertad de expresión. Lo que está ocurriendo hoy día con los estudiantes judíos es que se sienten simplemente excluidos del ambiente académico.

Para seguir leyendo entrevistas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Febrero 24, 2024

Los conflictos que preocupan a La Moneda ad portas del inicio de su tercer año de gobierno

Foto: Agencia Uno

Hay varias tareas pendientes de las que tendrá que hacerse cargo el gobierno a partir de marzo. Estos casos puntuales inquietan en La Moneda, donde ya se han ido traspasando informaciones al respecto. Por ejemplo, hay tensión por la paralización de la fundición Hernán Videla Lira de Enami, o con lo que ocurra con el […]

Escritor y columnista

Febrero 24, 2024

Perfil: Johannes Kaiser, pesado de sangre. Por Rafael Gumucio

Johannes Kaiser es pesado de sangre, no porque logre resultar tan antipático como quisiera, sino porque su ironía, sus chistes, sus gracias lastradas por el plomo, suelen hundirse al fondo del abismo. Es difícil no ver en él a un oso demasiado grande como para ser de peluche, pero demasiado civilizado como para ser un […]

Gerente de Asuntos Públicos de Imaginacción

Febrero 24, 2024

La tentación populista. Por Ignacio Imas

Las herramientas para enfrentar al populismo y sus liderazgos existen, pero nadie muestra mucha intención de utilizarlas. Por el contrario. La comodidad de adherirse a estas alternativas para sobrevivir y la anomia ciudadana nos han llevado a este escenario, y las señales es que seguirá cristalizándose.

Ex-Ante

Febrero 24, 2024

El legado de Boric es ponerle fin a la crisis de seguridad. Por Kenneth Bunker

Crédito: Agencia Uno.

Si el gobierno de Boric termina hoy, no solo habrá pasado sin pena ni gloria, sino que, más encima, habrá dejado al país sumido en la crisis de seguridad más grave desde el retorno de la democracia. Es más, habrá abierto las puertas a un negro futuro. Habrá dado incentivos para que su sucesor sea […]

Ex-Ante

Febrero 24, 2024

Longueira dice que no haría primarias con Republicanos y que vivimos un “callampeo” de partidos políticos

Pablo Longueira durante el funeral de Sebastián Piñera. Foto: Agencia UNO.

El ex senador, ex ministro de Economía y referente histórico de la UDI indicó que “creo que si dependiera de mí, yo tendría una primaria de Chile Vamos, invitaría a Amarillos y Demócratas, y que José Antonio Kast, como lo ha anunciado, vaya a la primera vuelta presidencial, y que se repita el escenario que […]