880 niños: la cifra de los que sobran. Por Jorge Ramírez

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.
Imagen referencial. Crédito: Agencia UNO.

De las múltiples decepciones que ha dejado este Gobierno del Frente Amplio, la educacional es, probablemente, la más irritante de todas. Ésta pasará a ser la real “deuda histórica” de un sector político con la educación del país. Pensar que fueron los dirigentes frenteamplistas y los manifestantes en Plaza Italia y Plaza Ñuñoa, quienes vitoreaban y cantaban con alto parlamente esa canción de Los Prisioneros relativa a las injusticias de nuestro sistema educacional: El baile de los que sobran. Sin embargo, hoy son los 880 niños a quienes han impedido su derecho a la educación, quienes con total propiedad podrían cantarle al Gobierno, la misma canción: “A otros dieron de verdad esa cosa llamada educación”.


Transcurrido ya un mes desde el inicio del año escolar, aún hay 880 niños de nuestro sistema educacional que no han podido ingresar a clases. Un bochorno descomunal.

La cifra exacta recién se pudo conocer hace un par de días. Cuando, en marzo, se supo que había niños del sistema de educación pública sin matriculas por “exceso de demanda”, y se estimaba un número cercano a 3 mil estudiantes afectados por esta situación. Por ese entonces, la Subsecretaria de Educación indicó con una insoportable levedad que “la cifra debe andar por ahí”. No aclares, que oscurece. Indolencia política y educativa, especialmente gravosa para una generación como la del Frente Amplio, que hizo de la educación su gran causa para arribar al poder.

Este problema de “exceso de demanda” se habría provocado por la interacción de dos componentes del sistema: la oferta insuficiente de matrículas que proveen los establecimientos para dar cabida a la demanda por admisión en algunas zonas del país y la tómbola -porque eso es- conocida eufemísticamente como Sistema de Admisión Escolar (SAE).

Un sistema fracasado, en parte, por el ideologismo que impide a los autores del SAE reconocer que ningún sistema que pretenda centralizar las postulaciones de los padres y apoderados en el Ministerio de Educación, podrá reemplazar el rol de los padres en determinar la mejor opción educacional para sus hijos.

El tema es más profundo de lo que parece y, como diría Hayek, remite a esa fatal arrogancia del planificador central, algo similar a lo que aconteció en el Transantiago: un grupo de técnicos iluminados estima que, desde un escritorio, sus modelos predictivos y de agregación de preferencias son capaces de reemplazar la coordinación espontánea que se produce entre un oferente y un demandante de un bien o servicio. ¿El resultado? El mismo: implementación desastrosa y puesta en marcha costosa, muy costosa. Miles de millones de dólares en el Transantiago y, días, semanas y finalmente un mes, quizás más, de pérdida de clases, conocimiento y estimulación temprana de miles de niños.   

Pero el problema no es tan solo de la tómbola, sino también de falta de matrículas que antes proveía el sector particular subvencionado. Antaño, si los apoderados consideraban que la oferta de educación pública era insatisfactoria para sus requerimientos y expectativas, al menos estaba la opción de matricular a los niños en un colegio particular subvencionado, pero la desastrosa reforma de educacional de Michelle Bachelet II, ha tornado prácticamente imposible, por la infinidad de restricciones legales que impone, la apertura de nuevos establecimientos educacionales de ese tipo, por más que éstos se necesiten.

De más está decir que la gran mayoría de los “expertos” que validaron la idea de la tómbola, también promovieron con entusiasmo la reforma educativa de Bachelet II, que cercenó la educación particular subvencionada. ¿Cuándo se harán responsables del engendro educacional que construyeron? Los niños no son ratas de laboratorio para experimentar sus modelos de planificación central encubiertos de justicia social. Porque por supuesto, los hijos de los expertos estudian en la educación particular pagada. En esto, la experimentación, corre siempre para los más pobres.

Fue en este contexto de desesperación, rabia y frustración que las familias víctimas de la negligencia estatal confrontaron al Seremi de Educación de Atacama, una de las regiones donde el problema de la falta de matrículas se expresaba con mayor intensidad. Gracias a una grabación de uno de los participantes de la manifestación, fuimos testigos de una de las escenas más dantescas de la administración gubernamental frenteamplista.

Mientras un joven y su madre exigían una explicación al Seremi por el hecho de que, pese a contar con excelentes calificaciones, la tómbola sólo le ofreció un cupo en un colegio malo, colmado de delincuentes y muy distante de su hogar, el Seremi ofrecía como respuesta una batería de frases hechas respecto a temáticas como el “efecto par”, la segregación, la exclusión y la desigualdad. Poniendo énfasis en la idea de que su deber es asegurar la “igualdad”.

Pocas veces la frase de Lord Acton “La más sublime oportunidad que alguna vez tuvo el mundo se malogró porque la pasión por la igualdad hizo vana la esperanza de libertad”, cobró tanto sentido.

De las múltiples decepciones que ha dejado este Gobierno del Frente Amplio, la educacional, es, probablemente, la más irritante de todas. Ésta pasará a ser la real “deuda histórica” de un sector político con la educación del país.

Pensar que fueron los dirigentes frenteamplistas y los manifestantes en Plaza Italia y Plaza Ñuñoa, quienes vitoreaban y cantaban con alto parlamente esa canción de Los Prisioneros relativa a las injusticias de nuestro sistema educacional: El baile de los que sobran.

Sin embargo, hoy son los 880 niños a quienes han impedido su derecho a la educación, quienes con total propiedad podrían cantarle al Gobierno, la misma canción: “A otros dieron de verdad esa cosa llamada educación”.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ex-Ante (@exantecl)

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Mayo 24, 2024

Pronóstico preliminar sobre los resultados de la elección de alcaldes. Por Pepe Auth

Más que una columna de opinión, dedicaré este espacio a mis pronósticos preliminares de la elección de alcaldes que se avecina. Preliminares porque falta un dato determinante, el listado de personas que competirá por las 345 alcaldías del país. La próxima semana haré lo mismo en materia de concejales y cores, y luego en gobernadores […]

Ex-Ante

Mayo 24, 2024

¿Qué significa para Chile el ingreso de J.A. Kast al club de la extrema derecha mundial? Por Jorge Schaulsohn

Tenemos un Partido Republicano democrático y ultraconservador, que ahora está interconectado con partidos de extrema derecha a nivel mundial. Que no creen en la democracia liberal y simpatizan con tiranos como Putin o sátrapas como Trump. En este contexto, el “duelo” entre las dos derechas que existen el Chile adquiere una enorme trascendencia. El contraste […]

Marcelo Soto

Mayo 24, 2024

Crónica: Cientos de estudiantes chilenos marchan para cortar convenios con universidades de Israel (sin saber mucho por qué)

Al igual que en otros países, los estudiantes chilenos protestaron contra Netanyahu este viernes y enviaron una carta al Presidente Boric, pidiendo cortar relaciones con Israel y eliminar los convenios de universidades chilenas con universidades israelíes. “Los únicos que pierden son los chilenos. Esas universidades de Israel son de nivel mundial”, dice el profesor de […]

Por Ana Josefa Silva, crítica de cine

Mayo 24, 2024

Furiosa: acción, guerras y venganza, los ejes de una brillante distopía. Por Ana Josefa Silva

La esperada precuela de Mad Max: Fury Road es mucho más que conocer la infancia y adolescencia de Furiosa, la súper heroína de las dos más recientes entregas de la saga. La película está tan bien filmada que vale por sí misma. Además una recomendación de la serie que hay que ver y ¿se acuerdan […]

Ex-Ante

Mayo 24, 2024

Gabinete: Vallejo opta por permanecer en La Moneda con Boric y el incierto futuro de Tohá

La vocera Camila Vallejo ya manifestó a su partido, a su equipo en el ministerio y al propio Boric que no tiene intenciones de asumir una candidatura presidencial o parlamentaria y que se quedará acompañando al Mandatario hasta el final del período. Los ministros o subsecretarios que quieran postular al Congreso deben renunciar un año […]