Julio 9, 2023

Giorgio Jackson: Breaking Bad. Por Jorge Ramírez

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Walter White, Heisenberg y Giorgio Jackson son calculadores, ambiciosos, ceñidos a un método, fríos, pero sin aversión al riesgo. White estuvo en múltiples ocasiones cerca de la muerte física, Jackson ha estado extremadamente cerca de la muerte política. La codicia puede ser un potente vehículo de resiliencia.


¿Qué tienen en común el protagonista de la por muchos considerada mejor serie de la historia Breaking Bad y el líder de Revolución Democrática Giorgio Jackson? Bastantes cosas, más allá de la calvicie.

Justicieros. Tanto Jackson como Walter White irrumpen en escena como adorables personajes llamados a cambiar un entorno colmado de injusticias.

Walter era un talentoso químico, que ayudó a fundar una multimillonaria empresa que parasitó de sus conocimientos, viéndose relegado a la enseñanza de esta disciplina en una escuela, trabajo que complementaba con un precario puesto a tiempo parcial de cajero en un centro de lavado de vehículos de Albuquerque. Un grave cáncer lo afecta y en aras de un objetivo noble como el de financiar su tratamiento de quimioterapia y no dejar a su hermosa familia en bancarrota, White comienza a cocinar drogas sintéticas junto a su entrañable alumno y ahora socio, Jessie Pinkman. La batalla de Walter en principio no es sólo contra el cáncer, es también una batalla contra los poderosos, contra su pasado y contra sí mismo.

Giorgio fue un joven y talentoso estudiante de Ingeniería UC, quien, motivado por las injusticias de nuestro sistema educacional, se volcó a las movilizaciones estudiantiles. Colmado de entusiasmo, ideales y buenas intenciones Jackson tempranamente encandila a la ciudadanía rebelándose contra el abominable monstruo del lucro en la educación. ¿Su única arma para librar esta batalla? el libro de Fernando Atria en la mochila.

Giorgio demostró que con arrojo y un par de consignas se podía poner en jaque a los poderosos. Cerrado el capítulo estudiantil, el joven Jackson percibe que las desigualdades en educación eran el reflejo de injusticias más estructurales, de ahí la necesidad de perfilar una carrera parlamentaria.

Nunca es suficiente. Tanto Walter White como Giorgio Jackson experimentan tempranamente la codicia. Walter por dinero, Jackson por poder. La pelea de Walter ya no era contra el Tuco Salamanca y la batalla de Jackson dejó de ser contra el lucro. Hubo un minuto en que ya no resulta necesario para Walter continuar cocinando metanfetamina porque el costo de su tratamiento contra el cáncer estaba cubierto por el dinero reunido por la venta de drogas, su amigo Jessie se lo advierte.

Sin embargo, Walter sigue produciendo. Es acá donde Walter deja de ser Walter y se convierte en Heisenberg. Jackson, a su vez, pudo perfilarse como un afamado líder de una ONG educacional o un prestigioso ingeniero volcado al análisis de políticas educativas, pero quería algo más, quería entrar en política. Experimentó la adicción al poder y el poder es droga dura, casi tanto como la metanfetamina.

Metamorfosis. Walter White no se convierte en Heisenberg de un día a otro, es un proceso. Del mismo modo, el joven Giorgio no se convierte en el repudiado Jackson de la noche a la mañana. Breaking Bad es eso: una lenta metamorfosis, una gradual pero persistente corrosión del carácter y la ética, mediada por un importante componente de arrogancia y una no menor dosis de mentira. Walter White fue arrogante, se autoconvenció de que sólo él era capaz de producir metanfetamina con ese nivel de pureza y tinte azul. Jackson es arrogante, menoscaba a toda la generación política predecesora al indicar que su escala de valores y principios es moralmente superior.

¿El alma? No hay nada aquí, sólo química. Trazar un plan en el que el fin justifica los medios fue la filosofía de Walter White y es la pragmática mirada con que Jackson entiende la política. La mentira, el engaño y la instrumentalización de voluntades son elementos químicos necesarios en la fórmula política según Jackson.

Todo comenzó con la patraña sobre la donación de la mitad de sueldo como parlamentario, pero recordemos también, que Jackson generó una relación instrumental con la violencia en plena crisis social de 2019, travistiendo esta validación bajo la forma de un mensaje de apoyo “gracias totales cabr@s” a los estudiantes que saltaban los torniquetes del metro. A la par, en programas de televisión aceptaba las barricadas barriales hechas por “los vecinos” y vociferaba en pleno paseo Ahumada con Alameda “no más abusos”; hoy sabemos que su partido elaboró un sofisticado mecanismo de corrupción y abusos.

Al igual que Walter White, si la mentira y la violencia es funcional al objetivo de seguir cocinando, bienvenida la mentira, bienvenida la violencia.

No estoy en peligro (…) yo soy el peligro. Finalmente, Walter White, Heisenberg y Giorgio Jackson comparten una última característica. Son calculadores, ambiciosos, ceñidos a un método, fríos, pero sin aversión al riesgo. White estuvo en múltiples ocasiones cerca de la muerte física, Jackson ha estado extremadamente cerca de la muerte política. Pero ambos son duros de matar, la codicia puede ser un potente vehículo de resiliencia.

Hace meses que Jackson es un estorbo y un dolor de cabeza para el Gobierno del Presidente Boric. La pregunta es, entonces ¿por qué sigue ahí? ¿por qué hace lo que hace? Walter White ofrece una respuesta a esa interrogante. “Todas las cosas que hice (…) las hice por mí. Me gustaba. Era bueno haciéndolo (…) me sentía con vida”. Quienes siguieron Breaking Bad saben el destino de Walter White. Todos quienes seguimos la política tenemos, más o menos claro, cual es el destino de Giorgio Jackson…

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Junio 14, 2024

Chile-España: Un capítulo que partió mal con Boric y empeoró con el embajador Velasco

Las sucesivas controversias que ha protagonizado el embajador Javier Velasco profundizaron un problema que estalló a los pocos días de la toma de posesión de Boric, cuando el Presidente se quejó de que la ceremonia de cambio de mando se hubiera atrasado por la tardanza del rey Felipe II en llegar. La Casa Real tuvo […]

Ex-Ante

Junio 14, 2024

La insólita querella express del INDH que busca complicar a Desbordes. Por Jorge Schaulsohn

Consuelo Contreras, directora del INDH

La mala fe con que está actuando la mayoría del directorio del INDH es manifiesta. Más allá de si es constitutivo de delito lo que se le atribuye a Desbordes, el INDH no tiene atribuciones legales para querellarse por tráfico de influencias. Es primera vez que lo hace. Y la velocidad con que lo hizo […]

Ex-Ante

Junio 14, 2024

¿Hasta cuándo? Embajador en España queda a punto de caer tras nuevo bochorno

La visita del Presidente a Estocolmo estuvo marcada por el nuevo y grave traspié del embajador de Chile en España Javier Velasco, quien se refirió esta semana en un foro en Madrid a la decisión del gobierno de retirar la invitación a Israel a la Fidae 2024 debido al conflicto en Gaza e hizo una […]

Por Ana Josefa Silva, crítica de cine

Junio 14, 2024

IntensaMente 2: la #AdolescenteEnCasa y su revolución de emociones. Por Ana Josefa Silva

Inside Out 2 (Walt Disney Pictures & Pixar Animation Studios)

Los estudios Pixar han abierto un gran abanico temático y formal muy refrescante para la factoría Disney. IntensaMente (2015) tuvo la audacia de desarrollar en la pantalla (y en versión animada) algo de suyo tan abstracto como lo que ocurre en el fuero interno de un ser humano. IntensaMente 2, desde ese universo ya establecido, […]

Por Juan Diego Santa Cruz, cronista gastronómico y fotógrafo

Junio 14, 2024

Algo es algo: Soñar es gratis. Por Juan Diego Santa Cruz

El padre chileno quiere pero no pide, sueña pero mantiene los pies en la tierra y a pesar de sus titánicos esfuerzos no reconocidos, estará incluso agradecido de recibir ese cinturón o aquel destornillador eléctrico.