Agosto 12, 2023

Giorgio Jackson: el sentido de un final. Por Jorge Ramírez

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

En medio de la desesperación y frustración, Jackson intentó construir una narrativa de victimización que no resulta verosímil, cayendo en lo mismo que él tantas veces criticó. A los pocos minutos de su renuncia revivió un viejo tuit del altanero dirigente estudiantil Jackson, quien en 2012, ironizaba respecto de las renuncias de ministros con tono de victimización. Ese parece ser el karma frenteamplista, terminar convirtiéndose en todo lo que alguna vez aborrecieron.


Dilatar la vida de un hombre es dilatar su agonía y multiplicar el número de sus muertes” decía Jorge Luis Borges en su cuento El Inmortal. La enseñanza del cuento es que la obsesión por prolongar la vida puede ser un gran sinsentido, una suerte de laberinto sin salida, al punto de que, retomar conciencia de nuestra mortalidad deviene en alivio. En política nadie es inmortal, tampoco Giorgio Jackson. Hoy, una amplia mayoría de chilenos sienten alivio, Jackson ha dejado de ser ministro.

La agonía del ahora ex Ministro de Desarrollo Social se había prolongado en exceso porque el Presidente es consciente de que la muerte política de Jackson, es también la muerte política de una parte de él. Es algo que va mucho más allá de la amistad, se trata del proyecto. Sin Jackson, no habría Boric. De hecho, en el itinerario político original del Frente Amplio siempre se pensó que el primero que arribaría a La Moneda sería Jackson y no Boric, pero las vicisitudes de la vida hoy hacen que el que por mucho tiempo fuera el elegido, hoy sea el eliminado.

Por cierto, Jackson podría haber facilitado la tarea del Presidente. Una renuncia en tiempo y forma, apenas conocidos los antecedentes del caso convenios habría atajado la crisis en su fase embrionaria. Inclusive, podría haber sido visto por la ciudadanía como una forma de atender a un problema político, con un gesto moral genuino, a efectos de conservar algo de la extraviada pureza frenteamplista.

Pero hoy Jackson sale por la puerta de atrás. Ni siquiera fue acompañado por el Presidente de la República en su acto de dimisión. Al parecer, nadie quiso acompañar al “líder de la banda” como fue bautizado por el socialista Fidel Espinoza. Seguramente, fue un otrora dirigente concertacionista que ha retornado a la Secretaría de Comunicaciones (Secom), uno más de esos que Jackson consideraba que poseían una escala de valores y principios inferiores, quien determinó que Jackson debía comparecer solo. Son múltiples los acreedores de Jackson que hasta el último minuto estuvieron dispuestos a saldar deudas pendientes con él.

En medio de la desesperación y frustración, Jackson intentó construir una narrativa de victimización que no resulta verosímil, cayendo en lo mismo que él tantas veces criticó. A los pocos minutos de su renuncia revivió un viejo tuit del altanero dirigente estudiantil Jackson, quien en 2012, ironizaba respecto de las renuncias de ministros con tono de victimización. Ese parece ser el karma frenteamplista, terminar convirtiéndose en todo lo que alguna vez aborrecieron.

La crisis de corrupción y probidad no comienza ni terminará con Jackson, por cierto. Pero su caída es un símbolo y no cualquier símbolo. Con Jackson cae la idea de que se puede paralizar la gestión de un Gobierno entero por agendas particulares y caprichos. Recordemos que fue Jackson quien instaló la idea, con la comparecencia del Presidente Boric, de que había que esperar el resultado del plebiscito constitucional de septiembre de 2022 para desplegar el programa de gobierno, chantajeando a los chilenos con la idea de que “va a ser difícil aplicar aspectos de nuestro programa sin un cambio constitucional“. Ganó el Rechazo con un 62% y no sólo la tesis se pulverizó, sino que también su autor intelectual.

Todo el resto de la historia de Jackson serían desaciertos tras desaciertos, por ejemplo, el demagogo anuncio del “gas a precio (in) justo” y su confusa reacción ante el robo de computadores con una caja fuerte desde las dependencias de su ministerio.

Jackson inició sus últimas y solitarias palabras como ministro indicando que su gesto respondía al clamor ciudadano de dejar de ver a los políticos pelear entre sí. Habría que recordarle a Giorgio Jackson que los chilenos no sólo están cansados de ver pelear a los políticos, los chilenos también están cansados de falsas promesas, de la demagogia, de la frivolidad a la hora de enfrentar los grandes problemas de la ciudadanía como la delincuencia, el estancamiento de la economía, la inmigración descontrolada y, por cierto, la corrupción.

En definitiva, los chilenos estaban cansados de Giorgio Jackson, y su salida, tiene pleno sentido.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Febrero 25, 2024

Cadem: Aprobación de Tohá sube 14 puntos en un mes y llega a 52% (Vea aquí la encuesta)

Mientras, la aprobación al subsecretario del Interior Manuel Monsalve creció 6 puntos, de 55% a 61%, su nivel más alto desde mayo pasado.  Las caídas más significativas las registran la ministra de Defensa Maya Fernández (48%, 7 puntos menos que en enero) y el ministro de Justicia Luis Cordero (42%, 8 puntos menos que el […]

Ex-Ante

Febrero 25, 2024

Panel Ciudadano-UDD: Matthei se despega de Kast y llega al 30% de preferencias presidenciales (Vea aquí la encuesta)

La alcaldesa de Providencia subió 10 puntos su apoyo en relación al sondeo de diciembre, ampliando de 3 a 14 puntos su brecha con el líder republicano. De acuerdo con Juan Pablo Lavín, Gerente General de la empresa encuestadora, “Matthei recibe 4 de los 5 puntos que marcaba Sebastián Piñera, otros 3 del alcalde Rodolfo […]

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Febrero 25, 2024

Las claves de la conferencia conservadora más grande del mundo que reunió a Milei, Trump y Bukele. Por Jorge Ramírez

Imagine usted en un mismo fin de semana tener a Donald Trump, Javier Milei, y Nayib Bukele como speakers principales del evento, con una convocatoria que deja poco a la imaginación, CPAC 2024: “Donde el globalismo morirá”. Con Metallica y Guns N’ Roses como música de fondo. CPAC, de algún modo, es pura irreverencia.

Ex-Ante

Febrero 25, 2024

La incógnita sobre quién presidirá el Senado en 2024

Hoy la incógnita está dada por si el acuerdo administrativo que permitió que tanto el ex senador y actual ministro de la Segpres, Álvaro Elizalde como Juan Antonio Coloma (UDI) llegaran a la presidencia de la corporación, continuará vigente o no. Conforme a los términos del acuerdo, la presidencia del Senado correspondería al PPD. Dentro […]

Director de Criteria

Febrero 25, 2024

La oposición: entre ingenua y acomodada. Por Cristián Valdivieso

Hasta ahora, la contracara del gobierno ha sido una oposición nutrida de la frustración ciudadana ante la falta de resultados de La Moneda pero que no ha logrado despertar ni curiosidad ni interés electoral per se. Una que no entusiasma. Una oposición que grita, pero no ofrece, que rasca donde no pica y que parece […]