Noviembre 26, 2022

Perfil: Francisco Chahuán, el ocurrente. Por Rafael Gumucio

Escritor y columnista

En RN Francisco Chahuán ha dedicado lo mejor de su gran capacidad de trabajo a gerentear una empresa familiar llamada Francisco Chahuán. Una empresa a la que, todo hay que decirlo, le ha dado todo su trabajo y su fe infinita, pero a la que le falta siempre algún otro socio.


Al senador Francisco Chahuán se le ocurrió el otro día, de la nada, acudir con una guitarra al Palacio de la Moneda. Quería decirle al gobierno que “otra cosa es con guitarra”. Con esa sonrisa ancha con que suele recibir a la prensa mostró su audacia en todo su esplendor. Días después, el diputado radical Tomas Lagomarsino vino con una pelota de futbol entre las manos para decirle a Chile que él iba a poner la pelota en el suelo en el debate constitucional.

Ante ese derroche de imaginación uno se pregunta ¿en qué parte del mundo o de Chile sin conexión a internet, estuvieron todos estos meses estos parlamentarios? ¿Cómo nadie les informó que fueron justamente una guitarra y una canción parte de lo que desprestigió fatalmente a la convención?

Una convención que terminó por caerle singularmente mal al pueblo que votó por ella por su exceso de ideas geniales, corpóreos, mujeres desnudas pintarrajeadas de rojo sangre, gritos sobre el himno, bandera y disfraces varios, exhibida ante una prensa siempre ávida de un poco de “vergüenza ajena”.

El país suplica por seriedad, por formalidad, por institucionalidad y el Congreso le regala borracheras, objetos simbólicos, rabietas, y chistes escolares, además que una facultad única para llenar el tanque de la bencina de sus parientes con dinero público.

En ese escenario Francisco Chahuán, que lleva desde el año 2006 en el Parlamento y que es un hombre de corbata, muy católico y conservador, debería ser quien aporte seriedad, contención y paciencia al parlamento. Pero lo cierto es que fue uno de los pioneros de esta manera ocurrente de hacer política en búsqueda de titulares fáciles, lejos, lo más lejos posible de cualquier construcción más o menos colectiva.

Lo ayuda ser militante desde la juventud de RN, un partido que nunca ha sido realmente un partido, sino una multigremial de políticos a cargo de su propio feudo. Algo más que un WeWork, una oficina donde ir a trabajar. En RN Francisco Chahuán ha dedicado lo mejor de su gran capacidad de trabajo a gerentear una empresa familiar llamada Francisco Chahuán. Una empresa a la que, hay que decirlo, le ha dado todo su trabajo y su fe infinita, pero a la que le falta siempre algún otro socio.

La gente suele quejarse de que los parlamentarios ganan demasiado dinero por hacer nada. Es cierto que los sueldos de los parlamentarios son desmesuradamente distintos al resto de los chilenos y la falta de las prohibiciones explícitas de que no desarrollen otra actividad hace aún más ridícula su paga. Pero no es verdad que no trabajen. El problema es justamente el contrario: el problema es que trabajan demasiado. O más bien que la mitad de su trabajo, pensar las leyes pero también su orden dentro de una idea de país, lo hacen poco o nada, apurados por ir con guitarra a La Moneda, con pelotas al pasillo del congreso o de acumularse detrás de la diputada Pamela Jiles cuando cada 28 días recuerda el sexto retiro.

Francisco Chahuán ha presentado más de 595 proyectos de ley. 17 de ellos serían inconstitucionales. La mayoría de los demás duerme el sueño de los justos, pero sirve para engrosar la estadística del parlamentario que le gusta también exhibir su récord de asistencia. Apurado, siempre fingió, gracias a los filtros de zoom, estar en su oficina mientras estaba en su auto camino al Congreso.

Al siempre despierto senador Chahuán, le encantan las comisiones investigadoras y las denuncias al voleo. Mandar oficios, inspeccionar a los ministerios y decirles a los presidentes a quién deberían echar a patadas o no.

A nadie, sin embargo, se le ha ocurrido sacarlo del parlamento para hacerlo ministro, no porque no crean en su capacidad, sino porque la gente de su sector no cree demasiado en su lealtad. O creen que siempre será, ante cualquier proyecto de gobierno o de oposición, leal ante todo y sobre todo a Francisco Chahuán, un hombre alto y bien planteado, de aspecto mediterráneo siempre ligeramente bronceado, que podría ser atrayente si no desprendiera por cada poro esa ansiedad que aleja a los que quiere acercar.

Así lleva más o menos 15 años sintiendo que hay una profunda necesidad de muchos chilenos que lo ven como posible Presidente. Ninguna encuesta ha confirmado esa necesidad imperiosa, pero esto no ha impedido vivir con el deber de darle voz y voto. Así, nadie ha renunciado más veces a la precandidatura a la presidencia en nombre de la unidad de la centroderecha.

Su intento de darle carne y cara al sector más “social cristiano”, de RN, negándose hasta al aborto terapéutico, le ha permitido presidir algo: su partido. Pero tampoco resulta creíble como adalid del orden y las buenas costumbres, porque los conservadores quieren justamente una calma, una distancia, una suficiencia de la que Chahuán es notoriamente incapaz.

Lo cierto es que este hombre que se ha sentido llamado por una voz superior, que se parece mucho a la suya propia, tiene ahora una inmensa tarea por delante. Mas experimentado y mejor formado que la mayoría de los parlamentarios de su partido y de su sector, es el llamado a encontrar en ellos algo de orden, de disciplina, de sentido de realidad para no destruir el prestigio ya invisible del Congreso, a cargo como nunca de la Constitución y las leyes.

Los buenos gobiernos necesitan de una buena oposición y un gobierno que busca su lugar en el mundo como este, la necesita con más urgencia. El espectáculo que ha dado la derecha desde que creyó ganar el plebiscito no parece dar cuenta que hayan entendido su verdadero rol. Senadores como Chahuán, que alcanzaron a entender que la política no se hace solo en los matinales, deberían ser capaz de orientar a sus huestes, en vez de ir a exhibir su “regalo útil” a la Moneda.

Así la guitarra que quiso regalarle a Boric, sería bueno que empezara a afinarla él y saber él también que “otra cosa es con guitarra.”

Seguir leyendo columnas de Ex-Ante aquí.

Publicaciones relacionadas

Vicente Browne R.

Abril 18, 2024

Las críticas transversales a Grau por ausentarse de importante encuentro minero mientras estaba jugando futbolito

La ausencia del ministro a la cena de la minería Cesco Week 2024 por haber estado en un partido de futbolito provocó duras críticas del oficialismo y la oposición. El presidente de la Comisión de Minería, senador Juan Luis Castro (PS), dijo que es “muy lamentable la excusa, al priorizar una actividad legítima como el […]

Ex-Ante

Abril 18, 2024

La cuenta regresiva del alcalde Jadue

La noche del miércoles, Jadue había pasado el control migratorio del aeropuerto cuando la fiscal Giovanna Herrera llamó a su abogado para advertirle que si emprendía el viaje que tenía planificado para las 00:37 a Venezuela podría decretar una medida cautelar en contra del alcalde. Una tesis que circula en el mundo judicial apunta a […]

Vicente Browne R.

Abril 18, 2024

[Confidencial] Ministro Grau opta por partido de futbolito y se ausenta de encuentro clave de la minería mundial

Pese a haber sido invitado a la cena de la minería Cesco Week 2024, una de las más relevantes de esta industria a nivel mundial, el ministro de Economía se ausentó. Desde el Ministerio señalaron que “el ministro tenía un compromiso familiar y se excusó con anticipación de la cena”. Sin embargo, mientras se realizaba […]

Ex-Ante

Abril 18, 2024

Por qué la Fiscalía alertó la posible detención de Jadue si viajaba a Venezuela a 42 días de su formalización

Imputado por 4 delitos y con una audiencia de formalización fijada para el 29 de mayo, Jadue iba a tomar un avión rumbo a Venezuela -donde sus vínculos con el régimen de Maduro son reconocidos y fuertes- cuando la Fiscalía se contactó con su abogado para señalarle que debían asegurar la audiencia antes mencionada, por […]

Jorge Poblete

Abril 18, 2024

La declaración en Fiscalía del exministro Delgado por el Caso Filtraciones

El entonces ministro Rodrigo Delgado el 29 de abril de 2023 en Santiago. (Víctor Huenante / Agencia Uno)

El 4 de abril, el exministro del Interior Rodrigo Delgado declaró como testigo sobre el nombramiento del exdirector de la PDI Sergio Muñoz, hoy en prisión preventiva. Aseguró no haber conversado con el abogado Luis Hermosilla temas relacionados con el nombramiento.