Las mil caras de Jorge Edwards: su pelea con Castro, la ruptura con los jesuitas y el mejor anfitrión del barrio Santa Lucía

Marcelo Soto

La muerte de Jorge Edwards, a los 91 años, en su departamento de Madrid, es la despedida de una de las últimas figuras de la Generación del 50. Aparte de su obra narrativa, aplaudida en el mundo iberoamericano, tuvo roles importantes en política y diplomacia. Sus amigos en la capital española se juntaron en su casa para brindar por él.


Como si intuyese el final, Jorge Edwards dejó su amplio departamento de Santiago en el quinto piso de “El Barco”, un edificio modernista en José Miguel de la Barra, frente al cerro Santa Lucía, y se fue a su departamento en Madrid, una de sus ciudades más queridas. Aunque mantenía el buen humor y seguía leyendo, su conversación a veces se dispersaba, algo natural en alguien de 91 años. Tenía varios proyectos, entre ellos un nuevo tomo de su autobiografía.

Pero hace dos semanas tuvo un accidente doméstico y desde entonces su salud se volvió más vulnerable. Debió quedarse en cama los últimos días. Este viernes empeoró, fue a un hospital, pero le dieron de alta, volvió a su casa del barrio de Salamanca y al poco rato se quedó dormido. Nunca más despertó. Una muerte apacible para un autor que describió con agudeza a la sociedad chilena de los últimos 60 años.

El último salud. Ese mismo día, algunos cercanos lo despidieron en Madrid con un brindis final. “Acabo de estar en su casa. Junto a un pequeño grupo de amigos hicimos un brindis con él “de cuerpo presente”. Estoy seguro de que le habría gustado brindar también”, dice Carlos Franz, escritor y uno de sus mejores amigos.

Franz, autor de Santiago Cero y El Lugar Donde Estuvo el Paraíso, reconoce: “Sí, estoy triste. Jorge era generoso con su amistad. Cuando lo conocí yo tenía 19 años y a pesar de la diferencia de edad y de su prestigio, me hizo sentir de inmediato en confianza. Y así fue el resto de la vida. Sé que lo mismo le ocurrió a escritores de generaciones aún más jóvenes y otros de ideas muy distintas a las suyas. Ese es un don muy raro. Jorge era “inclusivo” antes de que esa palabra se pusiera de moda”.

Rebelión. Nacido en 1931 en la capital chilena, descendiente de José Miguel Carrera, estudió en el Colegio San Ignacio, donde conoció al Padre Hurtado. Pero también sufrió abusos sexuales de un sacerdote, como relata en sus memorias. Por eso se rebeló. Su familia había vivido en palacios del centro hoy destartalados. La imagen de una clase alta empobrecida queda retratada en El Peso de la Noche (1965), donde un joven se dedica a beber y a las apuestas mientras espera la herencia de su abuela.

Otro relato donde describe con fiereza la vida íntima nacional es El Orden de las Familias (1967), uno de los cuentos más duros de lo que significa el pesado yugo de las costumbres. El escritor y Premio Nobel Mario Vargas Llosa dijo que era uno de los mejores cuentos que le haya tocado leer. “Una vez oí que mi padre, con sus quijotadas, sus arrestos descontrolados de generosidad, sus negocios absurdos, había hecho desgraciada a mi madre”, dice el narrador.

Sobre su tío Joaquín Edwards Bello, el gran cronista de Chile, escribió una magnífica novela, titulada El Inútil de la Familia, donde describe la soledad final del personaje, el despilfarro de fortunas en el juego, y el desajuste irremediable del escritor con su presente.

Cuba en shock. Los Convidados de Piedra (1978), por su parte, es una extraordinaria reflexión sobre el Golpe de Estado de 1973. Pero el libro que lo lanzó a la fama internacional fue Persona Non Grata (1973), donde recrea su incómodo viaje a Cuba como Encargado de Negocios de la Unidad Popular. El caso de Heberto Padilla -cuando el régimen obligó al poeta a auto denunciarse de contrarrevolucionario, en un episodio ruin y vergonzoso- transforma el periplo en una malograda visión de la revolución. Fue el primer libro escrito por un autor de izquierda que criticó duramente al castrismo imperante en la isla.

“A Fidel lo desconcertaba la sangre fría de mis respuestas”, dice Edwards cuando el conflicto ya está desatado. “El problema es que le mandé un recado sobre usted a Allende”, acusa Fidel Castro amenazante. Enojado, el dictador cubano insiste: “Ya sé que a usted no le importa Allende, pero le importa Neruda. ¡Es a Neruda a quien lo voy a acusar!”.

El Barco. Amable, irónico, directo, buen anfitrión, Edwads era un personaje ícono del barrio Santa Lucía. Solía hacer grandes comidas en su casa del edificio El Barco con los mejores escritores y críticos del momento. No era raro verlo caminando por calles como Merced y Huérfanos o visitando librerías como Metales Pesados. Era generoso con los jóvenes, aunque no siempre recibió buenas críticas de la nueva generación.

Jugó un rol importante en la lucha contra Pinochet y la campaña por el No. Pero se enemistó con su sector cuando apoyó el regreso a Chile del ex dictador detenido en Londres en 1998. “Para la derecha he sido de izquierda y para la izquierda, reaccionario”, dijo a Revista Capital cuando cumplió 80 años. Tuvo una destacada carrera diplomática, llegando a ser, pese a su historia en la centroizquierda, embajador en París en el gobierno de Piñera en 2010. Además, fue dueño de la clásica librería Altamira, donde lanzaron sus libros José Donoso, Vargas Llosa y Enrque Lihn, entre muchos otros escritores.

Desde su departamento que miraba los viejos árboles del Santa Lucía, con ventanas dobles que evitaban el ruido, y una especie de oficina/biblioteca donde podía aislarse, fue testigo del estallido social en 2019. Estaba a favor de una nueva Constitución, pero sentía aversión por la violencia: “Me pareció una forma de barbarie de hoy, que ellos creen que es de izquierda. ¡Qué va a ser de izquierda eso, si no construye nada! La izquierda pretende construir una sociedad más justa, pero no incendiando todo”, lamentó.

Así lo explica Alvaro Bisama, escritor, profesor y crítico: “No pensaba en Edwards hace bastantes años. Supongo que su muerte es una excusa para revisar su obra. Por mi lado, me interesan dos libros suyos, los mejores que escribió por lejos y que son más interesantes que todas sus novelas: “Persona non grata” y “Adiós, poeta”. Ahí están sus mejores atributos: la literatura de salón, la levedad de la prosa, el rumor como proyecto literario y la picaresca algo patética a la hora de confundir su propia memoria con la historia de Chile”.

El economista y narrador -y sobrino lejano de Jorge-, Sebastián Edwards, radicado en California, no dejaba de verlo cuando estaba en Santiago. “Gran conversador…. Erudito sin alardes…. Para él lo fundamental era leer, y en sus lecturas encontraba ángulos nuevos, perspectivas diferentes, aristas inexploradas…. Todo eso iba alimentando su propia escritura”.

Ganador de numerosos premios, como el Nacional, Cervantes y Municipal de Santiago, Edwards desataba envidias, típicas de la escena literaria chilena. Y era deslenguado: en una entrevista reconoció que el Premio Planeta que recibió en 2008 por su novela La Casa de Dostoievsky de alguna forma había sido ofrecido, algo que por lo demás suele criticarse de los galardones más comerciales.

Su gran amistad fue Neruda, pese a la diferencia de edad, del cual escribió el famoso “Adiós, Poeta”. Aunque alguna vez reconoció que “me latea Neruda” fue una relación que lo marcó para siempre. “Mi mayor placer es la lectura. Esa es la verdad”, dijo a Ex-Ante en una de sus últimas entrevistas a los 90 años.

“Ahora, escribo mis memorias. Acabo de escribir un capítulo que a lo mejor es una novela aparte, porque es la muerte de Neruda, pero no desde que lo operaron por primera vez, sino cuando empezó a pensar en la muerte. Esto fue así: estábamos en París y yo era ministro de la embajada y él embajador. Y abrió el diario un día y se había muerto un expresidente de Venezuela, y Neruda estaba muy deprimido. ‘Por qué’, le dije yo. ‘Fíjate que se murió de mi misma edad y de la misma enfermedad que yo tengo’. Tenía cáncer de próstata. Se quedó re asustado pensando y me dijo: ‘oye, qué rara es la muerte’. ‘Pucha que es rara’, le dije yo. Resulta que todos tenemos que pasar por esta cuestión”.

Lea también: Entrevista final de Jorge Edwards: pienso mucho en la muerte (ex-ante.cl)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ex-Ante (@exantecl)

Publicaciones relacionadas

Por Juan Diego Santa Cruz, cronista gastronómico y fotógrafo

Julio 19, 2024

Algo es algo: Manco. Por Juan Diego Santa Cruz

Blue Man Productions, LLC (2016)

Para ser buen cocinero casero es indispensable atreverse a salir de la rigidez de las recetas, así que piénsese como un cocinero manco y atrévase a salir de los márgenes porque le dio la gana o porque le faltó la mitad de los ingredientes. La única forma de hacerlo es probando. Arriésguese y verá. En […]

Jorge Poblete

Julio 19, 2024

[Confidencial] Los contactos de Ronald Ojeda con el movimiento Libertario que revelan sus memorias

A la izquierda, detalle de las memorias de Ronald Ojeda. A la derecha, el oficial venezolano. (Editorial Entre Zorros y Erizos, Redes sociales de Ronald Ojeda)

El libro de memorias del teniente en retiro del ejército venezolano Ronald Ojeda —que editorial Entre Zorros & Erizos publicará en agosto con el título “Notas póstumas sobre su secuestro y asesinato”— incluye un prólogo del presidente de la agrupación Partido Libertario de Chile Ítalo Omegna, que relata cómo el oficial disidente del régimen de […]

Jorge Poblete

Julio 18, 2024

Los extractos inéditos del libro de memorias en que trabajaba el teniente Ojeda antes del crimen

Cubierta del libro "Ronald Ojeda: notas póstumas". (Imagen de editorial Entre zorros y erizos, Agencia Uno)

El teniente en retiro del ejército venezolano Ronald Ojeda trabajó en las memorias de sus días bajo el régimen de Nicolás Maduro, antes de su secuestro por falsos policías desde su departamento en Independencia, el 21 de febrero. Editorial Entre Zorros & Erizos las publicará en agosto, con el título “Notas póstumas sobre su secuestro […]

Manuel Izquierdo P.

Julio 18, 2024

Pilar Lizana, experta en crimen organizado, y cárcel en Santiago: “Es una medida que llega un tanto tarde”

Imagen: AthenaLab

La investigadora de AthenaLab y una de las asesoras de Evelyn Matthei en el tema del crimen organizado sostiene que “hay una vulnerabilidad importante en Gendarmería que debiésemos estar abordando”. En ese sentido, plantea que la construcción de una cárcel de máxima seguridad en Santiago es una medida “reactiva”: “Necesitamos diseñar un sistema que permita […]

Jaime Troncoso R.

Julio 18, 2024

Ricardo Mewes (CPC) y crisis de seguridad: “Es importante que el Presidente Boric lidere este proceso”

Ricardo Mewes. Crédito: Agencia Uno.

El presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Ricardo Mewes, se encuentra en Temuco escuchando a los agricultores de la zona sur y hablando sobre los últimos episodios que se han vivido en materia de seguridad. Desde ahí señala que era necesario que el Presidente Boric asumiera un rol de liderazgo […]