Enero 2, 2022

El perfil de los electores que le dieron la victoria a Boric en segunda vuelta. Por Cristián Valdivieso, director de Criteria

Ex-Ante
Crédito: Agencia Uno.

El análisis del perfil de las mesas electorales que registraron mayor cambio entre la participación de la primera y la segunda vuelta arrojó algunas tendencias interesantes. En el 97% de las mesas se registró algún aumento y donde creció más fue en jóvenes urbanos de ingresos medios y bajos, especialmente en Santiago.

La votación obtenida por Gabriel Boric fue sorpresiva. No tanto por la abrumadora ventaja que obtuvo sobre José Antonio Kast -12 puntos porcentuales-, similar a la brecha que cuatro años hubo a favor de Piñera en el balotaje con Guillier (10 puntos a favor del actual presidente), sino por los 4.620.890 de votos que obtuvo y que lo convirtieron en el presidente más votado de la historia. Lo más novedoso es sin duda esta votación maciza, asociada a la alta participación electoral (56%), nunca antes vista en escenarios de voto voluntario.

En ese contexto, adquiere especial interés la pregunta por los patrones explicativos que hay tras ese comportamiento del electorado. Patrones que hoy son factibles de explorar extrayendo y analizando en línea grandes volúmenes de información antes del análisis que hace el Servel mediante captura del código de barra (coloquialmente conocido como “pistoleo” de los padrones de mesa).

En busca de respuestas, junto al equipo de Data Science de Criteria realizamos un análisis del perfil de las mesas electorales que registraron mayor cambio en la participación entre la primera y segunda vuelta, considerando tanto aquellas donde aumentó el volumen de sufragios como aquellas donde se observó una baja. Complementariamente, seleccionamos el 10% de mesas que el 21 de noviembre concentraron una mayor proporción de votantes por candidato, para seguir su comportamiento electoral en el balotaje.

El análisis arrojó algunas tendencias interesantes. La primera: el crecimiento de la participación electoral entre vueltas fue un fenómeno transversal, donde en el 97% de las mesas se registró algún aumento. Vale decir, todo Chile se movilizó más en segunda vuelta.

Por otra parte, en las mesas donde más creció la participación, el aumento de los votantes se concentró mayormente en jóvenes urbanos de ingresos medios y bajos, fenómeno observado principalmente en Santiago. Inversamente, las mesas que decrecieron en participación registraron una disminución de votantes de clases medias de la zona norte del país.  Así, mientras la mayoría de los nuevos votantes se movilizaron a favor de Boric, la relativa desmovilización castigó a Kast, que no logró captar la masa electoral de Parisi.

De hecho, el análisis evidencia que Kast perdió al menos un 35% de los votos potencialmente esperados a partir del buen desempeño de Parisi en primera vuelta. Es decir que una parte significativa de los votantes de Parisi desoyeron el apoyo que el líder del PDG brindó a Kast.

Tampoco Sichel traspasó totalmente sus votos a Kast, ya que al menos un 11% de sus votantes no marcaron por Kast en segunda vuelta.

Por el contrario, prácticamente todos quienes en primera vuelta optaron por candidatos de izquierda o centro izquierda distintos a Boric, eligieron en segunda al presidente electo y, además, Boric aumentó en al menos un 16% la votación potencial a partir de la sumatoria de todos los votos de izquierda y centro izquierda en primera vuelta.

Resumiendo, la mirada a los datos arroja respuestas en varias direcciones. Por cierto, reafirma que el endoso de los votos es un discurso político sin base empírica. La mayoría de los votantes estaría optando según sus propias convicciones y juicios, desentendiéndose de los llamados que en uno u otro sentido hagan los candidatos derrotados.

Otra conclusión probable es que la estrategia del miedo como foco estratégico del candidato Kast no fue suficiente. Y no es de extrañar dado que en Chile al menos, no funciona desde el 88´. Un balotaje donde entraron a votar muchos jóvenes que nunca antes había participado, no puede reducirse sólo a una movilización masiva por miedo a las opciones en juego. Sin duda, la esperanza en los cambios jugó un rol central.

Desde esta perspectiva, la alta votación de Boric se explicaría tanto por su capacidad de convocar a los electores (y por cierto, con mucha fuerza las electoras) que ya habían votado por candidaturas del eje izquierda y centro izquierda, como por sumar nuevos votos fundados en la esperanza de cambios y transformaciones que supo encarnar. El electorado de Kast en tanto, parece haberse movilizado principalmente por miedo a Boric. Visto así, la derecha habría salido a votar contra alguien más que por alguien.

Con todo, mientras el nuevo gobierno tendrá que cuidarse de las expectativas que se sembraron en campaña, la derecha deberá asumir de una vez que el miedo, al menos en Chile, no resulta suficiente para ganar elecciones.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Noviembre 27, 2022

Perfil: 20 cosas que hay que saber del senador Fidel Espinoza

El senador Fidel Espinoza dando una conferencia de prensa el 12 de octubre en el Congreso en Valparaíso. Foto: Leonardo Rubilar / Agencia Uno.

Hijo de un diputado PS ejecutado en 1973. Estuvo 5 períodos en la Cámara —siempre por Los Lagos— y tras la publicación de la ley que limita la reelección, postuló al Senado. Creó el programa “Aló Diputado”, siguiendo el modelo de “Aló Presidente” de Maduro. En septiembre decenas de militantes lo acusaron de “caudillista” ante […]

Ex-Ante

Noviembre 27, 2022

¿Qué quiere realmente La Moneda respecto de la Constitución? Por Sergio Muñoz Riveros

¿A dónde conduce esta intrincada negociación, que ya es lejana para los ciudadanos, y que va adquiriendo características de farsa? Quizás a ninguna parte. En general, los partidos están preocupados de no ser culpados por el posible fracaso de las conversaciones. Más vale que terminen con las simulaciones y prioricen el interés del país.

Ex-Ante

Noviembre 26, 2022

Camioneros no llegan a acuerdo con gobierno y siguen las movilizaciones

Camioneros movilizados en el puerto de Iquique.

El dirigente Cristián Sandoval señaló que “no tienen capacidad de seguir operando” y que no se llegó a acuerdo en el tema de la rebaja del precio del combustible, que fue el más relevante en las negociaciones de hoy.

Director de Estudios Sociales y Políticas de Azerta

Noviembre 26, 2022

¿Está Apruebo Dignidad cerca del punto de quiebre? Por Camilo Feres

Cónclave oficialista de principios de noviembre entre Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático.

Una de las arengas que más se repite en estos días dentro de la naciente autoflagelancia de izquierdas es que no hay nada más sólido que el 38% del apruebo a la Convención ya que, al revés de lo que sucedía en el plebiscito de entrada, se trata de una votación afirmativa, un “estoy de […]

Marcelo Soto

Noviembre 26, 2022

Daniel Mansuy: “El gobierno va a velocidad de tortuga y la paciencia de la ciudadanía es escasa”

El investigador asociado del IES (Instituto de Estudios de la Sociedad) y profesor de la Universidad de Los Andes sostiene que el Presidente Boric ha sido lento en corregir los errores. Y sobre la derecha apunta a que el populismo y las posturas ultra conservadoras son “una gran amenaza” para el sector. “Si no se […]