Violencia en La Araucanía: El testimonio de la denunciante de Matías Ancalaf, imputado por abusos y homicidio del sargento Benavides

Jorge Poblete
La denunciante Jovita Ramírez. Foto: Cortesía de Jovita Ramírez.

Jovita Ramírez Fuentealba, 35, denunció por abuso sexual a Matías Ancalaf, quien está en prisión preventiva por ese delito y por el homicidio del sargento de Carabineros Francisco Benavides, crimen ocurrido el año pasado durante un operativo policial y por el que también fue formalizado su hermano Heriberto Ancalaf. En una conversación por videollamada con Ex-Ante relató las amenazas que, aseguró, ha sufrido por parte de la familia de Víctor Ancalaf —fundador y ex integrante de la CAM— quien está imputado por porte ilegal de municiones.

“Es horrible vivir así”. Jovita Ramírez Fuentealba, 35, vecina del sector de San Andrés de la comuna de Collipulli, relató por videollamada la difícil convivencia que mantiene con la familia Ancalaf en una de las “zonas rojas” de La Araucanía, desde que en septiembre denunció por abuso sexual a uno de los hijos del cofundador de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), quien rompió en 2001 con el grupo radical. Su testimonio, que está en manos de la justicia y a partir del cual Matías Ancalaf está en prisión preventiva por abusos, revela la violencia política y delictual con que se vive en La Araucanía.

Matías Ancalaf, 31, la persona que denunció ante la fiscalía, también está imputada desde octubre por el homicidio del sargento Francisco Benavides, ocurrido el 24 de mayo. ¿Qué recuerda de ese día?

Esa mañana había ido a la casa de la familia Burgos (José Patricio Burgos, 27, había muerto la semana anterior al impactar con un vehículo de un contratista del proyecto Parque Eólico Malleco). Había ido a ayudar a la mamá del joven a hacer el aseo y los vi (a los 2 hermanos) con chuecas y loros (herramienta). Después me contaron que le habían reventado los neumáticos a las micros y tanquetas, y que por eso empezó toda la manifestación (…). Uno de los hijos de Víctor Ancalaf, no me acuerdo si Matías o (Heriberto) Moroni, dijo: ‘Vamos a prepararnos’.

¿Se refiere a las manifestaciones y cortes de rutas ocurridos tras la muerte del joven?

Sí, esa tarde fui a la reunión que hubo con el Parque Eólico en la casa de la familia Burgos. Estaba Víctor Ancalaf, su señora y su hija menor, pero sus hijos no estaban. Él no puede decir que sus hijos estaban en la reunión, porque es mentira (…). Estaba el alcalde Manuel Macaya, los de Vialidad y los del Parque. Éramos como 20 (…). Ahí se habló de que el Parque Eólico se hiciera cargo de los gastos de este joven y que le dieran una pensión de por vida a su niñito.

¿Y qué pasó?

Estábamos en la reunión en el patio y se escucharon muy fuerte los disparos. Sentí un ¡Pam! ¡Pam! – ¡pam, pam, pam! Y no pasaron ni 2 minutos y pasó la tanqueta muy fuerte hacia Collipulli. Le dijimos al alcalde: ‘Mire, ni siquiera Carabineros respeta la velocidad aquí’; lo dijimos sin saber que iba un Carabinero herido.

Meses después, usted hizo la denuncia por su caso. ¿Qué ocurrió?

Fue el 9 de septiembre. Ese día jugaba la selección (con Colombia, a las 8pm.) Vimos el partido con los carabineros en mi casa (que está con medidas de protección por amenazas de incendio). Tomamos once, pasó como media hora y ellos me dijeron: ‘Ya, señora Jovita, nosotros nos vamos a retirar’. Ya eran como las 10 y algo, cerca de las 11 y yo estaba en la terracita de mi casa. Me estaba fumando un cigarro antes de acostarme y veo que para una camioneta. Me acerco a ver quién era y me dicen: ‘Hola, vecina’.

¿Quién era?

Era Matías Ancalaf, el hijo del Víctor (…). En ese tiempo, como no estaba trabajando, vendía alcohol y cigarros, no lo niego. Y me dijo: ‘Vecina, ¿tiene cigarros?’ ‘Sí’, le dije, ‘¿Cuántos quiere?’ Me dijo: ‘Quiero 5 cigarros, pero yo no estoy fumando, pero cuando tomo, fumo’. Fui adentro a buscar los cigarros y salí a entregárselos. Y me dijo: ‘Vecina, ¿me los puede pasar?, Porque tengo el freno de la camioneta malo y no puedo soltarlo’.

La muy zonza abrí el portón para que pudiera dar la vuelta. Un carabinero lo había pasado a llevar, así que tendía a caerse. Me di la vuelta para enderezarlo y no sé en qué momento se bajó de la camioneta, me puso un arma en las costillas y me dijo que tenía que conversar conmigo. Y yo le dije: ‘Ya, pero no tiene por qué apuntarme’. Andaba con una cerveza en la mano y me dijo: ‘Tómate esta cerveza (…). Si no te la tomai (SIC), te mueres tú y tu familia; porque esos ni siquiera se dieron cuenta de que estabas aquí’. Yo miraba a ver si los carabineros se asomaban para hacer alguna seña, los perros incluso ladraron, pero ellos no escucharon.

¿Qué pasó luego?

Me llevó al alto, donde está el cruce, estuve como media ahora ahí. Me decía que yo sabía quién le había disparado a su mamá.

¿Se refiere a Karina Prado, quien recibió tiros de perdigones en julio, cuando desconocidos dispararon hacia la casa de Víctor Ancalaf?

Sí, me decía que yo compartía con esas personas. Yo le decía: ‘Que yo comparta con una persona no quiere decir que sepa lo que andan haciendo’. Después me dijo que mi marido (que esa semana estaba trabajando en Calama) no lo miraba con buena cara. Ahí me empecé a sentir mal, me dieron ganas de vomitar y traté de abrir la puerta y me tiró del pelo y me dijo: ‘Espérate, para dónde vas’.

¿Siguió reteniéndola en el auto?

Me llevó para su casa. Me acuerdo que se escuchaba una radio, y no sé si había alguien más con él o le hablaban por la radio, pero alguien le decía: ‘Devuélvela. Devuélvela que van a llegar los pacos’ (SIC) (…). Me acuerdo que me tenía en un sillón y que me tocaba por todos lados y que el sillón tenía como un cobertor azul.

¿Recuerda lo que pasó después?

Yo vine a reaccionar cuando estaba en el hospital de Angol, estaba rodeada de personas, tenía miedo, no quería que me tocaran. Fue después, cuando llegué a mi casa, que conversé con mi hijo, y me dijo que le pedí auxilio por WhatsApp, pero no me acuerdo de eso. Me dijo que agarró la camioneta y fue a la casa de Matías, y tocó la bocina y yo salí corriendo con los brazos hacia arriba, pero me agarraron y tiraron hacia adentro, y él rajó a pedir ayuda. Y en ese lapso, de 15 a 20 minutos, me fueron a tirar a mi casa, y ahí me desvanecí.

¿Cuánto tiempo estuvo en esa casa?

Me sacó el día 9 y el día 10 en la madrugada me devolvieron. Tenía moretones por todos lados, la cara hinchada. Lo peor es tener la sensación de que te violaron, te drogaron. Estaba muy mal. Quería puro morir.

¿Por qué decidió hablar públicamente?

Porque estos tipos se han encargado de funarme. Me han funado por Facebook, han puesto carteles con mi foto en los paraderos (…). La señora de Víctor Ancalaf me amenazó un 15 de octubre: Dijo que tenía que pensar muy bien lo que iba a declarar, porque yo iba a vivir toda la vida ahí y que no siempre iba a tener Carabineros cuidándome (…). Este domingo, Víctor Ancalaf pasó hace poco rato por afuera de mi casa, mirando. Y lo hacen a propósito, como diciendo: ‘No te hemos olvidado, estamos aquí’.

¿Por qué cree que la atacaron?

Porque ellos se dedican a eso. A atormentar la vida de otros (…). Lo que me da más rabia es que ni siquiera puedo trabajar, ni siquiera puedo salir tranquila a hacer trámites, por miedo. Es horrible vivir así.

LEA TAMBIÉN:

Violencia en La Araucanía: Lo que hay que saber de Víctor Ancalaf, el ex vocero de la CAM en la mira de la Fiscalía

 


Publicaciones relacionadas

Waldo Díaz

Mayo 25, 2022

Gobierno se abre a dar el paso que más quiere evitar: Un Estado de Excepción a secas en la Macrozona Sur

Crédito: Agencia Uno.

“Evaluaremos cómo sigue la marcha del Estado de Excepción”, dijo este miércoles el subsecretario Manuel Monsalve en una rueda de prensa marcada por la posibilidad de extender la función de las FFAA a otros lugares que no sean las carreteras. “Hasta ahora se ha demostrado que disminuyen los hechos de violencia”, añadió. Su mensaje se […]

Victor Hugo Durán

Mayo 25, 2022

La reunión en que Monsalve desechó el pedido de diputados de que el Gobierno hable de “terrorismo” en vez de “crimen organizado” en La Araucanía

El subsecretario de Interior Manuel Monsalve viajó de urgencia este jueves a La Araucanía. El propósito: intentar sofocar la crisis generada por el asesinato del trabajador mapuche Segundo Catril, ocurrido este martes en Lumaco. Durante la jornada se reunió con los diputados de la “bancada de la Araucanía”, conformada mayoritariamente por diputados de oposición, quienes […]

David Lefin

Mayo 25, 2022

El nuevo presidente de EFE y los ambiciosos planes para ampliar la red ferroviaria del país

Nuevo presidente de EFE Chile, Eric Martin González. (Foto: Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones)

El ingeniero Eric Martin González fue nombrado este miércoles por el nuevo directorio del Sistema de Empresas Públicas (SEP), como presidente de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) en el gobierno de Boric. Martin reemplazará al mando de la empresa a Pedro Pablo Errázuriz, quien había sido nombrado en la administración de Piñera.

Ex-ante

Mayo 25, 2022

El perfil y el prontuario del detenido como sospechoso del asesinato del inspector Morales en el fallido operativo en Temucuicui

El comunero Alejandro Liguén entrando a una camioneta tras ser detenido la madrugada de este martes 25. Imagen: Captura de video.

Alejandro Liguén, 24, nació en Victoria y pasó gran parte de su vida en torno a la comunidad de Temucuicui. Fue a un liceo en Ercilla, que dejó en segundo medio, mismo año en que registra su primera detención, por daños. El día del homicidio de Camilo Catrillanca fue aprehendido otra vez, esta vez acusado […]

Ex-ante

Mayo 25, 2022

La detención del sospechoso de asesinato de PDI en el fallido operativo en Temucuicui del 2021

A las 5:10 de la madrugada de este martes fue detenido en Chacaico, Ercilla, Alejandro Liguén Venegas, sospechoso de ser el autor del homicidio del inspector Luis Morales Balcazar, asesinado durante el fallido operativo a Temucuicui de enero del 2021, donde también resultaron heridos otros 11 policías. El fracaso del operativo, que involucró a más […]