Septiembre 16, 2022

“Emergencia en el aire”: cine y series coreanas que hay que ver. Por Ana Josefa Silva

Periodista y crítica de cine

Mis recomendaciones para este finde parten por una excelente y muy entretenida película surcoreana que se estrena en cines y una selección de producciones de esas que (ahora) abundan en el streaming.


Antes de que Bong Joon-ho hiciera historia en el Oscar con Parásitos (y los otros montones de premios importantes que recibió) el cine coreano —y también las series— ya tenían una  buena cantidad de seguidores. Netflix (por mencionar la plataforma más popular) lo entendió así y hoy está llena de producciones de Corea del Sur.

Emergencia en el Aire

  • Estreno en cines

Este atrapante thriller de acción y suspenso renueva ese sub-género de “aviones en peligro”, que llegó a producir incluso una saga paródica.

Emergencia en el Aire utiliza una premisa que no se ve tan sencilla de resolver: bioterrorismo a bordo. Es a lo que se enfrenta la tripulación Sky Korea 501 y sus 121 pasajeros —que viajan de Seúl a Hawai— cuando se encuentran con que un hombre joven que viaja solo transporta, en un adminículo muy bien escondido, un virus de rápida propagación y que está resuelto a esparcir. De hecho, ese es el motivo por el que se subió al avión.

La primera parte del relato se divide entre el bullente aeropuerto de Incheon y ciertos lugares de la ciudad, que tienen que ver con aquellos personajes en que se concentrará la película. Una eficaz manera de presentar los roles protagónicos, para lo que además, sus realizadores recurren al montaje paralelo y rápido, lo que le da ritmo de película de acción incluso en este tramo.

Cuando el avión despega, muchos hechos han ido sucediendo en tierra, entre ellos, un tenebroso hallazgo en un departamento en medio de enormes torres. Todo ello producto de la perspicacia y el tesón de un policía que no deja pasar, como sí lo hizo el resto, un video que circula en redes sociales (como tantos otros). Él tiene interés personal en ello: su mujer y su pequeña hija parten ese día de viaje.

Pero para llegar a unir todos esos cabos hay pistas y datos que van apareciendo unos tras otros y que el espectador sigue absorto y sin pestañear. Y eso es solo el comienzo.

Lo que sigue se concentra, en buena medida, en lo que va sucediendo durante el vuelo.

La situación se complejiza y crece, lo que determina la entrada en acción de altos mandos del Gobierno, contactos a nivel internacional y seguirle la pista a un gran laboratorio cuyo dueño, un norteamericano, no tiene ninguna gana de cooperar. Esta escalada de hechos, pistas y reacciones va deparando una sorpresa tras otra. Tanto en el aire como en tierra.

Hasta el mismo final, los giros no dejan de suceder. Y nunca es lo que ustedes creyeron que era. ¿Es complicado reconocer a los personajes principales?

No, porque sus intervenciones y maneras de ser y comportarse permite distinguirlos. De hecho, la película es un mostrario de la condición humana —ya sea de manera individual o como grupo— que, ya sabemos, sometida a stress y amenaza, revela su peor (y mejor) faz.

También es interesante la opción de no sobrecargar las escenas de caos con sonido “ambiente”, esto es, muchos gritos y chillidos. En lugar de ello, se apela a la cámara lenta y a una banda sonora elegida con precisión.

Muy bien lograda y ¡muy entretenida!

  • DATO: a cargo de algunos de los roles principales está uno de los actores de Parásito, Song Kang-ho, y uno de la serie El Juego del Calamar, Lee Byung Hun. La película fue estrenada en el Festival de Cannes.

Muy recomendada.

Bisang seoneon

  • Dirección y guion: Han Jae-rim
  • Fotografía: Lee Mo-gae, Park Jong-chul
  • Reparto: Song Kang-ho, Lee Byung-hun, Jeon Do-yeon, Kim Nam-gil, Park Hae-jun, Im Si-wan, Kim So-Jin.
  • Corea del Sur, 2021
  • Duración: 147 min.

CINE Y SERIES COREANAS EN STREAMING

PELÍCULAS INELUDIBLES

TREN A BUSAN: ESTACIÓN ZOMBIE

  • (Netflix. Para arrendar y comprar: Apple TV y Google Play)

Este thriller de alta tensión, visualmente espectacular, es más bien la forma dramática elegida por el director Yeon Sang-ho para envolver una certera reflexión social, que involucra dramas familiares y personajes reconocibles y universales.

Todo perfectamente engarzado en un guión preciso, en el que cabe el humor pero nunca el gore (ese subgénero destinado a provocar repulsión), y que desgrana una acción frenética que Sang-ho maneja con mano diestra.

La pequeña Soo-ahn vive en la capital con su abuela y con su padre, Sok-woo, un joven y rico gestor de inversiones, al que no le queda mucho tiempo para dedicar a su hija. Probablemente por ello, Soo-ahn está empeñada en viajar a Busan —distante a 442 kms de Seúl— a ver a su madre.

Cuando el padre se convence que la niña está decidida a hacerlo sola, el hombre, tensionado y siempre pendiente de lo que le informa su subalterno vía celular, se resigna a subir con ella al tren de alta velocidad que va de Seúl a Busan. Sok-woo ha visto, la noche anterior, carros policiales que casi chocan con su auto en una persecución que no alcanza a saber de qué se trata.

Lo mismo ocurre en la estación: los pasajeros,  ensimismados cada uno en lo suyo, tampoco prestan atención a lo que ocurre en el mismo andén, a centímetros de sus narices y que los espectadores observamos por las ventanillas. Pero no se enteran hasta que el tren inicia su marcha y la pesadilla de afuera entra en uno de los vagones, en la forma de una chica contagiada por un virus que convierte a una persona, en segundos, en un rabioso zombie.

Lo que sucede de allí en adelante es todo menos predecible: el espectador sabe tanto como estos viajeros, que se van enterando por la televisión de la magnitud del desastre. Y como es un tren de muchos carros, cada grupo estará desprevenido frente a una amenaza que no deja tiempo para reaccionar.

Sok-woo, nuestro protagonista, es un antihéroe por definición, una suerte de lado B de un zombie, como lo deja en claro el divertido personaje que cuando se entera de su trabajo le espeta, riendo: “¡una sanguijuela que se alimenta de los demás!”.

En su manera de vivir, el egoísmo es su motor. Ante un gesto de solidaridad de su hija la reprende con un “¡en este momento sólo debes preocuparte por ti misma!”. Pero pronto entenderá que su hija tiene razón.

Salirse de sí mismo, saber ponerse de acuerdo, ser capaces de trabajar unidos sin que un líder supremo nos dicte lo que hay que hacer, porque hasta un mendigo cojo es un ser humano con una riqueza que aportar, es la única posibilidad de salvación.  ¿Qué nos hace humanos? El arte, nos dirá la prodigiosa secuencia de cierre.

La tensión de esta claustrofóbica road movie nunca suelta al espectador. Y usted no sabrá hasta el final quién aprendió estas lecciones éticas, encarnadas en una niña; quién no y a qué costo.

La película pasó por Cannes y por el Festival de Sitges. Y fue un fenómeno de taquilla en su momento.

Estación Zombie (Tren  a Busan)

  • Dirección: Yeon Sang-ho
  • Guion: Yeon Sang-ho, Park Joo-suk
  • Música: Young-gyu Jang
  • Fotografía: Lee Hyung-deok
  • Reparto: Gong Yoo, Ma Dong-seok, Ahn So-hee, Kim Soo-an, Jeong Yu-mi, Kim Eui-sung, Choi Woo-sik.
  • Corea del Sur, 2016
  • Duración: 118 min.

THE HANDMAIDEN / LA DONCELLA

  • (En Google Play, arriendo o compra)

Filmada con una elegancia deslumbrante, esta multipremiada  película de Park Chan-Wook (Oldboy) es un envolvente relato que se nos presenta como la historia de la ambiciosa maquinación de un delincuente, pero que muy pronto se va abriendo hacia inquietantes derroteros.

Aunque está estrictamente basada en la novela de Sarah Waters Fingersmith (2002), el cineasta coreano traslada los hechos de la Inglaterra victoriana a la Corea de los años 30 ocupada por Japón.

Un falso conde japonés —que en realidad es un mafioso coreano— contrata a una joven carterista, Sook-Hee, para que se convierta en la doncella de confianza de una rica e ingenua heredera, Hideko. Quien maneja la fortuna y la vida de Hideko es su tío Kouzuki, un tirano sádico, que la mantiene recluida en una mansión en medio de la naturaleza, y cuyo mayor orgullo es una inmensa biblioteca, de singular contenido.

Como en la novela, la película está dividida en tres partes; y en las dos primeras, al estilo Rashomon (Kurosawa), relata las mismas situaciones, desde vivencias distintas. De este modo —como sabemos, no hay verdad con un solo punto de vista— nos va develando lo más insospechado en torno a estos 4 personajes.

Si la sola introducción de la historia —rica en pliegues y matices— es impactante, los giros que se producen al ir conociendo la verdad completa asombran a cada escena, lo que se acentúa en la tercera parte, cuando el espectador termina de atar cabos. Secretos, traiciones, perversiones refinadas van apareciendo y entretejiéndose durante las 2 horas 20 que uno mira sin pestañear.

Imágenes deslumbrantes, llenas de cuidados detalles, ya sea en exteriores o en interiores, planos magníficos se suceden ante los ojos del espectador. Cada encuadre rezuma elegancia y precisión. Parte de la admirable sofisticación y preciosismo con que filma Park Chan-Wook.

El erotismo —un eje clave— se despliega ya sea delicadamente sugerido o explícito, y la sensualidad estilizada se marca en escenas de gran imaginación.

Lo sensitivo se cuela en cada elemento que entra a cuadro: texturas, colores, formas. Tanto en la rotunda naturaleza, cargada de símbolos e historia, como en habitaciones, salones y aquella biblioteca, el núcleo del horror.

Tras estos escenarios luminosos y bellos, geométricamente perfectos, rigurosamente ordenados, se esconde la sordidez y la crueldad, que se va manifestando en una atmósfera cada vez más amenazante, hasta que la violencia cruenta y la crueldad refinada se desbordan sin metáforas.

Una historia cruzada por la dominación y el sometimiento: Japón-Corea; hombre-mujer. Handmaiden es de una belleza poco común, pero es a la vez un trago fuerte, para cinéfilos duros.

The Handmaiden (Ah-Ga-Ssi)

  • Director: Park Chan-wok
  • Guión: Park Chan-wook, Jung Seo-kyung (Novela: Sarah Waters)
  • Reparto:  Ha Jung-Woo, Kim Min-Hee, Jo Jin-Woong, Kim Tae-Ri, Moon So-Ri, Kim Hae-Suk.
  • Música: Cho Young-wuk
  • Fotografía: Chung Chung-hoon
  • Corea, 2016
  • Duración: 145 Minutos

BURNING

  • (En Apple TV)

“Quemar graneros” se llama el cuento de Haruki Murakami (incluido en la colección “El elefante desaparece”) en el que se basa Lee Chang-dong para construir su película Burning.

Premiado en Cannes (FIPRESCI) y en Toronto, el cineasta no solo adapta el relato y lo sitúa en Corea sino que convierte las 20 páginas del cuento en una cinta de 2 horas y media.

El resultado es una singular mezcla de cotidiano, enigmas y misterio -un thriller pausado e inquietante- al que el espectador no tiene más remedio que asomarse a través de la mirada perdida y taciturna del protagonista, Jong-su, un hombre solitario que trabaja ocasionalmente y pretende escribir una novela.

En una bulliciosa calle, llena de tiendas y boliches, promocionando un producto ve a Hae-mi, una atractiva chica que lo intercepta y le recuerda que fueron vecinos cuando pequeños. Se reúnen esa noche y ella le cuenta que ha estado juntando dinero para viajar a Africa. Su motivación es de índole existencial, algo que calza poco con las maneras y la frivolidad que exuda Hae-mi. Le pide a Jong-su que cuide a su gato, mientras esté ausente. El departamento de la chica es un caos de objetos amontonados y suciedad, entre ellos, la comida y la caja con arena del animal, al que nunca vemos.

Él acepta su petición, pero le advierte que él tendrá que hacerse cargo de una suerte de granja de su padre -ubicada en las afueras-, un lugar desde donde se escuchan por altoparlantes proclamas de Corea del Norte. Esta es también una casa donde nada parece estar en su sitio, al igual que lo que la rodea: un granero, un garage. Todo sumido en un abandono inexplicable.

A lo largo del filme y en sucintas escenas se va configurando -a través de la breve aparición de personajes- el origen de este hombre desarraigado. Son pequeñas pistas que arman el puzzle de una vida sin norte y de pasado fracturado.

 A ellos se suma Ben, un hombre de mundo, con el cual conformarán un trío que en algo recuerda vagamente a aquel de El Gran Gatsby . “Hago lo que sea por diversión”, declara con su manera encantadora y leve de circular por la vida.

Lee Chang-dong tiene una particular habilidad para hacer creer al espectador que le está abriendo puertas hacia la claridad cuando en realidad lo está introduciendo en un laberinto cada vez más complejo y oscuro, en un soterrado amasijo de celos, envidia, pasión.

La belleza de las imágenes -interiores y exteriores. llega a su paroxismo hacia el final. Burning no es un relato difícil de seguir, pero exige un espectador atento, sensible y paciente. Una exquisitez para cinéfilos.

Buening/ Buh-ning

  • Dirección: Lee Chang-Dong
  • Guion: Lee Chang-Dong, Jungmi Oh.
  • Música: Mowg
  • Fotografía: Hong Kyung-pyo
  • Reparto: Yoo Ah In,  Steven Yeun,  Jun Jong-seo,  Gang Dong-won, Seung Geun Moon.
  • Corea del Sur, 2018.
  • Duración: 148 min.

PARÁSITOS

  • (Netflix. Para arrendar y comprar: Apple TV y Google Play)

Vale la pena revisar la renombrada y multimpremiada Parásitos , ese perverso manual de supervivencia que mencionaba al comienzo. Bong Joon-Ho es el mismo realizador de  Okja y Snowpiercer que comentaba hace poco, a raíz de Tilda Swinton.

Parásitos es un alucinante mix de crítica social, comedia, thriller, drama, suspenso. La película estructura una cadena delirante de enredos y timos, que en la última hora no cesa de dar giros inusitados, hasta cargar la atmósfera de oscuridad y contrastes. Todo ello, cuando el espectador desprevenido ha llegado a convencerse que estaba frente a una clásica historia sobre el improbable encuentro entre dos familias de clases sociales en las antípodas.

Si el guión nos conduce por serpenteantes caminos, la cámara hace lo propio, subiendo y bajando por la ciudad, atravesada de ostensible desigualdad. Pero no hay lugares comunes ni obviedades en esta historia; ni blanco y negro, ni buenos y malos: todo es mucho más complejo, como la vida misma.

Hacinados en un sucio y caótico sucucho casi subterráneo, los hijos adolescentes de la familia de Ki-taek están más ocupados de encontrar un punto de la “casa” donde conseguir colgarse, con sus celulares, de una señal de wi-fi, que de las cucarachas que de pronto aparecerán en alguna bolsa de pan.

La joven Ki-jung es un as del mundo online y todos sus recursos; su hermano Ki-woo no se queda atrás. La familia toda demuestra una gran habilidad para manipular a quien se le ponga por delante y sobrevivir alegremente.

Por eso cuando un amigo de Ki-woo le propone reemplazarlo como profesor de inglés de la hija de una familia muy rica, no solo no duda en aceptar. Haciendo uso de artimañas, mucha labia y seducción, finalmente la familia entera terminará instalada en la mansión de la crédula y adorable Yeon-kyo, sus dos hijos y su millonario marido.

Si la ciudad es una representación patente del ascenso y descenso paraíso-infierno, la casa —inmensa, luminosa, diseñada por un famoso arquitecto— también se organiza con escaleras, bellos jardines y un laberinto subterráneo que develará enormes sorpresas.

Ambas casas —la mansión y el sucucho— se van transformando en retorcidos pasajes que subrayan lo perturbador de los acontecimientos. Pero vivir como parásitos tiene sus riesgos. Sobre todo cuando se actúa con un desparpajo casi inocente.

Una lluvia torrencial inesperada desencadenará una seguidilla de hechos que desbaratará este precario equilibrio. Nada quedará en su sitio.

Tampoco esa tentadora primera lectura que parece ofrecer Parásitos: acá no hay lucha ni solidaridad de clases; ni están claras las divisiones entre víctimas y victimarios.

Bong Joon-Ho representa estas complejidades con un elegante y muy bien aprovechado uso del lenguaje audiovisual, dando incluso espacio al concepto de olor, un aspecto de gran significado en la historia.

Parásitos/ Gisaengchung

  • Dirección: Bong Joon-ho
  • Guion: Bong Joon-ho, Jin Won Han
  • Música: Jaeil Jung
  • Fotografía: Kyung-Pyo Hong
  • Reparto: Song Kang-ho, Lee Seon-gyun, Jang Hye-jin, Cho Yeo-jeong, Choi Woo-sik, Park So-dam.
  • Corea del Sur, 2019
  • Duración: 132 min.

LAS DOS (MUY DISTINTAS) SERIES QUE ESTÁN EN EL TOP TEN

WOO

  • (Netflix)

Apenas se estrenó, esta inusual “dramedia” que parecía otra serie de abogados, se transformó en un hit.

Cierto: tenía un componente no menor. Su protagonista (como el médico de The Good Doctor, en Prime Video), o el adolescente de Atypical (Netflix) es una persona con diagnóstico TEA (Trastorno del Espectro Autista). Que, como se explica de una manera muy ad hoc al relato en algunos episodios, tiene distintos grados y no se puede meter a todos en el mismo saco. Por eso se habla de TEA (puede ser Síndrome Asperger, Autismo, y en muy diferentes niveles).

Si aún no la ven ¡háganlo! Hace bien al alma. Si la están viendo (faltan episodios por agregar) ¿verdad que es encantadora, entretenida, bella y llena de sorpresas?

Woo Young-woo ha vivido sola con su afectuoso padre que ha debido aprender de qué va esta condición de su hija, un diagnóstico que le fue develado cuando ella ya tenia 5 años. Como ocurre en algunos casos, Woo resulta tener una inteligencia superior (la sitcomThe Big Bang Theory jugaba con eso). Y de memoria prodigiosa. De pequeña se aprendió los códigos de Derecho Civil, Penal, etc de su país. Y a los 27 años es una abogada brillante. ¿Su problema?  La singular manera de relacionarse con los demás y con el entorno, lo que desconcierta a quien no la conoce.

Sin embargo, sus excelentes notas en la Universidad le permiten entrar a uno de los dos más prestigiosos bufetes de abogados de la capital. Su manera de caminar, su forma de evitar mirar a los ojos, ciertos TOC son parte de su ser y en la oficina cada quien reacciona ante ello según su manera de ser.

En guiones muy bien detallados y con esos giros que se agradecen, nos encontramos con Woo litigando en la Corte, relacionándose con sus compañeros y con los clientes. Y a través de estos casos, toda una serie de pequeños mundos se nos abren con sus pequeñeces y grandezas.

También conocemos algo del pasado de la abogada, su divertidísima amiga ex compañera de colegio, y su mayor obsesión, que contribuye a enriquecer e iluminar el set de  imágenes de la serie: las ballenas. Con no pocas gotas de humor, otro poco de suspenso y un océano de humanidad, esta serie es de aquellas que se transformarán en inolvidables.

Extraordinary Attorney Woo

  • Dirección: Yoo In-shik
  • Guion: Ji-Won Moon
  • Reparto: Jeon Bae-su, Ji-won Baek, Ha Yoon-kyeong, Joo Jong-Hyuk, Tae-oh Kang, Kang Ki-young, entre otros.
  • Corea del Sur, 2022
  • Duración: 16 epidosios de 70 min.

EL JUEGO DEL CALAMAR

  • (Netflix)

Cruenta, aguda y original, El Juego del Calamar se convirtió en la más vista alrededor del mundo tras su estreno.

De violencia explícita, es también una producción exquisitamente realizada, en todos sus detalles, visualmente impactante, llena de escenarios sorprendentes, juegos de colores, diseños, objetos y símbolos de fuerte contenido.

Aunque se detiene buena parte de su primer episodio en quien parece ser su protagonista, finalmente se trata de una historia coral. Pero cada personaje tiene su identidad y sus motivaciones definidas.

Y cada uno de ellos pareciera representar ciertas realidades de la Corea actual: aunque su personaje principal es un ludópata irredento y su amigo “exitoso”, un espejo (solo que él ha jugado en la Bolsa), también está allí una carterista que ha huido de Corea del Norte y necesita con urgencia que su familia se reúna con ella. Otro personaje es un inmigrante, un buen hombre, que trabaja pero es explotado sin miramientos y termina también en una situación sin salida.

En realidad, la mayoría son seres desesperados que aceptan una misteriosa invitación para participar en juegos infantiles convertidos en macabros desafíos de supervivencia. Todo ello para obtener inmensas sumas de dinero sin las cuales sus vidas son un infierno… aunque el verdadero infierno está en aquellas perfectas y organizadas instalaciones a donde van a dar.

El efecto espeluznante que provoca el contraste entre los colores pasteles y las formas de juegos infantiles y la sangrienta amenaza que se concreta sin aviso es parte de su terrorífica seducción. En la crítica social que desliza, se adivina la influencia de Parásitos.

Squid Game/ El juego del calamar

  • Dirección y guion: Hwang Dong-hyuk
  • Música: Jaeil Jung
  • Fotografía: Lee Hyeong-Deok
  • Reparto: Lee Jung-jae, Park Hae-soo, Jung Ho-yeon, Oh Yeong-su, Heo Sung-tae, Anupam Tripathi, Wi Ha-joon, Kim Joo-ryoung, entre otros.
  • Corea del Sur, 2021
  • Duración: Nueve episodios de 60 min.

El lunes recibió dos PREMIOS EMMY 2022:

  • Mejor actor principal en serie dramática: Lee Jung-jae
  • Mejor dirección de serie dramática: Hwang Dong-hyuk.

Revise aquí todas las recomendaciones fílmicas de Ana Josefa Silva.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Septiembre 23, 2022

Cine: Nueve comedias románticas y/o de acción para celebrar la primavera. Por Ana Josefa Silva

Desde Pretty Woman —esa versión Hollywood de La Cenicienta— que Julia Roberts se convirtió en la reina indiscutida de la comedia romántica. No es lo único de su filmografía, por cierto. Lo mismo se puede decir de George Clooney: se ha empeñado en hacer un cine crítico, remakes de cine arte, etc. pero ha sido […]

Ex-Ante

Septiembre 9, 2022

Netflix: La historia de la familia real británica en una docuserie (y por qué nos fascina The Crown). Por Ana Josefa Silva

Este finde hay un estreno en salas, de esos categoría entretenido, y ¡ojo! la preventa de entradas de una película sobre David Bowie que se exhibirá en cines un solo día, el jueves 15, y que es asombrosamente vanguardista en su uso del lenguaje cinematográfico y su aproximación al arte en general. Por acá les […]

Crítica de cine

Septiembre 2, 2022

Cine: ¿Y si pudieran pedir tres deseos? Tilda Swinton lo intenta. Por Ana Josefa Silva

Que el director de Mad Max, George Miller, se una a Tilda Swinton para armar una fantasía/cuento de hadas es a lo menos sorprendente. Nada de distopías: esto es magia, como las Mil y Una Noches.

Ex-Ante

Agosto 26, 2022

La infancia: 4 películas para emocionarse y conmoverse. Por Ana Josefa Silva

El domingo reciente se hizo viral un video: en Plaza Dorrego, en el barrio San Telmo de Buenos Aires, un grupo de gente tomaba café al sol, otros paseaban entre puestos de anticuarios y una banda de tres músicos se disponía a tocar.

Ex-Ante

Agosto 19, 2022

Una película y una miniserie apasionantes. Por Ana Josefa Silva

Seguro recuerdan La Vida de los Otros. Tras esa estremecedora película, ganadora del Oscar a Mejor Filme. Extranjero, su realizador Florian Henckel pareció sumergirse en la nada. (En 2010 estrenó la muy olvidable The Tourist, con Johnny Depp y Angelina Jolie). Y ahora sorprende con una película, que si bien fue nominada al Oscar a […]