Noviembre 10, 2021

Alfredo Joignant: “Estamos viviendo la extinción del hechizo del estallido social”

Marcelo Soto

Profesor de la Universidad Diego Portales e investigador del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES), Alfredo Joignant plantea que estamos viviendo el fin de un ciclo marcado por el 18-O y que comienza otro cuyo clivaje central es orden/inseguridad. Un cambio que impactará en las elecciones y que ejemplifica la irrupción de José Antonio Kast.

-En los últimos dos años el panorama político estuvo marcado por el estallido social. ¿Crees que ese ciclo se está extinguiendo? ¿Por qué?

-Efectivamente creo que estamos viviendo la extinción del hechizo del estallido social, algo que se venía incubando desde antes, pero que eclosiona con la violenta conmemoración del segundo año del estallido. Esto se veía un poco venir, ya que siempre me resultó contra-intuitivo que el 50% del electorado se haya abstenido en el plebiscito de hace un año y el 57% en las elecciones de mayo. La irrupción de Kast le dio rostro y forma al anti-hechizo. Cuando ocurren acontecimientos tan poderosos como el estallido social, se pueden abrir muchas ventanas de oportunidades (que es precisamente lo que ocurrió), pero ese periodo de interregno no dura para siempre: tras él está siempre la amenaza de una restauración conservadora, y temo que estamos precisamente en medio de esa tensión entre cambio y restauración.

-¿Qué casos parecidos hay en la historia reciente?

-Los ejemplos abundan. Mayo del 68 francés terminó con De Gaulle renunciando (por un asunto secundario) y con Pompidou gobernando, es decir con la derecha. Tras la era de las luchas por los derechos civiles y en contra de la guerra de Vietnam en Estados Unidos se terminó con Nixon y Kissinger, es decir con la derecha. Pues bien, Chile tuvo su mayo del 68 y eso fue el estallido social. Esto no quiere decir, para nada, que todo está perdido: hay varias batallas culturales que las izquierdas han ganado desde el 2011 y sobre todo desde 2019, y la campaña es la gran oportunidad para consolidar esas victorias. Pero al mismo tiempo, la ventana de oportunidad se está cerrando.

-¿Qué clivajes o temas serán los predominantes en este nuevo escenario?

-El clivaje derecha-izquierda será uno de los varios clivajes que organizarán la vida política, social y mental de los chilenos. Irrumpió con evidente éxito social el clivaje inseguridad-orden y tendrá consecuencias electorales. Pero también operarán (con menos estridencia que el eje securitario) las tensiones entre soluciones individuales/colectivas a los problemas de todos, en donde el fin del sistema de pensiones tal como lo conocemos es, para mí, un hecho de la causa. Y en buena hora. Todos estos temas y clivajes son de naturaleza universal, afectan potencialmente a todos (aunque no a todos por igual).

-¿Y el tema de la identidad, muy presente en la discusión política, cómo se relaciona con estos clivajes?

-Lo que introduce complejidad a estos clivajes, desdibujándolos, son precisamente las políticas de la identidad, por definición particulares y difícilmente escalables a escala universal (porque descansan en identidades particulares). Las luchas identitarias son esenciales, muchas de ellas elogiables y admirables, pero incorporan esa tensión con lo universal que, para las izquierdas en todas sus variantes, es muy difícil de conciliar. De lo que estoy completamente seguro es que las izquierdas solo pueden construir hegemonías duraderas en el polo universal y desde allí triunfar en elecciones.

-¿Cómo impactará en la carrera presidencial?

-Creo que todos estos ejes ya están actuando en la campaña presidencial. Por ejemplo, en el caso de JAK, veo allí precisamente a una derecha identitaria y nativista, con escasas posibilidades de trascender su particularismo identitario hacia una escala más universal: es esta imposibilidad la que es intuida por JAK y la derecha al apostar tanto a la dimensión seguridad (especialmente física), dada su potencialidad universalizadora. En el lado opuesto, el discurso y la promesa de derechos sociales es de corte universal, y se inscribe en el clásico imaginario socialdemócrata de la postguerra: es un discurso que apunta a proporcionar seguridad en otro sentido, menos estridente que la militarización de la Araucanía (por ejemplo), en algún sentido más abstracto e intangible, lo que supone un enorme trabajo de pedagogía. Pero también cohabitan con estos ejes universalistas las causas identitarias, de lo cual por ejemplo da cuenta esa propuesta insensata de eliminar el ministerio de la Mujer para subsumirlo en un ministerio de la Familia.

-¿Cómo se actualiza la socialdemocracia en este escenario?

-En lo que se refiere a los derechos sociales, es importante decir que es la reactivación del imaginario socialdemócrata de la postguerra la que se encuentra involucrada, pero no los mismos instrumentos: las condiciones económicas son muy distintas hoy y obligan a un esfuerzo de imaginación instrumental considerable, pero también a una cierta corrección de las metas. Mariana Mazzucato viene proponiendo sustituir la meta de redistribución por otra que ella llama de pre-distribución, lo que no significa que no vaya a haber redistribución de ahora en adelante, solo quiere decir que hay otra forma de distribuir que supone herramientas y estrategias.

-¿De qué manera este reacomodo influirá en la Convención, donde las posturas de ultraizquierda tienen una presencia no menor?

-La pregunta es compleja e inquietante, pero es al mismo tiempo muy relevante. Lo ideal es que la Convención mantenga su autonomía no solo funcional, sino de contenido normativo, en donde la ultra-izquierda y la ultra-derecha (esta también existe, no hay que perderlo de vista) terminen siendo fuerzas legítimas pero marginales: la solución constitucional debiese pasar por el ancho camino del medio. No es una impresión, solo un deseo: que el nuevo gobierno y la convención constitucional se instalen en cuerdas separadas, y permanezcan allí.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Octubre 4, 2022

Lo que hay detrás de la visita a Chile de Antony Blinken, el secretario de Estado de EEUU

El secretario de Estado Antony Blinken al abordar el vuelo a Colombia, este lunes 3. Foto: Twitter del secretario Antony Blinken.

El secretario de Estado llegará a Chile como parte de un intento de fortalecer relaciones con 3 países sudamericanos que han elegido recientemente gobiernos de izquierda: Colombia, Chile y Perú. La agenda con Boric incluye abordar oportunidades de inversión, temas de seguridad, cambio climático y gestión migratoria, tras las escenas de ciudadanos haitianos que llegaron […]

Marcelo Soto

Octubre 4, 2022

Diego Schalper (RN) y diálogo constituyente: “Ha sido muy desconcertante la actitud de Guillermo Teillier”

El diputado RN, Diego Schalper, quien participa en el diálogo constituyente, expresa su molestia por los dichos de Teillier sobre “no soltar el mecanismo” y amarrarlo a la discusión de los llamados bordes del debate.

Mario Gálvez

Octubre 4, 2022

Trasfondo: El rápido ascenso del Partido de la Gente y sus lazos con Franco Parisi

En la imagen, los diputados del Partido de la Gente.

Una encuesta Cadem de septiembre situó al Partido de la Gente como la colectividad más representativa para los consultados y existe la posibilidad de que uno de los suyos asuma la presidencia de la Cámara el 12 de octubre. El partido, que nació en julio de 2021, ha hecho sentir su influencia ubicándose en el […]

Nelly Yáñez

Octubre 4, 2022

[Confidencial] La postura de Teillier que irrita a Chile Vamos en la negociación constitucional

El viernes pasado, en la sede del ex Congreso en Santiago, el llamado Grupo de los 8 -conformado por los partidos del oficialismo, la DC y Chile Vamos- alcanzó una serie de acuerdos en torno a las bases del proceso constituyente, sobre el cual se está escribiendo un texto conjunto como piso de las tratativas. […]

Abogada internacionalista

Octubre 4, 2022

El CP TPP, o el Brexit a la chilena (parte I). Por Paz Zárate

El Ejecutivo, al decidir retardar la promulgación y/o publicación de un tratado que a todas luces será aprobado por el Legislativo, se arroga un poder que no tiene (nulidad de derecho público) para salvar cara ante Chile sin TLC (su electorado minoritario). En una segunda parte, el análisis de las mentiras sobre el CP TPP […]