Republicanos en el Consejo Constitucional y el “camino de Ulises encadenado”. Por Jorge Ramírez R.

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.
Imagen de la instalación del Consejo Constitucional. Foto: Agencia UNO.

Los republicanos, al ser la fuerza política eje del Consejo, deben entender -a la usanza de Ulises- su rol en el órgano constitucional como un test de auto restricción, con el fin de protegerse a sí mismos contra la previsible tendencia humana a sucumbir ante los excesos y abusar del poder.


En el siglo 8 antes de Cristo, Homero describe en la Odisea el mito de Ulises. Finalizada la Guerra de Troya, Ulises se embarca en su travesía de regreso a su natal Itaca. En su periplo, tuvo la desventura de pasar por los dominios de las sirenas. Éstas, a través de su canto, hechizaban a los navegantes, con el propósito de hacerlos naufragar.

Para evitar caer en el embrujo de los cantos de sirena, Ulises siguió el consejo de la diosa Circe y ordenó que todos los hombres de la tripulación taparan sus oídos con cera para evitar oírlas. Por su parte, Ulises no tapó sus oídos, pero ordenó a su tripulación ser atado a un mástil, para así también resistir el embrujo.

Ulises al escuchar el canto, experimentó la tentación, por momentos quiso ir junto a las sirenas, pero fue capaz de ordenar a sus tripulantes que reforzaran las amarras de su atadura al mástil. Gracias a esto, se sobrepuso a la melodía de las sirenas, sin sufrir daño alguno y pudo continuar su destino: el retorno a Itaca.

¿En qué se relaciona el viejo mito de Ulises con el rol del Partido Republicano y el Consejo Constitucional? La lección del mito es que en determinadas circunstancias “atarse a sí mismo”, como lo hizo Ulises frente a las sirenas, es una estrategia adecuada cuando la debilidad de la voluntad puede impedirnos alcanzar nuestras metas. Como señala el filósofo político noruego John Elster: “atarse a sí mismo es llevar a cabo cierta decisión en el tiempo T 1 para aumentar la probabilidad de llevar a cabo otra decisión en el tiempo T 2 ”.

Los republicanos, al ser la fuerza política eje del Consejo, deben entender -a la usanza de Ulises- su rol en el órgano constitucional como un test de auto restricción, con el fin de protegerse a sí mismos contra la previsible tendencia humana a sucumbir ante los excesos y abusar del poder.

Sin ir más lejos, los convencionales constitucionales del fracasado proceso, rechazado por un 62% de los chilenos, no fueron capaces de atarse al mástil, en forma y fondo. Fueron esclavos de sus propias pasiones. Pensaron erróneamente que una mayoría electoral circunstancial los dotaba de legitimidad para impregnar el texto constitucional de las pulsiones refundacionales más radicales, alentados por los cantos de sirena de un cúmulo de colectivos y agrupaciones de corte identitario.

Sucumbieron al embrujo y no fueron capaces de arribar a puerto. A consecuencia de la falta de autocontrol, hoy los liderazgos de izquierda de la fallida Convención 1.0 habitan en una suerte de purgatorio político.

Para botón de muestra, la nueva causa de Jaime Bassa pareciera reducirse a denunciar los presuntos privilegios que implica que a un consejero se le sirva un simple café en el hemiciclo, mientras Baradit intenta contrastar el origen familiar y social de Elisa Loncon con el de Beatriz Hevia y la propia Loncon se aboca a justificar administrativamente su controvertido año sabático acusando discriminación. En definitiva, pura frustración, resentimiento y victimización.

Por cierto, caer en el embrujo de las sirenas, no es una falta privativa de los liderazgos de izquierda. A modo de ejemplo, señalar que Pinochet fue un estadista digno de admiración, como lo hizo Luis Silva, uno de los mejores cuadros de los consejeros electos por el republicanismo, ad portas de que se iniciara el trabajo del nuevo Consejo Constitucional fue, sin duda, desviarse del camino de Ulises.

De hecho, en menos de una semana, la confianza en los consejeros del Partido Republicano descendió de un 49% a un 40% conforme a datos de Plaza Pública Cadem. Abriendo de paso, una ventana de oportunidad para que el Ejecutivo pudiera revisitar el añejo clivaje autoritarismo/democracia, el que estaba siendo ampliamente superado por una nueva configuración política derivada del plebiscito de salida Apruebo/Rechazo.

Ahora bien, el ejercicio de auto restricción de Ulises no debe en ningún caso ser homologado a impostura o falta de convicciones. Todo lo contrario, la convicción de Ulises era tal, que fue capaz de mitigar el efecto de sus instintos y deseos. La política no es otra cosa que la adecuación de principios a una realidad contingente. Pero para que esa adecuación sea eficaz, debe racionalizarse: evitar que el fundamento de decisión sea la mera voluntad, no deliberada.

Para finalizar, no viene mal, recordar que las propias constituciones debieran ser entendidas como cadenas con las cuales las sociedades se atan a sí mismas en momentos de sensatez para evitar perecer, cuando en un futuro se pudiera extraviar la lucidez. Adicionalmente, las cartas magnas, no son otra cosa que una restricción al poder político, para así evitar que éste sea usado de manera arbitraria en el futuro.

La metáfora de Ulises, entonces, es una guía u orientación que vale la pena recordar. En los textos clásicos, a menudo encontramos, a raíz de las grandes interrogantes del pasado, las mejores respuestas a los desafíos del futuro.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Febrero 22, 2024

La minuta interna de la Secom sobre el secuestro del ex militar venezolano (y las preguntas sin respuesta)

La Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia (Secom), a cargo de Pablo Paredes, sugirió un frase para responder ante lo ocurrido con el secuestro del teniente en retiro Ronald Ojeda Moreno: “Este secuestro es un hecho grave, la investigación del Ministerio Público ha sido declarada secreta. El gobierno ha reforzado la vigilancia de las fronteras […]

Ex-Ante

Febrero 22, 2024

[Confidencial] Por qué Grau asume como ministro de Hacienda subrogante en medio del caso convenios

Javiera Martínez.

Este jueves el Fiscal Cristián Aguilar inició en Santiago los interrogatorios del caso convenios. Javiera Martínez estaba ocupando el cargo de ministra de Hacienda subrogante luego que la subsecretaria de la cartera Heidi Berner también hiciera uso de su feriado legal al igual que el ministro Mario Marcel. Sin embargo, este miércoles le traspasó esa […]

Ex-Ante

Febrero 22, 2024

Quién es (y cómo opera) Cristián Aguilar, el fiscal detrás del Caso Convenios y el interrogatorio a Crispi y Jackson

Cristián Fernando Aguilar Aranela, 52 años, nació en 1971 en Santiago, donde creció y estudió. Pero su carrera, con casos bullados como el de Karen Rojo, ha sido en Antofagasta. En 2023 corrió sin éxito para convertirse en fiscal regional, ya que la Corte de Apelaciones lo dejó fuera de la terna. Hoy está a […]

Ex-Ante

Febrero 21, 2024

Lo que se sabe del secuestro de ex militar venezolano refugiado en Chile y por qué el gobierno sospecha del régimen de Maduro

En la imagen, el teniente en retiro de Venezuela Ronald Ojeda Moreno.

El teniente en retiro Ronald Ojeda Moreno fue secuestrado la madrugada de este miércoles de su residencia y hasta ahora solo se tiene registro de un video de las cámaras dispuestas en el edificio donde vivía. La administración Boric le otorgó refugio político a fines del año pasado. En su caso, Ojeda Moreno se había […]

Ex-Ante

Febrero 21, 2024

La historia de Ronald Ojeda, el teniente venezolano opositor a Maduro secuestrado en Chile

El teniente primero Ronald Ojeda esperaba por edad su ascenso a capitán del Ejército venezolano, cuando en abril de 2017 fue aprehendido por “traición a la patria”. Siete meses después se fugó junto a otros uniformados. Estuvo escondido y reapareció en Chile, donde en 2021 fue detenido y multado por infringir las normas sanitarias por […]