Entrevista: embajador chino espera que Chile nombre su representante en Beijing “lo antes posible” y dice que confía en que “designación será prudente”

Eduardo Olivares C.
Embajador de China en Chile, Niu Qingbao. Créditos: Embajada de China en Chile (Twitter)

Tras el retiro de la designación del embajador chileno en China, Niu Quingbao habla con Ex-Ante sobre su relación con las autoridades chilenas, critica a la encargada de la Oficina de Taipéi en Chile y plantea que la crisis con Taiwán genera riesgos: “Sería extremadamente desafortunado para los compatriotas de ambos lados si la soberanía y la integridad territorial de China se separaran y los ejércitos se enfrentaran entre sí”. Entrevista por escrito.


-La encargada de la Oficina Económica y Cultural de Taipéi en Chile, Silvia Liu, insinuó en entrevista con Ex-Ante que la República Popular China (RPC) no es un socio confiable. “Se cree que el mercado chino está garantizado y por eso no buscan otros mercados. Los taiwaneses pensábamos lo mismo. Chile tiene que aprender de nosotros: creíamos que China era confiable“. ¿Es confiable China?

-En primer lugar, cabe señalar que existen diferencias esenciales entre las relaciones chino-chilenas y las relaciones entre ambos lados del Estrecho. Las relaciones entre China y Chile son amistosas y cooperativas, establecidas por dos países soberanos, que están basadas en los principios de respeto mutuo por la soberanía y la integridad territorial, la no injerencia en los asuntos internos del otro, la igualdad y el beneficio recíproco. Por otro lado, Taiwán es parte del territorio de China, y como tal, la cuestión de Taiwán es completamente un asunto interno de China, por lo que no se puede hacer un comparativo entre las relaciones de China con otros países y las que tiene dentro de su propio territorio, ya que las dos son completamente incomparables.

¿Es China un socio confiable para Chile? Sí, China es un socio confiable. “Los hechos hablan más fuerte que las palabras”. Chile fue el primer país del continente latinoamericano en establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China. Desde entonces, han transcurrido 52 años en los que las relaciones entre los dos países han resistido la prueba de la cambiante situación internacional y siempre han mantenido un buen impulso de desarrollo; cosechado fructíferos resultados de colaboración, convirtiéndose en un modelo de solidaridad y cooperación entre países emergentes. Las exportaciones a China se han convertido en el punto más destacado del comercio exterior de Chile, y la cooperación antiepidémica bilateral se ha transformado en un nuevo instrumento para la colaboración amistosa entre China y Chile. La razón más importante por la cual las relaciones entre ambos países han estado a la vanguardia de las que tiene China con América Latina durante mucho tiempo, es que los dos siempre se han apoyado firmemente en temas relacionados con los intereses fundamentales y las principales preocupaciones de cada uno, y que los sucesivos gobiernos chilenos se han adherido firmemente a la política de una sola China.

La ancla de la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán es el principio de una sola China. La situación actual en el Estrecho enfrenta una nueva ronda de tensión y desafíos severos, y el motivo fundamental es que las autoridades de Taiwán y Estados Unidos cambian constantemente el status quo. Las autoridades taiwanesas vienen pretendiendo procurar la independencia valiéndose de EE.UU., y hacen todo lo posible para llevar adelante la “desinización”, a la vez que promueven la “independencia gradual”. Me di cuenta de que, en la entrevista, la Sra. Yu Chi Liu afirmó falsa e irresponsablemente que “Taiwán siempre ha sido independiente” y que “de facto es independiente”, lo que no solo es una traición a la historia y al status quo de Taiwán, sino que también expone la naturaleza separatista por la “independencia” de las autoridades taiwanesas, las que llaman blanco a lo negro. Aconsejamos a las autoridades taiwanesas que no sigan en el camino por la “independencia de Taiwán” lo que solamente conducirá a un callejón sin salida, que dejen de sembrar la discordia y socavar las relaciones chino-chilenas, que regresen honestamente al principio de una sola China y al “Consenso de 1992“, y que tomen medidas correctas y acciones pragmáticas, por la paz y la estabilidad del Estrecho de Taiwán.

-Países como Chile, altamente dependientes del comercio internacional, pueden ser perjudicados con una crisis que afecte el Estrecho de Formosa. Liu dijo que “si colapsa Taiwán en dos semanas, lo que ocurrirá es el colapso de la cadena de producción de todo el mundo”. ¿Está China en condiciones de asegurar la fluidez de la cadena de suministro?

-La economía global se encuentra actualmente en un momento difícil, con crisis energética, alimentaria y de la cadena de suministro, una tras otra. En muchos países, los niveles de inflación han alcanzado un nuevo récord, el más alto en décadas; y la vida diaria de las personas se ha visto gravemente afectada. Ignorando el bienestar del pueblo taiwanés y el desarrollo estable de la región, las autoridades taiwanesas, dispuestas a actuar como un peón de las fuerzas estadounidenses para contener a China, cometen provocaciones de manera más temeraria al procurar la “independencia”, secuestrando y amenazando ahora a todo el mundo, con el llamado “colapso de la cadena de suministro”, tratando de que Chile y otros países paguen por sus riesgos y provocaciones, lo que demuestra plenamente su naturaleza egoísta e hipócrita.

Tanto China como Chile son proponentes, promotores y defensores del libre comercio y la cooperación abierta. No lo hacemos por interés geopolítico, sino simplemente con una sinceridad de trabajar unidos para realizar un desarrollo común con todos los países del mundo. Siendo un país responsable, China participará como siempre lo ha hecho en la promoción de la cooperación internacional, mantendrá la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro, y contribuirá a la recuperación de la economía mundial. Tenemos confianza en que el pueblo chileno puede conocer claramente la causa y la esencia de la crisis actual; oponerse conjuntamente a las provocaciones de tensión, confrontación y secesión por parte de EE.UU. y las autoridades taiwanesas; apoyar la posición y las medidas legítimas de China; y mantener conjuntamente la paz y la estabilidad regional y del Estrecho de Taiwán.

-La comunidad internacional hace esta comparación: en Taiwán hay democracia, mientras la RPC está dirigida por un partido único. Taiwán también tiene un mejor ingreso por habitante. ¿Cómo podrían los taiwaneses tener un mejor bienestar político y económico si quedan bajo el control de Beijing?

-Lo primero a tener en cuenta es que hay diferentes modalidades para lograr la democracia. Usar un solo criterio para medir los diversos sistemas políticos en el mundo no es inherentemente democrático. Que un país sea democrático o no depende de si el pueblo es el verdadero dueño del país, y esto debe ser juzgado por el propio pueblo. La cuestión de Taiwán no es un asunto de democracia, sino una cuestión trascendental de principio relacionada con la soberanía y la integridad territorial de China. Trazar líneas entre la democracia y el autoritarismo únicamente según la cantidad de partidos gobernantes, suele caer en la trampa del discurso hegemónico de EE.UU. y de otros países occidentales.

Resolver la cuestión de Taiwán y realizar la reunificación nacional es una misión solemne y sagrada de todo el pueblo chino. El Gobierno ha realizado esfuerzos incansables durante mucho tiempo y propuso que la directriz básica para resolver la cuestión de Taiwán sea “la reunificación pacífica” y “un país, dos sistemas”; es decir, bajo la premisa de una sola China, el sistema socialista de China Continental y el sistema capitalista de Taiwán coexistirán y se desarrollarán juntos durante largo tiempo. Después de la reunificación, el actual sistema social y económico de Taiwán permanecerá sin cambios, al igual que lo harán su forma de vida y sus relaciones económicas y culturales con países extranjeros. Taiwán se convertirá en una región administrativa especial y gozará de un alto grado de autonomía.

Lo que yo quería enfatizar es que lograr la reunificación nacional a través de medios pacíficos como el contacto y la negociación es la aspiración común de todo el pueblo chino. Ambos lados del Estrecho son chinos, y sería extremadamente desafortunado para los compatriotas de ambos lados si la soberanía y la integridad territorial de China se separaran y los ejércitos se enfrentaran entre sí. Pero al mismo tiempo, cada país soberano tiene derecho a tomar todos los medios necesarios, incluidos los militares, para salvaguardar su soberanía e integridad territorial. El Gobierno chino no está obligado a comprometerse con ningún país extranjero o con aquellos que buscan dividir a China, sobre cómo manejar los propios asuntos internos de nuestro país.

-¿Qué espera escuchar China del Gobierno de Chile acerca de la crisis hoy en Taiwán?

-Como acabo de decir, Chile es el primer país en el continente latinoamericano en establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China. Desde el establecimiento de los lazos diplomáticos, el Gobierno chileno siempre ha seguido la política de una sola China, apoyado la reunificación pacífica de China y se ha abstenido de tener cualquier interacción oficial con Taiwán. Como se señala en el Comunicado sobre el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y Chile, el Gobierno chileno reconoce que el Gobierno de la República Popular China es el único gobierno legítimo de China y que Taiwán es parte inalienable del territorio chino. Confío en que el Gobierno chileno y todos los sectores de la sociedad chilena seguirán respaldando la posición justa y las medidas legítimas de China.

Al mismo tiempo, la resistencia firme de China contra la injerencia en sus asuntos internos, contra el perjuicio a su soberanía nacional y contra el incumplimiento de los compromisos por parte de EE.UU. también es para defender el derecho internacional, las normas básicas de las relaciones internacionales, y sobre todo, la regla internacional más importante consagrada en la Carta de las Naciones Unidas, la no injerencia en los asuntos internos de los otros. La ignorancia y el abandono a la no injerencia en los asuntos internos permitirá que la ley de la jungla domine las relaciones entre los Estados y que EE.UU. intimide de manera más temeraria con la llamada “posición de poder” a los otros, especialmente a los países pequeños y medianos. Esperamos que todas las naciones se unan y no permitan que sucedan este tipo de cosas, ni que el progreso de la civilización humana retroceda.

-En 2019, como diputado, el actual Presidente Gabriel Boric criticó que el entonces embajador de China en Chile, Xu Bu, cuestionara la reunión entre Jaime Bellolio y disidentes en Hong Kong. “Amenazas veladas no son aceptables”, dijo Boric en septiembre de 2019. ¿Fueron “amenazas veladas” las expresó su antecesor en la Embajada de China en Chile?

-Los chinos valoramos la paz y nunca somos agresivos. Los diplomáticos chinos también somos seres humanos que, aunque tenemos diferentes personalidades, cumplimos el mismo deber y misión, es decir, salvaguardar los intereses nacionales, promover las relaciones amistosas con el país anfitrión, mantener el orden internacional e impulsar los intereses comunes de la humanidad.

He notado que el Presidente Boric mencionó en una entrevista con los medios de comunicación argentinos que, debido a la influencia de las tradiciones educativas occidentales, los chilenos no saben mucho sobre Oriente, especialmente China, y les resulta difícil formarse una visión profunda. En los últimos años, Estados Unidos y Occidente han utilizado su hegemonía en los medios y de discurso para atacar y difamar continuamente a China. Si se permite que estas opiniones públicas se propaguen, será muy desfavorable para que el pueblo chileno comprenda sobre la real China, multidimensional e integral. Esta es también la razón por la cual los diplomáticos chinos somos cada día más proactivos para presentar la verdad sobre China al público en el país anfitrión y aclarar la difamación de nuestro país por parte de los medios occidentales. La respuesta de la Embajada China en Chile puede ser otra voz en la opinión pública, como también un referente con el que los chilenos pueden hacer sus propios juicios sobre la verdad y la falsedad. Si hay una sola voz que hable sobre China y su status quo, esto dificulta que el pueblo chileno entienda realmente a China.

China es el mayor socio comercial de Chile en el mundo. Sin embargo, la canciller Antonia Urrejola se demoró casi tres meses en recibirlo a usted en audiencia. Se reunieron recién el 30 de mayo. ¿Qué interpretación le da usted a esa demora? 

-En primer lugar, debo aclarar que, después de que la Sra. Antonia Urrejola fuera designada como ministra de Relaciones Exteriores, sostuve una videoconferencia con ella para intercambiar puntos de vista en profundidad sobre las relaciones bilaterales y la cooperación entre los dos ministerios de relaciones exteriores, y de esa conversación obtuvimos resultados positivos.

Después de que el Presidente Gabriel Boric fue elegido, tuvo una buena interacción con la parte china. El presidente Xi Jinping y el Presidente Boric intercambiaron cartas, expresando su voluntad positiva de trabajar juntos para promover un mayor desarrollo de la asociación estratégica integral China-Chile, y alcanzaron un importante consenso sobre la salvaguardia del multilateralismo y el abordaje conjunto de desafíos globales como el COVID-19 y el cambio climático. Yo también tuve una conversación telefónica con el Presidente Boric y me he reunido con varios miembros del nuevo gobierno, incluida la propia canciller Antonia Urrejola, para discutir temas sobre intensificar intercambios de personal, optimizar la estructura comercial, explorar el potencial de cooperación en las nuevas áreas como la energía limpia y la economía digital, y fortalecer el intercambio cultural entre personas, con lo cual se han alcanzado muchos consensos. A medida que la situación epidemiológica se vaya normalizando, los intercambios de diversos niveles entre ambos gobiernos, parlamentos y partidos políticos serán más estrechos. Y creo que estos intercambios impulsarán la asociación estratégica integral entre China y Chile a un nivel superior.

-Mientras el director general del Departamento de América Latina del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Cai Wei, se reunía en julio con la canciller (s), Ximena Fuentes, el Ministerio de RR. EE. revocaba la designación del embajador de Chile en China, Andreas Pierotic. ¿Cómo entienden en Beijing que Chile tenga un vacío en esa embajada mientras en Washington está designado un ex canciller como Juan Gabriel Valdés?

-Designar embajadores ante los gobiernos extranjeros es un asunto muy serio para todos los países. China siempre ha sido muy cautelosa al nombrar y designar embajadores ante los gobiernos extranjeros, por lo que hacemos inspecciones exhaustivas de los candidatos y realizamos los procedimientos legales necesarios. China y Chile son socios cooperativos importantes entre sí, por lo que confío en que el nombramiento y la designación del embajador de Chile en China será igualmente prudente. China respeta la elección que hace Chile de forma independiente, y estará complacida de ver el nombramiento y la designación del Embajador de Chile en China lo antes posible, y más que dispuesta a facilitar esto.

¿Cuál es la siguiente etapa que esperan del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y China?

-La cooperación entre China y Chile ha llevado durante mucho tiempo la delantera de las cooperaciones de China con América Latina. Chile fue el primer país en América Latina en firmar el acuerdo bilateral sobre la adhesión de China a la OMC, el primero en reconocer el estatus pleno de la economía de mercado de China, y el primero del mundo en firmar y luego actualizar el Tratado de Libre Comercio con China.

Desde que entró en vigor la actualización del Tratado de Libre Comercio China-Chile en marzo de 2019, se ha otorgado el tratamiento de arancel cero a alrededor del 98% de los productos entre ambas partes. La Zona de Libre Comercio China-Chile se ha convertido en la que tiene el mayor nivel de apertura al comercio de bienes de China hasta el momento. En términos de comercio de servicios, basándose en el Acuerdo Complementario sobre Comercio de Servicios, ambas partes han ampliado y mejorado aún más la cantidad y el nivel de los sectores comprometidos con el comercio de servicios. China ha abierto 20 sectores más, incluidos los servicios legales comerciales, los servicios de entretenimiento y la distribución, mientras que Chile ha asumido compromisos de mayor nivel de apertura en más de 40 sectores, incluidos courier, el transporte y la construcción. El Protocolo también revisa y complementa los capítulos sobre reglas de origen y cooperación económica y técnica, con nuevos temas agregados de reglas sobre comercio electrónico, competencia, medioambiente y comercio. China está dispuesta a trabajar con Chile para implementar completamente la Actualización del Tratado de Libre Comercio; profundizar la cooperación en diversos campos en el marco de la construcción conjunta de alta calidad de “la Franja y la Ruta“; explorar el potencial de la cooperación económica y comercial, y mejorar la liberalización y la facilitación del comercio entre los dos países; enriquecer la connotación de la asociación estratégica integral entre ambas naciones, y continuar desempeñando el papel líder y ejemplar de la cooperación China-Chile en la colaboración entre China y América Latina.

-China ha manifestado interés en unirse al llamado TPP11. ¿Qué tiene de positivo ese acuerdo para ustedes?

-Desde que se unió a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2001, China ha pasado de ser la sexta nación comercial más grande del mundo a ser la primera. El “ingreso de China en la OMC” obliga a realizar reformas internas a nivel de políticas y tiene un buen efecto para mejorar el nivel de mercantilización y el estado de la justicia en China, elevar la eficiencia administrativa y aumentar la transparencia de las políticas. Mientras mantiene su propio crecimiento, la apertura del mercado de China también ha hecho contribuciones significativas a la prosperidad y estabilidad de la economía global, y se ha convertido gradualmente en un firme defensor del sistema de comercio multilateral.

En los últimos años ha vuelto la tendencia antiglobalización, han aumentado el proteccionismo y el unilateralismo, y el sistema multilateral de comercio ha encontrado dificultades de desarrollo sin precedentes. El brote de COVID-19 ha hecho que los países reflexionen sobre la seguridad de las cadenas de valor globales, las industriales y las de suministro. La integración regional se ha convertido en un medio importante y una opción para que los países amplíen la cooperación exterior, garanticen la seguridad regional y aceleren el despliegue global. Los acuerdos regionales de cooperación económica y comercial con estándares más altos, menor alcance, mayor libertad de selección de socios y menor dificultad en negociación podrían convertirse en una importante fuerza para una nueva ronda de globalización.

CPTPP es el tratado de libre comercio de más alto nivel en el mundo hoy en día, y también es un acuerdo de libre comercio regional abierto, transparente, mutuamente beneficioso y de ganancia compartida. La solicitud oficial de China de ingresar al CPTPP demuestra plenamente que, con más confianza, determinación más firme y actitud más proactiva, tomaremos la profundización de las reformas internas como punto de entrada; integraremos plenamente la nueva generación de normas económicas y comerciales internacionales, y construiremos un sistema de apertura institucional de mayor nivel. Al mismo tiempo, el ingreso de China al CPTPP aumentará significativamente la participación global de la producción económica total de la región a más del 30%. Según una estimación del Instituto Peterson de Economía Internacional, el actual CPTPP puede generar alrededor de US$ 147.000 millones en ingresos globales anuales. Al ingresar China los beneficios incrementales relativos se cuadruplicarán, hasta llegar a US$ 632.000 millones.

Chile da la bienvenida al ingreso de China al CPTPP. Esperamos seguir recibiendo un fuerte apoyo de la parte chilena. Esto no es solo una expresión de la profundización de la confianza política mutua, sino que, lo que es más importante, el ingreso de China inyectará nueva vitalidad a la economía mundial. Actualmente 90% de las exportaciones chilenas son hacia socios de libre comercio. Chile fue el primer país de América Latina en firmar el Tratado de Libre Comercio con China y tomar la iniciativa de entrar en vigor la actualización. Los dos países tienen una base sólida para el libre comercio. Con el ingreso de China al CPTPP, sin duda se brindarán más oportunidades para que Chile amplíe sus exportaciones.

Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Octubre 5, 2022

Óscar Landerretche: “El gobierno de Boric lleva seis meses haciendo campaña, y un mes gobernando”

Crédito: Agencia Uno.

El economista, académico, escritor y expresidente del directorio de Codelco, Óscar Landerretche, dice que el voto obligatorio es crucial para un buen derrotero del proceso constituyente. “La clase política no puede mandarse otro guatazo, quedaríamos en ridículo frente a todo el planeta”, advierte este militante socialista que rechazó la propuesta constitucional.

Eduardo Olivares C.

Octubre 5, 2022

Sin ratificar el acuerdo, delegación de Chile encabezada por Ahumada acude a cumbre del TPP11

Subsecretario José Miguel Ahumada y el funcionario de la Subrei Alejandro Buvinic. Créditos: @MM_Poulin (Twitter)

José Miguel Ahumada, Pablo Urria y Alejandro Buvinic viajan a Singapur en medio de la tensión en el oficialismo por las visiones acerca del tratado. Solo el sultanato de Brunéi y la República de Chile no han ratificado el CPTPP.

Jorge Poblete

Octubre 5, 2022

Rectora del INBA sobre los expulsados tras los ataques al cuartel militar vecino: “La mayoría son de media y algunos de básica”

La rectora María Alejandra Benavides el 23 de mayo de 2022 en la Municipalidad de Santiago. Foto: Sebastián Beltrán Gaete / Agencia Uno.

La rectora del liceo emblemático del centro de Santiago relata cómo este miércoles por la mañana encapuchados con overoles blancos salieron durante el primer recreo con bombas incendiarias. El martes, docenas de jóvenes lanzaron lo que describe como una “lluvia de piedras” al cuartel militar contiguo. Se trata de hechos de violencia que, en una […]

Eduardo Olivares C.

Octubre 5, 2022

Qué se juega la canciller Urrejola y el Gobierno de Boric en los días decisivos antes de la votación para el Consejo de DD. HH. de la ONU

Canciller Urrejola y embajador Paula Narváez con el cuerpo diplomático de Chile en la ONU. Créditos: Minrel

En el Gobierno chileno hay un “moderado optimismo” luego de las intensas gestiones que realizó la ministra Antonia Urrejola en Nueva York. La votación será el 11 de octubre. Cancillería priorizó esa elección antes que una campaña en favor de Claudio Grossman.

Marcelo Soto

Octubre 4, 2022

Jaime Gazmuri y el caso Bolsonaro: “En Chile existe un caldo de cultivo para el surgimiento de liderazgos de extrema derecha”

El ex parlamentario (PS) y ex embajador de Chile en Brasil, Jaime Gazmuri, conoce bien el panorama político de la mayor potencia latinoamericana. “Tengo la impresión que la cuestión presidencial se debería resolver, salvo que haya acontecimientos que se ven muy improbables, a favor de Lula”, dice.