Mayo 12, 2023

Breaking News: ¡El modelo económico se salvó! Por Jorge Schaulsohn

Ex Presidente de la Cámara de Diputados

Esta es sin duda la consecuencia más relevante de todo lo ocurrido hasta ahora en el proceso constituyente que se inició durante el segundo gobierno de la presidenta Bachelet. Porque la esencia de la lucha de la izquierda por una nueva constitución redactada por una asamblea constituyente ha sido desde siempre la sustitución del sistema económico “neoliberal heredado de Pinochet”.


En la previa de la elección de consejeros constitucionales se produjo un apasionado debate sobre qué era lo que estaba en juego. Para algunos se trataba simplemente de elegir a 50 consejeros mientras que para otros era un plebiscito sobre el desempeño del gobierno y del presidente Boric, cosa que el oficialismo hizo todo lo posible por evitar pues sabían que les iría mal.

A estas alturas ya nadie discute que el resultado fue un claro repudio al gobierno, que el socialismo democrático sufrió un serio revés, tanto dentro como fuera de la lista oficialista y que el Partido Comunista tuvo un muy buen desempeño alcanzando más del 8% de los votos por primera vez desde el retorno de la democracia.

Pero lo que nadie esperaba era que la derecha tomara el control absoluto del consejo constitucional alcanzando la mayoría de los 3/5, que la habilitan en teoría para escribir la nueva constitución a su pinta. Digo en teoría porque espero que la derecha tenga la inteligencia suficiente como para no repetir los mismos errores que llevaron al rechazo en el plebiscito de salida en septiembre de 2022.

Sin embargo, hay que tener claro que la derecha no dudará un instante en usar su mayoría para defender las bases fundamentales del Orden Público Económico consagrado en la actual constitución también conocido como el principio de subsidiaridad, según el cual el Estado no debe (aunque pueda) incursionar en actividades en las cuales los privados lo pueden hacer mejor y que garantiza en materia económica un trato igualitario entre éstos y el Estado, aplicando a ambos las mismas reglas. En otras palabras, el modelo económico, el Santo Grial, que ha estado bajo el ataque de la izquierda durante décadas se salvó.

Esta es sin duda la consecuencia más relevante de todo lo ocurrido hasta ahora en el proceso constituyente que se inició durante el segundo gobierno de la presidenta Bachelet. Porque la esencia de la lucha de la izquierda por una nueva constitución redactada por una asamblea constituyente ha sido desde siempre la sustitución del sistema económico “neoliberal heredado de Pinochet”.

Es cierto que el 7-M el tema del modelo económico no estuvo en la balota y sería abusivo pretender que hubo un pronunciamiento explícito a favor o en contra. Sin embargo, el voto de los ciudadanos fue sumamente político en el sentido de entender que lo que estaba sobre la mesa era el diseño institucional, económico y social del país; que aún estaba fresca en su memoria el carácter refundacional del texto rechazado. No es casualidad que ahora una inmensa mayoría similar a la del rechazo haya votado por candidatos de oposición.

Por eso lo del domingo fue una gran derrota estratégica,  ideológica y política para la izquierda, sobre todo porque  hubo un momento en que estuvo a un tris  de cambiar el modelo  cuando tuvo el control de la asamblea constituyente, que se le escapó de las manos por su comportamiento sectario y abusivo, del que hoy se arrepiente.

La legitimidad del modelo económico ha estado en cuestión desde que empezó la transición. Se olvida y por eso vale la pena recordarlo que el discurso con que Boric llego al poder es muy parecido al que nosotros hacíamos para el plebiscito de 1988 durante la campaña del NO.  Hablábamos contra las Isapres, las AFP, las privatizaciones que ofrecíamos revertir, criticábamos el estado subsidiario y culpábamos al modelo de todos los males.

Una vez en el gobierno se desarrolló un doble discurso en el que se culpaba a la constitución de Pinochet por la imposibilidad de cambiar el modelo económico aún cuando no existía la voluntad política de reemplazarlo; sino más bien de hacerle correcciones, cosa que ocurrió en muchos aspectos importantes como en seguridad social. La concertación adopto una política de “ambigüedad estratégica” sobre el modelo económico que se debatía entre la crítica y su adopción pragmática.

Hoy la izquierda está entre la espada y la pared, en un callejón sin salida ya que estaría dando por superada la “constitución de Pinochet” y al mismo tiempo dándole legitimidad democrática al modelo de economía social de mercado que tanto ha combatido.

Creo que ningún país puede alcanzar el desarrollo si su modelo económico esta siempre siendo cuestionado y carece de legitimidad social y que ésta es una de las razones fundamentales por las cuales Chile se estancó en su crecimiento. Pero eso ahora podría cambiar con una nueva constitución ratificada en un plebiscito que lo consagre.

Soy un convencido de que por lo menos un sector de la derecha entiende la trascendencia de que el proceso sea exitoso y que ello requiere de cambios importantes, que hay que hacer concesiones mutuas; que nunca la derecha tendrá un mejor escenario que el actual y por ello tiene la responsabilidad de cuidar el proceso.

Una derecha que asume que el modelo económico actual no es incompatible con un estado social de derechos, principio que ya está consagrado en los bordes constitucionales. En ese sentido es bueno que parlamentarios de derecha hayan presentado un proyecto de acuerdo que reitera la obligatoriedad de respetarlos. También es alentador que José Antonio Kast haya hecho un llamado a sus consejeros a ser “prudentes y distanciarse de la fallida convención”

De todas formas, no se puede ser ingenuo; los debates serán tormentosos por la presencia dominante del bloque republicano ultraconservador que ha manifestado su adhesión irrestricta a la constitución vigente, su hostilidad hacia los derechos reproductivos de las mujeres, su rechazo a la paridad, al reconocimiento de los pueblos originarios y a toda forma de participación del Estado en actividades económicas productivas.

Para la izquierda serán momentos horrorosos, duros, difíciles porque las derrotas tienen consecuencias. Una cosa es ser minoría en el parlamento situación que por definición siempre será circunstancial, transitoria, reversible. Otra muy distinta es ser minoría en un consejo en el cual se define la nueva constitución que fija las reglas del juego por los próximos 50 años.

No veo cómo la izquierda podría salir medianamente contenta o satisfecha del proceso constitucional, cuales serían los avances y concesiones que podrían compensarla. Porque aún si lograra un acuerdo con Chile Vamos el sector republicano tiene votos suficientes para vetar.

La única alternativa que le quedaría sería encabezar una opción de rechazo en caso de que sus aspiraciones mínimas no sean consideradas por una aplanadora derechista reminiscente de la conducta de la izquierda en la convención, lo que considero improbable pero no imposible. Me cuesta imaginar al presidente Boric encabezando una campaña por el rechazo a una nueva constitución y exponiéndose a una tercera derrota.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Abril 24, 2024

Crisis en Ministerio de Ciencia: Renuncias de seremis y críticas de científicos remecen gestión de Aisén Etcheverry

Ministra de Ciencia, Aisén Etcheverry.

Cinco días después de que el seremi de la macrozona centro Daniel Salinas (PC) dejara el cargo por ser deudor de pensión de alimentos, el Ministerio de Ciencia que dirige Aisén Etcheverry (RD) informó la renuncia de la seremi de la macrozona centro sur Sofía Valenzuela (ind), en medio de una investigación por mal clima […]

Marcelo Soto

Abril 24, 2024

Axel Callís: “Hay gente en el gobierno que cree que los empresarios son enemigos”

El sociólogo y director de TuInfluyes.com, Axel Callís, dice que el mayor problema de la política chilena es el inmovilismo, fomentado por el ideologismo extremo. “El problema es que si un sector actúa con ese nivel de dureza, al otro lado no puedes esperar al Padre Hurtado. El otro bando responde con la misma intransigencia […]

Alexandra Chechilnitzky

Abril 24, 2024

Ley corta de Isapres vuelve a fojas cero a tres semanas de que se comience a aplicar el fallo de la Suprema

Créditos: Agencia Uno.

En doble jornada, que incluyó una sesión de la Cámara de Diputadas y Diputados y del Senado, el Congreso desechó casi todo lo avanzado en prácticamente un año de discusión del proyecto de ley corta de Isapres. La Cámara Baja eliminó el plan de pago de la deuda de las aseguradoras a los afiliados. Ahora […]

Ex-Ante

Abril 24, 2024

Reforma al sistema político: Las descoordinaciones de Boric con la dupla Tohá-Elizalde (y el rol de Jara y el PC)

El martes, en plena negociación de los partidos y La Moneda para llevar adelante una reforma al sistema político, Boric salió a decir que la iniciativa debía estar amarrada a la tramitación de la reforma previsional y tributaria. Se trataba del mismo mensaje que había entregado días antes la ministra Jeannette Jara (PC) a parlamentarios […]

Profesor Universidad de Chile, PUC y ex presidente de Codelco

Abril 24, 2024

Gracias Nico Grau. Por Marcos Lima

Presidente Gabriel Boric junto a las ministra Aurora Willians y Leopoldo Reyes de Cesco.

Aunque no ha habido una explicación oficial (por la ausencia de Codelco en la Cena de CESCO), podemos imaginar que ello se debe a la molestia de la compañía provocada por un informe de CESCO de agosto del año pasado en que se menciona: “los niveles de deuda pueden llegar a niveles tan altos, que […]