Perfil: Jeannette Jara, control de cuadro. Por Rafael Gumucio

Escritor y columnista

El trabajo paciente y exitoso de la ministra Jeannette Jara en la ley de 40 horas comprueba que la única salvación de la nueva izquierda es la antigua. Los comunistas clásicos chilenos, como los evangélicos, solían ser abstemios, o al menos sobrios, aburridos a veces, pero empeñosos hasta la majadería en la meta propuesta. Dirigido hacia objetivos bien delimitados, y sin darle nunca demasiado poder, el comunismo puede conseguir milagros que nunca conseguirán sus enemigos históricos reales, anarquistas e “izquierdistas” de todo pelo. O comunistas modernos, o posmodernos, como Daniel Jadue e Irací Hassler.


La ministra Jeannette Jara le ha dado con las 40 horas una victoria que el gobierno necesitaba con desesperación. Una medida que conecta con el sentido común de los chilenos y que consiguió ser ley gracias a un amplio acuerdo que en apariencia parecía imposible, pero que la actitud de la ministra, dialogante, paciente, pero al mismo tiempo persistente y resuelta, hizo posible.

Los méritos personales de esta hija del Cortijo (Conchalí), que estudió Derecho de noche mientras subía de a poco los escalafones de la carrera fiscal en el apasionante mundo de los fiscalizadores de impuestos internos son indudables. Pero esta victoria es también la comprobación de que la única salvación de nueva izquierda es la antigua. Que las nuevas maneras de encarar la lucha social o política no han conseguido, ni al parecer conseguirán, cambiar nada si no se arraigan en las antiguas.

El líder empresarial Juan Sutil, con el que la ministra consiguió una relación de confianza mutua basada en la sinceridad, que los dos ejercen sin tapujo, cree que Jeannette Jara es de un “comunismo mas moderno”. Se equivoca. El éxito de la ministra se basa en que, formada en la poco estimulante política estudiantil de los 90′, es un cuadro clásico del comunismo chileno, ese que imperó hasta los 70′. Solo bastaría para probar esto último compararla con comunistas realmente modernos, o posmodernos más bien, como Daniel Jadue e Irací Hassler, protagonista esta última de otra serie de “errores no forzados” que parecen más bien un verdadero esfuerzo por cometer errores (que no se sabe aún si son solo errores).

La nueva izquierda y sus hermanos pequeños los woke, piensa como sus hermanos mayores de la tercera vía, que la lucha de clases está superada. El lema del manifiesto de Marx y Engel “Proletarios del mundo, uníos” le resulta poderosamente inútil, porque los proletarios de hoy tienen auto y casa propios. O al menos creen tenerlas, porque son ambos del banco del que son también ellos patrimonio.

Así la nueva izquierda encuentra un verdadero placer en dividir las clases sociales en subclases y tribus clasificados a su vez ellos en sexos, edad, peinados, y canción favorita. Daniel Jadue enfatiza su origen palestino, Irací Hassler le da alas a lo que Marx llamaba el “lumpen proletariado”, el enemigo mayor de la revolución.

Jeannette Jara en cambio heredó de Camila Vallejo un proyecto de ley que le resulta necesario a todos los trabajadores sin importar su origen étnico, religioso, o su condición sexual. Una ley que vuelve a esa olvidada palabra la del “trabajador” que la izquierda estudiantil y sus aliados los jubilados pauperizados, han mirado desde un tiempo con desprecio.

La manera de conseguir que la ley se aprobara es también propia del comunismo clásico chileno. Como los evangélicos en las cárceles, los comunistas solían ser abstemios, o al menos sobrios, austeros, aburridos muchas veces, pero empeñosos hasta la majadería en el objetivo propuesto, que casi nunca era meramente personal.

Jeannette Jara abrió comisiones de trabajo, pidió informes, paso largas horas negociando con los gremios, y los grupos parlamentarios. La sonrisa tan chilena, la actitud afable que la caracterizan, no puede esconder que un trabajo tan sistemático y paciente solo puede nacer de una especie de fe religiosa. Es lo que hace el comunismo tan efectivo y peligroso. Es como el islam, una forma de pensar unida con una forma de actuar, el leninismo, que no proviene del todo de la cultura occidental liberal o romántica, sino de cierta tendencia muy propia de los rusos a los maximalismos de toda especie.

Dirigidos hacia objetivos bien delimitados, y sin darle nunca demasiado poder, el comunismo puede conseguir milagros que nunca conseguirán sus enemigos históricos reales, los anarquistas e “izquierdistas” de todo pelo. Quizás porque su relación con el poder es menos laberíntica que para el resto de la izquierda. O más bien porque el poder no es nunca para ellos un asunto meramente personal. O lo es solo para esos líderes dementes, de Mao a Fidel pasando por Stalin. Esos líderes que aprovechan justamente la paciencia y lealtad que le enseña los cuadros políticos del comunismo, en los respectivos controles de cuadros y purgas.

El comunismo tiene muchos crímenes y olvidos, pero generalmente no cometían las imprudencias inmobiliarias de la alcaldesa de Santiago y los dislates verbales constantes del alcalde Jadue. Un caso de deslealtad e “infantilismo revolucionario” que le hubiera costado, cuando los comunistas sabían serlo, un paseo a algún campo de reeducación o más sencillamente una expulsión de la orgánica de un partido donde parece militar para puro molestar a alguna tía o abuela.

Así las 40 horas laborales consiguieron ser ley justamente porque un cuadro clásico del partido comunista no cuenta la cantidad de horas que trabaja al día. No las cuenta porque su militancia es una forma de fe y la fe no conoce los horarios. Es lo que le falta a la mayoría de los chilenos, fe en su trabajo, que la mayoría vive solo como una balsa de sobrevivencia. La fe, creo yo, es el problema esencial de la izquierda. Los comunistas creen en algo que yo pienso errado, pero su fe tiene una iglesia que ordena el fervor. A la nueva izquierda le falta fatalmente eso. La creencia personal muere o se exagera con el tiempo, solo una iglesia puede permitir seguir creyendo cuando los milagros y los mesías no llegan.

Le puede interesar: Rafael Gumucio: Irací Hassler, la “tía” del jardín (ex-ante.cl)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ex-Ante (@exantecl)

Publicaciones relacionadas

Alexandra Chechilnitzky

Mayo 28, 2024

Por qué el caso Jadue se cruza con las elecciones internas del PC y cómo Carmona empujó un apoyo incondicional al alcalde

Créditos: Agencia Uno.

El presidente del PC Lautaro Carmona ha endurecido en las últimas horas su apoyo al alcalde e informó que este miércoles, antes de la formalización de Jadue, habrá una vigilia de apoyo hacia él en el Tercer Juzgado de Garantía de Santiago. En paralelo, 8 diputados del partido suscribieron una carta que supone una presión […]

Ex-Ante

Mayo 28, 2024

Caso Jadue: La amenazante carta del PC para presionar a la Fiscalía y al Poder Judicial (Lea el texto completo)

La tarde de este martes, horas antes de que el alcalde Daniel Jadue sea formalizado por los delitos de cohecho, fraude al fisco, estafa y administración desleal en el marco del caso Farmacias, por lo cual arriesga quedar bajo prisión, un grupo de ocho parlamentarios del partido suscribió una carta de apoyo al edil junto […]

Ex-Ante

Mayo 28, 2024

[Confidencial] La “letra chica” del polémico spot de la ministra Jara sobre la reforma previsional

La contralora (s) Dorothy Pérez deberá definir si el video financiado con fondos públicos para promocionar uno de los proyectos emblemáticos del gobierno, cumple o no con la normativa. Pese a que el video recurre a la “letra chica” para cumplir la norma, todo apunta a que el dictamen será favorable, ya que su antecesor […]

Director de Inversiones de LarrainVial Asset Management

Mayo 28, 2024

Un cuento de dos países. Por José Manuel Silva

Sin duda que la tarea de mejorar la institucionalidad de la economía chilena para retomar la senda de crecimiento es prioritaria, pero el punto de partida no tiene comparación. Soñar con un país desarrollado que se acerque a Portugal o España es hoy mucho más realista. Con la institucionalidad de los sesenta y setenta era […]

Ex-Ante

Mayo 28, 2024

La polémica vigilia que hará el PC en apoyo a Jadue antes, durante y después de su formalización

Todo apunta a que el alcalde Jadue quedará bajo arresto al ser formalizado por los delitos de cohecho, fraude al fisco, estafa y administración desleal en el marco del caso Farmacias. El presidente del partido Lautaro Carmona informó el fin de semana en radio Nuevo Mundo que habrá una vigilia, la que, de acuerdo a […]