Septiembre 29, 2023

Proceso constitucional: ¿estamos resolviendo el problema? Por Juan Luis Ossa

Historiador e investigador del CEP
Crédito: Agencia Uno.

La derecha debe comprender el evidente riesgo que corre al plebiscitar las ideas propias contenidas en el texto constitucional. El voto en contra debilitaría por largo tiempo la legitimidad de su discurso y de sus aspiraciones futuras. Sólo eso debería ser suficiente motivación para dirigir los esfuerzos a la construcción de un texto transversal. Dejar esta puerta abierta y no aprovechar la ocasión para, entre otras cosas, sentar las bases de un sistema político menos fragmentado y más eficaz sería una verdadera farra histórica.


De los muchos problemas que hoy enfrenta nuestro país hay uno que nos persigue hace años, quizás décadas. No es tan inmediato como las listas de espera, la inseguridad en las calles, la crisis educacional, la fragmentación política o el cambio climático. Sin embargo, existe y requiere una solución perdurable en el tiempo.

Me refiero al problema “constituyente” que significa haber redactado una Constitución durante un régimen que no sólo fue dictatorial, sino que, a juzgar por la discusión sobre los 50 años del Golpe militar, continúa dividiendo profundamente a los chilenos. ¿Por qué no hemos sido capaces de resolverlo? ¿Qué necesitamos para que el ciclo constitucional concluya y concluya bien? ¿Qué podemos esperar de las próximas semanas? ¿Le conviene a la derecha plebiscitar sus ideas en el referéndum de diciembre?

Lo primero es identificar las distintas etapas de la discusión y analizar sus semejanzas y diferencias. El paso inicial lo dio la expresidenta Bachelet cuando al final de su mandato presentó un proyecto de Constitución que –muy a pesar de su círculo cercano– no fue ni siquiera debatido en el Congreso.

Luego, y a raíz del giro constitucional que tomó el estallido social después de la firma del “Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución” de noviembre de 2019, fuimos testigos de las excentricidades de una Convención que, producto de un sistema electoral ad hoc, estuvo desproporcionadamente inclinada hacia las izquierdas. El masivo rechazo del 4 de septiembre de 2022 le abrió una nueva oportunidad al Congreso para cerrar el dilema constituyente, aunque ahora con reglas y límites diseñados para evitar los impulsos refundacionales.

La responsabilidad de este último proceso ha recaído en dos órganos: una Comisión Experta conformada por 24 personas preparó un Anteproyecto que dejó los maximalismos de lado y consensuó mínimos comunes mediante prácticas de comprensión y simpatía política mutua. ¿El resultado? Un texto amplia y genuinamente aplaudido por los más diversos sectores, en especial por el espíritu de negociación que lo cruza. Para algunos críticos del Anteproyecto, se trataría de un documento demasiado flexible, pues ninguna visión ideológica tendría preponderancia sobre la otra. Para otros, en cambio, ahí descansa su principal mérito: salirse de la lógica del todo y nada y recoger lo mejor de las distintas miradas que coexisten en la sociedad chilena.

El segundo órgano es un Consejo Constitucional de 50 miembros electos que –a diferencia de la Comisión Experta– está desproporcionadamente cargado hacia las derechas: juntos, republicanos y Chile Vamos reúnen 33 consejeros, es decir, están en condiciones de hacer una Constitución que podría terminar siendo representativa de una mayoría circunstancial. Aquí está, me parece, el fondo del asunto: ¿es conveniente para la estabilidad futura del país que la Constitución sea la imposición de un ideario sobre otro? ¿Pueden las mayorías pasar por alto a las minorías por el mero hecho de ser mayorías? ¿No fue ese el gran error de la Convención?

Por supuesto, hay muchas diferencias entre las prácticas radicales del proceso anterior y el actual. No obstante, por mucho que los republicanos hayan “bajado” algunas de sus enmiendas más identitarias, lo cierto es que su poca transversalidad ha repercutido en que una parte significativa de la población continúe alejada.

Y no me refiero a la izquierda radical, la cual –la verdad sea dicha– nunca estuvo realmente interesada en defender un proceso que, en su pensar, estaba demasiado constreñido por las reglas acordadas por el Congreso. Me refiero, más bien, a esos millones de personas que ya votaron rechazo una vez y que, según las encuestas, lo harían de nuevo en diciembre, y por las mismas razones: un texto desbalanceado está lejos de cerrar el capítulo.

Ahora bien, todavía resta algo de tiempo. ¿A qué aferrarse? Al menos a tres cosas.

Por de pronto, a partir del 7 de octubre, los expertos pueden retomar el espíritu de colaboración que derivó en el Anteproyecto. Son los mismos de antes y forman los mismos equilibrios. En segundo lugar, los consejeros republicanos deben entender que la estrategia confrontacional (ellos versus la izquierda) ha sido del todo ineficaz a la hora de apuntalar el “A favor”. Finalmente, la derecha debe comprender el evidente riesgo que corre al plebiscitar las ideas propias contenidas en el texto constitucional. El voto en contra debilitaría por largo tiempo la legitimidad de su discurso y de sus aspiraciones futuras. Sólo eso debería ser suficiente motivación para dirigir los esfuerzos a la construcción de un texto transversal.

Llevamos demasiado tiempo discutiendo sobre nuestra situación constituyente, y no cabe duda de que hay temas mucho más urgentes que enfrentar y resolver. Sin embargo, dejar esta puerta abierta y no aprovechar la ocasión para, entre otras cosas, sentar las bases de un sistema político menos fragmentado y más eficaz sería una verdadera farra histórica. Queda poco, pero la esperanza es lo último que se pierde.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Abril 21, 2024

Cadem: 68% piensa que el crimen del ex militar Ronald Ojeda fue con motivaciones políticas encargado por Venezuela (Lea aquí la encuesta)

El 80% no cree que el gobierno de Maduro colaborará en la búsqueda de los responsables del crimen de Ojeda y el mismo porcentaje dice sentir mucho o bastante temor a la presencia del Tren de Aragua en el país. En cuanto a las preferencias presidenciales espontáneas, la alcaldesa Evelyn Matthei está en el primer […]

Director de Criteria

Abril 21, 2024

Encuesta Bicentenario UC: lecciones para la derecha. Por Cristián Valdivieso

Los chilenos no están anhelando la llegada de la actual oposición al gobierno. Lo que los chilenos buscan es más autoridad, firmeza e incluso autoritarismo ante lo que se vive como una crisis de inseguridad pública y de descrédito de la política. Una suerte de Bukele criollo si se quiere, el que, dicho sea de […]

Ex-Ante

Abril 21, 2024

Las claves de la gira de Kast a Hungría con foco en inmigración y en políticas pro familia

Líderes, pensadores y personeros influyentes del conservadurismo mundial se congregarán en Budapest, siendo José Antonio Kast uno de los exponentes centrales del evento. Allí compartirá escenario con el polémico líder euroescéptico y antiinmigración de Países Bajos Geert Wilders, con el líder de Vox en España Santiago Abascal y con el senador estadounidense por Oklahoma Markwayne […]

Ex-Ante

Abril 21, 2024

Batalla por Santiago: La historia detrás de la bajada de Sichel y su último quiebre con Chile Vamos

Hasta el mediodía del viernes Sebastián Sichel tenía contemplado anunciar este fin de semana que sería candidato a alcalde por Santiago, con o sin Aldo Duque en competencia. Esa misma tarde, sin embargo, RN le notificó que su candidato era Mario Desbordes, aunque habrían estado dispuestos a buscar una alternativa para dirimir la contienda. Lo […]

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Abril 21, 2024

Maduro: socio controlador de nuestra política exterior. Por Jorge Ramírez

Hace algunos días Nicolás Maduro se dio otro “gustito”: enlodar el honor del recientemente fallecido ex Presidente Sebastián Piñera, acusándolo de que él fue quien trajo delincuentes venezolanos a Chile, tras “conocerlos, contratarlos y apoyarlos en Cúcuta para supuestamente invadir Venezuela”. Una afrenta diplomática, desde todo punto de vista, a la que el Presidente Boric […]