Noviembre 15, 2020

Exclusivo habla carabinero del Puente Pío Nono: “La caída fue un accidente, mi intención era detenerlo”

Pablo Basadre G.
Carabinero Sebastián Zamora

El jueves 12 de noviembre Ex-Ante logró comunicarse con el carabinero Sebastián Zamora, quien se encuentra detenido en un recinto en Pudahuel Norte, mientras concluye la investigación que dirige la fiscal Ximena Chong, decretada por el 7º Juzgado de Garantía de Santiago. El diálogo se extendió por 40 minutos. Tras la conversación, se acordó enviarle un cuestionario con preguntas a través de su abogada Nubia Vivanco. Zamora respondió todas las consultas de este medio y sus respuestas no fueron editadas. Por primera vez entrega su versión de lo que pasó  el 2 de octubre pasado, luego de la arremetida que realizó para detener a un joven que terminó en el lecho de río Mapocho.

Zamora llevaba un año como carabinero alumno y 10 meses como carabinero en la calle cuando ocurrió el llamado caso del Puente Pío Nono. Zamora salió en 2019 como muchos uniformados en medio del estallido social a petición del Alto Mando y del gobierno porque las manifestaciones habían sobrepasado el orden público.

Esta es la primera vez que enfrenta un episodio de alta connotación, como le llaman internamente en la institución. Tiene 22 años, pesa 60 kilos y mide un metro 63 de estatura. Su rapidez para correr hizo que quedara en la subdivisión de “aprehensor” de  la unidad de Control de Orden Público (COP) como fue rebautizada la histórica unidad de Fuerzas Especiales de Carabineros. Ese 2 de octubre llevaba puesto su casco: 11-25 y estaba listo para salir a aprehender detrás de los “escuderos”.

Zamora es oriundo de Valparaíso, del cerro O´Higgins. Su madre es feriante y su padre repara computadores. Pese a que en Carabineros lo dejó sin defensa legal y luego ordenó su baja, él desea volver a la institución. Acá lo explica.

– ¿Por qué no bajó a prestarle auxilio al joven que cayó? Más allá de la jerarquía a la que usted debe responder, ¿no pensó que debía hacerlo?

-Cuando lo vi caer me desesperé, me desesperé, pensé que lo había matado, me asomé por la reja y vi que estaba sangrando, comencé a gritarle a mi teniente Fernández que venía detrás de mí que lo había matado, que estaba sangrando. Mi teniente dio altiro aviso de la caída del 22 (detenido) al control gama y a Cenco y pidió llamar a Samu y Bomberos. La gente comenzó a venirse encima, pero yo lo único que pensaba era que había que sacarlo y que había matado a alguien. Escuché que me dijeron que me fuera al carro, pero quería quedarme para estar con mis compañeros y ver que lo sacaran porque había bajado gente a ayudarlo, por la radio se escuchaba que lo estaban sacando y daban instrucciones de facilitar el rescate. Alguien me tomó del hombro y me llevó al carro y cuando subí lo primero que se me ocurrió fue preguntar si había cámara del bus grabando, por si podía ver qué había pasado, ni siquiera me acordé que yo mismo andaba con cámara. Después mi teniente Fernández tuvo que sacar a toda mi sección porque la gente se vino encima especialmente por la calle Andrés Bello y nos rodearon, yo no había sentido que me había llegado un piedrazo en el brazo antes de subir al bus, pero varios de mis compañeros fueron lesionados en ese momento. Nos atacaban, no podíamos defendernos, se había dado aviso y estaban ya sacando al 22. Todo fue rápido, pero yo sentía todo como en cámara lenta.

 

-Usted varias veces pronunció la frase: lo maté, lo maté. ¿En qué momento se enteró la víctima estaba en una clínica y fuera de riesgo vital?

-Es que cuando lo vi sangrar pensé que estaba muerto, cuando la sección se subió al bus partimos altiro a la unidad más cercana, la Primera (comisaría) a dar cuenta de lo que había pasado, ahí nos quedamos mi compañero Burgos, mi Teniente Fernández y yo, porque mi Teniente Fernández mandó de inmediato su cámara fiscal a la 50º Comisaría para que sacaran las imágenes y se las mandaran al Ministerio Público para respaldar el parte de detención. En el bus yo sólo lloraba y escuchaba que mi teniente y mis compañeros trataban de tranquilizarme, no me acordaba de lo que me habían dicho hasta que vi las imágenes de la cámara de mi teniente ahora último. Él fue en ese momento un buen líder porque trataba de calmarme, igual que mis compañeros, pero la sensación de desesperación era lo más terrible que he sentido en mi vida.  Recién cuando llegamos a la primera (comisaría), me dijeron que el 22 (detenido) estaba lesionado, pero al parecer sin riesgo de vida. Le di tantas gracias a Dios. Apenas llegamos yo mismo entré a la guardia a dar cuenta del hecho, porque era una situación de connotación y yo era el aprehensor. Ahí un suboficial me dijo que ellos habían dado cuenta a fiscalía de un lesionado, porque les habían informado que un 37 (sujeto) había caído al río. Entonces, mi teniente le explicó todo a una comandante de esa unidad, porque cuando se producen procedimientos que se llaman de connotación pública, interviene una unidad que se llama OS 1, que tiene que dar aviso a los mandos, porque claramente era una situación seria y se hizo el parte de detención por plataforma de la Fiscalía. Yo llamé dos veces, la primera para dar los detalles de la detención y la segunda porque se me había olvidado en la primera llamada preguntar qué instrucciones había dado el fiscal para el 22. (Art. 26 o Control de detención). Me contestaron… creo que el Fiscal iba a revisar los antecedentes, pero como a las 07:00 am nos dijeron que había quedado con art. 26. En la audiencia de detención la Fiscal (Chong) presentó esos audios como si se estuviera tratando de inventar una detención, pero era todo lo contrario. De hecho, la cámara de mi teniente ya se había mandado para enviar sus imágenes al Ministerio Público.

-Usted ha dicho que intentó detenerlo, pero no empujarlo. ¿Sigue sosteniendo eso? Que finalmente se trató de un accidente.

-Es que como aprehensor uno va mirando a los que NO se están manifestando, sino que están atacando a la autoridad, generando desórdenes públicos, agrediéndonos y rompiendo cosas. Cuando arremetimos, yo dejé pasar a varios manifestantes porque durante el día no los había visto siendo violentos. Pero a ese joven y otro me acuerdo de una capucha roja habían estado todo el día atacándonos, cuando lo vi corrí hacia él y él me miró, me vio venir y como que se corrió hacia un lado y se agachó y cuando intenté abrazarlo para detenerlo, sentí un golpe en el pecho que casi me bota de espaldas y vi que él caía por encima de la reja. A los aprehensores de COP, se nos enseña que para detener en carrera se debe abrazar al sujeto e intentar hacerlo caer, inclusive la idea es que uno caiga primero para que el detenido sufra el menor impacto posible, porque uno anda con traje antitrauma. Por eso intenté detenerlo abrazándolo desde frente a él, pero él como que se agachó y giró, fue cuando sentí el golpe en el pecho. La caída fue un accidente, mi intención era detenerlo.

-Usted quiere continuar en la institución, pese a que según hemos investigado, lo dejaron sin defensa legal y que lo destituyeron.

-Soy carabinero y es lo que siempre he querido ser, amo mi trabajo, es mi forma de servir y proteger a las personas. Esta es una gran institución de hombres y mujeres que esencialmente son buenas personas. Espero poder seguir siéndolo cuando todo esto termine. Y quiero estar en la calle, quiero seguir siendo operativo.

-¿Es normal que carabineros porte cámaras personales? Si es así, ¿por qué lo hacen? 

-La institución da cámaras fiscales, pero son pocas y se entregan a los jefes y los más antiguos de la sección. Yo compré la mía para poder revisar mi trabajo y perfeccionarlo, pero también para resguardarme de acusaciones. Otros compañeros usan sus celulares para grabar cuando nos atacan y disparan antes de intervenir, porque después la gente dice que actuamos sin provocación. De hecho, antes de cada servicio se nos dan instrucciones por radio de control gama de que antes de proceder registremos con celulares el nivel de violencia de la situación. Por eso casi todos, de alguna manera intentamos registrar cómo nos atacan, muchas veces con disparos de automáticas, y nosotros sin nada, el puro traje y los escudos, porque sabemos que estamos siendo siempre cuestionados, pero quiero contarle algo: de todas las denuncias por apremios y tortura, más del 90 % es contra personal que no tiene la especialidad de Control de Orden Público (COP), porque a uno lo entrenan para eso, para aguantar y proceder profesionalmente.

-En los registros audiovisuales que se conocieron, existen varios diálogos entre sus compañeros. Hay uno en particular donde le dicen lo que pasó y se ha interpretado como una instrucción para entregar una versión respecto a los hechos. ¿Usted lo entendió así?

– Sí lo he visto ahora, especialmente los registros de mi teniente Fernández, hasta ahora no me acordaba de lo que me decían él y mis compañeros en ese momento en el carro, yo comencé a calmarme cuando me enteré que el 22 estaba en una clínica fuera de riesgo vital. No sé cómo alguien puede pensar que era para encubrir la situación, si se dio cuenta de inmediato de la situación a la CENCO y control gama, si se pidió la ayuda a Samu y Bomberos altiro, si siempre se habló en las imágenes de un 22 (detenido), se cumplió con todo el protocolo de la detención. De hecho, por eso nos quedamos en la unidad más cercana y mi Teniente entregó altiro su cámara para que las imágenes las tuviera el Ministerio Público acompañando el parte de la detención. A las 07:00 am del día sábado, ya sabíamos incluso que el 22 había quedado apercibido con art. 26 por instrucciones del Fiscal de turno… ¡Encubrir qué! Si lo que hacía mi teniente y mis compañeros era tratar de tranquilizarme y hacerme entender que yo no había tenido la culpa de la caída porque yo estaba desesperado. ¿Entonces también quería encubrirme la entrevistada de Telesur que dice exactamente lo mismo que mi teniente y mis compañeros? ¿Que el chico venía corriendo y cuando me ve venir tratando de evitar que lo detuviera como que se gira y se tira o se cae al río?

¿No pensó en el momento de la detención que se trataba de una maniobra arriesgada?

-Claro que no. Desde mi visión el 37 en ese momento venía corriendo lejos de la reja y mi perspectiva de la reja era como si fuera muy alta. Ahora sé que la reja mide 1.10 mts., no sé cuánto mide el 22 (joven), pero si mide lo mismo que yo o inclusive algo más, era imposible que pudiera sobrepasarla. Yo apliqué la misma técnica de mi primera detención ese día, abrazar para caer al suelo y recibir cooperación de mi escudero, pero el 22 se agachó, me golpea creo que con su hombro en el pecho y cambia de dirección. Es como si yo siguiera de largo y él cae. Lo que creo que pasó es que intentó esquivarme corriendo, acercándose a la reja y después de chocar él se sube a la base de la reja y ahí lo hace caer el peso de su cuerpo. Por eso varios de mis compañeros pensaban que se había tirado para evitar la detención, como otros 37 que escapan saltando de techumbres o muros.

 

¿Recuerda con exactitud cómo fue ese segundo en que intenta detenerlo, como usted lo ha dicho, y el acto seguido cuando el joven cae al río Mapocho?

-Tengo la imagen exacta en mi mente de los pies pasando por encima de la reja, yo sentí como si se me iba el aire del pecho, cuando me acerqué a la reja y lo vi sangrando comencé a gritar.

¿Entre los códigos policiales un 22 significa un detenido. ¿Por qué lo tratan de 22 si nunca fue detenido? Junto con ello, es común que traten a los manifestantes o a los delincuentes como “Chinches”.

-Si, clave 22 es detenido, y en todo momento nos referimos a él así porque es un detenido. Yo lo detuve por atentado contra la autoridad y desórdenes públicos y durante la detención el cayó al río. Un manifestante es un ciudadano que ejerce su derecho constitucional de manifestarse pacíficamente y sin armas. Llamamos “chinche” a alguien que en medio de una manifestación delinque, saqueando, atacando a la autoridad, destruyendo bienes públicos y privados. Los carabineros estamos para proteger a los manifestantes y para idealmente detener los otros para que respondan por sus delitos.

-¿Está consciente de lo le puede ocurrir si se mantiene el cargo de homicidio frustrado?

-Estoy consciente de que la Fiscal, al momento de mi formalización, tenía todos los antecedentes para saber que jamás tuve la intención de dañar a mi 22 (detenido), que efectivamente el joven se encontraba en calidad de detenido, incluso apercibido con art. 26, y que yo portaba mi cámara particular, porque aparecía en las imágenes de la cámara de mi teniente Fernández, la cual él entregó altiro al Ministerio Público. estoy consciente de que ninguno de esos antecedentes, fueron entregados por el Ministerio Público en mi formalización. Por eso estoy consciente de que puedo estar tranquilo.

¿Qué ha pensado en estas semanas desde que quedó detenido y que lo formalizaron?

-Creo que cada carabinero va a su turno con la intención de hacer bien su trabajo, y nuestro trabajo es resguardar el orden y la seguridad pública y darle eficacia al derecho. El que hace mal uso o abusa de la fuerza pública, traiciona el sentido de ser carabinero.

-¿Qué opinión tiene de los casos que se han conocido de carabineros que han hecho mal uso de la fuerza, que han dejado a personas ciegas y los cientos de denuncias por torturas en el periodo de la crisis social que vivió el país en el 18 de octubre de 2019?

-A mi el estallido social me tocó mientras hacíamos el curso de formación. Ahí mismo, en la comisaría los alumnos nos encargamos de todo el trabajo administrativo. A cuidar a los detenidos en los calabozos, hacer partes y denuncias, actas, cadenas de custodia, a tratar con los familiares de los detenidos, a atender a las personas de DDHH. Lo que nos repetían una y otra vez nuestros instructores y profesores era que éramos garantes de la integridad física y sicológica de nuestro detenido. Así que no se trata sólo de no golpearlos. Se trata también de no garabatearlos ni humillarlos. En cuanto a las personas con lesiones, a mi me impacta lo de la señora Fabiola Campillay, lo de mi subteniente Jofré Leal, lo de mi cabo Naín. Todos juntos tenemos que hacer que tenga sentido tanto dolor y cada uno hacer lo correcto para tener un mejor país.

-¿Realmente en su formación recibió instrucciones o materias en cuanto al respeto de los DDHH de las personas y de los detenidos?

-Durante el curso de formación nos hacen dos semestres de la asignatura de Derechos Humanos. Mi profesora fue de hecho mi defensora Nubia Vivanco. Yo no sé en otros grupos de formación, pero a nosotros la profe nos enseñó en ese ramo mucho de historia. Siempre nos decía que éramos jerarquizados, obedientes y no deliberantes, pero en la Constitución no decía en ninguna parte que no fuéramos “pensantes y opinantes “.  Siempre nos dijo que Chile necesitaba carabineros cultos. Que para ejercer nuestra labor policial debíamos entender nuestra historia como país y hacernos cargo de por qué para una parte de la ciudadanía los carabineros éramos los garantes de su derecho humano de vivir en orden y seguridad pública y para otros un organismo represor del Estado. Yo aprendí que en la Constitución de 1980, que había sido dictada en la Dictadura Militar o Gobierno Militar (según lo que cada uno podía opinar y que por eso se cuestionaba su legitimidad), por primera vez en la historia constitucional se reconocían los Derechos Humanos en la forma de Garantías Constitucionales en su art. 19. Aprendí que el art. 101 le da a Carabineros el mandato de ser garantes del orden y seguridad pública y que debe cumplir esa misión haciendo uso de la fuerza pública, y el uso de la fuerza pública debe ser siempre ajustado a derecho. La profesora todo el año trabajó con nosotros la circular 1832 de marzo de 2019, de Uso de la Fuerza y armamento, nos hizo estudiar el actuar de carabineros en casos como el del joven comunero Catrillanca y la Operación Huracán. Nos exigía opinar, ser críticos. Nos enseñó el ejercicio de la fuerza pública bajo los principios de legalidad, proporcionalidad, necesidad y responsabilidad.  Aprendí que en países, democráticos como Estados Unidos, la fuerza que puede usar la policía debe ser superior y no proporcional al peligro o ataque que se recibe.  Cuando se produjo el estallido social, para mí y mis compañeros muchas cosas del ramo tomaron sentido. La profe nos dijo que íbamos a ser la primera generación de carabineros en un nuevo Chile, que yo esperaba que fuera más igualitario, más social, más justo y que eso también se reflejara en nuestra institución. Pero que íbamos a tener la enorme responsabilidad de ser un pilar para la mantención en nuestro país de un estado de derecho.

¿Cómo fue su infancia, nos puede contar cómo se desarrolló y por qué decidió ser carabinero?

-Nacido y criado en el puerto. En mi cerro O´higgins. Estudié en el Colegio Salesiano, soy técnico electrónico. Mi familia es de trabajo, mi mamá feriante y mi papá independiente. Están separados, pero siempre han estado para mi hermana chica y para mí. Me siento súper apoyado por mi familia, tíos, tías, abuelos. De mi familia y mi colegio aprendí el sentido social, ayudar, proteger. Por eso trabajé mucho con niños en las colonias escolares de verano, entreteniéndolos en actividades. Preparando obras de teatro para que también aprendieran en sus vacaciones.  Hoy día varios de esos niños son los “ tíos” de las colonias, que como yo a la misma edad que ellos, también quería y quiero un país en que las cosas sean mejores, más justas. Mi opción para eso han sido el estudio y ser Carabinero,

 

 


Publicaciones relacionadas

Ex-ante

Mayo 27, 2021

Lo que hay que saber de la propuesta de mínimos comunes que presentó el Presidente (y sus diferencias con la de la oposición)

Los proyectos que anunció esta noche el Mandatario, en el marco de las conversaciones por “mínimos comunes” entre el Gobierno y la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), considera mejorar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) para abarcar al 90% de las hogares del país con un aporte promedio de $467 mil para un grupo […]

Ex-ante

Mayo 26, 2021

Piñera sale a anunciar propuesta de mínimos comunes en tercera intervención pública desde las elecciones

Crédito: Agencia Uno.

Tras las conversaciones que se dieron entre La Moneda y la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), quien coordinó a un sector de la oposición para tratar de llegar a un entendimiento de “mínimos comunes” en materia de ayudas sociales, finalmente esta noche el Mandatario anunciará la propuesta que enviará al Congreso.

José Miguel Wilson

Mayo 26, 2021

Convención Constitucional: Los 2 votos que le faltan a Chile Vamos para elevar reclamos a la Suprema e impedir la “aplanadora”

Crédito: Agencia Uno.

La magra votación de Chile Vamos en la elección de constituyentes no solo dejó al oficialismo sin poder de veto. La coalición quedó a dos escaños de la cuarta parte de la asamblea (39 votos), umbral clave para presentar reclamaciones ante la Suprema por eventuales infracciones procedimentales que se produzcan en el debate. Hoy apuestan […]

Elección a gobernación metropolitana: La marcada diferencia generacional entre los votantes de Orrego y Oliva

Agencia Uno.

Si más jóvenes fueran a votar en la segunda vuelta para elegir al gobernador metropolitana, el próximo 13 de junio, subirían las chances de la candidata del Frente Amplio, Karina Oliva (Comunes). Por el contrario, si predominan los votantes de mayor edad en esa jornada, mejorarían las posibilidades del ex intendente Claudio Orrego (DC). Esas […]

Cómo la violencia en La Araucanía se tomó la agenda de la campaña presidencial en Chile Vamos

Luego de la visita que realizó el lunes Joaquín Lavín a La Araucanía, en una apuesta para marcar un primer hito de campaña, este miércoles llegará a Angol Sebastián Sichel también con el objetivo de dar un mensaje sobre el conflicto indígena, un tema que para el electorado de derecha es particularmente sensible. A partir […]