Enero 2, 2022

El perfil de los electores que le dieron la victoria a Boric en segunda vuelta. Por Cristián Valdivieso, director de Criteria

Ex-Ante
Crédito: Agencia Uno.

El análisis del perfil de las mesas electorales que registraron mayor cambio entre la participación de la primera y la segunda vuelta arrojó algunas tendencias interesantes. En el 97% de las mesas se registró algún aumento y donde creció más fue en jóvenes urbanos de ingresos medios y bajos, especialmente en Santiago.

La votación obtenida por Gabriel Boric fue sorpresiva. No tanto por la abrumadora ventaja que obtuvo sobre José Antonio Kast -12 puntos porcentuales-, similar a la brecha que cuatro años hubo a favor de Piñera en el balotaje con Guillier (10 puntos a favor del actual presidente), sino por los 4.620.890 de votos que obtuvo y que lo convirtieron en el presidente más votado de la historia. Lo más novedoso es sin duda esta votación maciza, asociada a la alta participación electoral (56%), nunca antes vista en escenarios de voto voluntario.

En ese contexto, adquiere especial interés la pregunta por los patrones explicativos que hay tras ese comportamiento del electorado. Patrones que hoy son factibles de explorar extrayendo y analizando en línea grandes volúmenes de información antes del análisis que hace el Servel mediante captura del código de barra (coloquialmente conocido como “pistoleo” de los padrones de mesa).

En busca de respuestas, junto al equipo de Data Science de Criteria realizamos un análisis del perfil de las mesas electorales que registraron mayor cambio en la participación entre la primera y segunda vuelta, considerando tanto aquellas donde aumentó el volumen de sufragios como aquellas donde se observó una baja. Complementariamente, seleccionamos el 10% de mesas que el 21 de noviembre concentraron una mayor proporción de votantes por candidato, para seguir su comportamiento electoral en el balotaje.

El análisis arrojó algunas tendencias interesantes. La primera: el crecimiento de la participación electoral entre vueltas fue un fenómeno transversal, donde en el 97% de las mesas se registró algún aumento. Vale decir, todo Chile se movilizó más en segunda vuelta.

Por otra parte, en las mesas donde más creció la participación, el aumento de los votantes se concentró mayormente en jóvenes urbanos de ingresos medios y bajos, fenómeno observado principalmente en Santiago. Inversamente, las mesas que decrecieron en participación registraron una disminución de votantes de clases medias de la zona norte del país.  Así, mientras la mayoría de los nuevos votantes se movilizaron a favor de Boric, la relativa desmovilización castigó a Kast, que no logró captar la masa electoral de Parisi.

De hecho, el análisis evidencia que Kast perdió al menos un 35% de los votos potencialmente esperados a partir del buen desempeño de Parisi en primera vuelta. Es decir que una parte significativa de los votantes de Parisi desoyeron el apoyo que el líder del PDG brindó a Kast.

Tampoco Sichel traspasó totalmente sus votos a Kast, ya que al menos un 11% de sus votantes no marcaron por Kast en segunda vuelta.

Por el contrario, prácticamente todos quienes en primera vuelta optaron por candidatos de izquierda o centro izquierda distintos a Boric, eligieron en segunda al presidente electo y, además, Boric aumentó en al menos un 16% la votación potencial a partir de la sumatoria de todos los votos de izquierda y centro izquierda en primera vuelta.

Resumiendo, la mirada a los datos arroja respuestas en varias direcciones. Por cierto, reafirma que el endoso de los votos es un discurso político sin base empírica. La mayoría de los votantes estaría optando según sus propias convicciones y juicios, desentendiéndose de los llamados que en uno u otro sentido hagan los candidatos derrotados.

Otra conclusión probable es que la estrategia del miedo como foco estratégico del candidato Kast no fue suficiente. Y no es de extrañar dado que en Chile al menos, no funciona desde el 88´. Un balotaje donde entraron a votar muchos jóvenes que nunca antes había participado, no puede reducirse sólo a una movilización masiva por miedo a las opciones en juego. Sin duda, la esperanza en los cambios jugó un rol central.

Desde esta perspectiva, la alta votación de Boric se explicaría tanto por su capacidad de convocar a los electores (y por cierto, con mucha fuerza las electoras) que ya habían votado por candidaturas del eje izquierda y centro izquierda, como por sumar nuevos votos fundados en la esperanza de cambios y transformaciones que supo encarnar. El electorado de Kast en tanto, parece haberse movilizado principalmente por miedo a Boric. Visto así, la derecha habría salido a votar contra alguien más que por alguien.

Con todo, mientras el nuevo gobierno tendrá que cuidarse de las expectativas que se sembraron en campaña, la derecha deberá asumir de una vez que el miedo, al menos en Chile, no resulta suficiente para ganar elecciones.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Julio 13, 2024

Negligencia: El certificado que desmiente la versión de Migraciones de que no otorgó permiso de trabajo a sospechoso del asesinato de Ojeda tras el crimen

A través de una declaración pública, el Servicio Nacional de Migraciones negó este sábado que Maickel Villegas -sospechoso del crimen del ex teniente Ronald Ojeda- haya obtenido un permiso que habilitara para trabajar en Chile después del homicidio, como señaló y reitera Ex-Ante sobre la base de documentación oficial. El texto del SNM dice que […]

Ex-Ante

Julio 13, 2024

Lo que se sabe de la captura de Maickel Villegas: un bus de migrantes a las 11 am, una biometría y la alerta roja

Venía a bordo de un bus, cuando la policía de migración de Costa Rica le pidió la identificación y le realizó una biometría. Eran las 11 am del viernes y Maickel Villegas, un venezolano de 27 años, integrante del temible Tren de Aragua, encendió la alarma roja de Interpol. Fue detenido y Chile hace gestiones […]

Director ejecutivo del Centro Democracia y Comunidad (CDC)

Julio 13, 2024

La grandeza política. Por Joaquín Orellana

No basta con llamados a la unidad frente a un adversario común. Urge un trabajo oportuno en el posicionamiento de liderazgos, en la construcción de relatos que hagan sentido a las mayorías y también en el desarrollo de programas para dar soluciones eficaces en materia de política pública a problemas que son críticos.

Escritor y columnista

Julio 13, 2024

Gonzalo Winter: Orgía de lombrices. Por Rafael Gumucio

Winter quiso convertir el debate sobre la ley electoral en uno sobre el capitalismo y su concentración de la riqueza. Gran tema, demasiado grande para no enredarse en su excesiva tela. Elevar el debate en el Congreso es siempre peligroso, pero elevarlo sin tener una buena cuerda con que guiarlo desde tierra, es simplemente suicida.

Manuel Izquierdo P.

Julio 13, 2024

Ex subsecretaria Carolina Valdivia: “A Petro no le importa mucho la institucionalidad internacional”

Imagen: Agencia Uno

Para la investigadora del CEP y ex subsecretaria de Relaciones Exteriores, la defensa que hace el Presidente colombiano de Daniel Jadue “es inaceptable porque es una injerencia en asuntos internos. Es desconocer cómo funciona la democracia, que requiere y exige la separación de poderes”. Por otro lado, con respecto a las señales de Caracas frente […]