Enero 16, 2022

Mensajes de orden y moderación, y la centroizquierda de Boric. Por Kenneth Bunker

Ex-ante

Boric no hubiese ganado con un discurso de izquierda puro y duro ni tampoco si hubiese apelado netamente a la retórica del descontento social. Sabiendo eso, solo ha profundizado en la fórmula ganadora, reiterando su intención de conformar un cogobierno con miembros de los partidos que ha criticado por años, y de gobernar pensando en la importancia de la estabilidad económica y de ser implacable con la delincuencia.


Una nueva centroizquierda. A días de conocer los nombres que formarán parte del gabinete, quedan pocas dudas de que la intención de Gabriel Boric es diseñar un gobierno que pueda ofrecer estabilidad, diálogo y gradualidad. Por sus discursos, entrevistas, e incluso intervenciones en redes sociales, es muy claro que ha encontrado un espacio político desde el cual se puede desenvolver y desarrollar con comodidad: la centroizquierda.

  • Por las restricciones legislativas que le impone su coalición minoritaria, las preocupantes proyecciones económicas que se han hecho para los próximos semestres -y la dificultad que supone instalar un gobierno junto a un grupo de personas que nunca ha gobernado- todo apunta a que el gobierno de Boric estará mucho más al centro de lo que se pensaba hace tan solo unas pocas semanas atrás.
  • Por cierto, falta ver la conformación del gabinete. Pues, es evidente que la inclusión de ciertas personas, de ciertos partidos, instalará una duda legitima sobre las intenciones del mandatario. Pero, en el grueso, las señales de orden son inequívocas.

Lecciones de la elección. Quizás la gran lección que dejó la exitosa campaña de Boric entre primera y segunda vuelta es que para ganar una elección presidencial hay que ser realista. No basta la intención ni la retórica. Si el equipo de Boric hubiese insistido en el simbolismo que le permitió ganar la primaria de julio y llegar segundo en la primera vuelta de noviembre, es probable hubiese perdido la elección definitiva de diciembre.

  • La victoria no solo se logró por su traslado desde la izquierda hacia el centro, sino que también por el oportuno anclaje que hizo al mover el eje de la discusión de la promesa a la solución, del voluntarismo al realismo. Habló menos sobre cerrar la brecha de la desigualdad y más sobre una política fiscal de balance estructural.

Con el empresariado. En su reciente discurso en Enade Boric habló de estabilidad, diálogo y gradualidad. Tres conceptos que estuvieron intencionalmente ausentes de su discurso de primarias y primera vuelta, y que lo desmarcan de los equipos que empujaron esas campañas. Por ejemplo, en el evento, el presidente electo subrayó la necesidad de mantener los colegios abiertos, una idea que fue fuertemente rechazada por su sector en todos los puntos críticos de la pandemia.

  • También habló de la importancia de hacer un gobierno que trascienda a la coalición política que lo apoya. Sobre el déficit de viviendas, admitió tener dudas sobre la posibilidad de resolverlo en lo inmediato, y que tendría que ser una tarea de largo plazo. En el golpe de realismo, repasó a varios de su propio sector, sosteniendo que es importante cooperar con la oposición a pesar de tener diferencias de fondo.
  • El tono del mensaje, en que citó cifras y reiteró su intención de mantenerse dentro de márgenes tradicionales, logró convencer a varios de los convocados, desde Juan Sutil, el presidente de la CPC, que evaluó su discurso como uno convocante, respetuoso y prudente, a Ricardo Mewes, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, que admitió estar optimista sobre lo que vendrá.

Contra la violencia. Boric también ha mostrado señales de estar dispuesto de ser duro contra la violencia. Quizás lo más llamativo hasta ahora ha sido su posición sobre Carabineros, que se movió bruscamente de refundar a reformar. Consiente de la importancia de controlar la delincuencia, ha mostrado tener la intención de respetar y preservar las instituciones dedicadas a combatir la delincuencia.

  • Otra señal de orden, un concepto ausente de su discurso pre segunda vuelta, fue la entrevista, fortuita por cierto, con la viuda del cabo Moisés Naim, un carabinero mapuche asesinado en La Araucanía. A pesar de no prometerle nada, su interacción con Dahianna Pereira es un paso hacia la criticada idea de que la violencia hay que condenarla venga de donde venga. Una luz de esperanza para las victimas de la violencia en la macrozona sur.
  • Y aunque todavía Boric no ha tenido la posibilidad de actuar en contra de los delincuentes, las señales han sido inequívocamente positivas. La mera ausencia de la rivalidad ofrecida en el pasado es en sí una buena señal. El propio Giorgio Jackson, la mano derecha del presidente electo, manifestó su intención de nivelar hacia arriba cuando se le preguntó su eliminaría el sistema de pensiones de las fuerzas armadas.

Limpiando el pizarrón. Es cierto que ha habido discrepancias con la administración actual, pero también es cierto que los encuentros han sido significativamente menos relevantes de lo que se anticipaba. La colaboración entre quienes entran y quienes salen ha opacado el antagonismo del pasado.

  • En esta línea, es crucial para Boric comenzar con un pizarrón limpio que no ponga en jaque ninguna de las expectativas de orden y moderación que ha generado en las últimas semanas. Es por ejemplo lo que ocurrió con la PGU, que pasó rápidamente de ser “pan para hoy y hambre para mañana” a un proyecto urgente. Tener que lidiar con la realidad del sistema de pensiones es más difícil desde La Moneda que desde la oposición.
  • Lo mismo ocurre con el tema de los “presos políticos”, que pasó a ser una piedra en el zapato del gobierno que entra, y por lo mismo, una ley que se busca apurar. Tener que consolidarse en el poder, legitimando a carabineros con una mano, y complaciendo a los familiares de los detenidos con la otra, supone una inconsistencia política peligrosa. Por lo mismo, lo ideal es entrar al poder con ambas manos libres.

Publicaciones relacionadas

Director de Estudios Sociales y Políticas de Azerta

Mayo 28, 2022

Los riesgos del Apruebo. Por Camilo Feres

Bajo determinadas circunstancias el triunfo del apruebo podría dejar al Gobierno como parte de una institucionalidad política interdicta y terminar por quebrar la débil cohabitación de los partidos que hoy sustentan la administración. Y no se percibe que éste sea un escenario que el Gobierno se encuentre analizando.

Jorge Poblete

Mayo 27, 2022

Convención: El plan B de Fernando Atria tras las fuertes críticas al “cerrojo” de los 2/3

El convencional Fernando Atria este viernes en el patio del ex Congreso. Foto: Karin Pozo / Agencia Uno.

Uno de los articuladores del FA en la Convención planteó este viernes una alternativa a la propuesta de la comisión de normas Transitorias de que cualquier cambio que quiera hacerse a la nueva Constitución antes de marzo de 2026 requiera de 2/3 de votos en el Congreso. Ante la probable caída en el pleno de […]

Ana María Sanhueza

Mayo 27, 2022

Gonzalo García, ex ministro del TC: “Es una mala lección imponer los 2/3 y pretender atrapar el futuro”

El asesor de las reformas constitucionales de 2005, que permitieron cambiar la firma de Augusto Pinochet por la de Ricardo Lagos, revela cómo ese año los altos quórum impidieron, por ejemplo, el reconocimiento constitucional a los pueblos indígenas. Y recuerda que “todos los mecanismos que se han puesto a las constituciones chilenas para volverlas pétreas, […]

Marcelo Soto

Mayo 27, 2022

Darío Calderón y violencia escolar: “Dentro del Instituto Nacional reina el terror”

El abogado Darío Calderón ingresó al Instituto Nacional en 1955 y egresó en 1963. Varias veces fue presidente de curso, y los dos últimos años presidió el centro de alumnos. En esta entrevista se refiere a la crisis que enfrenta el colegio público, debido a la violencia urbana, y es crítico de la alcaldesa Irací […]

Víctor Hugo Durán

Mayo 27, 2022

Violencia en La Araucanía: Siches abre otro flanco de críticas y vuelve a corregir sus dichos

Desde La Moneda transmitieron que la ministra Izkia Siches encabezaría el comité interministerial; que duraría 3 horas y que, entre otras cosas, serviría para dar una señal de que la jefa de gabinete había tomado el control del ministerio más importante del gobierno. También se transmitió que la Secom estaba dedicada a fortalecer las vocerías […]