Septiembre 17, 2022

Proceso constitucional: Certezas sí, pero no a cualquier precio. Por Juan Luis Ossa

Historiador e investigador del CEP
Crédito: Agencia Uno.

Tenemos, en definitiva, una oportunidad única (difícilmente habrá otra) de redactar un pacto constitucional que sea perdurable en el tiempo. Para ello, será clave aceptar la voz de los otros, ya que, como bien dijera el escritor Carlos Franz en una columna reciente, “en el proyecto constitucional que fue rechazado sobraron las certezas y escasearon demasiado las dudas”.


Cada vez se oye con más insistencia que el país requiere “certezas”; que la ciudadanía no puede seguir viviendo en el limbo de la “incertidumbre”; que llegó la hora de fijar una hoja de ruta que nos lleve a algo “conocido y aceptado” por las grandes mayorías. Si bien el objetivo es atendible, me temo que el camino hacia la “certidumbre” puede tener distintas caras y significados. Y que, por eso mismo, hay que ser cuidadosos con el uso de los conceptos.

Suena obvio, pero vale la pena recordarlo: las sociedades complejas conviven tanto con certezas como con incertezas, es decir, con estabilidad y con altos grados de experimentación. Ello es así debido a la organización inevitablemente diversa de los grupos que las conforman y que coexisten en tiempos y espacios determinados.

Tomemos el caso de Latinoamérica: surgido de las cenizas de la revolución de independencia, la fisonomía actual del continente se ha debatido entre el ensayo y el error. El resultado muchas veces ha sido auspicioso. Es lo que sucedió en Chile, por tan sólo nombrar un caso, durante los gobiernos de la Concertación, cuyos cuadros de técnicos lograron una experimentación virtuosa entre crecimiento económico y equidad social. El ensayo, en esa oportunidad, terminó bien.

En muchas otras ocasiones, sin embargo, ha ocurrido exactamente lo contrario, en especial cuando a los experimentos se les trata como si fueran certezas o verdades rígidas. Cuestión que es problemática tanto política como metodológicamente: parafraseando al gran pensador Karl Popper, las certezas no son más que hipótesis provisionales, por mucho que nuestras verdades experimentales nos quieran convencer de lo contrario.

No sólo eso: las certezas tienen una alta carga de subjetividad. Creemos en ellas porque nos hemos convencido de su plausibilidad a lo largo de nuestra vida. Pueden ser el resultado de la convivencia pacífica y constructiva con otras personas, aunque también una sumatoria de conjeturas y deseos. Suelen estar, en ese sentido, sujetas al escrutinio de nuestros opositores y al dinamismo de la realidad material.

Sirva esta divagación para diferenciar, entonces, entre dos tipos de certezas. La primera dice relación con la búsqueda de ciertos acuerdos comunes para que las personas se desarrollen en un marco de relativa estabilidad institucional. Aun cuando nunca será posible vislumbrar del todo los acontecimientos futuros, las sociedades democráticas deben al menos aspirar a que sus miembros actúen en ambientes relativamente conocidos. El correcto funcionamiento del Estado de derecho es un buen ejemplo de cómo deben funcionar las certezas institucionales.

El otro tipo de certezas es, en cambio, menos dialogante, más parecido a una verdad taxativa (aunque se vista de experimento) que a una conversación sostenida entre partes iguales. Es de este segundo ejemplar que debemos precavernos, en especial cuando por delante tenemos la difícil tarea de construir un pacto constitucional que no sólo sea legítimo, sino transversalmente apoyado por una ciudadanía cada vez más heterogénea.

En estos días en que se han retomado las negociaciones para continuar el proceso constituyente (con todos los altos y bajos que eso supone) es conveniente no perder de vista esta diferenciación. Cuando los responsables de escribir la nueva Constitución se sienten a la mesa habrán de dejar algunas de sus certezas de lado y dejarse convencer de lo contrario. Muchos de los exconvencionales pecaron de excesiva soberbia, convencidos como estaban de que sus argumentos, y sólo sus argumentos, eran justificados y justificables. Popper, en otras palabras, brilló por su ausencia durante la discusión constitucional. Y las que no eran más que hipótesis de trabajo se transformaron muy pronto en verdades y certezas absolutas.

Tenemos, en definitiva, una oportunidad única (difícilmente habrá otra) de redactar un pacto constitucional que sea perdurable en el tiempo. Para ello, será clave aceptar la voz de los otros, ya que, como bien dijera el escritor Carlos Franz en una columna reciente, “en el proyecto constitucional que fue rechazado sobraron las certezas y escasearon demasiado las dudas”. La duda es, a veces, el mejor antídoto frente a los que no ven más allá de su propio convencimiento.

Publicaciones relacionadas

Alexandra Chechilnitzky

Febrero 27, 2024

Secuestro de ex teniente venezolano: La tormenta política que enfrenta La Moneda

Imagen: Agencia Uno.

Aparentemente, el móvil político del secuestro ya no hace tanto sentido en La Moneda, como hace 6 días. El caso no termina de cerrar, pero la oposición inició una fuerte embestida, que probablemente tendrá este miércoles a sus presidentes de partido reunidos con la ministra Tohá, quien indicó este martes que existen avances “significativos” en […]

Jorge Poblete

Febrero 27, 2024

Pensiones de gracia: comisión presidencial aprobó beneficios para 4 condenados del 18-O en un mismo día y sin dar motivos

El Presidente Gabriel Boric junto a la directora del INDH, Consuelo Contreras, el 11 de diciembre en Villa Grimaldi. (Víctor Huenante / Agencia Uno)

El 31 de agosto de 2022 la comisión presidencial de pensiones de gracia se reunió en el salón Matta de La Moneda y aprobó entregar 292 beneficios. Entre estos, los de 4 condenados del 18-O por robar un supermercado saqueado, lanzar molotov en una protesta, quemar una caseta de Carabineros y lanzar piedras a un […]

Ex-Ante

Febrero 27, 2024

[Confidencial] El polémico asesor de Petro que asumiría como embajador de Colombia en Chile

El diario El Colombiano publicó que el Presidente Gustavo Petro designaría en el cargo a Sebastián Guanumen, un controvertido asesor de él que desde 2023 se desempeña como cónsul de dicho país en Chile. Guanumen es recordado por los videos filtrados durante la campaña en que aparecía explicando estrategias para deslegitimar a Federico Gutiérrez, el […]

Alexandra Chechilnitzky

Febrero 27, 2024

Sospechas sobre la CIA: Directiva del PC rompe el silencio y baja la línea por secuestro de ex teniente venezolano

Imagen: Agencia Uno.

“Llamaría a preguntarse si no hay aquí de por medio un montaje, una provocación de operaciones que con intromisión de aparatos de más al norte de Venezuela, particularmente de la CIA, han ocurrido en muchos países del mundo”, indicó el presidente del PC Lautaro Carmona, en conversación con Ex-Ante. La tesis de la directiva del […]

Alexandra Chechilnitzky

Febrero 27, 2024

Lea el documento oficial de colaboración policial firmado en Caracas entre Chile y Venezuela

Créditos: Twitter Subsecretaría del Interior.

Un documento de 8 páginas es el acuerdo que suscribió el subsecretario Manuel Monsalve y el viceministro del Sistema Integrado de Investigación Penal de Venezuela, José Humberto Ramírez Márquez, en enero pasado. En él se establece, entre otras cosas, intercambio de información “necesaria para la investigación de delitos contra las personas, delitos violentos, cibernéticos y […]