Octubre 7, 2022

¿Costa Rica… o Venezuela? La encrucijada del otro voto de Chile para integrar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Eduardo Olivares C.
Canciller Antonia Urrejola y el Presidente Gabriel Boric. Créditos: Minrel

El martes la Asamblea General elegirá a los dos nuevos integrantes latinoamericanos del consejo por el cual el Gobierno de Gabriel Boric ha jugado sus cartas internacionales. En círculos diplomáticos dicen que Chile deberá apoyar a la dictadura de Maduro para entrar al consejo que promueve los derechos humanos.


Prioridad. El próximo martes 11 de octubre, en Nueva York, los Estados miembros de la Asamblea General de Naciones Unidas están convocados en la mañana para votar por los países que entrarán en el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la entidad.

  • La administración de Gabriel Boric ha jugado sus mayores cartas diplomáticas en esa dirección. La evidencia más patente se exhibió en julio, cuando pese al llamado casi unánime de los ex cancilleres y otros expertos de que Santiago respaldara una candidatura de Claudio Grossman para la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, el Gobierno desechó esa opción porque en su análisis se pondría en riesgo la postulación del país al CDH.
  • La disyuntiva de esta elección apunta a lo siguiente: de los ocho cupos que tiene el grupo América Latina y el Caribe (“Grulac”) entre los 47 Estados miembros de la CDH, en octubre se eligen dos para el período 2023-2025. Pero hay tres candidatos: Chile, Costa Rica y Venezuela.
  • Hasta ahora, en Teatinos 180 hay optimismo: en sus cálculos, Chile contaría con el respaldo suficiente para asegurarse uno de los asientos. En los períodos  2008-2011, 2012-2014 y 2018-2020 ya fue miembro del CDH.
  • La pregunta que ronda entre algunos conocedores de esta campaña es otra: dado que hay dos opciones por las cuales decantar, y descontado que Chile votará por sí mismo, ¿hacia dónde irá su otro sufragio? ¿Será para Costa Rica o para Venezuela?

La encrucijada. El día de la elección, cada país recibe una hoja (cédula) por cada zona geográfica. Entre ellas estará el Grulac, con sus tres candidatos para dos asientos.

  • La representación de Chile, encabezada por Paula Narváez, deberá entonces marcar las dos líneas correspondientes a los dos cupos que le corresponden al Grulac. Uno de ellos será Chile.
  • Según un conocedor de lo que sucede en Cancillería, Chile quedó en un callejón sin salida: dado que Costa Rica es su rival más enconado por tener un perfil democrático similar al chileno, Santiago deberá optar por Venezuela al marcar la segunda preferencia. Caracas tiene el apoyo general de los países más afines a China y Rusia.
  • Además, Venezuela va a la reelección, lo que le da otro piso a su favor. En 2019 compitió también en una carrera de tres países y dos cupos para la región. Ese año la asamblea eligió a Brasil (153 apoyos) y Venezuela (105), mientras que Costa Rica quedó afuera al obtener 96 sufragios.
  • La paradoja está en que, para entrar al consejo cuyo misión es la defensa y promoción de los derechos humanos en todo el mundo, el Gobierno de Boric tendría que respaldar a un régimen autoritario que viola los derechos humanos. La propia ONU, por medio de una misión internacional independiente, reveló el 20 de septiembre un reporte que concluye que los organismos civiles y militares de inteligencia venezolanos, bajo órdenes de Nicolás Maduro, han cometido crímenes de lesa humanidad.

En reserva. El segundo voto de Chile no es una información pública, sino reservada dada la dinámica de este tipo de elecciones. Cancillería no puede revelar su estrategia. Por eso llamó tanto la atención que en julio esa cartera expusiera públicamente cuántos compromisos había adquirido en su minuto para apoyar a Claudio Grossman para la Comisión de Derecho Internacional de la ONU.

  • Se trata de un esquema conocido como Acuerdos de Apoyo Recíproco, en que los países intercambian respaldos para un conjunto de entidades multilaterales. Solo en algunos casos hay distinción entre si se trata de países con regímenes democráticos, autoritarios o híbridos, pero pesan más otros factores como la influencia, la zona geográfica o la alineación de potencias.
  • Si esa transacción de votos fuese abierta al público, se iniciaría un canal de críticas basados, por ejemplo, en cómo una democracia como Chile podría apoyar a una dictadura como la de Venezuela en un cuerpo donde se supone que se defienden los derechos humanos.
  • De todos modos, los funcionarios internacionales sí están al tanto de las preferencias. Saben cuándo un país resuelve un apoyo recíproco, cuándo se abstiene (que es otra opción) y cuándo eventualmente incumple un compromiso.

Las señales. En su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el 20 de septiembre, el Presidente Boric cuestionó varios casos de países donde se violan los derechos humanos. Desde luego, arremetió contra Rusia por la invasión a Ucrania, condenó la violencia contra las mujeres en Irán, denunció las “permanentes violaciones a los derechos humanos contra el pueblo palestino” y pidió trabajar para la “liberación de los presos políticos en Nicaragua”.

  • Pero hubo tres notorias menciones de regímenes dictatoriales que estuvieron ausentes, y cuyos antecedentes en la materia son vastos y conocidos: China, Cuba y Venezuela. Los diplomáticos acostumbrados a estos temas disciernen a partir de ese tipo de discursos las señales y compromisos que asumen los líderes.
  • Sobre China no solo no mencionó nada respecto de la labor de la ex presidenta Michelle Bachelet con su reporte acerca de la población uigur en la región de Xinjiang, sino que tampoco el Gobierno la ha defendido de los ataques por la prensa emitidos por el embajador chino en Santiago, Niu Qingbao. Por eso se estima que Chile tiene comprometido el apoyo de China a la candidatura a la CDH; Beijing marcaría por Venezuela y por Chile.
  • En cuanto a Cuba, no hubo ningún mensaje sobre la isla durante el discurso de Boric ni tampoco en actividades oficiales públicas en Nueva York. Ese silencio distó de sus críticas al régimen castrista en la anterior gira a Estados Unidos. Cuba es uno de los ocho miembros actuales del Grulac en el consejo. Fuentes de la Cancillería comentaron a Ex-Ante que La Habana apoyará a Chile como uno de sus candidatos a la CDH.
  • Sobre Venezuela, sí hizo una mención en el discurso ante la ONU: “La crisis humanitaria en Venezuela producto de ya su prolongada crisis política, ha generado un flujo migratorio que es inédito en nuestra región y en nuestro país, poniendo una presión tremenda sobre nuestras instituciones y nuestra sociedad”.
    • Hablar de crisis “humanitaria” y “política” es neutral y lo han señalado de ese mismo modo personeros afines al régimen de Nicolás Maduro. Es decir, Boric no condenó a Venezuela en ese acto formal ante los líderes del mundo.
    • Boric sí criticó a Venezuela unos días después, durante una actividad en la Universidad de Columbia. Dijo que cuando visitó Caracas en 2010 se preguntó por qué no podía cuestionar al régimen que entonces presidía Hugo Chávez, y a partir de ahí planteó que la izquierda no puede tener un doble estándar cuando se trata de la defensa de los derechos humanos. Tras conocer esas declaraciones, líder chavista Diosdado Cabellos respondió con insultos.
  • Además, el 6 de octubre en la OEA Chile votó junto con otros 18 países en un intento por desconocer a Gustavo Tarre Briceño como representante del gobierno interino encabezado por Juan Guaidó en Venezuela. El intento propiciado por Caracas fracasó.
  • China, Cuba y Venezuela son tres países que despiertan la defensa del Partido Comunista de Chile, uno de los sostenes fundamentales de las coaliciones del Gobierno de Boric.

Del pesimismo al optimismo. Hasta hace tres semanas existía honda preocupación en el Ministerio de Relaciones Exteriores sobre los votos con que contaba Chile para entrar al Consejo de Derechos Humanos. Se hablaba de que se requerían 130 apoyos, pero que apenas sumaban alrededor de 100.

  • No obstante, la canciller Antonia Urrejola se quedó en Nueva York unos días después de la visita de Boric a la ciudad tras su discurso en la ONU. El objetivo de la ministra fue unirse a las gestiones ya encabezadas por la embajadora ante la entidad, Paula Narváez, y el cuerpo diplomático allí acreditado, para sostener reuniones con una veintena de representantes de las más diversas naciones, sobre todo africanas, asiáticas y caribeñas.
  • Personeros del ministerio plantean que esos esfuerzos se unieron a los de la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Ximena Fuentes, quien ya antes había estado en Nueva York y que en septiembre, en paralelo a Urrejola, dialogó con diplomáticos en Europa. Un diplomático menciona además que hubo un trabajo de la red de embajadores y cónsules chilenos en otras partes del mundo.
  • La suma de gestiones hizo que al cabo de menos de un mes en el ministerio pasaran del cauto pesimismo hasta ahora un “sereno optimismo”. Otros anticipan un triunfo sin bemol alguno.
  • Uno de los motivos del optimismo es el bajo y tardío entusiasmo de Costa Rica por su propia candidatura.

Publicaciones relacionadas

Mario Gálvez

Diciembre 8, 2022

Comisión Investigadora sobre rol del gobierno en seguridad: Críticas al rol del M. de Justicia, la ANI y Migraciones

La ministra Tohá ha concurrido a las sesiones de la comisión especial. En la foto, junto a los parlamentarios miembros (de izquierda a derecha) Flor Weisse, Joanna Pérez, Jaime Araya y Francisco Pulgar.

Entre el lunes 19 y el martes 20 de diciembre los diputados miembros de la instancia revisarán los antecedentes y redactarán el informe que contendría un diagnóstico negativo del papel que han cumplido los organismos encargados del cumplimiento del resguardo de la seguridad pública. Aumento de la delincuencia, terrorismo, inmigración ilegal y crisis penitenciaria figurarían […]

Ex-Ante

Diciembre 8, 2022

Macaya, en la senda de Longueira y Guzmán. Por Carlos Correa Bau

El Presidente de la UDI, Javier Macaya. Crédito: Agencia Uno.

Javier Macaya, el actual presidente puede repetir los acuerdos Lagos Longueira de los años 2000 que solucionaron varios problemas del gobierno de entonces con el financiamiento de la política. Macaya, eso sí, comparte el talento político de Guzmán y Longueira, pero no su poder.

Carlos Smith

Diciembre 8, 2022

Así fue, paso a paso, la fallida apuesta de Castillo de asilarse en la embajada de México

Pedro Castillo tras ser detenido en la prefectura de Lima acompañado por su exprimer ministro, Aníbal Torres.

El ahora exmandatario peruano salió con su familia y su exministro del Interior por la puerta trasera del Palacio de Gobierno. Sin embargo, cuando iba camino a la embajada, la comandancia de la policía se enteró de su plan y lo interceptó y detuvo antes de que llegara.

David Tralma

Diciembre 7, 2022

Trasfondo: La negociación constitucional da tercer vuelco en una semana y se concentra en órgano redactor de 50 escaños electos

En casi ocho horas de reunión, el oficialismo se plegó a la propuesta con que llegó la senadora Ximena Rincón, que incluye una convención de 50 integrantes electos en las urnas y un grupo de expertos abocado a buscar puntos de encuentro entre todas las partes. La propuesta había sido impulsada el 14 de septiembre […]

Diego Muñoz Vives

Diciembre 7, 2022

Pedro Castillo, Cristina Fernández y los otros ex presidentes investigados o condenados por corrupción en la región

A la izquierda, Cristina Fernández de Kirchner. A la derecha, Pedro Castillo. (Ex-Ante).

Los escándalos políticos en Sudamérica se tomaron la agenda esta semana, luego de que la justicia dictara la condena de la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández, y un día después fuera destituido y detenido en Perú el exmandatario Pedro Castillo, tras un fallido intento de golpe de Estado. Así, ambas figuras pasaron a integrar una […]